Libre Pensamiento Cristiano

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ME GUSTA
¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 251 el Mar Sep 16, 2014 1:53 am.
Colabora Haciendo Clic Aqui
Contador De Visitas LPC
contador de visitas

como agregar un contador de visitas a mi pagina web
hasta ahora no

Tortura de la crucifixión

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tortura de la crucifixión

Mensaje por Jose G Sánchez el Lun Abr 07, 2014 6:24 am

Es un método antiguo de ejecución, donde el condenado es atado o clavado en una cruz de madera o entre árboles o en una pared; y dejado allí hasta su muerte.

Esta forma de ejecución fue ampliamente utilizada en la Roma antigua y en culturas vecinas del mediterráneo; métodos similares fueron inventados por el Imperio Persa.

La crucifixión fue utilizada por los romanos hasta el año 337 DC, después de que le religión cristiana fue legalizada en el impero romano en el 313 DC, favorecida por el emperador Constantino, pero antes de que se convirtiera en la religión oficial del imperio. Sin embargo, la crucifixión es utilizada en varios lugares hasta nuestros días.

Jose G Sánchez
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 584
Fecha de inscripción : 17/11/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tortura de la crucifixión

Mensaje por Jose G Sánchez el Lun Abr 07, 2014 6:25 am

La crucifixión era un método que causaba un enorme dolor a los condenados, eran atados y clavados en una cruz de madera donde quedaban colgados hasta la muerte. Mientras que los artistas pintan las formas de crucifixión siempre con un paño tapando los genitales, en general, los presos eran crucificados completamente desnudos. A menudo, la muerte les llevaba varios días en los que el prisionero agonizaba, y tenía que hacer sus necesidades fisiológicas frente a todos, lo que atraía a los insectos. El condenado a muerte podía morir por una gran combinación de factores, desde la propia crucifixión por infección bacteriana en las heridas de los clavos y las aberturas que se hacían por la piel. En 3337 el emperador Constantino I abolió este sistema de ejecución en el Imperio Romano, ya que veneraba a Jesús Cristo. San Pedro también fue ejecutado de esta forma, pero pidió que lo clavaran en la cruz al revés, porque no se sentía digno de ser crucificado de la misma manera que Jesús. La crucifixión se sigue utilizando, por ejemplo, en Sudán, que condena a los presos mediante una ley llamada Sharia, sólo en 2002 hubo 88 muertes en este país.

Jose G Sánchez
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 584
Fecha de inscripción : 17/11/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tortura de la crucifixión

Mensaje por Jose G Sánchez el Lun Abr 07, 2014 6:36 am

La crucifixión era usualmente utilizada para exponer a la víctima a una muerte particularmente lenta, horrible (para disuadir a la gente de cometer crímenes parecidos) y pública, utilizando todos los medios necesarios para su realización. Los métodos de la crucifixión variaban considerablemente con el lugar y el tiempo donde se efectuaban.

Las palabras griega y latinas que corresponden a “crucifixión” se aplicaban a formas diversas de ejecución dolorosa, desde empalar en una estaca, clavar o atar en un árbol, o en un poste, hasta formas complejas con diversos travesaños y piezas.

En algunos casos, antes de la crucifixión, los romanos acostumbraban a dar latigazos (flagelar) al reo. Luego, y durante el trayecto hasta el lugar de ejecución, el condenado era obligado a cargar un yugo de madera ("Patibullum" o "furca") en sus propios hombros, que posteriormente solía ser usado como travesaño de la cruz.

El historiador romano Tácito documenta que la ciudad de Roma tenía un lugar específico para llevar a cabo las ejecuciones, un área especialmente destinada para la crucifixión, situado afuera de la puerta de Esquilino.

La persona muchas veces era atada al patíbulo por medio de cuerdas, pero el uso de clavos se documenta por varias fuentes, como en el caso de Flavio Josefo, donde sostiene que en la Gran Revuelta Judía (70 DC) “los soldados enfurecidos, clavaban a los que eran capturados, unos tras otros a las cruces” [también se mencionan "clavos" en el evangelio de Juan (Juan 20:25)].

Jose G Sánchez
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 584
Fecha de inscripción : 17/11/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tortura de la crucifixión

Mensaje por Jose G Sánchez el Lun Abr 07, 2014 6:42 am

La forma del instrumento empleado en las crucifixiones podía ser muy variada. Flavio Josefo describe múltiples torturas y posiciones en que Tito crucificó a los rebeldes durante la primera gran revuelta judía (70 d. C.). Josefo escribió que los romanos “fuera de si -de ira y odio- se divertían clavando a sus prisioneros en diferentes posturas (allon allói skhémati)”.

Al principio los persas fijaba al reo tan sólo a una estaca vertical, llamada en latín “crux simplex”. Esta era la construcción disponible más sencilla de torturar y matar a los criminales. Los romanos añadieron posteriormente travesaños de madera atados en la parte superior del poste o estaca formando una T (crux commissa), y también la forma más familiar entre los cristianos (crux immissa). Otras formas comunes eran en forma de X o de Y.

Los escritos más antiguos que relatan crucifixiones describen la forma de la forma de la letra T (la letra griega tau) o compuesta de un poste (stipes o palus), con un travesaño (patibullum) sujetado por medio de una clavija en la parte superior:

Plauto (254-184 A.C.) habla del patíbullum usado como travesaño o como sinónimo de cruz:


“Preveo que estáis condenado a morir fuera de las puertas, en esa posición: Con las manos extendidas y clavadas al patíbulo”.

Miles Gloriosus, 359-360.




Dionisio de Halicarnaso (primer siglo A.C.) describe esta antigua práctica:


“Los hombres a quienes se les ordena llevar al esclavo a su castigo, habiendo extendido sus manos las atan a un pedazo de madera extendido por su pecho y hombros hasta sus muñecas, siguiéndolo, desgarrando su desnudo cuerpo por los latigazos”.

Antigüedades Romanas, 7.69.1-2.




Séneca (c. 4 A.C. al 65 D.C.) también refiere:



“Se esforzaban por soltarse de sus cruces, a las que cada uno estaba clavado de sus manos [...] ¡Algunos de ellos llegaron hasta a escupir sobre los espectadores desde sus propios patíbulos!


De Vita Beata, 19.3

Jose G Sánchez
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 584
Fecha de inscripción : 17/11/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tortura de la crucifixión

Mensaje por Jose G Sánchez el Lun Abr 07, 2014 6:51 am

Probablemente se originó en Asiria; fue utilizado este método sistemáticamente por los persas del Imperio aqueménida durante el siglo VI AC, ya que consideraban sagrado el fuego y la tierra por lo que suspender al reo ejecutado desde postes era la forma más apropiada de disponer de sus restos. Alejandro Magno copió este sistema y lo introdujo en los países del este del Mediterráneo en el siglo IV AC, y los fenicios cartagineses lo introdujeron en Roma en el siglo III AC durante las guerras púnicas.




Hay evidencias de que los piratas capturados eran crucificados en el puerto de Atenas alrededor del siglo VIII DC.




Algunos teólogos cristianos, basandose en Pablo de Tarso, han interpretado una alusión a la crucifixión en el Deuteronomio 21:22-23, aquí se refiere a “ser colgado de un árbol”, pero puede también ser asociado con linchamiento o ahorcamiento tradicional. Sin embargo, la tradición judía del Talmud permitía cuatro métodos de ejecución: apedreamiento, hoguera, estrangulamiento y decapitación; pero la crucifixión estaba prohibida en la ley judía.




