Libre Pensamiento Cristiano

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ME GUSTA
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 251 el Mar Sep 16, 2014 1:53 am.
Colabora Haciendo Clic Aqui
Contador De Visitas LPC
contador de visitas

como agregar un contador de visitas a mi pagina web
hasta ahora no

El Corán ORDENA que los MARIDOS les PEGUEN a sus MUJERES

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Corán ORDENA que los MARIDOS les PEGUEN a sus MUJERES

Mensaje por apologeta el Lun Nov 12, 2012 3:52 pm

He aquí una muestra muy elocuente de dicho machismo religioso:

Corán 4:38 :

"Regañaréis a aquellas cuya desobediencia temáis; las relegaréis en camas a parte, les PEGARéIS , pero en cuanto os obedezcan, no las provoquéis. Dios es grande".

apologeta
Miembro Master
Miembro Master

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 4171
Fecha de inscripción : 07/08/2010
Edad : 27
Localización : Las Galaxias

Volver arriba Ir abajo

Re: El Corán ORDENA que los MARIDOS les PEGUEN a sus MUJERES

Mensaje por Abderraiman el Mar Nov 13, 2012 6:21 pm

perdona decias.

El Corán recomienda pegar a las mujeres?

Pregunta: Los detractores del Islâm suelen referirse, cuando atacan el Corán, al versículo 34 de la Surah An-Nissâ (« Las Mujeres ») que dice:
"(…)Pero aquéllas cuya rebeldía temáis, amonestadlas, no os acostéis con ellas, pegadles; pero si os obedecen, no busquéis ningún medio contra ellas. Allâh es siempre Excelso, Grande."
Podríais aclararnos el sentido real de este versículo?


Respuesta: Primero, la primera cosa sobre la cual hay que insistir, es que el Libro de Allâh no dice de ningún modo a los creyentes que quiten la cama matrimonial cuando quieran, ni que peguen a sus esposas cuando se les antoja. Afirmar lo contrario es una calumnia contra el Libro de Allâh.
El Corán nos dice claramente respecto a la actitud que se tiene que guardar con su esposa:

"Y convivid con ellas según lo reconocido y si os disgustan, tal vez os esté disgustando algo en lo que Allâh ha puesto mucho bien."

(Surat 4 / Versículo 19)

El Profeta Muhammad (sallallâhu alayhi wa sallam) decía lo que significa:

"Un creyente hombre no odia a una mujer creyente, si hay una cierta característica que a él le disgusta de ella, entonces hay otra característica con la que él está complacido"

El Corán, hablando de las relaciones íntimas entre esposos, dice también:

"Ellas son un vestido para vosotros y vosotros sois un vestido para ellas."

(Surah 2 / Versículo 187)

El Profeta (sallallâhu alayhi wa sallam) había confirmado las palabras del compañero Salman al Fârisi que decía a Abu ed-Dardâ (radhia Allâhu anhumâ):

"Sepa que Allah tiene derechos sobre ti, que tu "nafs" (tu persona) tiene derechos sobre ti y que tu esposa tiene derechos sobre ti, pues da a cada uno de ellos su derecho."

(Le había dicho esto cuando, so pretexto de acercarse de su Señor, Abu Ed-dardâ' (radhia Allâhu anhu) había abandonado la parte de su esposa, al punto que esta se había quejado diciendo que ya no quería los bienes de esta vida. (Hadith relatado por Al Bukhâri y otros).)

Tal es el contenido de los Textos Sagrados del Islâm respecto al comportamiento habitual que tendría que tener el esposo musulmán con su esposa y viceversa.
Así como el Islâm responsabiliza al hombre, responsabiliza a la mujer, siendo que ambos se mantendrán de pie ante Allâh en el Día del Juicio y que deberán rendir cuentas de sus comportamientos. Así como el hombre debe respetar los derechos que su esposa tiene sobre él, su esposa también debe respetar los derechos que tiene su esposo sobre ella. Allâh dice:

"Los derechos de ellas sobre sus esposos son iguales a los derechos de éstos sobre ellas, según lo reconocido"

(Surah 2 / Versículo 228)

Así, no es permitido ni al hombre, ni a la mujer faltar a los derechos que tiene su pareja sobre él (ella). Tal es la regla general del Islâm. Pues el hombre no tiene de ningún modo el derecho de levantar la mano a su esposa porque es contrario al comportamiento conveniente citado en el Corán.

Ahora si la mujer es "Nâshizah" (rebelde) hacia su esposo, ¿qué puede hacer este, siendo que él también tiene obligaciones y que cada uno será juzgado según su acto, y no según el acto del otro ?... Allâh dice en el Corán:

"Y buscad ayuda en la virtud y en el temor (de Allâh), no en la desobediencia ni en la transgresión."

(Surah 5 / Versículo 2)

Y el Profeta Muhammad (sallallâhu alayhi wa sallam) dijo -si el hadîth es auténtico; de todos modos está el principio:

"Que uno de vosotros no sea un "seguidor" que dice: "Soy como los demás. Si hacen el bien, lo hago y si hacen el mal, lo hago". Sino que seis independientes haciendo el bien cuando los demás lo hacen y evitando el mal cuando hacen el mal."

(Relatado por Et-tirmidhi)

Pues ¿qué puede hacer el esposo en este caso? Es que tiene el derecho de faltar a sus obligaciones?

En el versículo 34 de la Surah 4, Allâh dice claramente que el esposo no es exento en absoluto de sus obligaciones, que siempre hay un medio de corregir recurriendo a la "maw'idha" (amonestación), pero que no tiene de ningún modo el derecho, ni de abandonar la cama conyugal, ni de levantar el menor dedo. El versículo de que se trata dice efectivamente:

"y aquéllas cuya rebeldía temáis, amonestadlas".

Ahora, si la amonestación no es concluyente y si la esposa sigue empeñándose, en este caso Allâh autoriza al esposo faltar a uno de sus deberes y no compartir con ella su cama.
El versículo dice lo que significa:

"no os acostéis con ellas"

Y esto, como lo entendieron los sabios, durmiendo en la misma pieza y no en otro lugar, ya que mientras estén juntos, las cosas pueden arreglarse.

Allah dice a propósito de la "Iddah" (plazo de espera) del "Talâq" (divorcio) que no hay que dejar que la esposa salga de su domicilio durante este periodo, por la misma razón:

"Tú no sabes si Allâh dispondrá otra cosa después"

(Surah 65 / Versículo 1)

Y la "otra cosa" evocada en este versículo es bien la reconciliación.

El Profeta Muhammad (sallallâhu alayhi wa sallam), como lo relata la Tradición Profética, tuvo que recurrir a esta segunda etapa, esto durante un mes, hasta que los versículos de la Surah "Al Ahzâb" dirigiéndose a sus esposas sean revelados, proponiéndoles quedarse con el Profeta Muhammad (sallallâhu alayhi wa sallam) y corregir por consecuente su comportamientos, o el divorcio (ver los versículos 28 y 29 de la surah 33 y los de la surah "Et-tahrîm" (Surah 66).)

