Libre Pensamiento Cristiano

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ME GUSTA
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 251 el Mar Sep 16, 2014 1:53 am.
Colabora Haciendo Clic Aqui
Contador De Visitas LPC
contador de visitas

como agregar un contador de visitas a mi pagina web
hasta ahora no

LIBROS APOCRIFOS ¿SON INSPIRADOS POR DIOS?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

LIBROS APOCRIFOS ¿SON INSPIRADOS POR DIOS?

Mensaje por apologeta el Vie Feb 14, 2014 1:19 am

(1) Esos libros fueron, recién proclamados canónicos por el Concilio de Trento, el 8 de abril de 1546, por cincuenta y tres prelados juntos, y únicamente porque a ellos les pareció hallar en esos libros algún pasaje que favorecía ciertas herejías y errores de su Iglesia, en favor de las cuales no podían hallar ningún apoyo en las Sagradas Escrituras canónicas.

(2) Los apócrifos nunca fueron escritos en hebreo como los demás libros del Antiguo Testamento, sino únicamente en griego, y esto mucho tiempo después de la clausura del Canon, cuatro siglos antes de la venida de Cristo.

(3) Los apócrifos nunca fueron recibidos en el Canon por los judíos, ni lo son hoy tampoco. Y ni Cristo, ni los Apóstoles, ni ningún padre, ni papa, ni Concilio, han reprochado a los Israelitas por haberlos quitado del Canon. Por lo tanto, en lo que se refiere al Antiguo Testamento, solamente los judíos tienen autoridad para decirnos cuáles son y cuáles no son los libros canónicos.

(4) Los Apócrifos nunca se citan en el Nuevo Testamento, a pesar de que los libros del Antiguo Testamento se citan con frecuencia.

(5) Flavio Josefo, historiador hebreo, contemporáneo de Jesús, nos ha dejado una lista exacta y completa de todos los libros aceptados como canónicos por sus compatriotas los judíos; y de éstos él separa explícitamente los Apócrífos. Véase, Historia Eclesiástica, Libro 3ro Cap. 10: "Nada puede existir con más certidumbre en cuanto a los escritos autorizados entre nosotros; ellos no pueden estar sujetos a contradicción alguna, debido al hecho de que sólo fueron aprobados aquellos que han sido escritos los profetas desde siglos, según la pura verdad, por la inspiración del Espíritu de Dios". Y aquí cita los libros del Antiguo Testamento desde el Génesis hasta Malaquías, tal cual los reciben los protestantes; y añade "Ha sido también escrito lo que sucedió a Artajerjes hasta nuestros días, pero en vista de que no existió como no existía antes la cadena de los profetas, no se dio a aquellos libros la misma autoridad como a los primeros, los cuales he mencionado, y por los cuales nadie tendría la osadía de quitar, añadir, ni cambiar una sola palabra.

(6) Los padres de la Iglesia no recibieron los Apócrifos como canónicos. El Concilio de Laodicea (372) nos da el catálogo de los libros sagrados, excluyendo los Apócrífos. Orígenes, San Hilario, San Gregorio Nacianceno y Eusebio, nos dan el mismo catálogo. Rufino, después de citar nuestros libros canónicos, añade: "Es de saberse, que existen aun otros libros que nuestros mayores jamás llamaron canónicos, pero solamente eclesiásticos", y aquí cita los Apócrifos.

San Gregorio Magno, citando un pasaje de los Macabeos (en Job, Cap. 19), advierte que él cita "un libro no canónico, pero escrito solamente para la edificación de los fieles".

Finalmente, San Jerónimo, autor de la Vulgata, escribe: "Los libros de Judith, de Tobías, de la Sabiduría, del Eclesiástico, de los Macabeos, no son canónicos".

Los padres y los santos de la Iglesia primitiva son por lo tanto declarados anatema junto con los evangélicos de hoy, por el Concilio de Trento, porque no reciben los Apócrífos como canónicos.

(7) Pero si abrimos los Apócrifos, nos percatamos en seguida de que son indignos, por su contenido, de ser admitidos en el número de los libros sagrados.

Ellos recomiendan de hecho impiedades, como la mentira, véase Tobías 5:12 (¡un ángel mentiroso!), el suicidio, véase 2da Macabeos 14:42; las brujerías, véase Tobías 6:16.