Se cree que Alejandro Magno ejecutó a 2000 sobrevivientes del sitio de la ciudad fenicia de Tiro, así como al doctor que no pudo salvar la vida de su amigo Hefestión. Algunos historiadores aseguran que Alejandro también crucificó a Calístenes, su historiador y biógrafo oficial, por objetar su adopción de la ceremonia persa de adoración real.




En la ciudad hispana de Cartago Nova, la crucifixión fue establecida como método de ejecución, que era aplicada a los generales que sufrían una gran derrota.




Imperio romano




En los tiempos prerrepublicanos, los romanos en ocasiones castigaban a los esclavos desobedientes atándolos a los árboles baldíos y se les azotaban hasta su muerte.18 De acuerdo con esto existe la tesis de que la crucifixión se pudo haber desarrollado a partir de de la antigua costumbre del arbori suspendere, que era colgar a un reo de un arbor infelix (árbol infortunado) dedicado a los dioses del mundo de las tinieblas, pero el profesor William A. Oldfather escribió un detallado estudio refutando la idea que este castigo no involucraba ninguna forma de ahorcamiento o de cualquier otro tipo de método para causar la muerte, además de que asegura que el arbor infelix era dedicado a dioses particulares. Tertuliano menciona en el siglo primero DC algunos casos donde los árboles eran usados en la crucifixión. Séneca el Joven utilizó antes la frase infelix lignum (madera infortunada) para referirse a la cruz.




De acuerdo con otras autores los romanos aprendieron la crucifixión de los cartagineses.




Bajo la práctica penal de la Roma antigua la crucifixión también exhibía en estatus social bajo del criminal. Era utilizada para esclavos (de ahí que Séneca lo llamara supplicium servile) y más tarde fue extendida a libertos de las provincias (“humildes”)., rebeldes, piratas y para enemigos y criminales odiados. Los ciudadanos romanos condenados no eran crucificados. Estaban exentos de morir colgados ya que morían más honorablemente por decapitación. La excepción era cuando se cometían crímenes mayores en contra del estado, tal como alta traición (Josefo menciona que judíos de alto rango eran crucificados para mostrar que su estatus elevado había sido quitado). Por eso la crucifixión era considerada como la forma más vergonzosa y humillante de morir.




Era común que los grupos de ejecución estuvieran compuestos por cuatro soldados y un centurión, y que estos pudieran reclamar los bienes de la víctima como parte de su salario (expoliatio). Sobre el reo solía fijarse un "titulus" (gr.: Titlos) o inscripción del cargo.19




Crucifixiones masivas notorias se llevaron a a cabo durante la Tercera Guerra Servil en el 73-71 AC (la rebelión bajo el liderazgo de Espartaco), otras guerras civiles romanas en el siglo segundo y primero AC y en la destrucción de Jerusalén en el 70 DC. Josefo narra a romanos crucificando a la gente en las paredes de Jerusalén, cuenta también que los romanos crucificaban a los criminales en distintas posiciones. En la crucifixión los condenados sufrían una muerte lenta por sofocación. El cuerpo era mantenido allí para que fuera devorado por los buitres y otras aves.




La meta de la crucifixión romana no era solamente para matar al criminal, sino también para mutilar y deshonrar el cuerpo del condenado. El control sobre el propio cuerpo era vital en culturas antiguas. La pena capital quitaba ese “auto control” lo que denotaba la pérdida del honor. También en las culturas antiguas una muerte honorable requería del entierro, dejar el cuerpo en la cruz así como mutilar y evitar su sepelio eran una gran deshonra. Además, normalmente los condenados eran expuestos desnudos. Los romanos habitualmente rompían las piernas de los condenados para acelerar su muerte y evitar su entierro.




El emperador Constantino abolió la crucifixión en el Imperio romano al final de su reinado.

Jose G Sánchez
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 584
Fecha de inscripción : 17/11/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tortura de la crucifixión

Mensaje por Jose G Sánchez el Lun Abr 07, 2014 6:56 am

Fuente: Semanario.com.mx


No hay, en los Evangelios, una descripción minuciosa de los sufrimientos que pasó Jesús durante sus últimas horas de vida, porque entonces no era necesario describir algo que era tan del dominio público, como la Crucifixión. En base a documentos históricos, Semanario se ha propuesto describir el acontecimiento de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús, el Mesías.
 

Muchos se han preguntado si se puede conocer la manera detallada en la que murió Jesús, y si no se ha exagerado a la hora de describir los sufrimientos a los que eran sometidos los crucificados; de aquí la necesidad de recurrir a las fuentes históricas. El material de referencias, relativo a la muerte de Cristo, se compone de un cuerpo de literatura y no de un cuerpo físico o de sus restos. En este sentido, la credibilidad de cualquier discusión sobre la muerte de Jesús será determinada, básicamente, por la credibilidad de las fuentes.
 

Las descripciones más extensas y detalladas de la vida y muerte de Jesús, han de ser encontradas en los Evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan. Los otros 23 libros del Nuevo Testamento apoyan, mas no abundan en los detalles registrados por los cuatro evangelistas. Algunos autores contemporáneos cristianos, judíos y romanos, proveen información adicional sobre los sistemas legales judíos y romanos del siglo primero, así como particularidades sobre flagelación y la crucifixión. Séneca, Livil, Plutarco y otros historiadores se refieren a las prácticas de la crucifixión en sus diversos escritos. Además, Jesús es mencionado por los historiadores romanos Cornelio, Tácito, Plinio «El Menor» y Suetonio; y por los historiadores no romanos, Thallus y Phlegon, por el escritor satírico Luciano de Samosata, por el Talmud Judío, y por el historiador judío Flavio Josefo.

De aquí que todos estos escritos e historiadores se conviertan en fuentes necesarias para la reconstrucción de la crucifixión; más aún, no cabría dejar de lado, objetos como el Sudario de Turín y descubrimientos arqueológicos recientes (como el descubrimiento de los restos de un crucificado en Giv’at ha-Mitvar, en 1968) porque proveen información valiosa sobre esta práctica romana.
 

Una práctica perfeccionada por los romanos
 

La crucifixión surgió, probablemente, entre los persas. Alejandro El Grande introdujo la práctica en Egipto y Cártago. Parece ser que fue transmitida a los romanos por los cartagineses, y la perfeccionaron como forma de castigo y tortura para producir una muerte lenta, con máximo dolor y sufrimiento. Era considerada sumamente degradante, y aplicada sólo en esclavos, extranjeros, revolucionarios, y peligrosos criminales; nunca a un romano. En su forma inicial en Persia, la víctima era atada a un árbol o a un poste, usualmente para evitar que sus pies tocaran tierra santa. Luego se instrumentó una cruz común: Un poste (estípite) y un travesaño (patíbulum), y tenía algunas variaciones. A pesar de que las evidencias arqueológicas e históricas indican que la cruz tipo «Tau» (la letra «t» griega) era preferida por los romanos en Palestina. En el tiempo de Cristo, las prácticas de crucifixión variaban frecuentemente de una región particular a otra; también dependía de la imaginación de los verdugos.
 

El flagelo y la tortura

Los Evangelios atestiguan que el sufrimiento de Jesús comenzó desde el día jueves, en el Monte de los Olivos, a donde se había dirigido Cristo, acompañado de sus discípulos, después de celebrar la Última Cena, hacia el Noroeste de la ciudad. Ahí, San Lucas, el «evangelista médico», nos habla de que Jesús sudó sangre, que en términos médicos se denomina hematidrosis o hemodrosis: «Agotamiento físico, acompañado de un trastorno moral, consecuencia de una emoción profunda y de un miedo atroz», señala la obra francesa: Le supplice de la Croix (El suplicio de la Cruz). Sangre mezclada con sudor, fruto no exclusivo del padecimiento físico, sino gracias a la realidad de una agonía interna, profunda, indescriptible: El agobio del peso de todos los pecados del hombre.

