Libre Pensamiento Cristiano

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ME GUSTA
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 251 el Mar Sep 16, 2014 1:53 am.
Colabora Haciendo Clic Aqui
Contador De Visitas LPC
contador de visitas

como agregar un contador de visitas a mi pagina web
hasta ahora no

DIA MARTES

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

DIA MARTES

Mensaje por hgo1939 el Mar Jun 28, 2016 4:33 am

[size=36]Martes[/size]
Leer con oración:
Ro 3:10, 23-24; Gá 3:1-5; 4:1-7; Ef 2:1-5, 8
 
“Pero por la gracia de Dios soy lo que soy; y su gracia no ha sido en vano para conmigo, antes he trabajado más que todos ellos; pero no yo, sino la gracia de Dios conmigo”(1 Co 15:10)
La Gracia De Dios Y La Acción Del Espíritu
La Epístola de Pablo a los Efesios nos muestra que Dios cambió nuestra condición: “Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás” (Ef 2:1-3). No teníamos cómo salir de esa condición, estábamos completamente impotentes, sin capacidad ni fuerza para salvarnos, porque éramos pecadores. Sin embargo, fuimos salvos por Su gracia, mediante la fe (v. 8).
En Romanos leemos que no hay justo, ni aun uno (3:10), y que todos estábamos destituidos de la gloria de Dios (v. 23).
No obstante, fuimos justificados mediante la fe y salvos por Su gracia, por la redención que es en Cristo (v. 24). En Hebreos vemos que sin derramamiento de sangre no se hace remisión de pecados (9:22). Pero Dios nos proveyó una salvación, al enviar a Su propio Hijo como gracia, a morir en la cruz en nuestro lugar.
La gracia es que Dios nos dio a Su propio Hijo gratuitamente, sin precio y sin dinero, para redimirnos cuando aún éramos pecadores, incapaces de hacer algo para salvarnos. Por medio de la obra redentora realizada por el Hijo de Dios, y Su sangre derramada en la cruz, todos los que creen en Su nombre son justificados, perdonados y llegan a ser hijos de Dios. Además, recibimos la filiación divina y fuimos introducidos en la iglesia para crecer en vida.
Pablo les escribió a los gálatas para mostrarles la filiación y la importancia de la vida de la iglesia en el proceso de ser perfeccionados y cuidados con miras a llegar a ser hijos maduros (Gá 4:1-7). Ante esto, los gálatas debieron percibir que el favor de Dios no vino por medio de las obras, o de alguien que tuvo algún mérito, sino mediante la fe en la obra realizada por Cristo en la cruz. Nosotros recibimos el Espíritu al oír y creer en la predicación de la fe, y no sólo eso; después de ser salvos, continuamos recibiendo gratuitamente el Espíritu y la vida de Dios por medio del oír con fe (3:1-5).
No obstante, con el paso del tiempo, puede ocurrir que alguien considere que puede hacer algo para Dios, por haber adquirido cierto conocimiento bíblico o por haber desarrollado alguna capacidad en la iglesia y obtenido experiencia en la obra, creyendo que puede servir a Dios basado en su propia capacidad. Esto es un gran engaño; no importa el tiempo que haya transcurrido y la experiencia obtenida en la iglesia, aún necesitamos depender del Señor, ¡pues sin Él no podemos hacer nada! (Jn 15:5b).
Debemos percibir que el obrar de Dios es por medio del Espíritu, mediante la fe. Al predicar el evangelio, quien trae a las personas a la iglesia es el Espíritu, no nuestra elocuencia. No es la capacidad humana la que convencerá a las personas de arrepentirse y entregarse al Señor. Nosotros participamos por medio de nuestra disposición, oración y ayuno por las personas. ¡Si servimos con la gracia de Dios, los frutos vendrán!
Punto Clave: Servir con la gracia de Dios.
Pregunta: ¿Usted ha obrado conforme a su capacidad o mediante el Espíritu de Dios?
La iglesia en Armenia
¡Jesus es el Señor!

hgo1939
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
0 / 1000 / 100

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 26/10/2010

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.