Ahora, si a pesar de esto, esta etapa tampoco no soluciona los problemas, estamos frente a una situación muy delicada… De hecho, la ruptura ("shiqâq") no está lejos y es la mujer que sería la causa en este caso. Pues qué hacer?

El fin del versículo lo dice:

"pegadles"

¿Qué significa este texto? Es que incita a golpear a la esposa, siendo que la forma empleada aquí es el imperativo?... No fue entendido así, y esto desde el contexto mismo en el cual este pasaje fue revelado, el estilo coránico y los Hadices que tratan del asunto.

De hecho, el gran Imâm Tâbi'î (de la generación que sigue la de los Compañeros del Profeta (sallallâhu alayhi wa sallam)) 'Atâa r.a., que tiene gran renombra entre los sabios y que es un gran intérprete del Coran, afirma:

"Que no la pegue, aunque le diera una orden y que ella no le obedeciera!"

El Imâm Ibn Al Arabi r.a., el gran juez Maliki, replica diciendo:

"Esto proviene de la comprensión profunda de 'Atâa!"

Luego, lo argumenta, como voy a detallarlo a continuación. El Imâm Echâfi'î r.a. dice claramente en "Kitâb Al Umm" (sus propósitos son relatados por Al Fakhr Ar-râzi r.a. en su exegesis, el famoso Tafsir Kabir") :

"El hecho de pegar es, en este caso extremo, autorizado pero el hecho de no tocarla es la mejor solución!"

Y a pesar de mis numerosas lecturas, no encontré a ningún sabio que tenga talla entre los sabios musulmanes y que incite a pegar a su esposa en este caso extremo.

Al contrario, he leído en la obra de Al Âlûssi r.a., "Rûh Al Ma'âni", así como en "Ahkâmu al Qurân" de Eç-çâbûni, el acuerdo entre los sabios sobre el hecho de que no pegar es en este caso la mejor solución y el mejor ejemplo.

De hecho, el Profeta Muhammad (sallallâhu alayhi wa sallam) dijo lo que significa:

"El mejor entre vosotros es el mejor con sus esposas".

En otro hadîth, dice claramente respecto al hecho de pegar a su esposa en este caso extremo, lo que significa:

"Los mejores entre vosotros no pegarán".

Y en otro Hadîth, es relatado que, cuando los esposos habían pegado a sus esposas en este mismo caso extremo y que estas se habían quejado ante las esposas del Profeta Muhammad (sallallâhu alayhi wa sallam), esté había hecho una predica y había dicho que muchas mujeres habían venido a quejarse de sus esposos… Dijo entonces lo que significa:

"Estos (esposos) no son los mejores entre vosotros"

(Hadith auténtico relatado por Esh-shâfi'î, Ibn Mâjah, Ibn Hibbân (si recuerdo bien) y otros.)

¿Es que esto contradice el pasaje del Corán de que se trata? Si conocemos el estilo coránico, comprendemos muy bien que no hay aquí ninguna contradicción. De hecho, ya estábamos en una etapa en que el simple hecho de levantar el menor dedo constituía un pecado. Y hemos pasado de la interdicción al verbo empleado al imperativo que es "idribûhunna": "pegadles". Este uso es conocido en árabe bajo la denominación "Al Amru ba'da ennahy" (la orden que sigue una prohibición). ¿Qué significa este tipo de empleo?

Voy a citar dos ejemplos en el Corán que permiten claramente comprender la regla así como el estilo empleado.

El primero concierne el hecho de cazar durante la peregrinación. El versículo dice claramente:

"Vosotros que creéis! No matéis a los animales que se cazan mientras estéis en situación de inviolabilidad."

(Surah 5 / Versículo 95)

Después de esta prohibición, un versículo revelado más tarde dice:

"Cuando hayáis salido del estado de inviolabilidad, entonces cazad"

(Surah 5 / Versículo 2)

(Traducción literal)

Estamos aquí en una situación similar: estábamos en un momento de prohibición. Y cuando se acabó este momento, el verbo "içtâdû" ("Cazad!") fue empleado con la forma imperativa. ¿Debemos deducir de esto que se trata de una orden o de una recomendación y, por consecuente, justo después de la peregrinación, vamos a cazar?!!!

Ningún sabio musulmán lo entendió así. Además, ningún árabe lo entenderá de esta manera tampoco. Todo lo que podemos deducir de esto es que durante el Ihrâm (estado de sacralidad) la caza era prohibida y que después ya no lo es, es decir que si cazamos después del Ihrâm, ya no cometemos pecado.

[…]


Es lo mismo con el versículo que tratábamos aquí, a propósito del imperativo "idribûhunna" ("pegadles"). Si lo consideramos en su contexto, vemos bien que se trata de un imperativo que fue empleado después de una etapa de prohibición. Pero hay aquí algo más importante aún… justo después de este verbo imperativo, Allâh dice:

"si os obedecen, no busquéis ningún medio contra ellas. Allâh es siempre Excelso, Grande." (Surah 4 / Versículo 34)

Qué quiere decir "Allah es Excelso, Grande" que viene después de "No busquéis ningún medio contra ellas" ?

Si usáis de vuestra fuerza transgrediendo los limites y pegáis después de la desaparición de la razón por la cual el hecho de pegar había sido autorizado, sabed que así como sois físicamente más fuertes que vuestras esposas, Allâh es mucho más Grande que vosotros… Lo que podéis hacer a vuestras esposas, Allâh puede haceros mucho más y Allâh es "aliy" ("Excelso"), en el sentido que deberíais elevaros contra este tipo de comportamiento.

Pues, para resumir, se trata aquí de un periodo en el cual la "inmunidad" de la mujer (si podemos hablar de inmunidad) ha sido temporalmente levantada, sin que el hecho de pegar sea recomendado ni aconsejado. Al contrario, el mejor ejemplo es el del Profeta Muhammad (sallallâhu alayhi wa sallam), como lo he citado más arriba.

Ahora, ¿en qué consiste este "levantamiento de inmunidad" y qué quiere decir "pegar" aquí? Es un gesto que, sin la menor duda, tiene una consecuencia importante sobre la sicología de la mujer, o es un acto verdaderamente físico? Cuál es su límite?

Es en este contexto que hay que leer los propósitos de los juristas ("fuqahâa"). Cuando el Compañero Ibn Abbâs (radhia Allâhu anhu) fue preguntado respecto al sentido de "pegar", respondió:

"bi essiwâki wa nahwih"

(Con el siwaak (el palito que tiene más o menos el tamaño de un lápiz) y lo que se asemeja.)

La respuesta de Ibn Abbâs (radhia Allâhu anhu) consiste en explicar lo que quiere decir "pegar" aquí: está claro que no se trata de hacer daño físico. De hecho, lo que es autorizado por el versículo, es el impacto mismo del gesto y no la fuerza de este.

Es la razón por la cual los sabios dicen que si el pego deja la menor marca, se impone el talión. Y ciertamente no es con un lápiz que podríamos causar cualquier marca, excepto moral. Y a pesar de eso, es lejos de ser recomendado. Al contrario, como lo hemos visto más arriba…


Wa Allâhu A'lam!

Y Allâh es Más Sabio!

