Libre Pensamiento Cristiano

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ME GUSTA
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 251 el Mar Sep 16, 2014 1:53 am.
Colabora Haciendo Clic Aqui
Contador De Visitas LPC
contador de visitas

como agregar un contador de visitas a mi pagina web
hasta ahora no

La Iglesia única y universal de Cristo ¿está revelada en el Nuevo Testamento? Dios y religión ¿son lo mismo?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Iglesia única y universal de Cristo ¿está revelada en el Nuevo Testamento? Dios y religión ¿son lo mismo?

Mensaje por Jose G Sánchez el Miér Abr 16, 2014 6:17 am

La Iglesia única y universal de Cristo está revelada en el Nuevo Testamento: todas las conversiones (dada por la manifestación visible del Espíritu al creyente) que se narran, se comentan o se deducen en el Nuevo Testamento se producen por la acción evangelizadora de Jesús y de los Apóstoles o de reconocidos discípulos suyos que siguen su guía y están bajo su mando, lo que demuestra su unidad universal. Lo mismo sucede con las fundaciones de Iglesias, con las cuales tienen relación o les escriben los mismos Apóstoles o discípulos suyos.


Me explico mejor. Jesús elige a los Doce apóstoles y después de predicarles mediante actos y palabras durante más de tres años, después de su muerte y resurrección estos reciben la MANIFESTACIÓN VISIBLE (no imaginada ni sentida) del Espíritu Santo en Pentecostés. Ellos a su vez comienzan la predicación y generan la conversión de muchos discípulos quienes a su vez reciben también la manifestación VISIBLE del Espíritu Santo. Sólo quienes son discípulos reciben esa conversión por transmisión directa de sus antecesores, lo que significa que por fuera de ese único Cuerpo que es la Iglesia apostólica no se puede dar la Fe o la conversión verdadera.


Lo mismo sucede con las fundaciones de Iglesias locales (Jerusalén, Antioquía, Corinto, Roma, Galacia, Acaya, Éfeso y todas las que se mencionan en la Biblia.) ya que todas y cada una de ellas nace es por la acción de los apóstoles y sus discípulos directos, o por la de los discípulos de estos. Ninguna se da por acción de alguien desvinculado de ellos, que permanecen unidos entre sí por el Espíritu, a pesar de las distancias geográficas, pues muchas veces se reúnen en una de esas iglesias locales, o viajan juntos o solos a visitarlas, o les escriben, o les envían delegados a las mismas iglesias locales, o hablan de algunas de ellas, o les envían saludos en sus cartas, o les hacen colectas en todas o gran parte de ellas para recoger fondos para alguna de ellas, o les nombran diáconos o presbíteros, lo que significa que dependen todas de ellos mismos.


Eso prueba su unidad y universalidad de acuerdo con el mandato de Jesús a sus discípulos antes de su Ascensión: “recibiréis la fuerza del Espíritu Santo, que vendrá sobre vosotros, y seréis mis testigos en Judea, Samaría y hasta los confines de la Tierra”, (Hch 1, 8).


Estas palabras de Jesús, dichas a sus discípulos, a quienes le habían seguido, es decir, a su comunidad, a su Iglesia, la que fundara y edificara sobre Pedro y los demás apóstoles, también demuestran no solo su universalidad sino también que sólo se puede ser hoy testigo verdadero de Cristo cuando se ha recibido la MANIFESTACIÓN VISIBLE del Espíritu Santo, como la que Jesús les anuncia y la que ellos recibirían en Pentecostés (lo que equivale a ser como El en todo menos en el pecado, pues poseen su mismo Espíritu, el que guiaba a Jesús, que los guía ahora a ellos de la misma manera). Para ser hoy "testigo" de Jesús hay que haber visto "algo" o a "alguien".


En esto consiste la conversión verdadera, no la llegada a una religión. La llegada a la Iglesia que fundó Jesús es una primera conversión que es solo el inicio del camino hacia la segunda y definitiva conversión que debe vivir todo creyente. Y ésta conversión de los Apóstoles fue producto de la predicación en actos y palabras de Jesús por el Espíritu que recibió en su bautismo, a quienes la creyeron y la aceptaron en su corazón.