Además, se contradicen uno al otro; en el 1 de Macabeos Cap. 6:16, dice que Antíoco murió en Babilonia; en el 2 de Macabeos 1:14, relata, en cambio, que fue muerto por los sacerdotes en Persia. El autor del libro de la Sabiduría dice ser Salomón, y luego cita un pasaje de Isaías (13:11-18) posterior en un siglo a Salomón.

¡Cuántas fábulas ridículas contienen aquellos libros, semejantes a todas las leyendas que sacerdotes y frailes han fraguado a través de los siglos! San Jerónimo, por ejemplo, califica abiertamente de fábula la historia de Bel y el Dragón.

Pero lo más interesante es el hecho de que los mismos autores de los Apócrifos no pretenden ser inspirados, y algunos de ellos lo dicen terminantemente. Véase 2 Macabeos 15:38 y 39.

Y he aquí los libros que la Iglesia Romana, quiso introducir en las Sagradas Escrituras, preocupada exclusivamente en poder hallar en medio de la confusión de supersticiones absurdas contenidas en esos libros, algún indicio favorable a alguna de sus innovaciones productivas.

Por ello, con este proceder atrajo sobre sí la maldición fulminada por el Espíritu Santo: "Si alguno añadiere a estas cosas, Dios pondrá sobre él las plagas que están escritas en este libro" (Apoc. 22:18).

II. Apócrifos del Nuevo Testamento. - Además de los veintisiete libros, universalmente aceptados por la Iglesia Cristiana como formando el Canon del Nuevo Testamento, existen fragmentos más o menos largos de libros escritos en los primeros siglos, en épocas cercanas a los apóstoles, por herejes, gnósticos, helenistas y judaizantes, los cuales, para acreditarIos les atribuían la composición a los autores mismos de nuestros evangelios y de otras partes del Nuevo Testamento.

Estos Apócrifos han sido siempre abiertamente rechazados como ficciones y fábulas, y la misma Iglesia Romana no ha osado todavía hacer con ellos lo que hizo con los Apócrifos del Antiguo Testamento, es decir, incluirlos entre los libros canónicos; pero ha hecho alguna otra cosa se sirvió de ellos en tiempo de la ignorancia y se sirve aun hoy día como si fuesen documentos fidedignos para hacer pasar como buena y antigua mercadería los dogmas y las instituciones de su fabricación, los cita en apoyo de sus herejías y presenta las leyendas en ellos contenidas corno historia verídica. Por ejemplo, todos los cuentos relacionados con San José y la Virgen que llenan sus libros de devoción y que están desparramados con arte en ellos para fomentar el culto a María y a San José, han sido íntegramente copiados de los Evangelios Apócrifos, escritos por antiguos herejes y terminantemente rechazados por los Padres de la Iglesia. De todas aquellas leyendas no se menciona ni una palabra en los Evangelios genuinos; son todas fábulas inventadas por la supersticiosa fantasía de pobres herejes excomulgados de la Iglesia; los sacerdotes lo saben; pero habituados a hacer de toda yerba un manojo, dan como alimento a las multitudes no la verdad, sino lo que puede favorecerles en sus intereses, dando de este modo algún apoyo a sus herejías. Citaremos a continuación los principales Evangelios Apócrifos, fraguados por varías sectas heréticas de Palestina y Egipto a hacer pasar como verdades evangélicas sus errores:

(1) El Evangelio llamado de Nicodemo, que comprende los Actos de Pilatos y la narración de la Bajada de Cristo a los Infiernos, se desprende que en su forma actual, no fue escrito antes del sexto siglo. (2) El Proto Evangelio de Santiago, atribuído por el mismo papa Inocencio I a Leucíus. (3) El Evangelio de Tomás, lleno como el precedente de absurdos y nauseabundas leyendas sobre María y el niño jesús. (4) El Evangelio del Pseudo Mateo. (5) El Evangelio de la Natividad de María, aparecido en el mismo siglo. (6) El Evangelio Arabe de la Infancia de Jesús, del cual sólo tenemos una relación latina del siglo XII. (7) Historia de José el carpintero, especie de discurso pronunciado en Egipto hacia el siglo VI, con las narraciones de los susodichos Apócrifos. (8) El Evangelio de los Hebreos, evangelio apócrifo, de la secta de los nazarenos. (9) El Evangelio de los Ebionitas, modificación del precedente en el sentido de los herejes ebionitas. (10) El Evangelio de los Doce. (11) El Evangelio de San Bartolomé. (12) El Evangelio de Pedro. Estos cinco últimos eran simples revisiones más o menos alteradas del evangelio canónico de S. Mateo. (13) El Evangelio de los Egipcios, de los agnósticos ascéticos. Cada escuela, cada ideología del gnosticismo de la época tenía su evangelio apócrifo.