Abderraiman
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 29/08/2012

http://anderbal.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: El Corán ORDENA que los MARIDOS les PEGUEN a sus MUJERES

Mensaje por joseplluis el Miér Nov 14, 2012 12:09 pm

BENDICIONES
Cuestines de religiosidad

joseplluis
Miembro Master
Miembro Master

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 3601
Fecha de inscripción : 11/07/2012
Edad : 57
Localización : costa rica

Volver arriba Ir abajo

Re: El Corán ORDENA que los MARIDOS les PEGUEN a sus MUJERES

Mensaje por apologeta el Miér Nov 14, 2012 3:51 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:perdona decias.

El Corán recomienda pegar a las mujeres?

Pregunta: Los detractores del Islâm suelen referirse, cuando atacan el Corán, al versículo 34 de la Surah An-Nissâ (« Las Mujeres ») que dice:
"(…)Pero aquéllas cuya rebeldía temáis, amonestadlas, no os acostéis con ellas, pegadles; pero si os obedecen, no busquéis ningún medio contra ellas. Allâh es siempre Excelso, Grande."
Podríais aclararnos el sentido real de este versículo?


Respuesta: Primero, la primera cosa sobre la cual hay que insistir, es que el Libro de Allâh no dice de ningún modo a los creyentes que quiten la cama matrimonial cuando quieran, ni que peguen a sus esposas cuando se les antoja. Afirmar lo contrario es una calumnia contra el Libro de Allâh.
El Corán nos dice claramente respecto a la actitud que se tiene que guardar con su esposa:

"Y convivid con ellas según lo reconocido y si os disgustan, tal vez os esté disgustando algo en lo que Allâh ha puesto mucho bien."

(Surat 4 / Versículo 19)

El Profeta Muhammad (sallallâhu alayhi wa sallam) decía lo que significa:

"Un creyente hombre no odia a una mujer creyente, si hay una cierta característica que a él le disgusta de ella, entonces hay otra característica con la que él está complacido"

El Corán, hablando de las relaciones íntimas entre esposos, dice también:

"Ellas son un vestido para vosotros y vosotros sois un vestido para ellas."

(Surah 2 / Versículo 187)

El Profeta (sallallâhu alayhi wa sallam) había confirmado las palabras del compañero Salman al Fârisi que decía a Abu ed-Dardâ (radhia Allâhu anhumâ):

"Sepa que Allah tiene derechos sobre ti, que tu "nafs" (tu persona) tiene derechos sobre ti y que tu esposa tiene derechos sobre ti, pues da a cada uno de ellos su derecho."

(Le había dicho esto cuando, so pretexto de acercarse de su Señor, Abu Ed-dardâ' (radhia Allâhu anhu) había abandonado la parte de su esposa, al punto que esta se había quejado diciendo que ya no quería los bienes de esta vida. (Hadith relatado por Al Bukhâri y otros).)

Tal es el contenido de los Textos Sagrados del Islâm respecto al comportamiento habitual que tendría que tener el esposo musulmán con su esposa y viceversa.
Así como el Islâm responsabiliza al hombre, responsabiliza a la mujer, siendo que ambos se mantendrán de pie ante Allâh en el Día del Juicio y que deberán rendir cuentas de sus comportamientos. Así como el hombre debe respetar los derechos que su esposa tiene sobre él, su esposa también debe respetar los derechos que tiene su esposo sobre ella. Allâh dice:

"Los derechos de ellas sobre sus esposos son iguales a los derechos de éstos sobre ellas, según lo reconocido"

(Surah 2 / Versículo 228)

Así, no es permitido ni al hombre, ni a la mujer faltar a los derechos que tiene su pareja sobre él (ella). Tal es la regla general del Islâm. Pues el hombre no tiene de ningún modo el derecho de levantar la mano a su esposa porque es contrario al comportamiento conveniente citado en el Corán.

Ahora si la mujer es "Nâshizah" (rebelde) hacia su esposo, ¿qué puede hacer este, siendo que él también tiene obligaciones y que cada uno será juzgado según su acto, y no según el acto del otro ?... Allâh dice en el Corán:

"Y buscad ayuda en la virtud y en el temor (de Allâh), no en la desobediencia ni en la transgresión."

(Surah 5 / Versículo 2)

Y el Profeta Muhammad (sallallâhu alayhi wa sallam) dijo -si el hadîth es auténtico; de todos modos está el principio:

"Que uno de vosotros no sea un "seguidor" que dice: "Soy como los demás. Si hacen el bien, lo hago y si hacen el mal, lo hago". Sino que seis independientes haciendo el bien cuando los demás lo hacen y evitando el mal cuando hacen el mal."

(Relatado por Et-tirmidhi)

Pues ¿qué puede hacer el esposo en este caso? Es que tiene el derecho de faltar a sus obligaciones?

En el versículo 34 de la Surah 4, Allâh dice claramente que el esposo no es exento en absoluto de sus obligaciones, que siempre hay un medio de corregir recurriendo a la "maw'idha" (amonestación), pero que no tiene de ningún modo el derecho, ni de abandonar la cama conyugal, ni de levantar el menor dedo. El versículo de que se trata dice efectivamente:

"y aquéllas cuya rebeldía temáis, amonestadlas".

Ahora, si la amonestación no es concluyente y si la esposa sigue empeñándose, en este caso Allâh autoriza al esposo faltar a uno de sus deberes y no compartir con ella su cama.
El versículo dice lo que significa:

"no os acostéis con ellas"

Y esto, como lo entendieron los sabios, durmiendo en la misma pieza y no en otro lugar, ya que mientras estén juntos, las cosas pueden arreglarse.

Allah dice a propósito de la "Iddah" (plazo de espera) del "Talâq" (divorcio) que no hay que dejar que la esposa salga de su domicilio durante este periodo, por la misma razón:

"Tú no sabes si Allâh dispondrá otra cosa después"

(Surah 65 / Versículo 1)

Y la "otra cosa" evocada en este versículo es bien la reconciliación.

El Profeta Muhammad (sallallâhu alayhi wa sallam), como lo relata la Tradición Profética, tuvo que recurrir a esta segunda etapa, esto durante un mes, hasta que los versículos de la Surah "Al Ahzâb" dirigiéndose a sus esposas sean revelados, proponiéndoles quedarse con el Profeta Muhammad (sallallâhu alayhi wa sallam) y corregir por consecuente su comportamientos, o el divorcio (ver los versículos 28 y 29 de la surah 33 y los de la surah "Et-tahrîm" (Surah 66).)

Ahora, si a pesar de esto, esta etapa tampoco no soluciona los problemas, estamos frente a una situación muy delicada… De hecho, la ruptura ("shiqâq") no está lejos y es la mujer que sería la causa en este caso. Pues qué hacer?

El fin del versículo lo dice:

"pegadles"

¿Qué significa este texto? Es que incita a golpear a la esposa, siendo que la forma empleada aquí es el imperativo?... No fue entendido así, y esto desde el contexto mismo en el cual este pasaje fue revelado, el estilo coránico y los Hadices que tratan del asunto.

