Libre Pensamiento Cristiano

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ME GUSTA
¿Quién está en línea?
En total hay 4 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 4 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 251 el Mar Sep 16, 2014 1:53 am.
Colabora Haciendo Clic Aqui
Contador De Visitas LPC
contador de visitas

como agregar un contador de visitas a mi pagina web
hasta ahora no

ALIMENTO DIARIO SEMANA 8 DIA LUNES

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

ALIMENTO DIARIO SEMANA 8 DIA LUNES

Mensaje por hgo1939 el Lun Jun 27, 2016 4:35 am

Semana 8 - La Importancia Del Crecimiento Espiritual
[size=36]Lunes[/size]
Leer con oración:
Ef 4:11-12
 
“Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús”(Fil 3:13-14)
El Progreso De Los Santos En La Fe
En nuestra ilustración de los libros que son considerados el corazón de la Biblia, Gálatas es el fuselaje del avión y las dos alas son Efesios y Colosenses. El destino de este avión está representado por Filipenses, pues ese libro Pablo nos habla de olvidar las cosas que quedan atrás y avanzar hacia la meta del supremo llamamiento de Dios, de lo alto. Mediante este libro comprendemos que debemos avanzar siempre a fin de crecer y madurar. Para ello tenemos a los mayordomos que nos cuidan, nos suplen y alimentan. Asimismo, están los pastores y maestros que nos apacientan e instruyen. Todos los que fuimos salvos y vivimos la vida de la iglesia hemos tenido la experiencia de estar bajo el cuidado de los ancianos y diáconos, que son nuestros mayordomos, pastores y maestros. Alabamos al Señor por tales personas fieles que nos cuidan hasta que crezcamos.
Los ancianos y diáconos deben ver, en cada lugar, qué hacer para dar suministro a los hermanos, conforme a su necesidad. Este es el vivir de la iglesia, representado por el fuselaje del avión, que hace que nuestra vida crezca. En este ambiente tenemos hermanos de varias “edades espirituales”, como en una familia. Están los recién nacidos, es decir, los que creyeron en el Señor hace poco, y todavía están “gateando” en la fe. Ellos requieren un cuidado muy especial. Como “bebés”, necesitan de la leche de la Palabra, necesitan que los hermanos mayores los cuiden, los alimenten y los conduzcan a clamar “Abba, Padre”, reconociendo así que nacieron de Dios y que obtendrán la filiación. A medida que crecen, perciben que tienen la vida divina, por la cual pueden vivir, y entran en la “edad escolar”, cuando los maestros pueden instruirlos y enseñarlos en la verdad de las Escrituras, a fin de que tengan una base sólida en la Palabra.
Luego de pasar por esa etapa, tenemos a los “jóvenes”, es decir, a aquellos que ya salieron de la “enseñanza básica” y entraron en la “enseñanza media” del vivir espiritual. Ellos ya tienen cierta madurez y no sólo perciben que son hijos regenerados de Dios que claman “Abba, Padre” y que tienen cierto conocimiento de la Palabra, sino que también se dan cuenta de que tienen una naturaleza caída, el viejo hombre, el yo, la vida del alma, que debe ser tratada y eliminada por el trabajar del Espíritu Santo en su espíritu. Al mismo tiempo, en esa etapa, ya no son sólo servidos, sino que también comienzan a servir y desempeñar su función en el Cuerpo, bajo la supervisión de los más experimentados. Los jóvenes están siempre llenos de energía y disposición, y pueden ser muy útiles, si reciben la orientación y el espacio para actuar.
Muchos cristianos, al llegar a ese punto, se sienten satisfechos, pero todavía les falta mucho por crecer. El objetivo de Dios es llevarlos a desarrollar más la filiación, hasta llegar a la realidad de la filiación, y no sólo a tener el título de hijo. En la tercera etapa, los hijos de Dios no sólo se dan cuenta de que tienen la filiación; también les interesan los “negocios” del Padre celestial y se entregan para cumplir Su voluntad divina.
No podemos estancarnos. Debemos pasar de la etapa infantil descrita en Gálatas y avanzar hacia Colosenses, que nos revela el misterio de Dios, que es Cristo. De esa manera, podemos ver que Cristo es todo en todos y permitiremos que Él tenga la preeminencia en todos nosotros. Igualmente, debemos avanzar hacia Efesios, donde Pablo menciona a los apóstoles, profetas, evangelistas y pastores y maestros que nos perfeccionan para la obra del ministerio, para la edificación del Cuerpo de Cristo (4:11-12).
Punto Clave:
¡Avanzar!
Pregunta:
¿Cómo podemos describir nuestra vida cristiana?
La iglesia en Armenia
¡Jesus es el Señor!

hgo1939
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
0 / 1000 / 100

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 26/10/2010

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.