Además de los mencionados apócrifos, existen hechos apostólicos, liturgias, epístolas y apocalipsis apócrifos. Y la Iglesia Romana y sus sacerdotes, extraen de esas fuentes de libros falsos, materiales para sus sermones, panegíricos, devocionales y argumentos en favor de sus erróneas enseñanzas

El primado del papa, el monaquismo, y sobre todo la misa, procuran defenderlos con esos documentos corrompidos; y he los aquí por ejemplo, citando al pueblo las falsas liturgias atribuidas a S. Pedro, a S. Mateo, a S. Marcos y a Santiago, para dar a entender que estos santos varones citados, celebraban misa, y que por consiguiente la misa es de institución apostólica. Belarmino, el mismo gran defensor de los dogmas católicos, tiene la osadía (por carecer de documentos más fidedignos), de citar en favor de la apostolicidad de la misa, nada menos que los "Hechos de S. Andrés", libro declarado apócrifo y condenado explícitamente por el papa Gelasio y por Inocencio I. El cardenal Sirletto, a su vez, también se atreve con todo descaro, a citar en favor de la misa, inventada por una iglesia apóstata, las liturgias de S. Pedro, S. Mateo y S. Marcos, pretendiéndolos hacer pasar por misales con los cuales estos apóstoles celebraban misa, a pesar de las evidencias, que esos libros fueron fraguados mucho tiempo después del siglo apostólico. En esas liturgias atribuidas a los apóstoles, se menciona a San Cipriano, San Atanasio, a los Concilios de Nicea y Constantinopla, a arzobispos y monjas, cosas completamente ignoradas por los Apóstoles.

El Concilio en Trullo cita una pretendida liturgia de Santiago; y ella también lleva consigo el sello de la falsía y de la fecha muy posterior al tercer siglo, por el hecho de que ella contiene oraciones que está probado, que no se usaban antes del cuarto siglo, oraciones en favor de los que estaban encerrados en los monasterios (nadie se atrevería a afirmar que hubiese monasterios en los días de Santiago); menciona templos, altares e incienso, cosas que en aquella época eran del todo desconocidas en las iglesias.

Los otros principales apócrifos usados por los curas en sus vidas de los santos, aun cuando la iglesia los condena, son: (1) Las historias apostólicas Pseudo Abdías. (2) Los hechos de Pablo y Tecla, novela sobre los pretendidos viajes de San Pablo con su amiga, compuesto por un sacerdote de Asia en el segundo siglo en honor del Apóstol mencionado. Pero este engaño piadoso disgustó a la iglesia de entonces y el autor fue depuesto de su cargo. (3) Hechos se halla la narración del martirio de ambos en Roma. (4) Hechos de San Juan, apócrifo de los Maniqueos. (5) Homilías Clementinas, ficción dirigida contra el Apóstol Pablo, al cual se le presenta bajo la figura de Simón el Mago confundido por San Pedro. Además muchos otros libros atribuidos a los otros Apóstoles, todos ellos fuentes de leyendas en boga entre los romanistas sobre la vida y el martirio de los primeros predicadores del Evangelio.

Luego le siguen varias epístolas: (1) Carta de Cristo a Abgar Rey de Odesa. (2) Cartas de la Virgen María a los Mesinenses, a los Florentinos, etc., etc. (3) Epístola de Pedro a Santiago. (4) Epístola de Pablo a los Laodicenses y a los Alejandrinos. (5) Epístola de Pablo a Séneca. (6) Epístola de Bernabé.

Y finalmente citaremos aun entre los Apócrifos del Nuevo Testamento, tan impúdicamente explotados por los teólogos romanos, los Apocalipsis apócrifos de San Pedro, San Pablo, Tomás, Esteban y Bartolomé, como asimismo las tituladas Constituciones Apostólicas y las "Didascalía, Apostolorum", libros todos llenos de falsedades atribuidas a falsos autores también y fechas inexactas.