De hecho, el gran Imâm Tâbi'î (de la generación que sigue la de los Compañeros del Profeta (sallallâhu alayhi wa sallam)) 'Atâa r.a., que tiene gran renombra entre los sabios y que es un gran intérprete del Coran, afirma:

"Que no la pegue, aunque le diera una orden y que ella no le obedeciera!"

El Imâm Ibn Al Arabi r.a., el gran juez Maliki, replica diciendo:

"Esto proviene de la comprensión profunda de 'Atâa!"

Luego, lo argumenta, como voy a detallarlo a continuación. El Imâm Echâfi'î r.a. dice claramente en "Kitâb Al Umm" (sus propósitos son relatados por Al Fakhr Ar-râzi r.a. en su exegesis, el famoso Tafsir Kabir") :

"El hecho de pegar es, en este caso extremo, autorizado pero el hecho de no tocarla es la mejor solución!"

Y a pesar de mis numerosas lecturas, no encontré a ningún sabio que tenga talla entre los sabios musulmanes y que incite a pegar a su esposa en este caso extremo.

Al contrario, he leído en la obra de Al Âlûssi r.a., "Rûh Al Ma'âni", así como en "Ahkâmu al Qurân" de Eç-çâbûni, el acuerdo entre los sabios sobre el hecho de que no pegar es en este caso la mejor solución y el mejor ejemplo.

De hecho, el Profeta Muhammad (sallallâhu alayhi wa sallam) dijo lo que significa:

"El mejor entre vosotros es el mejor con sus esposas".

En otro hadîth, dice claramente respecto al hecho de pegar a su esposa en este caso extremo, lo que significa:

"Los mejores entre vosotros no pegarán".

Y en otro Hadîth, es relatado que, cuando los esposos habían pegado a sus esposas en este mismo caso extremo y que estas se habían quejado ante las esposas del Profeta Muhammad (sallallâhu alayhi wa sallam), esté había hecho una predica y había dicho que muchas mujeres habían venido a quejarse de sus esposos… Dijo entonces lo que significa:

"Estos (esposos) no son los mejores entre vosotros"

(Hadith auténtico relatado por Esh-shâfi'î, Ibn Mâjah, Ibn Hibbân (si recuerdo bien) y otros.)

¿Es que esto contradice el pasaje del Corán de que se trata? Si conocemos el estilo coránico, comprendemos muy bien que no hay aquí ninguna contradicción. De hecho, ya estábamos en una etapa en que el simple hecho de levantar el menor dedo constituía un pecado. Y hemos pasado de la interdicción al verbo empleado al imperativo que es "idribûhunna": "pegadles". Este uso es conocido en árabe bajo la denominación "Al Amru ba'da ennahy" (la orden que sigue una prohibición). ¿Qué significa este tipo de empleo?

Voy a citar dos ejemplos en el Corán que permiten claramente comprender la regla así como el estilo empleado.

El primero concierne el hecho de cazar durante la peregrinación. El versículo dice claramente:

"Vosotros que creéis! No matéis a los animales que se cazan mientras estéis en situación de inviolabilidad."

(Surah 5 / Versículo 95)

Después de esta prohibición, un versículo revelado más tarde dice:

"Cuando hayáis salido del estado de inviolabilidad, entonces cazad"

(Surah 5 / Versículo 2)

(Traducción literal)

Estamos aquí en una situación similar: estábamos en un momento de prohibición. Y cuando se acabó este momento, el verbo "içtâdû" ("Cazad!") fue empleado con la forma imperativa. ¿Debemos deducir de esto que se trata de una orden o de una recomendación y, por consecuente, justo después de la peregrinación, vamos a cazar?!!!

Ningún sabio musulmán lo entendió así. Además, ningún árabe lo entenderá de esta manera tampoco. Todo lo que podemos deducir de esto es que durante el Ihrâm (estado de sacralidad) la caza era prohibida y que después ya no lo es, es decir que si cazamos después del Ihrâm, ya no cometemos pecado.

[…]


Es lo mismo con el versículo que tratábamos aquí, a propósito del imperativo "idribûhunna" ("pegadles"). Si lo consideramos en su contexto, vemos bien que se trata de un imperativo que fue empleado después de una etapa de prohibición. Pero hay aquí algo más importante aún… justo después de este verbo imperativo, Allâh dice:

"si os obedecen, no busquéis ningún medio contra ellas. Allâh es siempre Excelso, Grande." (Surah 4 / Versículo 34)

Qué quiere decir "Allah es Excelso, Grande" que viene después de "No busquéis ningún medio contra ellas" ?

Si usáis de vuestra fuerza transgrediendo los limites y pegáis después de la desaparición de la razón por la cual el hecho de pegar había sido autorizado, sabed que así como sois físicamente más fuertes que vuestras esposas, Allâh es mucho más Grande que vosotros… Lo que podéis hacer a vuestras esposas, Allâh puede haceros mucho más y Allâh es "aliy" ("Excelso"), en el sentido que deberíais elevaros contra este tipo de comportamiento.

Pues, para resumir, se trata aquí de un periodo en el cual la "inmunidad" de la mujer (si podemos hablar de inmunidad) ha sido temporalmente levantada, sin que el hecho de pegar sea recomendado ni aconsejado. Al contrario, el mejor ejemplo es el del Profeta Muhammad (sallallâhu alayhi wa sallam), como lo he citado más arriba.

Ahora, ¿en qué consiste este "levantamiento de inmunidad" y qué quiere decir "pegar" aquí? Es un gesto que, sin la menor duda, tiene una consecuencia importante sobre la sicología de la mujer, o es un acto verdaderamente físico? Cuál es su límite?

Es en este contexto que hay que leer los propósitos de los juristas ("fuqahâa"). Cuando el Compañero Ibn Abbâs (radhia Allâhu anhu) fue preguntado respecto al sentido de "pegar", respondió:

"bi essiwâki wa nahwih"

(Con el siwaak (el palito que tiene más o menos el tamaño de un lápiz) y lo que se asemeja.)

La respuesta de Ibn Abbâs (radhia Allâhu anhu) consiste en explicar lo que quiere decir "pegar" aquí: está claro que no se trata de hacer daño físico. De hecho, lo que es autorizado por el versículo, es el impacto mismo del gesto y no la fuerza de este.

Es la razón por la cual los sabios dicen que si el pego deja la menor marca, se impone el talión. Y ciertamente no es con un lápiz que podríamos causar cualquier marca, excepto moral. Y a pesar de eso, es lejos de ser recomendado. Al contrario, como lo hemos visto más arriba…


Wa Allâhu A'lam!

Y Allâh es Más Sabio!
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

apologeta
Miembro Master
Miembro Master

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 4171
Fecha de inscripción : 07/08/2010
Edad : 27
Localización : Las Galaxias

Volver arriba Ir abajo

Re: El Corán ORDENA que los MARIDOS les PEGUEN a sus MUJERES

Mensaje por apologeta el Miér Nov 14, 2012 3:54 pm

El Islam una religion machista, donde se define a la mujer como: "La mujer es una esclava de guerra o regalo para el hombre", se refiere a las mujeres como "algo" no como "alguien"
tambien dice "100 azotes a aquella que peca" "los hombre son limpios y las mujeres impuras, enviadas por el demonio para tentar al hombre"

Dejo mas evidencia.

