Libre Pensamiento Cristiano

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ME GUSTA
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 251 el Mar Sep 16, 2014 1:53 am.
Colabora Haciendo Clic Aqui
Contador De Visitas LPC
contador de visitas

como agregar un contador de visitas a mi pagina web
hasta ahora no

El Dios que nunca cambia-Predicación

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Dios que nunca cambia-Predicación

Mensaje por judith el Mar Sep 10, 2013 1:05 am




El Dios que nunca cambia


Predicas de Reinhard Bonnke





La fe en Dios depende de la fidelidad de Dios. Lamentaciones 3:22,23 dice,

“nunca decayeron sus misericordias. Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad”.

Éstas son palabras maravillosas.

Jeremías las pronunció mientras se encontraba sentado mirando a Jerusalén, la cual había sido saqueada y destruida hasta sus cimientos y dejada por escombros.

Aunque Jeremías lloró por la ciudad, él sabía que Dios era fiel.

La fe de Jeremías nunca titubeó.

El Salmo 119:90 nos asegura que: “De generación en generación es tu fidelidad”.

¿En qué forma es Dios fiel? ¿A qué o a quién Dios le es fiel? Dios es fiel a Sí mismo.

Él siempre es quien Él dice que es.

Dios nunca se decepciona a Sí mismo haciendo cosas que van en contra de su naturaleza.

Lo que Él ha revelado acerca de su carácter es consistente con las cosas que Él hace.

Dios nunca hace algo que vaya en contra de su carácter.

“Él no es así”.

Dios es como las cosas que Él hace. Él es quien Él dice que es. Él hace lo que Él dice que hará.

De hecho, Él debe hacer ciertas cosas si es el Dios que Él dice que es.

La certeza de sus promesas está sujeta a su fidelidad (vea Números 23:19).

En más de una ocasión, en el Evangelio de Juan, Jesús dijo abiertamente las cosas que Él debía hacer.

Él tenía que hacer ciertas cosas por quien Él era y es.

Las Escrituras dicen, “Él no puede negarse a sí mismo” (2 Timoteo 2:13).

Él debe actuar de acuerdo a su naturaleza.

Si su naturaleza es amor, Él debe amar.

Si Él es justicia, debe ser justo.

Dios sólo puede ser quien Él es; es decir, Dios.

Como ser humano, respirar, comer y caminar, son parte de mi naturaleza.

Del mismo modo, tener compasión, realizar obras y darnos salvación, es parte de la naturaleza de Dios.


continua

judith
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 467
Fecha de inscripción : 15/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dios que nunca cambia-Predicación

Mensaje por judith el Mar Sep 10, 2013 1:07 am




El Dios que nunca cambia



Dios no puede olvidar sus promesas

Dios reveló su verdadera identidad desde el comienzo de los tiempos.

Él le dijo a Moisés, “YO SOY EL QUE SOY” (Éxodo 3:14).

Muchos expertos han estudiado y discutido los posibles significados e implicaciones de estas declaraciones.

Ellos han tomado en consideración las palabras de Dios tanto gramática como teológicamente.

Pero independientemente de sus opiniones, el significado de las declaraciones de Dios es sumamente claro.

Dios está diciendo que Él es fiel – Él es quien Él es y nunca cambiará.

Por ejemplo, Él vinculó el llamado que le hizo a Moisés con lo que Él había sido para las generaciones anteriores cuando dijo:

“Asimismo yo he oído el gemido de los hijos de Israel, a quienes hacen servir los egipcios, y me he acordado de mi pacto” (vea Éxodo 6:2-5).

Cuatro siglos habían pasado, pero Dios no se había olvidado de aquellas cosas que les había prometido a los patriarcas.

Lo que Él era en aquel entonces, lo continuaba siendo 400 años más tarde.

Al señalar al “YO SOY” que Abraham había conocido, Dios podía decirle a Moisés sin duda

alguna, --------------------“YO SOY EL QUE SOY”.

Todas aquellas cosas que Él hace por primera vez, establecen cómo es su carácter eternamente.

Cada obra divina es una señal y una profecía de cosas que Él habrá de hacer en un futuro.

