Libre Pensamiento Cristiano

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ME GUSTA
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 251 el Mar Sep 16, 2014 1:53 am.
Colabora Haciendo Clic Aqui
Contador De Visitas LPC
contador de visitas

como agregar un contador de visitas a mi pagina web
hasta ahora no

DIA MARTES

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

DIA MARTES

Mensaje por hgo1939 el Mar Ago 16, 2016 2:21 am

[size=36]Martes[/size]
Leer con oración:
Ro 8:29-30; 12:2
 
“Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios. ”(Jn 1:12)
Las Tres Etapas De La Filiación
Durante esta semana hablaremos sobre la esencia de la filiación descrita en la Palabra. La filiación no es un hecho aislado, sino un proceso que comprende varias etapas. La primera característica de un hijo es que tiene la vida del padre. Como hijos de Dios, no sólo tenemos una vida biológica (del griego bios) y una vida del alma (psique), sino también la vida divina (zoe). Así, como los hijos poseen los genes provenientes de los padres, cuando nacemos de nuevo, pasamos a tener el “ADN” de Dios. Incluso un recién nacido, a pesar de no tener ninguna conciencia de su estatus de hijo, posee el ADN de sus padres. Con el paso del tiempo, esas características comienzan a ser manifestadas por él.
La segunda etapa de ese desarrollo es cuando las características físicas y psicológicas de los padres comienzan a verse en el niño. Desde una perspectiva netamente espiritual, la Biblia llama a eso transformación y conformación. La transformación significa que dejamos de ser una persona natural, que vive de acuerdo con la vida del alma, y pasamos a ser una persona espiritual. Para ser espirituales, necesitamos negarnos a nosotros mismos, para que vaya ocurriendo la transformación. Ser conformado, por otro lado, es adquirir la forma de Cristo, es algo interior que ocurre en el espíritu, cuando estamos en comunión cara a cara con Dios (Ro 8:29-30).
En la tercera etapa, nosotros tenemos el resultado final, que ocurre en la madurez. En ella podemos ver en los hijos las características, peculiaridades e incluso expresiones faciales y hábitos de los padres. De la misma manera, mientras más la vida divina crece en nosotros, más semejantes a Dios nos volvemos, y empezamos a manifestar los atributos divinos en nuestra conducta y relación con las personas. Ese es nuestro objetivo, y es por eso que necesitamos buscar conocer cada vez más a nuestro Padre.
Punto Clave: Madurez es ser semejantes al Padre.
Pregunta: ¿En qué etapa del proceso de filiación nos encontramos hoy?
La iglesia en Armenia

¡Jesus es el Señor!

hgo1939
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
0 / 1000 / 100

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 26/10/2010

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.