La Iglesia siempre ha repudiado estos libros desde él primero hasta el último; he aquí lo que de ellos dice San Agustín en su libro La Ciudad de Dios, XV, 23: "Abandonemos las fábulas de aquellos escritos que se dicen Apócrifos, porque su origen obscuro nunca pudo ser conocido por los Padres... ; tales escritos después de un rígido examen fueron declarados sin ninguna autoridad canónica y abandonados con el nombre de Apócrifos".

En conclusión: los Católicos Romanos se alimentan de libros declarados falsos y heréticos por la Iglesia, debido al hecho de que alejan de la fe de la verdadera Iglesia de Cristo, paulatinamente fueron aceptando e introduciendo las herejías de los autores Apócrifos; el catolicismo romano es la religión de los libros Apócrifos, mientras que el cristianismo evangélico es la religión de los libros canónicos del Nuevo Testamento. Y la condena de quienes enseñan cosas no contenidas en los libros canónicos, se halla escrita en el mismo Evangelio que tienen los sacerdotes, Epístolas a los Gálatas 1:8 y 9: "Si alguno os anunciare otro evangelio del que habéis recibido, sea anatema".

apologeta
Miembro Master
Miembro Master

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 4171
Fecha de inscripción : 07/08/2010
Edad : 27
Localización : Las Galaxias

Volver arriba Ir abajo

Re: LIBROS APOCRIFOS ¿SON INSPIRADOS POR DIOS?

Mensaje por LeoBiblico el Vie Feb 14, 2014 1:26 am

Yo he leido el libro de enoc y estoy seguro de su inspiracion divina ya que todo lo que narra va de acuerdo a la biblia

LeoBiblico
Miembro Excelente
Miembro Excelente

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 2449
Fecha de inscripción : 02/05/2012
Edad : 24
Localización : Argentina

Volver arriba Ir abajo

Re: LIBROS APOCRIFOS ¿SON INSPIRADOS POR DIOS?

Mensaje por apologeta el Vie Feb 14, 2014 1:30 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Yo he leido el libro de enoc y estoy seguro de su inspiracion divina ya que todo lo que narra va de acuerdo a la biblia
El Libro de Enoc no es un Libro apocrifo.

apologeta
Miembro Master
Miembro Master

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 4171
Fecha de inscripción : 07/08/2010
Edad : 27
Localización : Las Galaxias

Volver arriba Ir abajo

Re: LIBROS APOCRIFOS ¿SON INSPIRADOS POR DIOS?

Mensaje por LeoBiblico el Vie Feb 14, 2014 1:34 am

Es un libro inspirado y no esta en la biblia...

LeoBiblico
Miembro Excelente
Miembro Excelente

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 2449
Fecha de inscripción : 02/05/2012
Edad : 24
Localización : Argentina

Volver arriba Ir abajo

Re: LIBROS APOCRIFOS ¿SON INSPIRADOS POR DIOS?

Mensaje por apologeta el Vie Feb 14, 2014 1:47 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Es un libro inspirado y no esta en la biblia...
Por alguna razon no entro en el Canon aunque no hay mucha evidencia que halla sido el mismo Enoc que lo escribiera.

apologeta
Miembro Master
Miembro Master

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 4171
Fecha de inscripción : 07/08/2010
Edad : 27
Localización : Las Galaxias

Volver arriba Ir abajo

Re: LIBROS APOCRIFOS ¿SON INSPIRADOS POR DIOS?

Mensaje por LeoBiblico el Vie Feb 14, 2014 1:51 am

Seguro que enoc escribio una parte y alguien la otra..el libro de enoch estoy seguro de que entro al aeca...por algo le tenian en tan alta estima

LeoBiblico
Miembro Excelente
Miembro Excelente

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 2449
Fecha de inscripción : 02/05/2012
Edad : 24
Localización : Argentina

Volver arriba Ir abajo

Re: LIBROS APOCRIFOS ¿SON INSPIRADOS POR DIOS?