“Alá os ordena lo siguiente en lo que toca a vuestros hijos: que la porción del varón equivalga a la de dos hembras. Si éstas son más de dos, les corresponderán dos tercios de la herencia. Si es hija única, la mitad.(...)” (Sura 4:11)

Y el "bondadoso" Alá también considera que el testimonio de una mujer vale menos que el de un hombre:

“(…)Llamad, para que sirvan de testigos, a dos de vuestros hombres; si no los hay, elegid a un hombre y a dos mujeres de entre quienes os plazcan como testigos, de tal modo que si una yerra, la otra subsane su error.(…)” (Sura 2:282)

Tampoco -por mandamiento divino- se le permite a la mujer libertad para vestirse, por el contrario, se le exige bajar la vista para exaltar aún más la sumisión que les corresponde por su sexo, ya que mostrarse puede provocar la excitación del hombre, de lo cual por supuesto ella es "culpable":

“Y di a las creyentes que bajen la vista con recato, que sean castas y no muestren más adorno que los que están a la vista, que cubran su escote con el velo y no exhiban sus adornos sino a sus esposos, a sus padres, a sus suegros, a sus propios hijos, a sus hijastros, a sus hermanos, a sus sobrinos carnales, a sus mujeres, a sus esclavas, a sus criados varones fríos, a los niños que no saben aún de las partes femeninas. Que no batan ellas con sus pies de modo que se descubran sus adornos ocultos. ¡Volveos todos a Alá, creyentes! Quizás, así, prosperéis.” (Sura 24:31)

Pero el pasaje del Corán que se lleva las palmas en cuanto al "respeto" hacia la mujer es el siguiente:

“Los hombres tienen autoridad sobre las mujeres en virtud de la preferencia que Alá ha dado a unos más que a otros y de los bienes que gastan. Las mujeres virtuosas son devotas y cuidan, en ausencia de sus maridos, de lo que Alá manda que cuiden. ¡Amonestad a aquéllas de quienes temáis que se rebelen, dejadlas solas en el lecho, pegadles! Si os obedecen, no os metáis más con ellas. Alá es excelso, grande.” (Sura 4:34)

apologeta
Miembro Master
Miembro Master

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 4171
Fecha de inscripción : 07/08/2010
Edad : 27
Localización : Las Galaxias

Volver arriba Ir abajo

Re: El Corán ORDENA que los MARIDOS les PEGUEN a sus MUJERES

Mensaje por joseplluis el Jue Nov 15, 2012 1:02 am

BENDICIONES
El corán es el mismo escrito que el at. donde a la mujer se le trata peor que aun perro. las posteriores doctrinas se hicieron mucho mas estrictas, siempre partiendo desde la ley mosaica.
Gracias a JESUS el cristiano reconoce o debe reconocer a la mujer como un ser humano igual, libre de pensamiento y acto.
Tacho por igual a los extremistas islámicos como a los cristianos o indus,

joseplluis
Miembro Master
Miembro Master

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 3601
Fecha de inscripción : 11/07/2012
Edad : 57
Localización : costa rica

Volver arriba Ir abajo

Re: El Corán ORDENA que los MARIDOS les PEGUEN a sus MUJERES

Mensaje por Abderraiman el Jue Nov 15, 2012 4:57 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo][/quote]

perdona pero lo que ponga Memri no me fio ni lo considero dato valido, ya que Memri es una organizacion fundada por ex-agentes del Moosab y con ciudadanos de nacionalidad israeli.

Abderraiman
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 29/08/2012

http://anderbal.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: El Corán ORDENA que los MARIDOS les PEGUEN a sus MUJERES

Mensaje por Abderraiman el Jue Nov 15, 2012 5:11 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:El Islam una religion machista, donde se define a la mujer como: "La mujer es una esclava de guerra o regalo para el hombre", se refiere a las mujeres como "algo" no como "alguien"
tambien dice "100 azotes a aquella que peca" "los hombre son limpios y las mujeres impuras, enviadas por el demonio para tentar al hombre"

Dejo mas evidencia.

“Alá os ordena lo siguiente en lo que toca a vuestros hijos: que la porción del varón equivalga a la de dos hembras. Si éstas son más de dos, les corresponderán dos tercios de la herencia. Si es hija única, la mitad.(...)” (Sura 4:11)

Y el "bondadoso" Alá también considera que el testimonio de una mujer vale menos que el de un hombre:

“(…)Llamad, para que sirvan de testigos, a dos de vuestros hombres; si no los hay, elegid a un hombre y a dos mujeres de entre quienes os plazcan como testigos, de tal modo que si una yerra, la otra subsane su error.(…)” (Sura 2:282)

Tampoco -por mandamiento divino- se le permite a la mujer libertad para vestirse, por el contrario, se le exige bajar la vista para exaltar aún más la sumisión que les corresponde por su sexo, ya que mostrarse puede provocar la excitación del hombre, de lo cual por supuesto ella es "culpable":

“Y di a las creyentes que bajen la vista con recato, que sean castas y no muestren más adorno que los que están a la vista, que cubran su escote con el velo y no exhiban sus adornos sino a sus esposos, a sus padres, a sus suegros, a sus propios hijos, a sus hijastros, a sus hermanos, a sus sobrinos carnales, a sus mujeres, a sus esclavas, a sus criados varones fríos, a los niños que no saben aún de las partes femeninas. Que no batan ellas con sus pies de modo que se descubran sus adornos ocultos. ¡Volveos todos a Alá, creyentes! Quizás, así, prosperéis.” (Sura 24:31)

Pero el pasaje del Corán que se lleva las palmas en cuanto al "respeto" hacia la mujer es el siguiente:

“Los hombres tienen autoridad sobre las mujeres en virtud de la preferencia que Alá ha dado a unos más que a otros y de los bienes que gastan. Las mujeres virtuosas son devotas y cuidan, en ausencia de sus maridos, de lo que Alá manda que cuiden. ¡Amonestad a aquéllas de quienes temáis que se rebelen, dejadlas solas en el lecho, pegadles! Si os obedecen, no os metáis más con ellas. Alá es excelso, grande.” (Sura 4:34)

Proxima vez pon los versos enteros y no a trocitos.

