Libre Pensamiento Cristiano

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ME GUSTA
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 251 el Mar Sep 16, 2014 1:53 am.
Colabora Haciendo Clic Aqui
Contador De Visitas LPC
contador de visitas

como agregar un contador de visitas a mi pagina web
hasta ahora no

DIA Martes

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

DIA Martes

Mensaje por hgo1939 el Mar Mayo 31, 2016 2:39 am

[size=36]Martes[/size]
Leer con oración:
Is 55:1; Ef 1:3, 22-23; 2:13; 3:4-6
 
“Pablo, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, a los santos y fieles en Cristo Jesús que están en Éfeso: Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo”(Ef 1:1-2)
Bendecidos Con Gracia Y Paz
Pablo, un fariseo que asolaba a las iglesias y era celoso de las tradiciones de sus padres, se convirtió en apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios y dirigió una carta a los santos y fieles en Cristo Jesús que vivían en Éfeso (Ef 1:1). Desde el principio, Pablo demostró todo su amor por los efesios y les deseó gracia y paz de parte del Padre y del Señor Jesucristo a los hijos de Dios en aquella ciudad (v. 2).
La gracia es Cristo dado gratuitamente a nosotros por Dios, para nuestro disfrute, de modo que tenemos libre acceso a Dios, mediante el Señor Jesús. Antes estábamos lejos de Dios, y eso nos quitaba la paz. Pero ahora, en Cristo, fuimos hechos cercanos (Ef 2:13) y tenemos comunión con el Padre. El resultado de esa comunión es que sentimos paz, una satisfacción interior que nos hace personas felices. Hoy, al recibir al Señor Jesús por la fe, sin pagar ningún precio (Is 55:1), tenemos acceso al Padre.
Como vimos, Efesios representa la segunda ala del avión citado ayer. Ese libro nos revela el misterio de Cristo, que es la iglesia, el Cuerpo de Cristo, un organismo vivo. El cuerpo es resultado de la gracia alcanzada por los que creen.
Cuando recibimos la gracia, automáticamente recibimos los dones. Éstos son necesarios para el buen funcionamiento del Cuerpo, que resulta en su crecimiento y edificación. Al ejercitar el don, más gracia recibimos. Este ciclo gracia-don-gracia nos llevará a etapas cada vez más elevadas de crecimiento de vida.
En el transcurso de esta semana veremos que Pablo escribió la Epístola a los Efesios y expuso el dispensar del Dios Triuno, que tiene como fin transformar pecadores en Su obra maestra, por introducirlos en la iglesia, la cual es Su Cuerpo, a fin de manifestar Su multiforme sabiduría y Su inmensurable amor. Esto sólo es posible por la gracia.
Alabado sea el Señor por esta epístola que registra un contenido tan profundo de la economía del Nuevo Testamento, y que comienza con gracia y paz. Que hoy mismo podamos disfrutar de más gracia, ejercitar nuestro don y cooperar con el crecimiento del Cuerpo de Cristo.
Punto Clave:
Gracia y paz para el Cuerpo de Cristo.
Pregunta:
¿De qué manera podemos cooperar con la edificación del Cuerpo de Cristo?

¡Jesus es el Señor!

hgo1939
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
0 / 1000 / 100

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 26/10/2010

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.