Y después la tortura, continuó: Ante los sumos sacerdotes, ante el Sanedrín. Los evangelistas nos hablan de cómo se mofaron, golpearon y escupieron al que se proclamó su Rey. Algunos traducen a San Juan diciendo que Jesús recibió una bofetada ante el «insulto» de contestarle al sumo sacerdote. Mas la palabra que usa San Juan no significada bofetada, sino bastonazo. El italiano Judica Cordiglia dice: «Producía una lesión del cartílago de la nariz y la posible desviación de la misma, debido a un golpe con un palo corto y cilíndrico, de 4 a 5 cm. de diámetro».

Ante la falta de evidencias para condenar a Jesús, Pilato, el procurador romano, ordenó la flagelación. Esta práctica consistía en por lo menos 40 golpes con el flagellum taxillatum (una especie de látigo compuesto básicamente de un bastón con tiras de cuero. La punta de cada tira se encontraba rematada con fragmentos de hueso de cordero y de plomo). Los golpes eran propinados por dos fuertes verdugos, uno más alto que el otro, diestros en el oficio, que se colocaban uno de cada lado del reo hasta cubrirle metódicamente toda la superficie del cuerpo. Y después, venía la burla de los soldados, una práctica que se convirtió en ritual para ellos, cuando flagelaban a los condenados. Y con la burla llegó la coronación de espinas. Estas espinas, extraídas de una planta local, se entretejía alrededor de la cabeza, horizontalmente de la frente a la nuca, pasando por encima de las orejas.

La cruz y la muerte

Más allá de los muros de la ciudad se encontraban colocadas las bases sobre las que se ponían las cruces de los condenados a muerte. Después de que Jesús hubo cargado el madero, con dirección al Monte Calvario, fue despojado de sus vestiduras que, indudablemente, se habían adherido a las heridas, lo que le ocasionó un dolor tremendo en todo su Cuerpo. Puesto sobre la cruz, fue clavado de espaldas con pinchos de hierro en punta de aproximadamente 5 a 7 pulgadas. Primero, en las muñecas (consideradas antiguamente parte de las manos), y luego, en los pies, donde se les colocaba una especie de soporte de madera, no con la intención de minimizarles el dolor, sino de prolongar el sufrimiento.

Según las descripciones de los historiadores, la cruz, con el cuerpo del reo, era colocada boca abajo para asegurar los clavos y luego poder ser levantados para la exhibición pública. Clavado por completo, se le colocaba un letrero (titulus) que hacía referencia al crimen, y con la intención de propiciar burla y escarmiento. El de Jesús, decía: «Jesús de Nazareth, Rey de los Judíos». La agonía duraba de tres a cinco horas, en las que era común que algunos insectos se posaran y se introdujeran dentro de las heridas abiertas o los ojos, oídos y nariz de la víctima, y que las aves de rapiña después desgarrarían.

Sólo por amor

No habrá nunca espacio suficiente para describir el dolor de Jesús, la crueldad con la que le fue arrancada la vida. Hay quienes tachan al cristianismo de masoquista al tratar de revivir y poner de relieve los momentos últimos de la vida del Mesías. Lo cierto es que, más allá del sufrimiento, la Pasión es el resumen de una vida de entrega completa y generosa a la voluntad del Padre. Es, en pocas palabras, el resumen de la vida de un hombre que vivió el amor hasta sus últimas consecuencias: Dar la vida por los suyos y por los extraños, por amor, sólo por amor.



Jose G Sánchez
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 584
Fecha de inscripción : 17/11/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tortura de la crucifixión

Mensaje por Jose G Sánchez el Lun Abr 07, 2014 7:01 am

Sobre la muerte física de Jesucristo


por William Edwards ; Wesley Gabel ; Floyd Hosmer - (traducción : Luis Simpson)


Jesús de Nazaret pasó por el juicio judío y el romano, fue azotado y sentenciado a muerte por crucifixión. La flagelación produjo laceraciones en forma de rayas y considerable pérdida de sangre, y probablemente contribuyó al shock hipovolémico, como se evidencia por el hecho de que Jesús estaba demasiado débil para cargar la cruz (patíbulum) hasta el Gólgota. En el lugar de la crucifixión, sus muñecas fueron clavadas al patíbulum, y, luego que el patíbulum fuera alzado hasta el poste (estípite), sus pies fueron clavados al estípite.

El mayor efecto patológico de la crucifixión era la interferencia con la respiración. Así la muerte resultaba básicamente de shock hipo-volémico y asfixia. La muerte de Jesús fue asegurada por una punzada de lanza en su costado. La interpretación médica moderna del evento histórico indica que Jesús estaba muerto cuando fue bajado de la cruz.

(JAMA 1986; 255; 1455-1463)


Jose G Sánchez
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 584
Fecha de inscripción : 17/11/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tortura de la crucifixión

Mensaje por Jose G Sánchez el Lun Abr 07, 2014 7:03 am

La vida y enseñanzas de Jesús de Nazaret han formado la base para una de las principales religiones mundiales (el cristianismo), han influido apreciablemente en el curso de la historia de la humanidad, y, en virtud de una actitud compasiva hacia los enfermos, también han contribuido al desarrollo de la medicina moderna. La eminencia de Jesús como figura histórica así como el sufrimiento y la controversia asociados con su muerte, nos han estimulado a investigar, de manera interdisciplinaria, las circunstancias que rodearon su crucifixión. En este tenor, es nuestra intención presentar, no un tratado teológico, sino más bien un recuento médico e histórico preciso de la muerte física de Jesús.

FUENTES

El material de referencia relativo a la muerte de Cristo se compone de un cuerpo de literatura y no de un cuerpo físico o sus restos. En este tenor, la credibilidad de cualquier discusión sobre la muerte de Jesús será determinada básicamente por la credibilidad de las fuentes. Para este repaso, el material de referencia incluye los escritos de antiguos cristianos así como autores no cristianos, los escritos de autores modernos y el Sudario de Turín. Utilizando el método histórico-legal de investigación científica, los eruditos han establecido la confiabilidad y precisión de los manuscritos antiguos.

Las descripciones más extensas y detalladas de la vida y muerte de Jesús han de ser encontradas en los evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan. Los otros 23 libros del Nuevo Testamento soportan pero no amplían los detallados registros de los evangelios. Algunos autores contemporáneos cristianos, judíos y romanos proveen información adicional sobre los sistemas legales judíos y romanos del Ier siglo así como detalles sobre flagelación y crucifixión. Seneca, Livy, Plutarco y otros se refieren a las prácticas de la crucifixión en sus trabajos. Jesús es mencionado por los historiadores romanos Cornelius Tacitus, Plinio el Menor y Suetonio, por los historiadores no romanos Thallus y Phlegon, por el sátiro Luciano de Samosata, por el Talmud judío, y por el historiador judío Flavius Josephus, a pesar de que la autenticidad de porciones de este último es cuestionable.

El Sudario de Turín es considerado por muchos como la tela con que envolvieron a Jesús, y varias publicaciones sobre los aspectos médicos de su muerte sacan sus conclusiones de esta suposición. El Sudario de Turín y descubrimientos arqueológicos recientes proveen información valiosa sobre las prácticas romanas de crucifixión. La interpretación de escritores modernos, basados en conocimientos científicos y médicos desconocidos en el primer siglo, podría arrojar más luz en cuanto a los posibles mecanismos de la muerte de Jesús.

