Libre Pensamiento Cristiano

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ME GUSTA
¿Quién está en línea?
En total hay 0 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 0 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 251 el Mar Sep 16, 2014 1:53 am.
Colabora Haciendo Clic Aqui
Contador De Visitas LPC
contador de visitas

como agregar un contador de visitas a mi pagina web
hasta ahora no

(4) OTRO PELIGRO PARA LOS HOMBRES JÓVENES ES EL DESPRECIO A LA RELIGIÓN.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

(4) OTRO PELIGRO PARA LOS HOMBRES JÓVENES ES EL DESPRECIO A LA RELIGIÓN.

Mensaje por hgo1939 el Jue Jun 02, 2016 10:07 pm

(4) OTRO PELIGRO PARA LOS HOMBRES JÓVENES ES EL DESPRECIO A LA RELIGIÓN.
 
Este también es uno de sus riesgos particulares. Siempre observo que nadie muestra tan poco respeto externo a la religión como los hombres jóvenes. Nadie presta tan poca atención a los medios de la gracia; nadie tiene tan poca participación en nuestros servicios, cuando están presentes en ellos; nadie usa tan poco las Biblias, canta tan poco, escucha tan poco la predicación. Nadie está por lo general tan ausente de las reuniones de oración, charlas y todas las ayudas al alma que se ofrecen durante la semana. Los hombres jóvenes parecen creer que no necesitan estas cosas, que estas pueden servir para las mujeres y los ancianos, pero no para ellos. Parecen avergonzarse de demostrar que tienen cuidado de sus almas: uno casi supondría que consideran una vergüenza hasta el ir al cielo. Y esto es el desprecio a la religión. Es el mismo espíritu que hizo que los jóvenes de Betel se mofaran de Eliseo (2 Reyes 2:23-24), y de este espíritu advierto a todos los jóvenes: ¡Cuidado! Si vale la pena tener una religión, vale la pena ser ferviente en ésta. 
 
El desprecio de las cosas santas es el camino fácil hacia la infidelidad. Tan pronto un hombre comienza a burlarse y hacer bromas sobre cualquier asunto del cristianismo, nunca me sorprende escuchar luego que se ha convertido en un franco incrédulo. 
 
Joven, ¿verdaderamente has pensado en esto? ¿Has examinado cuidadosamente el abismo que está ante tí si persistes en despreciar la fe o religión? Trae a la memoria las palabras de David: "Dice el necio en su corazón: no hay Dios" (Sal 14:1). ¡El necio, y nadie más que el necio! ¡El lo dice, pero nunca lo ha probado! Recuerda, si alguna vez ha habido un libro que ha demostrado ser veraz de principio a fin, sustentado por todo tipo de evidencia, ese libro es la Biblia. Ha desafiado los ataques de todos los enemigos y buscadores de faltas. "Acrisolada (es) la palabra de Jehová" (Sal 18:30). Ha sido sometida a prueba en toda forma, y mientras más probada, más evidentemente ha demostrado ser obra de las manos de Dios mismo. ¿Qué creerás tú si no crees en la Biblia? No hay otra alternativa que creer algo ridículo y absurdo. Puedes estar seguro, ningún hombre es tan groseramente crédulo como aquel que niega que la Biblia es la Palabra de Dios; y si es la Palabra de Dios, ten cuidado de no despreciarla. 
 
Los hombres pueden decirte que hay dificultades en la Biblia; cosas que son difíciles de entender. No sería el libro de Dios si no las hubieran. ¿Y qué si las hay? Tú no desprecias las medicinas porque no puedes explicar todo lo que tu doctor hace mediante ellas. Sin embargo, no importa lo que los hombres puedan decir, las cosas necesarias para la salvación aparecen claras como la luz del día. Puedes estar muy seguro de algo: la gente nunca rechaza la Biblia porque no puede entenderla. Ellos la entienden demasiado bien; entienden que la Biblia condena su propio comportamiento; entienden que testifica en contra de sus pecados, y que les entrega una citación para presentarse a juicio. Ellos intentan creer que es falsa e inútil porque no les gusta admitir que es verdad. "Una mala vida", dijo el célebre Lord Rochester, con su mano puesta sobre la Biblia, "una mala vida es la única gran objeción a este libro." "Los hombres cuestionan la veracidad del cristianismo", dice South, "porque odian la práctica del mismo."
 
Joven, ¿cuándo ha dejado Dios de cumplir Su palabra? Nunca. Lo que El ha dicho, siempre lo ha hecho; y lo que El ha hablado, siempre se ha cumplido. ¿Dejó El de cumplir Su palabra cuando el diluvio? No. ¿Dejó de cumplirla con Sodoma y Gomorra? No. ¿Dejó El de cumplirla con la incrédula Jerusalén? No. ¿Ha dejado de cumplirla con los judíos hasta este preciso momento? No. El nunca ha dejado de cumplir Su palabra. Ten cuidado, no sea que te encuentres entre aquellos por quienes la Palabra de Dios es despreciada. 
 
Nunca te rías del cristianismo. Nunca te burles de las cosas sagradas. Nunca te mofes de aquellos que son serios y fervientes en lo concerniente a sus almas. La hora vendrá cuando veas felices a aquellos de quienes te reíste; la hora vendrá cuando tu risa se convertirá en lamento, y tu burla en abatimiento. 
J.  C.  RYLE

¡JESUS ES EL SEÑOR!

hgo1939
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
0 / 1000 / 100

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 26/10/2010

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.