Libre Pensamiento Cristiano

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ME GUSTA
¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 251 el Mar Sep 16, 2014 1:53 am.
Colabora Haciendo Clic Aqui
Contador De Visitas LPC
contador de visitas

como agregar un contador de visitas a mi pagina web
hasta ahora no

DIA JUEVES

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

DIA JUEVES

Mensaje por hgo1939 el Jue Ago 18, 2016 2:27 am

[size=36]Jueves[/size]
Leer con oración:
Gn 1:26, 28; Lc 4:18; 2 Co 4:4; 1 Ti 2:4
 
“Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en Mí, y Yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de Mí nada podéis hacer.”(Jn 15:5)
¡Sed Fructíferos!
En Génesis 1:26 Dios dijo: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza”. Cuando Él dijo “hagamos” tenemos una referencia, una alusión al Dios Triuno. ¿Quién es la imagen del Dios Triuno? El Hijo, el propio Cristo. Podemos concluir que el hombre fue hecho a la imagen de Cristo. En el versículo 28 Dios bendijo al hombre y a la mujer y les dijo: “Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra”. Fructificar significa que el hombre no sólo tiene la capacidad de engendrar, sino, de hecho, produce frutos. Después, Dios dijo: “Multiplicaos”. ¿Qué quiere decir eso? Adán y Eva debían multiplicarse a sí mismos, es decir, multiplicar el número de personas que se parecerían a ellos. De la misma manera, si nos parecemos a Cristo, multiplicaremos la imagen de Cristo en la tierra. Finalmente, Él llenará la tierra y la sojuzgará. Esa es la esencia del evangelio.
Cuando predicamos el evangelio, necesitamos saber que no estamos participando de una obra cualquiera, o que sólo estamos propagando un bello mensaje. En Primera de Timoteo 2:4 podemos ver el deseo de Dios: “El cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad”. La esencia del evangelio es que Dios quiere llenar la tierra con Su imagen, que es Cristo.
El escenario de la creación en Génesis era que en aquel tiempo la tierra estaba llena de la imagen y la expresión de Satanás, que está representado por los demonios, espíritus malignos y ángeles caídos. La tierra estaba devastada, por eso Dios quería recobrarla con Su vida. Entonces hizo al hombre a Su imagen (que es Cristo) y lo bendijo, diciendo: “Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra”. ¿Llenarla de qué? De la imagen viva de Cristo. Nuestra función es multiplicar la vida divina en nuestra casa, en nuestro vecindario. Adonde quiera que vamos, necesitamos ser agentes multiplicadores de la vida de Dios. Con ese enfoque, el evangelio cambia de figura para nosotros. No se trata de hacer una obra humana, algo particular nuestro, sino algo divino y muy espontáneo: la multiplicación de la vida. Una estatua de mármol siempre será la misma estatua, pero un árbol saludable produce espontáneamente nuevas semillas, y esas semillas se convierten en nuevos árboles. De la misma forma, si tenemos la vida de Dios, multiplicaremos la bendición y cumpliremos la comisión que nos fue concedida en la creación. ¡Alabado sea el Señor!
Punto Clave: La multiplicación de la vida.
Pregunta: De acuerdo con la lectura de hoy, ¿cuál debe ser nuestro enfoque cuando predicamos el evangelio?
La iglesia en Armenia

¡Jesus es el Señor!

hgo1939
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
0 / 1000 / 100

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 26/10/2010

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.