Cuando se toman en conjunto ciertos datos -el testimonio extenso y contemporáneo tanto de proponentes como oponentes del cristianismo, y su aceptación universal de Jesús como una verdadera figura histórica; la ética de los escritores de los evangelios, y el corto intervalo de tiempo entre los eventos y los manuscritos; y la confirmación del recuento de los evangelios por historiadores y por descubrimientos arqueológicos- aseguran un testimonio confiable para elaborar una interpretación médica moderna de la muerte de Jesus.

Jose G Sánchez
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 584
Fecha de inscripción : 17/11/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tortura de la crucifixión

Mensaje por Jose G Sánchez el Lun Abr 07, 2014 7:04 am

GETSEMANI

Luego que Jesús y sus discípulos celebraron la Pascua en el aposento alto de una casa ubicada en el suroeste de Jerusalén, viajaron al Monte de los Olivos, al noreste de la ciudad. (Debido a varios ajustes del calendario, los años del nacimiento y la muerte de Jesús permanecen controversiales. Sin embargo, es muy probable que Jesús naciera en el 4 o el 6 AD y que muriera en el 30 DC. Durante la celebración de la Pascua en el 30 DC, la Ultima Cena se habría observado el jueves 6 de abril [Nisan 13], y Jesús habría sido crucificado el viernes 7 de abril [Nisan 14].) En el cercano Getsemaní, Jesús, aparentemente sabiendo que el tiempo de su muerte se acercaba, sufrió una enorme angustia mental, y, como describe el médico Lucas, su sudor se volvió como gotas de sangre.

Aunque es un fenómeno muy raro, el sudor sangriento (hematidrosis o hemohidrosis) podría ocurrir en altos estados emocionales o en personas con desórdenes sanguíneos. Como resultado de hemorragias en las glándulas sudoríficas, la piel se vuelve frágil y tierna. La descripción de Lucas

soporta el diagnóstico de homatidrosis en lugar de cromidrosis ecrina (sudoración amarillenta-verdosa o marrón) o estigmatización (sangre brotando de las palmas de las manos u otro lugar). Aunque algunos autores sugieren que la hematidrosis producía hipovolemia, concordamos con Bucklin que la pérdida real de sangre que experimentó Jesús fue mínima. Sin embargo, en el aire frío de la noche pudo haber producido escalofríos.

LOS JUICIOS

Juicios Judíos

Poco después de la medianoche, Jesús fue arrestado en Getsemaní por los guardias del templo, y fue llevado primeramente ante Anas y luego ante Caifás, el sumo sacerdote judío ese año. Entre la una de la mañana y el amanecer, Jesús fue juzgado ante Caifás y el Sanhedrín político, y fue hallado culpable de blasfemia. Luego los guardias lo vendaron, le escupieron, y le pegaron en el rostro con sus puños. Poco después del amanecer, presumiblemente en el templo, Jesús fue juzgado ante el Sanhedrín religioso (fariseos y saduceos), y de nuevo fue hallado culpable de blasfemia, un crimen castigable con la muerte.

Juicios Romanos

Debido a que el permiso para una ejecución tenía que provenir de los romanos gobernantes, Jesús fue llevado temprano en la mañana por los guardias del templo al Pretorio de la Fortaleza Antonia, residencia y asiento de gobierno de Poncio Pilato, el procurador de Judea. Sin embargo, Jesús fue presentado a Pilato, no como un blasfemo, sino como un rey autoproclamado que rechazaría la autoridad romana. Pilato no presentó ningún cargo contra El y lo envió a Herodes Antipas, tetrarca de Judea. Herodes tampoco presentó ninguna acusación oficial y lo devolvió a Pilato. De nuevo Pilato no pudo encontrar base alguna para un cargo legal contra Jesús, pero la gente demandaba la crucifixión con persistencia. Pilato finalmente cedió a su demanda y entregó a Jesús para ser flagelado y crucificado. (McDowell ha revisado el clima político, religioso y económico prevaleciente en el tiempo de la muerte de Jesús, y Bucklin ha descrito las varias ilegalidades de los juicios judíos y romanos.)

Jose G Sánchez
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 584
Fecha de inscripción : 17/11/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tortura de la crucifixión

Mensaje por Jose G Sánchez el Lun Abr 07, 2014 7:06 am

La Salud de Jesús

Los rigores del ministerio de Jesús (esto es, sus viajes a pie a través de la Palestina) habrían excluido cualquier enfermedad física de importancia o una constitución débil. En este sentido, es razonable suponer que Jesús gozaba de buen estado de salud antes de su caminata a Getsemaní. Sin embargo, durante las 12 horas entre las 9 pm del jueves y las 9 am del viernes, El sufrió una enorme tensión emocional (como se evidencia por la hematidrosis), abandono de sus más cercanos amigos (los discípulos) y el castigo físico (luego del primer juicio judío). Además de esto, en el escenario de una noche traumática y desvelada, El había sido obligado a caminar más de 4 kilómetros de uno a otro local donde se celebraron los juicios. Estos factores físicos y emocionales podrían haber dejado a Jesús particularmente vulnerable a los efectos adversos y hemodinámicos de la flagelación.

FLAGELACIÓN

Prácticas de Flagelación

La flagelación era un preliminar legal para toda ejecución romana, y solo las mujeres, los senadores romanos y los soldados (con excepción de casos de deserción) estaban exentos. El instrumento usual era un azote corto (flagrum o flagellum) con varias tiras de cuero sencillas o entrelazadas, de diferente longitud, en las cuales se ataban pequeñas bolas de hierro o trocitos de huesos de ovejas a varios intervalos. Ocasionalmente se utilizaban barrotes. Para la flagelación, el hombre era desnudado, y sus manos eran atadas a un poste. Las espaldas, las nalgas y las piernas eran azotadas, bien sea por dos soldados o por uno que alternaba la posición. La severidad de la flagelación dependía de la disposición de los verdugos y su objetivo era debilitar a la víctima a un estado próximo al colapso o la muerte. Después de la flagelación, los soldados solían burlarse de sus víctimas.

Aspectos Médicos de la Flagelación

Cuando los soldados azotaban repetidamente y con todas sus fuerzas las espaldas de su víctima, las bolas de hierro causaban profundas contusiones, y las tiras de cuero y huesos desgarraban la piel y el tejido subcutáneo. Al continuar los azotes, las laceraciones cortaban hasta los músculos, produciendo tiras sangrientas de carne desgarrada. El dolor y la pérdida de sangre usualmente creaban las condiciones para un shock circulatorio. La cantidad de sangre perdida podía muy bien determinar cuánto tiempo sobreviviría la víctima en la cruz.

La Flagelación de Jesús

Jesús fue severamente azotado en el pretorio. (Aunque la severidad de la flagelación no se describe en los cuatro evangelios, queda implícita en una de las epístolas [1 Ped 2:24]. Un estudio detallado del antiguo texto griego indica que la flagelación de Jesús fue particularmente fuerte.) No se sabe si el número de azotes se limitaba a 39, de acuerdo a la ley judía. A este hombre debilitado que reclamaba ser rey, los soldados comenzaron a escarnecer colocando una túnica sobre sus hombros, una corona de espinas sobre su cabeza, y un palo como cetro en su mano derecha. A seguidas le escupían y le golpeaban en la cabeza. Más aun, cuando le arrebataron la túnica, probablemente reabrieron las heridas.