Mensaje por apologeta el Vie Feb 14, 2014 1:54 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Seguro que enoc escribio una parte y alguien la otra..el libro de enoch estoy seguro de que entro al aeca...por algo le tenian en tan alta estima
El Libro de Enoc (o Libro de Henoc, abreviado 1 Enoc) es un libro intertestamentario, que forma parte del canon de la Biblia de la Iglesia ortodoxa etíope pero no es aceptado como canónico por las demás iglesias cristianas, a pesar de haber sido encontrado en algunos de los códices de la Septuaginta (Códice Vaticano y Papiros Chester Beatty). Los Beta Israel (judíos etíopes) lo incluyen en la Tanaj, a diferencia de los demás judíos actuales, que lo excluyen.El libro de Enoc es considerado apócrifo, y que sus escrituras no van totalmente de la mano con las enseñanzas del Antiguo Testamento, por eso no fue incluido.
Yo creo que es un libro muy interesante, y sirve para aclarar mucho sobre el Nuevo Testamento.

apologeta
Miembro Master
Miembro Master

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 4171
Fecha de inscripción : 07/08/2010
Edad : 27
Localización : Las Galaxias

Volver arriba Ir abajo

Re: LIBROS APOCRIFOS ¿SON INSPIRADOS POR DIOS?

Mensaje por LeoBiblico el Vie Feb 14, 2014 2:00 am

Muchas de las cosas que pusiste no las sabia. Interesante.

El libro de enoc habla incluso del Mesias..no solo de la rebelion de los angeles que ahora estan encarcelados...para mi no es apocrifo..es inspirado..pero como yo soy un don nadie..jejeje

LeoBiblico
Miembro Excelente
Miembro Excelente

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 2449
Fecha de inscripción : 02/05/2012
Edad : 24
Localización : Argentina

Volver arriba Ir abajo

veamos...

Mensaje por Vaqoli el Vie Feb 14, 2014 6:50 pm

¿Qué es un apócrifo? ¿Qué es un pseudepígrafe?

Voy a tratar de sintetizar todo lo que se menciona al respecto de estos 2 temas. Un libro apócrifo es aquel que para un sector del cristianismo es considerado deuterocanónico. Estos libros son: Tobit, Judit, Ester (adiciones griegas), 1 y 2 de Macabeos, Eclesiástico ó Sirácida, Sabiduría de Salomón, Baruc, Carta de Baruc, Daniel (adiciones griegas: Canto de los 3 jóvenes, Susana, Bel y Draco). Estos libros son considerados deuterocanónicos por la Iglesia Católica Romana, Iglesia Ortodoxa Griega, Iglesia Armenia, Iglesia Etíope y la Iglesia Copta.

Son rechazados como canónicos o deuterocanónicos por todas las iglesias o instituciones eclesiásticas nacidas con posterioridad a la Reforma Eclesiástica del Siglo XVI, denominándolos: apócrifos.

A los libros que no están en este grupo y que no son canónicos como: 1, 2 y 3 de Enoc; 1, 4, 5 y 6 de Esdras; 3, 4 y 5 de Macabeos; Vida de Adan y Eva, Testamentos de los 12 Patriarcas, Apocalipsis de Isaías, etc, etc. les denominan Pseudoepígrafes. Pseudoepígrafe es aquel libro que dice ser escrito por algún personaje bíblico, pero se sabe perfectamente que esa persona no escribió tal libro. Algunos de estos libros son considerados canónicos por la Iglesia Armenia, la Iglesia Sirio-Armenia, la Iglesia Copta y la Iglesia Etíope.

Con respecto al primer grupo, los denominádos apócrifos ó deuterocanónicos es plenamente conocido que Tobit, Eclesiástico ó Sirácida y 1 Macabeos fueron escritos en Hebreo (le sugiero tener mejor conocimiento al forista Apologeta antes de realizar afirmaciones tan tajantes).

Solo el libro de Eclesiástico o Sirácida se ha encontrado en hebreo, Tobit solo se ha encontrado en su traducción al Arameo Occidental Tardío y de 1 Macabeos no se ha encontrado ningún papiro ó manuscrito ó códice en hebreo o arameo.

Asimismo, debe conocer el forista Apologeta que en el Nuevo Testamento (Escritos de los Discípulos, Brit Jadasha, Escritos Nazarenos, Escrituras griegas cristianas, etc, etc. emplen el título que deseen darle) existen libros deuterocanónicos. Los libros deuterocanónicos del N.T. son: Santiago, 1 y 2 de Pedro, 1, 2 y 3 de Juan, Judas y Apocalipsis (Revelación). Estos libros no fueron considerados canónicos por las comunidades cristianas orientales hasta el Siglo V d.C. y el de Apocalipsis (Revelación) lo fue hasta el Siglo VIII d.C.

