Libre Pensamiento Cristiano

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ME GUSTA
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 251 el Mar Sep 16, 2014 1:53 am.
Colabora Haciendo Clic Aqui
Contador De Visitas LPC
contador de visitas

como agregar un contador de visitas a mi pagina web
hasta ahora no

DIA VIERNES

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

DIA VIERNES

Mensaje por hgo1939 el Vie Jul 01, 2016 3:22 am

[size=36]Viernes[/size]
Leer con oración:
Flm 8-20
 
“Y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno, donde no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Cristo es el todo, y en todos”(Col 3:10-11)
El Crecimiento Visto En El Libro De Filemón
Colosas era una ciudad de Asia Menor, donde hoy queda Turquía y ha habido muchos conflictos últimamente. Pero creemos que un día habrá paz allí, porque Dios lo prometió. En nuestro estudio del libro de Colosenses, el enfoque está en la experiencia de los colosenses. Al comienzo vemos que ellos tenían fe, amor y esperanza (1:4-5). Al estudiarlo, debemos preguntarnos: ¿por qué los hermanos allí tuvieron esa experiencia positiva? Colosas no quedaba distante de las iglesias de Galacia, de las cuales Pablo se preocupaba tanto.
Uno de los hermanos influyentes de la iglesia en Colosas era Filemón, alguien de posesiones, que tenía esclavos que trabajaban para él. Las personas ricas de la antigüedad compraban esclavos, que debían servirlas para el resto de la vida. Los esclavos, de modo general, eran tratados con mucha dureza, trabajaban arduamente y no tenían libertad. Su vida estaba en las manos de sus señores para matarlos o salvarlos. Un esclavo de Filemón llamado Onésimo le robó y huyó. Sin embargo, por el arreglo soberano del Señor, Onésimo fue puesto en el camino de Pablo, quien le predicó el evangelio y lo aceptó. De esa manera, aquel que antes era esclavo, que defraudó a su señor y huyó, ahora se convirtió en un hermano de su señor en Cristo.
Al enviar la carta que escribió a la iglesia en Colosas, Pablo también envió una carta personal a Filemón, de la mano de Onésimo, en la cual le pedía: “Te ruego por mi hijo Onésimo, a quien engendré en mis prisiones, el cual en otro tiempo te fue inútil, pero ahora a ti y a mí nos es útil, el cual vuelvo a enviarte [...]. Porque quizás para esto se apartó de ti por algún tiempo, para que le recibieses para siempre; no ya como esclavo, sino como más que esclavo, como hermano amado” (vs. 10-16). Al hacer eso, Pablo esperaba que Filemón no mirara, ni recibiera a Onésimo, según lo que él era antes, en su viejo hombre, sino como una nueva persona, como su hermano en Cristo. Esto muestra que cuidar a las personas con el amor de Dios puede transformarlas en hermanos útiles para la iglesia y para la obra del evangelio.
Punto Clave:
¡Cuidar a las personas con amor!
Pregunta:
¿Cuál era la intención de Pablo al escribirle a Filemón?
La iglesia en Armenia

¡Jesus es el Señor!

hgo1939
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
0 / 1000 / 100

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 26/10/2010

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.