La flagelación severa, con su intenso dolor y apreciable pérdida de sangre, probablemente dejaron a Jesús en un estado casi de shock. Más aun, la hermatidrosis había dejado su piel muy sensible. El abuso físico y mental descargado por los judíos y los romanos, así como la falta de alimentos, agua ydescanso, también contribuyeron a su estado general de debilidad. Por tanto, aún antes de la crucifixión, la condición física de Jesús era por lo menos seria si no crítica.

LA CRUCIFIXION

Prácticas de Crucifixión

La crucifixión probablemente comenzó entre los persas. Alejandro el Grande introdujo la práctica en Egipto y Cartagena, y parece ser que los romanos aprendieron de ella de los cartaginenses. A pesar de que los romanos no inventaron la crucifixión, la perfeccionaron como forma de castigo y tortura diseñada para producir una muerte lenta con máximo dolor y sufrimiento. Fue uno de los métodos de ejecución más crueles y degradantes, y se reservaba únicamente para esclavos, extranjeros, revolucionarios y los más viles criminales. La ley romana usualmente protegía a los ciudadanos romanos de la ejecución, con excepción tal vez de los soldados desertores.

En su forma inicial en Persia, la víctima era atada a un árbol o a un poste, usualmente para evitar que sus pies tocaran tierra santa. Luego se comenzó a usar una verdadera cruz. Esta se caracterizaba por un poste (estípite) y un travesaño (patíbulum), y tenía algunas variaciones. A pesar de que las evidencias arqueológicas e históricas indican fuertemente que la cruz baja tipo Tau era preferida por los romanos en la Palestina en el tiempo de Jesús, las prácticas de crucifixión variaban frecuentemente en una región geológica particular y de acuerdo con la imaginación de los verdugos, y la cruz Latina y otras formas pudieron haber sido usadas.

Se acostumbraba obligar al hombre condenado a cargar su propia cruz desde el poste de flagelación al lugar de la crucifixión fuera de los muros de la ciudad. Este usualmente iba desnudo, a menos que fuera prohibido por las costumbres locales. Debido a que la cruz pesaba más de 300 libras (136 kilos), solo se llevaba el travesaño. El patíbulum, que pesaba entre 75 y 125 libras (34 a 57 kilos), era colocada sobre la nuca de la víctima y se balanceaba sobre sus dos hombros. Usualmente se ataban los brazos extendidos al travesaño. La procesión al lugar de la crucifixión era precedida por una guardia romana completa, comandada por un centurión. Uno de los soldados cargaba un letrero (titulus) en el cual se exhibía el nombre y el crimen del condenado. Más adelante el titulus sería colocado sobre la cruz. El guardia romana no dejaría a la víctima hasta estar segura de su muerte.

Fuera de los muros de la ciudad estaban localizados, de manera permanente, los pesados estípites de madera sobre las cuales se asegurarían los patíbulum. En el caso de la cruz tipo Tau, esto se lograba mediante una junta de muesca y espiga, con o sin refuerzo de sogas. Para prolongar el proceso de crucifixión, un travesaño o viga horizontal frecuentemente se fijaba a mitad del estípite, sirviendo así como asiento (sedile o sedulum). Solo raras veces, y probablemente luego del tiempo de Cristo, se empleó un bloque de madera adicional (suppedaneum) para la transfixión de los pies.

En el lugar de la ejecución, por ley se le daba a la víctima un trago amargo de vino mezclado con mirra como leve analgésico. El criminal era luego tirado al suelo sobre sus espaldas, con sus brazos extendidos a lo largo del patíbulum. Las manos podían ser clavadas o amarradas al travesaño, pero el clavado era preferido por los romanos. Los restos arqueológicos de un cuerpo crucificado, encontrados en un osario cerca de Jerusalén y fechados para el tiempo de Cristo, indican que los clavos pinchos de hierro de punta agudizada de aproximadamente 5 a 7 pulgadas (13 a 18 centímetros) de longitud con sección cuadrada de 3/8 pulgadas (1 centímetro). Más aun, los descubrimientos de osarios y el Sudario de Turin han documentado que comúnmente los clavos atravesaban las muñecas en vez de las palmas de las manos.

Luego de fijar los brazos al travesaño, el patíbulum y la víctima eran levantados juntos al estípite. En una cruz bajita, cuatro soldados podían lograr esto con relativa facilidad. Sin embargo, en una cruz alta, los soldados utilizaban ganchos de madera o escaleras.

A seguidas de esto, los pies eran fijados a la cruz por medio de clavos o sogas. Los descubrimientos de osarios y el Sudario de Turin sugieren que el clavado era la práctica preferida por los romanos. A pesar de que los pies podían ser fijados a los lados del estípite o al descanso de madera (suppedaneum), usualmente eran clavados en el lado frontal. Para lograr esto, habría sido necesario flexionar las rodillas, y las piernas dobladas podían ser rotadas lateralmente.

Cuando se completaba el clavado, el títulus era fijado a la cruz, por clavos o cordones, sobre de la cabeza de la víctima. Los soldados y los espectadores a menudo hacían burla y escarnio al condenado; y los soldados acostumbraban a dividirse las ropas entre sí. El lapso de supervivencia generalmente fluctuaba desde tres a cuatro horas hasta tres o cuatro días, y parecía inversamente proporcional a la severidad del flagelo. Sin embargo, aun cuando la flagelación pudiera haber sido leve, los soldados romanos podían apresurar la muerte al partirle las piernas debajo de las rodillas (crurifragium o skelokopia).

Era común que insectos se aposaran y se metieran dentro de las heridas abiertas o los ojos, oídos y nariz de la víctima moribunda, y que las aves de rapiña desgarrarían las carnes en esos lugares. Más aun, era costumbre dejar los cadáveres colgados de la cruz para ser devorados por animales salvajes. Sin embargo, según la ley romana, la familia del condenado podía tomar el cuerpo para ser enterrado, luego de obtener permiso del juez romano.

Como no se suponía que nadie sobreviviera la crucifixión, el cuerpo no era entregado a la familia hasta que los soldados romanos estuvieran seguros de que la víctima estaba muerta. Se acostumbraba que uno de los guardas romanos clavara el cuerpo con una espada o lanza.

Tradicionalmente esto se había considerado como una herida de lanza al corazón a través del lado derecho del pecho -una herida fatal enseñada a la mayoría de los soldados. El Sudario de Turín documenta esta forma de herida. Más aun, la lanza estándar de infantería, de unos 5 a 6 pies (1.5 a 1.8 Mts) de longitud, podía fácilmente alcanzar el pecho de un hombre crucificado en la acostumbrada cruz baja.

Jose G Sánchez
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 584
Fecha de inscripción : 17/11/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tortura de la crucifixión

Mensaje por Jose G Sánchez el Lun Abr 07, 2014 7:08 am

Aspectos Médicos de la Crucifixión

Con conocimientos de anatomía y de prácticas antiguas de crucifixión, uno podría reconstruir los aspectos médicos probables de esta forma de ejecución. Cada herida tenía la intención de producir intensa agonía y las causas que contribuían a la muerte eran múltiples.

La flagelación antes de la crucifixión servía para debilitar al hombre condenado, y, si la pérdida de sangre era considerable, producir hipertensión ortostática y aún shock hipovolémico. Cuando la víctima era lanzada al suelo sobre sus espaldas, las heridas del azote se reabrirían y se contaminarían con lodo. Más aun, con cada respiración, las dolorosas heridas de las espaldas rozarían contra la tosca madera del estípite. Como resultado de esto, la pérdida de sangre de las espaldas continuaría probablemente durante la crucifixión.