También, en las Cartas o Epístolas de Pablo hay libros que son pseudoepígrafes, estos son:  2 Tesalonicenses, Efesios, Colocenses, 1 y 2 Timoteo, Tito y A los Hebreos. Es decir, no fueron escritos por el Apóstol Šaul de Tarso o Pablo ni por su escriba que le acompañaba en sus viajes misioneros y fueron escritos estos libros por otras personas muy diferentes que escribieron haciéndose pasar por el Apóstol Pablo para que sus escritos fueran leídos en todas las comunidades del Imperivm Romanorvm (Imperio Romano: Donde manda Roma).

También, ¿usted puede asegurar en forma tajante que ninguno de los libros apócrifos o deuterocanónicos de la Tanaj o A.T. NO son CITADOS en el N.T.? Si yo le escribiera todas las citas, sinceramente no me alcanzaría el espacio que da para escribir la página web del foro. Mas puedo decirle aproximadamente el número aproximado de citas que son mas de 400 y están citados tanto apócrifos ó deuterocanónicos como los pseudoepígrafes. Asimismo, el Apóstol Pablo citó a TRES poetas griegos paganos Hechos 17:28 (de Aratus el libro: Phaenomena 5), Tito 1:12 (de Epimenides el libro: De Oraculis) y 1 Corintios 15:33 (de Menander el libro: Thais).

Así que antes de «tirar la primera roca» hay que estudiar y documentarse para evitar que alguna de esas rocas en lugar de pegar al lapidado, no sea que se regrese como boumerang y nos golpee a nosotros.

Con respecto al tema: ¿SON INSPIRADOS POR DIOS?

Le recuerdo una frase en una parte del N.T. (2 Timoteo 3:16): «Toda Escritura es dada por el aliento de Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia a fin de que el hombre de Dios sea equilibrado, bien pertrechado para toda buena obra».

En esta pequeña frase esta resumido si algún libro es inspirado o no es inspirado por Dios, si se le puede considerar canónico o no canónico, si es canónico, si es deuterocanónico, si es tritiocanónico, etc., etc.

Cuando un libro o escrito nos enseña a ser un mejor hijo de Dios, nos corrige nuestro comportamiento, nos enseña de impartir una justica imparcial, nos enseña a confiar en DIOS, entonces y solo entonces es un libro inspirado por Dios.

Le recuerdo otra frase:
«…el que de vosotros esté sin pecado, sea el primero en arrojar la roca contra ella» (Juan 8:7).

Yo en lo personal he procurado obtener todos los libros apócrifos o pseudoepígrafes que existen en la actualidad, tanto la edición crítica ó edición diplomática ó edición príncipe así como si existe alguna traducción al español de ellos. Esto con el fin de que «no me cuenten» historias falsas al respecto de ellos o como diría un refrán de mi ciudad natal: «Para que no me lleven al baile[con engaños ó mentiras]».

Gracias

Vaqoli
moderador
moderador

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 19/08/2013

Volver arriba Ir abajo

agregando...

Mensaje por Vaqoli el Vie Feb 14, 2014 7:39 pm

Los libros durante todo el Siglo I d.C. no había si eran canónicos o no canónicos. Sino que en el año 90 d.C. en el Sínodo de Yamnia (una ciudad , se reunieron varios rabinos de todo el Medio Oriente y fue cuando decidieron que libros iban a ser considerados canónicos y cuales no. Este Sínodo fue realizado bajo la dirección del rabino Yojanan ben Zakai. Yamnia se encontraba ubicada en la costa mediterránea donde es la actual Franja de Gaza.

Esto lo hicieron con el fin de poder diferenciarse del creciente "secta mesiánica" que seguía a Yahošua HaMešiaj Natzrati (Jesús el Mesías de Nazaret) y abandonaron el uso de La Septuaginta para evitar seguir mesclándose con ellos.

Gracias

Vaqoli
moderador
moderador

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 19/08/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: LIBROS APOCRIFOS ¿SON INSPIRADOS POR DIOS?

Mensaje por apologeta el Vie Feb 14, 2014 10:29 pm

No son inspirados ya que no son citados por Jesus.

apologeta
Miembro Master
Miembro Master

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 4171
Fecha de inscripción : 07/08/2010
Edad : 27
Localización : Las Galaxias

Volver arriba Ir abajo

Re: LIBROS APOCRIFOS ¿SON INSPIRADOS POR DIOS?

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 1:15 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.