Coran 4:11 Alá os ordena lo siguiente en lo que toca a vuestros hijos: que la porción del varón equivalga a la de dos hembras. Si éstas son más de dos, les corresponderán dos tercios de la herencia. Si es hija única. la mitad. A cada uno de los padres le corresponderá un sexto de la herencia, si deja hijos; pero, si no tiene hijos y le heredan sólo sus padres, un tercio es para la madre. Si tiene hermanos, un sexto es para la madre. Esto, luego de satisfacer sus legados o deudas. De vuestros ascendientes o descendientes no sabéis quiénes os son más útiles. Ésta es obligación de Alá. Alá es omnisciente, sabio.

significado: Allah os ordena hacer heredar a vuestros hijos y a vuestros padres cuando os alcanza la muerte, haciendo reinar la justicia y la concordia, acordando al varón el equivalente de lo que corresponde a dos hijas si el difunto tuvo varios varones y mujeres. En caso de que tuviera más de dos hijas les corresponden las 2/3 partes de la hacienda. Se deduce de la prescripción divina que la parte correspondiente a dos hijas es igual a la de más de dos. Si el difunto deja una sola hija, a ésta le corresponde la mitad de la herencia; si deja un padre y una madre y un hijo varón o una hija, a cada uno de sus padres le corresponde la sexta parte; si no tiene hijos y sólo lo heredan sus padres, le corresponde a la madre la tercera parte y el resto al padre. Si tiene hermanos, la madre hereda la sexta parte y el resto lo heredará el padre; y los hermanos no heredan nada. Todos estos dividendos se entregarán a quien corresponda después de pagar todas las deudas del difunto y los legados que haya fijado dentro del marco de la legislación. Tal es lo que Allah prescribió con Su sabiduría y prudencia, pues vosotros ignoráis quiénes os serán más beneficiosos, sí vuestros padres o vuestros hijos. Ciertamente el bien está en lo que ordenó Allah, pues Él es sapientísimo y prudente.

Coran 2:282 ¡Creyentes!. Si contraéis una deuda por un plazo determinado, ponedlo por escrito. Que un escribano tome fiel nota en vuestra presencia, sin rehusarse a escribir como Alá le dé a entender. Que escriba. Que el deudor dicte en el temor de Alá, su Señor, y que no deduzca nada. Y si el deudor fuera necio, débil o incapaz de dictar, que dicte su procurador con fidelidad. Llamad, para que sirvan de testigos, a dos de vuestros hombres; s no los hay, elegid a un hombre y a dos mujeres de entre quienes os plazcan como testigos, de tal modo que si una yerra, la otra subsane su error. Que los testigos no se sustraigan cuando se les llame. Que no os repugne subscribir una deuda, sea pequeña o grande, precisando su vencimiento. Esto es más equitativo ante Alá, es más correcto para el testimonio y da menos lugar a dudas. A menos que se trate de una operación concluida entre vosotros sin intermediarios; entonces, no hay inconveniente en que no lo pongáis por escrito. Pero ¡tomad testigos cuando os vendáis algo! ¡Y que no se moleste al escribano ni al testigo! Si lo hacéis, cometeréis una iniquidad. ¡Temed a Alá! Alá os instruye. Alá es omnisciente.

nota: porfavor pon los versos enteros y que sean realmente dichos versos porque no me gusta nada cojer mi Quran para ponerlos.

Coran 24:31 Y di a las creyentes que bajen la vista con recato, que sean castas y no muestren más adorno que los que están a la vista, que cubran su escote con el velo y no exhiban sus adornos sino a sus esposos, a sus padres, a sus suegros, a sus propios hijos, a sus hijastros, a sus hermanos, a sus sobrinos carnales, a sus mujeres, a sus esclavas, a sus criados varones fríos, a los niños que no saben aún de las partes femeninas. Que no batan ellas con sus pies de modo que se descubran sus adornos ocultos. ¡Volveos todos a Alá, creyentes! Quizás, así, prosperéis.

significado: ¡Profeta!, di a las creyentes que han recibido la orden de recatar sus miradas a todo lo que les está vedado y de proteger las partes íntimas de su cuerpo cubriéndolas y evitando todo contacto ilícito. No deben dejar aparecer a las miradas de los hombres nada de lo que puede ser objeto de seducción: sus encantos naturales, sus adornos, su pecho, sus brazos, sus cuellos alhajados, etc. No deben mostrar de su cuerpo sino el rostro y las manos. ¡Profeta!, pídeles que cubran las partes de su cuerpo que sus vestidos pueden dejar aparecer como su cuello y su pecho. Deben cubrirlos con el velo de sus cabezas. Que no deben dejar ver sus adornos sino a sus esposos, a sus padres, a sus suegros, a sus hijos, a sus hijastros, a sus hermanos, a sus sobrinos y sobrinas, a las mujeres creyentes, a sus esclavas, a los hombres carentes de instinto sexual como los ancianos y los niños que todavía no han llagado a la edad de tener deseos de las mujeres. Pídeles, ¡Profeta!, que no se comporten de manera que llame la atención de los hombres con sus adornos escondidos, como al caminar hacer sonar las ajorcas de sus pies o dejar oír el tintineo de sus alhajas escondidas debajo de sus vestidos. Vosotros, creyentes, volved a Allah arrepintiéndoos de haber transgredido Sus órdenes. Respetad las reglas de la decencia religiosa a fin de ser felices en este mundo y en el Más Allá.

nota: Yo no veo nada de malo solo consejos para vestir bien y de manera decente, o usted que pensaria si una chica de su familia digamos su propia hija saliera con minifalda, con una camisa que mostrara la parte del pecho provocatica y con la badriga a la vista? hasta el cristianismo dice de vestir bien y de manera correcta pero no de cualquiera manera. Fijese en las mujeres de los judios ortodoxos o ultraortodoxos como van vestidas y usan un pañuelo aunque en fin lleven pelucas.

Abderraiman
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 29/08/2012

http://anderbal.blogspot.com.es/

Volver arriba Ir abajo

Re: El Corán ORDENA que los MARIDOS les PEGUEN a sus MUJERES

Mensaje por fede77 el Vie Nov 16, 2012 3:53 pm

Solo me gustaria hacer un aclarante,el hecho que se digan estas cosas no significa que sea Cierto,he escuchado que el Islam es una Religion de Paz.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Contacto

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Visita mi blog

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

fede77
ADMINISTRADOR
ADMINISTRADOR

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 5127
Fecha de inscripción : 03/08/2010
Edad : 39
Localización : Santo Domingo

http://www.lpcristiano.com

Volver arriba Ir abajo

Re: El Corán ORDENA que los MARIDOS les PEGUEN a sus MUJERES

Mensaje por Elihu el Mar Mayo 21, 2013 11:34 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

perdona pero lo que ponga Memri no me fio ni lo considero dato valido, ya que Memri es una organizacion fundada por ex-agentes del Moosab y con ciudadanos de nacionalidad israeli.[/quote]

Los judios nunca harian eso, ¿como crees?

Elihu
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 522
Fecha de inscripción : 19/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: El Corán ORDENA que los MARIDOS les PEGUEN a sus MUJERES

Mensaje por Invitado el Mar Mayo 21, 2013 11:56 pm

@Abderraiman escribió:perdona decias.

El Corán recomienda pegar a las mujeres?

Pregunta: Los detractores del Islâm suelen referirse, cuando atacan el Corán, al versículo 34 de la Surah An-Nissâ (« Las Mujeres ») que dice:
"(…)Pero aquéllas cuya rebeldía temáis, amonestadlas, no os acostéis con ellas, pegadles; pero si os obedecen, no busquéis ningún medio contra ellas. Allâh es siempre Excelso, Grande."
Podríais aclararnos el sentido real de este versículo?