Con brazos extendidos, pero no tensos, las muñecas eran clavadas al patíbulum. Se ha demostrado que los ligamentos y huesos de la muñeca pueden soportar el peso de un cuerpo colgando de ellos, pero no las palmas de las manos. De esta forma, los clavos eran probablemente clavados entre el radius y los carpales o entre las dos hileras de huesos carpales, ya sea cerca o a través del fuerte flexor retinaculum y los varios ligamentos intercarpales. A pesar de que un clavo en cualquiera de los dos sitios en la muñeca podría pasar entre los elementos óseos y así no producir fractura alguna, la posibilidad de una herida periósea dolorosa es grande. Más aun, el clavo penetrado destruiría el largo nervio sensorial motor. La afección de este nervio produciría tremendas descargas de dolor en ambos brazos. Aunque la laceración del nervio resultaría en parálisis parcial de la mano, las contracciones isquémicas y el empalamiento de varios ligamentos por los clavos podría provocar fuertes contracciones de la mano.

Comúnmente, los pies eran fijados al frente del estípite por medio de un clavo de hierro clavado a través del primer o segundo espacio intermetatarso, justo al lado de la junta tarsometatarso. Es probable que el profundo nervio peroneo y ramificaciones de los nervios medianos y laterales de la planta serían heridos por el clavo. A pesar de que la flagelación producía considerable pérdida de sangre, la crucifixión por sí misma era un procedimiento poco sangriento, ya que ninguna de las arterias principales, excepto tal vez la del arco de la planta, pasaban a través de los sitios anatómicos favoritos de la transfixión.

El efecto principal de la crucifixión, aparte del tremendo dolor, era la marcada interferencia con la respiración normal, particularmente con la exhalación. El peso del cuerpo, jalando hacia abajo por los brazos y hombros extendidos, tendía a fijar los músculos intercostales en un estado de inhalación y por consiguiente afectando la exhalación pasiva. De esta manera, la exhalación era primariamente diafragmática, y la respiración muy leve. Es probable que esta forma de respiración no sería suficiente y que pronto se produciría la hipercarbia. El desarrollo de calambres musculares o contracciones tetánicas, debido a la fatiga y la hipercarbia, afectarían aun más la respiración.

Una exhalación adecuada requería que se incorporara el cuerpo empujándolo hacia arriba con los pies y flexionando los codos y aductando los hombros. Sin embargo, esta maniobra colocaría el peso total del cuerpo en los tarsales y causaría tremendo dolor. Más aun, la flexión de los codos causaría rotación en las muñecas en torno a los clavos de hierro, y provocaría enorme dolor a través de los nervios lacerados. El levantar el cuerpo rasparía dolorosamente las espaldas contra el estípite. Los calambre musculares y la parestesia de los brazos abiertos y doblados agregarían al malestar. Como resultado de esto, cada esfuerzo de respiración se volvería agonizante y fatigoso, y eventualmente llevarían a la asfixia.

La causa real de muerte por crucifixión era multifactorial y variaba en cada caso, pero las dos causas más prominentes eran probablemente el shock hipovolémico y asfixia por agotamiento. Otros factores contribuyentes incluían la deshidratación, arritmia causada por tensión, y paro cardíaco causado por congestión con rápida acumulación de efusiones pericardias o pleurales. La crucifractura (quebrando las piernas debajo de las rodillas), si se ejecutaba, resultaba en muerte por asfixia en pocos minutos. La muerte por crucifixión era, en todo el sentido de la palabra, intolerable.

La Crucifixión de Jesús

Cerca de las 9 am, luego de la flagelación y el escarnio, los soldados romanos volvieron a poner las ropas a Jesús y le llevaron a El y a los dos ladrones para ser crucificados. Aparentemente Jesús

estaba tan debilitado por la flagelación que no podía cargar el patíbulum desde el pretorio al lugar de la crucifixión, a un tercio de milla (600 a 650 metros) de distancia. Simón de Cirene fue llamado a cargar la cruz de Cristo, y el procesional se dirigió al Gólgota (o Calvario), un lugar establecido para crucifixión.

Una vez allí, se le removió la ropa a Jesús, con excepción de un taparrabo de lino, de esta manera reabriéndole las heridas de azote. Luego se le ofreció un trago de vino mezclado con hiel, pero, luego de probarlo, lo rechazó y no quiso beber. Finalmente Jesús y los dos ladrones fueron crucificados. A pesar de que se hacen referencias bíblicas de clavos en las manos, estas no contradicen las evidencias arqueológicas de heridas de muñecas, ya que los antiguos solían considerar la muñeca como parte de la mano. El títulus fue colocado sobre la cabeza de Jesús. No esta muy claro si Jesús fue crucificado en una cruz tipo Tau o en una cruz latina; los descubrimientos arqueológicos favorecen la última, y la antigua tradición la primera. El hecho de que a Jesús más tarde se le ofreció un trago de vinagre en una esponja colocada en una vara de una planta de hisopo (unas 20 pulgadas o 50 cms de largo), fuertemente sugieren que Jesús fue crucificado en una cruz baja.

Los asistentes civiles escarnecían a Jesús durante la crucifixión, y los soldados echaron suertes sobre sus ropas. Cristo habló siete veces desde la cruz. Debido a que el habla ocurre durante la exhalación, estas frases cortas deben haber sido particularmente difíciles y dolorosas. A eso de las 3 pm del viernes, Jesús clamó a gran voz, inclinó la cabeza y murió. Tanto los soldados como los testigos presentes reconocieron el momento de su muerte.

Como los judíos no querían que los cuerpos permanecieran en la cruz después del atardecer, el comienzo del día de reposo, pidieron a Poncio Pilato que adelantara la muerte de los tres crucificados. Los soldados quebraron las piernas de los dos ladrones, pero cuando se acercaron a Jesús y vieron que ya estaba muerto, no le partieron las piernas. En lugar de esto, uno de los soldados le atravesó el costado, probablemente con una lanza de infantería, lo cual produjo un flujo repentino de sangre y agua. Más tarde, ese mismo día, el cuerpo de Jesús fue bajado de la cruz y colocado en una tumba.

Jose G Sánchez
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 584
Fecha de inscripción : 17/11/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tortura de la crucifixión

Mensaje por Jose G Sánchez el Lun Abr 07, 2014 7:08 am

LA MUERTE DE JESUS

Dos aspectos de la muerte de Jesús han sido causa de una gran controversia. Uno es la naturaleza de la herida en el costado, y el otro es la causa de muerte luego de solo varias horas en la cruz.

El evangelio de Juan describe la herida en el costado de Jesús y enfatiza la súbita efusión de sangre y agua. Algunos autores han interpretado la efusión de esta agua como ascites u orina, de una perforación de la vejiga a nivel abdominal medio. Sin embargo, el término griego (pleura) usado por Juan claramente denota lateralidad y frecuentemente implica las costillas. Por tanto, parece probable que la herida fue en el torax y muy distante a la línea media abdominal.

A pesar de que el lado donde se produjo la herida no fue indicado por Juan, tradicionalmente se ha mostrado en el lado derecho. En apoyo a esta tradición esta el hecho de que una gran efusión de sangre es más viable con una perforación del atrium o ventrículo derecho distendido. A pesar de que el lado de la herida nunca podrá ser establecido con seguridad, el derecho es más probable que el izquierdo.

