Libre Pensamiento Cristiano

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ME GUSTA
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 251 el Mar Sep 16, 2014 1:53 am.
Colabora Haciendo Clic Aqui
Contador De Visitas LPC
contador de visitas

como agregar un contador de visitas a mi pagina web
hasta ahora no

DIA MIERCOLES

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

DIA MIERCOLES

Mensaje por hgo1939 el Miér Jun 29, 2016 4:50 am

[size=36]Miércoles[/size]
Leer con oración:
Ef 4:11-12
 
“Ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor”(Fil 2:12)
El Crecimiento Por Medio De Los Tutores Y Curadores
En Efesios 4:11-12 leemos: “Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo”. Los pastores apacientan y pastorean el rebaño de Dios, conduciéndolos a pastos abundantes y seguros; además, buscan a los que se extraviaron; cuidan a los heridos e impiden que los lobos rapaces los devoren y los ladrones los roben. Por otra parte, los maestros instruyen a los hijos de Dios con la verdad del evangelio y de las Escrituras para que lleguen al pleno conocimiento de la verdad.
En nuestra experiencia como cristianos, por la ayuda de los pastores y maestros, de los tutores y curadores, crecemos y maduramos en la vida de Dios. No sólo nos alegramos por haber sido salvos, o por percibir que somos hijos de Dios, nacidos con la vida divina en nuestro espíritu, por medio de la cual clamamos “¡Abba, Padre!”, felices de la vida. Igualmente, vemos que el Señor nos puso en la vida de la iglesia, pues desea trabajarse en nosotros continuamente, hasta alcanzar la plena filiación, la etapa de ser hijos maduros.
Para ello tenemos a los pastores y maestros que usan la Palabra de Dios y nos ajustan, nos corrigen y nos llevan a avanzar aún más. Ellos nos ayudan a pasar por el proceso de crecimiento: tenemos la filiación, es decir, el estatus de hijo y todo lo que eso implica, pero ahora necesitamos alcanzar la realidad de la filiación, actuar de hecho como hijos que son guiados por el Espíritu, que conocen la voluntad del Padre y la cumplen, y que además expresan al Padre en el vivir diario y administran Sus negocios. Dios nos quiere dar una vida más abundante y rica para hacernos crecer más, avanzar más. Cuando seamos “mayores de edad”, maduros en la vida divina, seremos herederos, porque tendremos la vida suficiente no sólo siendo hijos de Dios, sino que tomaremos posesión de Dios mismo como nuestra herencia, y reinaremos con Cristo en el mundo venidero. Hoy nosotros tenemos un nombre, el título de hijo, pero anhelamos crecer en la vida para llegar a la realidad de la plena filiación.
Punto Clave:
No darse por satisfecho, sino avanzar más.
Pregunta:
¿Usted ha experimentado el trabajo de los tutores y curadores en su vida?
La iglesia en Armenia

¡Jesus es el Señor!

hgo1939
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
0 / 1000 / 100

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 26/10/2010

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.