Libre Pensamiento Cristiano

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ME GUSTA
¿Quién está en línea?
En total hay 0 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 0 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 251 el Mar Sep 16, 2014 1:53 am.
Colabora Haciendo Clic Aqui
Contador De Visitas LPC
contador de visitas

como agregar un contador de visitas a mi pagina web
hasta ahora no

DIA VIERNES

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

DIA VIERNES

Mensaje por hgo1939 el Vie Jun 24, 2016 4:48 am

Viernes
Leer con oración:
Pr 8:22-23; Mt 24:45; Jn 19:34; 1 Co 6:11; Ef 1:7-10; He 9:22
 
“Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados, anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.”(Col 2:13-15)
Otros Aspectos De La Obra Del Hijo En Nuestro Favor
La obra del Dios Triuno en nuestro favor comenzó antes de la fundación del mundo, inclusive. Dios Padre ya nos había escogido y también predestinado para la filiación, para ser hijos legítimos, semejantes a Él y llenos de Su vida. Cuando el hombre cayó al comer del árbol del conocimiento del bien y del mal y se volvió pecador, independiente de Dios, Él tuvo que enviar a Su Hijo a la tierra para solucionar el problema de los pecados. La bendición del Hijo para nosotros, o lo que es lo mismo, Su obra en nuestro favor, incluye el derramamiento de Su sangre en la cruz a fin de redimirnos y perdonar nuestras transgresiones (Ef 1:7).
Además, al morir en la cruz, Jesús derramó sangre y agua (Jn 19:34). Por medio de la sangre, nuestros pecados fueron perdonados, porque sin derramamiento de sangre no se hace remisión (He 9:22). Incluso, hasta el acta de nuestros pecados fue borrada, de manera que nos volvimos completamente limpios (Col 2:14; 1 Co 6:11). Por su parte, el agua representa la vida divina. Como Hijo de Dios, Él nos dispensa Su vida para que podamos crecer y un día reinar juntamente con Él, según las riquezas de Su gracia (Ef 1:7-8).
La obra del Hijo es en toda sabiduría y prudencia. La sabiduría es aplicada a la planificación. Cuando Dios planificó Su economía y redención, Él usó Su sabiduría (Pr 8:22-23). La prudencia se refiere a la ejecución, que fue efectuada por medio de la venida del Hijo de Dios a la tierra. Igualmente, debemos pedir prudencia para poner en práctica la comisión que el Señor nos confió (Mt 24:45). Debemos ver prudentemente cómo hemos andado, como hemos administrado nuestro tiempo con sabiduría para que podamos comprender la voluntad del Señor (Ef 5:15-17).
Alabado sea el Señor, pues Él nos desvendó el misterio de Su voluntad, de acuerdo con Su buen placer, reuniéndolo en Él (en Cristo), “en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra” (Ef 1:8-10). La expresión “dispensación del cumplimiento de los tiempos” se refiere a la manifestación del reino en la era venidera y a la nueva Jerusalén. En esa ocasión, Dios reunirá en Cristo todas las cosas, y Cristo será cabeza de todo (v. 22). Ese encabezar en Cristo ya podemos experimentarlo hoy en nuestro vivir diario. Asimismo, debemos tener el encargo de llevar a otras personas a tener esa misma realidad. ¡Aleluya!
Punto Clave:
¡Encabezados en Cristo!
Pregunta:
¿Cuáles son los aspectos de la obra del Hijo que fueron mencionados en la lectura de hoy?
La iglesia en Armenia

¡Jesus es el Señor!

hgo1939
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
0 / 1000 / 100

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 26/10/2010

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.