El escepticismo en aceptar la descripción de Juan ha surgido por la dificultad de explicar, con precisión médica, la efusión tanto de sangre como de agua. Parte de esta dificultad se crea al asumir que la sangre apareció primero, y luego el agua. Sin embargo, en el griego antiguo, el orden de las palabras generalmente denotaba prominencia y no necesariamente secuencia en el tiempo. Por tanto, parece probable que Juan estaba enfatizando la prominencia de la sangre en lugar de su aparición antes del agua.

Por consiguiente, el agua probablemente representaba fluido pleural y pericardial, y habría precedido la efusión de sangre, siendo también menor en volumen que esta. Tal vez, en la generación de la hipovolemia y el inminente paro cardíaco, se habrían desarrollado efusiones pleurales y pericardias y habrían agregado al volumen del agua aparente. La sangre, por contraste, podría haberse originado del atrium o ventrículo derecho, o tal vez del hemopericardium.

La muerte de Jesús luego de solo tres a seis horas en la cruz sorprendió hasta Poncio Pilato. El hecho de que Jesús clamara a gran voz y luego inclinara la cabeza y muriera sugiere la posibilidad de un evento catastrófico terminal. Una explicación popular es que Jesús murió de ruptura cardíaca. En el escenario de la flagelación y la crucifixión, con estados asociados de hipovolemia, hipoxemia y un estado coagulable alterado, se habrían formado vegetaciones trombótica no infectivas en la válvula aórtica o mitral. Estas podrían haberse filtrado por la circulación coronaria, produciendo así una aguda infarción transmural del miocardio. Aunque poco común, podría haber ocurrido una ruptura de la pared libre ventricular en las primeras horas luego de la infarción.

Sin embargo, hay otra explicación más probable. La muerte de Jesús pudo haberse precipitado sencillamente por su estado de agotamiento y por la severidad de la flagelación, con su consecuente pérdida de sangre y estado preshock. El hecho de que El no pudo cargar su patíbulum apoya esta interpretación. La causa real de la muerte de Jesús, así como la de otras víctimas de crucifixión, pudo haber sido multifactorial y relacionada primariamente a shock hipovolémico, asfixia por agotamiento, y agudo paro cardíaco. Una arritmia cardíaca fatal pudo haber sido la causa del evento catastrófico terminal.

Por tanto, no se puede dejar por sentado si Jesús murió de ruptura cardíaca o falla cardiorespiratoria. Sin embargo, el hecho a resaltar no es cómo El murió, sino si murió. Esta claro que el peso de las evidencias históricas y médicas indican que Jesús estaba muerto antes de producirle la herida en su costado, y soporta el punto de vista tradicional que la lanza clavada entre sus costillas derechas, perforó no solo el pulmón derecho sino también el pericardio y el corazón, asegurando así su muerte. Por consiguiente, las interpretaciones basadas en la suposición de que Jesús no murió en la cruz parecen estar en contraposición con los conocimientos médicos modernos.

Fuente: http://tododegracia.150m.com/muertefisica.htm

Jose G Sánchez
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 584
Fecha de inscripción : 17/11/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tortura de la crucifixión

Mensaje por TORREDELVIGIA el Vie Abr 11, 2014 10:17 am

Todo Catecismo, ¿por qué digo esto?,la historia lo demuestra. Jesús se lo dijo muy claramente a los líderes religiosos de su día:
Mat 15: 7 "Hipócritas, aptamente profetizó de ustedes Isaías, cuando dijo: 8 Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está muy alejado de mí. 9  En vano siguen adorándome, porque enseñan mandatos de hombres como doctrinas".

TORREDELVIGIA
Miembro Excelente
Miembro Excelente

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 2064
Fecha de inscripción : 21/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tortura de la crucifixión

Mensaje por Jose G Sánchez el Sáb Abr 12, 2014 8:01 am

@TORREDELVIGIA escribió:Todo Catecismo, ¿por qué digo esto?,la historia lo demuestra. Jesús se lo dijo muy claramente a los líderes religiosos de su día:
Mat 15: 7 "Hipócritas, aptamente profetizó de ustedes Isaías, cuando dijo: 8 Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está muy alejado de mí. 9  En vano siguen adorándome, porque enseñan mandatos de hombres como doctrinas".

 
En ocasiones no puedo aguantar la risa al ver este tipo de salidas tan infantiles que dan ustedes, queda claro que ignoras todo lo que es la historia de aquellos tiempos, y esto es lógico ya que la watchtower en ves de que te incite a estudiar te pide que le dediques tu tiempo a "colocar" atalayas.

Jose G Sánchez
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 584
Fecha de inscripción : 17/11/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tortura de la crucifixión

Mensaje por TORREDELVIGIA el Sáb Abr 12, 2014 9:44 am

Si si,mucho hablar de la pasión de Jesús,de la crucifixión,pero a través de la hostoria, el Jesús que presenta la religión,no es el Jesús bíblico,porque lo han adaptado a los intereses y Catecismos de la ICAR.
Por los pasados siglos han pintado un Jesús a la medida de la Curia romana,un Jesús que aparece como un bebé indefenso por las Navidades,y otro Jesús moribundo por estas fechas.
Un Jesús moribundo en templos cargados de ídolos,con la diosa madre como la antigua Éfeso con la diosa Artemis.
Con razón el apóstol Pablo dijo que después de su muerte,aparecerían maestros que que arrastrarían al rebaño.

TORREDELVIGIA
Miembro Excelente
Miembro Excelente

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 2064
Fecha de inscripción : 21/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tortura de la crucifixión

Mensaje por Cristianita el Dom Abr 13, 2014 2:58 am

La esperanza del cristiano es una Cruz vacía:
Nuestro Jesús ya no está crucificado; lo estuvo, fue sepultado, pero resucitó al tercer día, y ascendió al Cielo a preparar lugar para nosotros, para que donde Él esté, estemos también nosotros.

Cristianita
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 08/03/2014

http://www.plantandoeternidad.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tortura de la crucifixión

Mensaje por Jose G Sánchez el Lun Abr 14, 2014 5:35 am

@TORREDELVIGIA escribió:Si si,mucho hablar de la pasión de Jesús,de la crucifixión,pero a través de la hostoria, el Jesús que presenta la religión,no es el Jesús bíblico,porque lo han adaptado a los intereses y Catecismos de la ICAR.
Por los pasados siglos han pintado un Jesús a la medida de la Curia romana,un Jesús que aparece como un bebé indefenso por las Navidades,y otro Jesús moribundo por estas fechas.
Un Jesús moribundo en templos cargados de ídolos,con la diosa madre como la antigua Éfeso con la diosa Artemis.
Con razón el apóstol Pablo dijo que después de su muerte,aparecerían maestros que que arrastrarían al rebaño.


Que tristeza y desesperante es debatir con estos señores, son unas máquinas de repetición de lemas y consignas de la watchtower, no se dignan a leer lo que se les informa, no digo que lo acepten, no son capaces de desear conocer la verdad, su verdad es la palabra de la watchtower.
Vean nada mas lo que invoca este señor, nos acusa a todos los cristianos de adaptar a Jesús a nuestros intereses ¿acaso no estamos viendo en el otro hilo que habla de la Empresa watchtower Inc. el cúmulo de empresas que han formado a base de estafar a los pobres incautos que han caído en sus manos a través de su breve historia con el cuento del fin del mundo? es una inmensa fortuna con la cual no realizan ninguna obra de asistencia social,  pero estos pobres incautos siguen propalando estas consignas sin ninguna base, y esto se lo he probado a satisfacción a este señor, le he demostrado que las mentiras que lanza aquí en el foro, no tienen ninguna consistencia aparte de las repeticiones maniáticas incesantes, ha evadido totalmente dar respuesta a los argumentos que  se le han presentado para refutar sus mentiras.