Respuesta: Primero, la primera cosa sobre la cual hay que insistir, es que el Libro de Allâh no dice de ningún modo a los creyentes que quiten la cama matrimonial cuando quieran, ni que peguen a sus esposas cuando se les antoja. Afirmar lo contrario es una calumnia contra el Libro de Allâh.
El Corán nos dice claramente respecto a la actitud que se tiene que guardar con su esposa:

"Y convivid con ellas según lo reconocido y si os disgustan, tal vez os esté disgustando algo en lo que Allâh ha puesto mucho bien."

(Surat 4 / Versículo 19)

El Profeta Muhammad (sallallâhu alayhi wa sallam) decía lo que significa:

"Un creyente hombre no odia a una mujer creyente, si hay una cierta característica que a él le disgusta de ella, entonces hay otra característica con la que él está complacido"

El Corán, hablando de las relaciones íntimas entre esposos, dice también:

"Ellas son un vestido para vosotros y vosotros sois un vestido para ellas."

(Surah 2 / Versículo 187)

El Profeta (sallallâhu alayhi wa sallam) había confirmado las palabras del compañero Salman al Fârisi que decía a Abu ed-Dardâ (radhia Allâhu anhumâ):

"Sepa que Allah tiene derechos sobre ti, que tu "nafs" (tu persona) tiene derechos sobre ti y que tu esposa tiene derechos sobre ti, pues da a cada uno de ellos su derecho."

(Le había dicho esto cuando, so pretexto de acercarse de su Señor, Abu Ed-dardâ' (radhia Allâhu anhu) había abandonado la parte de su esposa, al punto que esta se había quejado diciendo que ya no quería los bienes de esta vida. (Hadith relatado por Al Bukhâri y otros).)

Tal es el contenido de los Textos Sagrados del Islâm respecto al comportamiento habitual que tendría que tener el esposo musulmán con su esposa y viceversa.
Así como el Islâm responsabiliza al hombre, responsabiliza a la mujer, siendo que ambos se mantendrán de pie ante Allâh en el Día del Juicio y que deberán rendir cuentas de sus comportamientos. Así como el hombre debe respetar los derechos que su esposa tiene sobre él, su esposa también debe respetar los derechos que tiene su esposo sobre ella. Allâh dice:

"Los derechos de ellas sobre sus esposos son iguales a los derechos de éstos sobre ellas, según lo reconocido"

(Surah 2 / Versículo 228)

Así, no es permitido ni al hombre, ni a la mujer faltar a los derechos que tiene su pareja sobre él (ella). Tal es la regla general del Islâm. Pues el hombre no tiene de ningún modo el derecho de levantar la mano a su esposa porque es contrario al comportamiento conveniente citado en el Corán.

Ahora si la mujer es "Nâshizah" (rebelde) hacia su esposo, ¿qué puede hacer este, siendo que él también tiene obligaciones y que cada uno será juzgado según su acto, y no según el acto del otro ?... Allâh dice en el Corán:

"Y buscad ayuda en la virtud y en el temor (de Allâh), no en la desobediencia ni en la transgresión."

(Surah 5 / Versículo 2)

Y el Profeta Muhammad (sallallâhu alayhi wa sallam) dijo -si el hadîth es auténtico; de todos modos está el principio:

"Que uno de vosotros no sea un "seguidor" que dice: "Soy como los demás. Si hacen el bien, lo hago y si hacen el mal, lo hago". Sino que seis independientes haciendo el bien cuando los demás lo hacen y evitando el mal cuando hacen el mal."

(Relatado por Et-tirmidhi)

Pues ¿qué puede hacer el esposo en este caso? Es que tiene el derecho de faltar a sus obligaciones?

En el versículo 34 de la Surah 4, Allâh dice claramente que el esposo no es exento en absoluto de sus obligaciones, que siempre hay un medio de corregir recurriendo a la "maw'idha" (amonestación), pero que no tiene de ningún modo el derecho, ni de abandonar la cama conyugal, ni de levantar el menor dedo. El versículo de que se trata dice efectivamente:

"y aquéllas cuya rebeldía temáis, amonestadlas".

Ahora, si la amonestación no es concluyente y si la esposa sigue empeñándose, en este caso Allâh autoriza al esposo faltar a uno de sus deberes y no compartir con ella su cama.
El versículo dice lo que significa:

"no os acostéis con ellas"

Y esto, como lo entendieron los sabios, durmiendo en la misma pieza y no en otro lugar, ya que mientras estén juntos, las cosas pueden arreglarse.

Allah dice a propósito de la "Iddah" (plazo de espera) del "Talâq" (divorcio) que no hay que dejar que la esposa salga de su domicilio durante este periodo, por la misma razón:

"Tú no sabes si Allâh dispondrá otra cosa después"

(Surah 65 / Versículo 1)

Y la "otra cosa" evocada en este versículo es bien la reconciliación.

El Profeta Muhammad (sallallâhu alayhi wa sallam), como lo relata la Tradición Profética, tuvo que recurrir a esta segunda etapa, esto durante un mes, hasta que los versículos de la Surah "Al Ahzâb" dirigiéndose a sus esposas sean revelados, proponiéndoles quedarse con el Profeta Muhammad (sallallâhu alayhi wa sallam) y corregir por consecuente su comportamientos, o el divorcio (ver los versículos 28 y 29 de la surah 33 y los de la surah "Et-tahrîm" (Surah 66).)

Ahora, si a pesar de esto, esta etapa tampoco no soluciona los problemas, estamos frente a una situación muy delicada… De hecho, la ruptura ("shiqâq") no está lejos y es la mujer que sería la causa en este caso. Pues qué hacer?

El fin del versículo lo dice:

"pegadles"

¿Qué significa este texto? Es que incita a golpear a la esposa, siendo que la forma empleada aquí es el imperativo?... No fue entendido así, y esto desde el contexto mismo en el cual este pasaje fue revelado, el estilo coránico y los Hadices que tratan del asunto.

De hecho, el gran Imâm Tâbi'î (de la generación que sigue la de los Compañeros del Profeta (sallallâhu alayhi wa sallam)) 'Atâa r.a., que tiene gran renombra entre los sabios y que es un gran intérprete del Coran, afirma:

"Que no la pegue, aunque le diera una orden y que ella no le obedeciera!"

El Imâm Ibn Al Arabi r.a., el gran juez Maliki, replica diciendo:

"Esto proviene de la comprensión profunda de 'Atâa!"

Luego, lo argumenta, como voy a detallarlo a continuación. El Imâm Echâfi'î r.a. dice claramente en "Kitâb Al Umm" (sus propósitos son relatados por Al Fakhr Ar-râzi r.a. en su exegesis, el famoso Tafsir Kabir") :

"El hecho de pegar es, en este caso extremo, autorizado pero el hecho de no tocarla es la mejor solución!"

Y a pesar de mis numerosas lecturas, no encontré a ningún sabio que tenga talla entre los sabios musulmanes y que incite a pegar a su esposa en este caso extremo.

Al contrario, he leído en la obra de Al Âlûssi r.a., "Rûh Al Ma'âni", así como en "Ahkâmu al Qurân" de Eç-çâbûni, el acuerdo entre los sabios sobre el hecho de que no pegar es en este caso la mejor solución y el mejor ejemplo.