Y la conversión de los discípulos de los apóstoles ya "sin estar" Jesús se dió porque éstos, revestidos de la misma autoridad del Espíritu Santo que guió antes a Jesús, el que se manifestó visiblemente a los apóstoles en Pentecostés, formó en los Doce una sola Iglesia Universal, la que creció en unidad ya que por su predicación, por ejemplo enseguida del episodio de Pentecostés, después de hablar Pedro a los presentes "los que recibieron su palabra se hicieron bautizar; y ese día SE UNIERON A ELLOS ALREDEDOR DE TRES MIL", lo que significa que si hay que sumarse o unirse a la Comunidad para hacer parte integrante de la única Iglesia Apostólica.


Y enseguida dice que "TODOS SE REUNÍAN ASIDUAMENTE" (en asamblea) "PARA ESCUCHAR LA ENSEÑANZA DE LOS APÓSTOLES" (que narraban los hechos y palabras de Jesús y los dirigentes de la Iglesia Universal los enseñaban o explicaban, el Nuevo Testamento escrito no había aparecido aún), "PARTICIPAR EN LA VIDA COMÚN" (colecta de bienes repartidos a los pobres), "EN LA FRACCIÓN DEL PAN" (la Eucaristía, la que Jesús les pidió celebrar) "y EN LAS ORACIONES" (siempre la Iglesia fue orante)", Hch 2, 41-46, lo que demuestra también que lo que hacían en sus reuniones tenía como eje central la Eucaristía, como lo hace la Iglesia hoy.


Y en el versículo 47 dice que "EL SEÑOR AGREGABA A LA COMUNIDAD (a la Iglesia) A LOS QUE SE HABÍAN DE SALVAR", lo que mas claramente no puede decir que PARA SALVARSE HAY QUE PERTENECER A LA MISMA IGLESIA APOSTÓLICA FORMADA HACE 2000 AÑOS EN PEDRO y LOS DEMÁS APÓSTOLES.
No quiere decir que solo por pertenecer a ella automáticamente nos salvamos sino que es necesario pertenecer a ella para llegar algún día a experimentar la conversión y la salvación.


Ello quiere decir también que desde su mismo comienzo los discípulos DEBÍAN INTEGRARSE PARA FORMAR PARTE DE LA MISMA COMUNIDAD o IGLESIA APOSTÓLICA, CON LA QUE SE REUNÍAN ASIDUAMENTE PARA CELEBRAR LA EUCARISTÍA COMO HOY LA CONOCEMOS, LO QUE QUIERE DECIR QUE CON LA OBRA DE JESÚS y DE LOS APÓSTOLES ¡¡¡ SI NACIÓ UNA IGLESIA ÚNICA y UNIVERSAL, UNA NUEVA RELIGIÓN UNIVERSAL o CATÓLICA !!!, de la misma manera que Dios antes había fundado la Religión Judía al darle al pueblo a través de Moisés los ritos, fiestas y sacrificios que debía celebrar en la Tienda o el Templo.


Es el Espíritu Santo que habían recibido en Pentecostés y que hace presente al mismo Jesús entre los hombres, quien da la autoridad a la unica Iglesia de Cristo de transmitir la Fe verdadera. Sin esa presencia no hay Fe. Esta transmisión de persona a persona de la única Fe de Cristo, de quien la ha recibido a quien es su discípulo, hace imposible que por fuera de ella se reciba.


Jesús vino una sola vez hace cerca de 2000 años a fundar o formar una Iglesia Universal que continúe su misión y a través de la que todos los hombres, a su imagen y semejanza, alcancen la unidad universal y la salvación. Jesús no ha regresado nuevamente a formar o fundar mas iglesias, por lo que los grupos o religiones que aparecieron después, en los siglos V, XI, XII, XVI, XIX, XX o XXI, no fueron formadas por Jesús ni las asiste el Espíritu Santo que solo fue dado a su Iglesia, en la que se ha transmitido ininterrumpidamente desde entonces, que es la única autoridad válida, según la Biblia, para transmitir la Fe verdadera.


Por eso dijo Jesús al orar al Padre por los Doce: "«Padre santo, no ruego sólo por éstos, sino también por aquellos que, por medio de su palabra, creerán en mí, para que todos sean uno. Como tú, Padre, en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado", (Jn 17,20-26). 

Jose G Sánchez
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 584
Fecha de inscripción : 17/11/2013

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.