En lo que se refiere a la doctrina cristiana ¿que ha demostrado?, en lo que se refiere a las pruebas en contra de todo lo que la watchtower les enseña ¿que ha refutado? ¿ha presentado argumentos y pruebas fidedignas? para nada.
Lo único que sabe hacer es esto, repetir y repetir sus lemas saturados de mentiras.

Jose G Sánchez
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 584
Fecha de inscripción : 17/11/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tortura de la crucifixión

Mensaje por TORREDELVIGIA el Lun Abr 14, 2014 9:20 am

Hoy 14 de Abril a la puesta del sol,coincide con el 14 de Nisán del mes judio cundo Jesús celebró la cena Pascual,lo que comunmente muchos llaman "la última cena".
Hoy millones de personas nos reuniremos a la puesta del sol para celebrar el aniversario de la muerte de Jesús.
La noche antes de morir dijo a sus amigos que conmemoraran el sacrificio que estaba a punto de hacer.
Dijo Jesús:Sigan haciendo esto en memoria de mí" Lucas 22:19
Estás todos invitados al mayor recordatorio que un cristianopuede celebrar todos los años,la conmemoración de la muerte de Jesús.

TORREDELVIGIA
Miembro Excelente
Miembro Excelente

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 2064
Fecha de inscripción : 21/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tortura de la crucifixión

Mensaje por Cristianita el Mar Abr 15, 2014 2:15 am

@TORREDELVIGIA escribió:Hoy 14 de Abril a la puesta del sol,coincide con el 14 de Nisán del mes judio cundo Jesús celebró la cena Pascual,lo que comunmente muchos llaman "la última cena".
Hoy millones de personas nos reuniremos a la puesta del sol para celebrar el aniversario de la muerte de Jesús.
La noche antes de morir dijo a sus amigos que conmemoraran el sacrificio que estaba a punto de hacer.
Dijo Jesús:Sigan haciendo esto en memoria de mí" Lucas 22:19
Estás todos invitados al mayor recordatorio que un cristianopuede celebrar todos los años,la conmemoración de la muerte de Jesús.
Muchas gracias, TORREDELVIGÍA.

Cristianita
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 08/03/2014

http://www.plantandoeternidad.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tortura de la crucifixión

Mensaje por TORREDELVIGIA el Mar Abr 15, 2014 8:04 am

Estos días se veran procesiones detrás de estatuas y gente que se esforzará por tocar estatuas imaginando que eso los santificará y los ayudará a ser mejores personas.

TORREDELVIGIA
Miembro Excelente
Miembro Excelente

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 2064
Fecha de inscripción : 21/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tortura de la crucifixión

Mensaje por TORREDELVIGIA el Mar Abr 15, 2014 8:07 am

Todo...todo,copia de las procesiones de la antigua Roma

TORREDELVIGIA
Miembro Excelente
Miembro Excelente

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 2064
Fecha de inscripción : 21/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tortura de la crucifixión

Mensaje por Jose G Sánchez el Mar Abr 15, 2014 3:48 pm

por TORREDELVIGIA el Mar Abr 15, 2014 9:07 am
Todo...todo,copia de las procesiones de la antigua Roma





 por TORREDELVIGIA el Mar Abr 15, 2014 9:04 am
Estos días se veran procesiones detrás de estatuas y gente que se esforzará por tocar estatuas imaginando que eso los santificará y los ayudará a ser mejores personas.





 por Cristianita el Mar Abr 15, 2014 3:15 am

TORREDELVIGIA escribió:Hoy 14 de Abril a la puesta del sol,coincide con el 14 de Nisán del mes judio cundo Jesús celebró la cena Pascual,lo que comunmente muchos llaman "la última cena".
Hoy millones de personas nos reuniremos a la puesta del sol para celebrar el aniversario de la muerte de Jesús.
La noche antes de morir dijo a sus amigos que conmemoraran el sacrificio que estaba a punto de hacer.
Dijo Jesús:Sigan haciendo esto en memoria de mí" Lucas 22:19
Estás todos invitados al mayor recordatorio que un cristianopuede celebrar todos los años,la conmemoración de la muerte de Jesús


[size=undefined]Muchas gracias, TORREDELVIGÍA.
[/size]





[size=undefined]Caray, no me queda mas remedio que felicitar a "Torre del vigía",  va por muy buen camino para lograr su primer enganche en este foro, se impone la lógica nuevamente, se puede enganchar a quien no pasa de ser una persona baja de conocimientos y con una fe mal encaminada.

Pero volviendo al punto de debate y nombre del tema, tus imágenes no tienen ninguna relación con ello; aquí hablamos de la certeza histórica bíblica de la cruz en que murió Jesucristo y sobre eso, sobre tus mentiras al respecto, no has aclarado ni refutado nada.
[/size]

Jose G Sánchez
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 584
Fecha de inscripción : 17/11/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tortura de la crucifixión

Mensaje por TORREDELVIGIA el Miér Abr 16, 2014 12:49 pm

Se recrean en escenas del martirio de Jesús,como si hiciera falta para comprender lo que Jesús padeció y sufrió.
Es tal como si se recrearan en escenas de accidentes mortales encarnizados y se las enseñaran a sus hijos, para demostrar su santurronería ficticia y que ellos aman más a Jesús.
"Este pueblo me ama con su boca"

TORREDELVIGIA
Miembro Excelente
Miembro Excelente

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 2064
Fecha de inscripción : 21/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tortura de la crucifixión

Mensaje por Cristianita el Jue Abr 17, 2014 8:03 pm

Jose G. Sánchez escribió:Caray, no me queda mas remedio que felicitar a "Torre del vigía", va por muy buen camino para lograr su primer enganche en este foro, se impone la lógica nuevamente, se puede enganchar a quien no pasa de ser una persona baja de conocimientos y con una fe mal encaminada.

El hecho de que tu comentario lo hayas hecho justo después del "quote" donde incluiste mi respuesta a TORREDELVIGIA, me da la impresión de que tu comentario que cito, se está refiriendo a mí. ¿Me equivoco?

¿Te refieres a mí como "el primer enganche en este foro", y como "una persona baja de conocimientos y con una fe mal encaminada"?

Cristianita
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 08/03/2014

http://www.plantandoeternidad.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tortura de la crucifixión

Mensaje por Jose G Sánchez el Vie Abr 18, 2014 6:58 am


@Cristianita escribió:
Jose G. Sánchez escribió:Caray, no me queda mas remedio que felicitar a "Torre del vigía",  va por muy buen camino para lograr su primer enganche en este foro, se impone la lógica nuevamente, se puede enganchar a quien no pasa de ser una persona baja de conocimientos y con una fe mal encaminada.


El hecho de que tu comentario lo hayas hecho justo después del "quote" donde incluiste mi respuesta a TORREDELVIGIA, me da la impresión de que tu comentario que cito, se está refiriendo a mí. ¿Me equivoco?

¿Te refieres a mí como "el primer enganche en este foro", y como "una persona baja de conocimientos y con una fe mal encaminada"?


Lo entendiste correctamente, como cristiano no puedo aceptar, ni agradecer una invitación a una farsa, sobre todo que se trata de personas que rechazan la grandeza de la cruz, según la presenta San Pablo. 

Jose G Sánchez
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 584
Fecha de inscripción : 17/11/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Tortura de la crucifixión

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 12:07 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.