De hecho, el Profeta Muhammad (sallallâhu alayhi wa sallam) dijo lo que significa:

"El mejor entre vosotros es el mejor con sus esposas".

En otro hadîth, dice claramente respecto al hecho de pegar a su esposa en este caso extremo, lo que significa:

"Los mejores entre vosotros no pegarán".

Y en otro Hadîth, es relatado que, cuando los esposos habían pegado a sus esposas en este mismo caso extremo y que estas se habían quejado ante las esposas del Profeta Muhammad (sallallâhu alayhi wa sallam), esté había hecho una predica y había dicho que muchas mujeres habían venido a quejarse de sus esposos… Dijo entonces lo que significa:

"Estos (esposos) no son los mejores entre vosotros"

(Hadith auténtico relatado por Esh-shâfi'î, Ibn Mâjah, Ibn Hibbân (si recuerdo bien) y otros.)

¿Es que esto contradice el pasaje del Corán de que se trata? Si conocemos el estilo coránico, comprendemos muy bien que no hay aquí ninguna contradicción. De hecho, ya estábamos en una etapa en que el simple hecho de levantar el menor dedo constituía un pecado. Y hemos pasado de la interdicción al verbo empleado al imperativo que es "idribûhunna": "pegadles". Este uso es conocido en árabe bajo la denominación "Al Amru ba'da ennahy" (la orden que sigue una prohibición). ¿Qué significa este tipo de empleo?

Voy a citar dos ejemplos en el Corán que permiten claramente comprender la regla así como el estilo empleado.

El primero concierne el hecho de cazar durante la peregrinación. El versículo dice claramente:

"Vosotros que creéis! No matéis a los animales que se cazan mientras estéis en situación de inviolabilidad."

(Surah 5 / Versículo 95)

Después de esta prohibición, un versículo revelado más tarde dice:

"Cuando hayáis salido del estado de inviolabilidad, entonces cazad"

(Surah 5 / Versículo 2)

(Traducción literal)

Estamos aquí en una situación similar: estábamos en un momento de prohibición. Y cuando se acabó este momento, el verbo "içtâdû" ("Cazad!") fue empleado con la forma imperativa. ¿Debemos deducir de esto que se trata de una orden o de una recomendación y, por consecuente, justo después de la peregrinación, vamos a cazar?!!!

Ningún sabio musulmán lo entendió así. Además, ningún árabe lo entenderá de esta manera tampoco. Todo lo que podemos deducir de esto es que durante el Ihrâm (estado de sacralidad) la caza era prohibida y que después ya no lo es, es decir que si cazamos después del Ihrâm, ya no cometemos pecado.

[…]


Es lo mismo con el versículo que tratábamos aquí, a propósito del imperativo "idribûhunna" ("pegadles"). Si lo consideramos en su contexto, vemos bien que se trata de un imperativo que fue empleado después de una etapa de prohibición. Pero hay aquí algo más importante aún… justo después de este verbo imperativo, Allâh dice:

"si os obedecen, no busquéis ningún medio contra ellas. Allâh es siempre Excelso, Grande." (Surah 4 / Versículo 34)

Qué quiere decir "Allah es Excelso, Grande" que viene después de "No busquéis ningún medio contra ellas" ?

Si usáis de vuestra fuerza transgrediendo los limites y pegáis después de la desaparición de la razón por la cual el hecho de pegar había sido autorizado, sabed que así como sois físicamente más fuertes que vuestras esposas, Allâh es mucho más Grande que vosotros… Lo que podéis hacer a vuestras esposas, Allâh puede haceros mucho más y Allâh es "aliy" ("Excelso"), en el sentido que deberíais elevaros contra este tipo de comportamiento.

Pues, para resumir, se trata aquí de un periodo en el cual la "inmunidad" de la mujer (si podemos hablar de inmunidad) ha sido temporalmente levantada, sin que el hecho de pegar sea recomendado ni aconsejado. Al contrario, el mejor ejemplo es el del Profeta Muhammad (sallallâhu alayhi wa sallam), como lo he citado más arriba.

Ahora, ¿en qué consiste este "levantamiento de inmunidad" y qué quiere decir "pegar" aquí? Es un gesto que, sin la menor duda, tiene una consecuencia importante sobre la sicología de la mujer, o es un acto verdaderamente físico? Cuál es su límite?

Es en este contexto que hay que leer los propósitos de los juristas ("fuqahâa"). Cuando el Compañero Ibn Abbâs (radhia Allâhu anhu) fue preguntado respecto al sentido de "pegar", respondió:

"bi essiwâki wa nahwih"

(Con el siwaak (el palito que tiene más o menos el tamaño de un lápiz) y lo que se asemeja.)

La respuesta de Ibn Abbâs (radhia Allâhu anhu) consiste en explicar lo que quiere decir "pegar" aquí: está claro que no se trata de hacer daño físico. De hecho, lo que es autorizado por el versículo, es el impacto mismo del gesto y no la fuerza de este.

Es la razón por la cual los sabios dicen que si el pego deja la menor marca, se impone el talión. Y ciertamente no es con un lápiz que podríamos causar cualquier marca, excepto moral. Y a pesar de eso, es lejos de ser recomendado. Al contrario, como lo hemos visto más arriba…


Wa Allâhu A'lam!

Y Allâh es Más Sabio!

Muy bonita explicación pero ineficaz en gran medida, porque al final, solo haz justificado con tanta palabrería una acción que es reprobable absolutamente. y aunque digas lo que digas, la gran mayoría de los musulmanes, si golpean a sus esposas, es un hecho comprobado, que las mujeres no puedan denunciar nada de esto, esa es otra cuestión.

Y se basan en ese versículo del coran así que nada de los que tu digas podrá cambiar esta realidad funesta.

Asi que lo que tienes que hacer no es explicarnos esto a nosotros porque nuestra biblia no dice tal aberracion

Es el coran el que lo dice, así que deberías ir con esta explicacion a los musulmanes no a los cristianos, NO TE PARECE?

Todo esto que has dicho es solo una justificación.

Bendiciones

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Corán ORDENA que los MARIDOS les PEGUEN a sus MUJERES

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 22, 2013 12:09 am

ni que peguen a sus esposas cuando se les antoja

Que interesante, que quieres decir ¿que no hay pegar a las mujeres cuando se les antoja, solo hay pegarles cuando lo necesitan?

Seguramente buscaras cientos de versículos para decir que no es eso lo que dice el coran, pero solo basta leer tu propia explicacion para notarlo.

Bendiciones

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El Corán ORDENA que los MARIDOS les PEGUEN a sus MUJERES

Mensaje por joseplluis el Jue Mayo 23, 2013 2:22 am

BENDICIONES
El caso es que las maltratan y matan.
hay muchas pruebas de ello una de ellas la niña violada en un autobús por varios hombres maltratada y atendida en Londres.

joseplluis
Miembro Master
Miembro Master

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 3601
Fecha de inscripción : 11/07/2012
Edad : 57
Localización : costa rica

Volver arriba Ir abajo

Re: El Corán ORDENA que los MARIDOS les PEGUEN a sus MUJERES

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 10:46 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.