Todo lo que Él hace es una expresión de su inmutable carácter.

Dios mismo establece esto claramente:

“Porque yo Jehová no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos” (Malaquías 3:6).

Aún al enfrentar la mayor provocación posible, Su actitud se mantuvo firme.

Dios nunca cambia.

Él es perfecto y dejar de ser quien Él es implicaría que Él no es perfecto.

Creer en Dios significa tener fe en que Dios siempre ha sido quien Él dice que es.

Si Él contesta una oración, podemos estar seguros de que su reacción natural ante las oraciones es contestarlas.

Si en alguna ocasión Él ha cuidado a una persona, es porque Él siempre está dispuesto a cuidar a las personas.

Si Él sana a una persona que sufre, es porque Él es un Dios sanador; sanar a las personas es parte de su naturaleza.

Si Él perdona a una persona que se arrepiente, es porque Él es el Dios que Perdona.

Si en alguna ocasión Él ha salvado a una persona,

es porque Él es Nuestro Salvador y desea que todos los hombres sean salvos.


continuamos

judith
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 467
Fecha de inscripción : 15/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dios que nunca cambia-Predicación

Mensaje por judith el Mar Sep 10, 2013 1:08 am




El Dios que nunca cambia


Dios así lo ha Dispuesto

Dios hace las cosas que hace porque Él así lo ha dispuesto.

De hecho, el primer capitulo del libro de Génesis nos muestra a un Dios creativo.

En ningún momento, durante la creación, Dios sintió la necesidad de hacer las cosas por una presión u obligación externa.

Dios no tenía un comité de ángeles sugiriéndole que la luz era una buena idea o diciéndole:

“¿Qué tal si hay un firmamento que divida las aguas?”

Dios no se dijo a Sí mismo:

“Bueno, yo creo que debo crear un mundo extraordinario. De no ser así, estaría cometiendo un error ya que las personas van a esperan que yo haga algo mejor”.

Dios nunca se preocupó por esas cosas ,Él no consultó con su conciencia, ni consideró lo que las generaciones futuras pudiesen pensar, o lo que la historia fuese a decir.

Dios sólo deseaba crear.

Ésa era su voluntad, Su deseo, Su instinto y Su deleite.

Las cosas que Él hace son las cosas en las que Él se deleita.

Nuestro Dios es un Dios apasionado.

Todo lo que Él hace, lo hace de corazón, con mucha generosidad.

El Evangelio nos muestra la espontaneidad de Dios.

Cuando Adán desobedeció a Dios, Dios no le permitió permanecer en el paraíso.

Sin embargo, Dios no le dio un discurso a Adán acerca de la responsabilidad moral ni de sus devastadoras consecuencias; sino que lo fue a buscar, una vez más, para rescatarlo y consolarlo, para cubrirlo y para ofrecerle un futuro. Así es Dios.

Esto lo podemos ver desde las primeras páginas de la Biblia.

De hecho, de eso es que se trata la Biblia – tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento.

Desde el mismo comienzo de la Biblia, vemos la eterna preocupación de Dios por la humanidad.


judith
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 467
Fecha de inscripción : 15/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dios que nunca cambia-Predicación

Mensaje por judith el Mar Sep 10, 2013 1:10 am




El Dios que nunca cambia


La Revelación de Dios en Jesús

La revelación de Dios se manifiesta en todo su esplendor en Jesucristo, y es por esta razón que nosotros predicamos acerca de Él (vea Juan 1:8).

Es Jesucristo quien nos da a conocer al Dios del Antiguo Testamento.

Su maravillosa vida nos revela a un Dios maravilloso.

Jesús cambió el concepto que las personas tenían acerca de Dios al mostrarles quién era Él realmente.

Dios no puede ser más poderoso que Él mismo.

Jesús nos reveló la profundidad de Dios.

Dios no está interesado en nuestras filosofías, ni en nuestro razonamiento acerca de Él; no importa cuán buenos o malos éstos puedan ser.

Nosotros obtenemos nuestro conocimiento acerca del carácter de Dios por medio de sus tratos con la humanidad.

Ésa es nuestra evidencia y todo cuanto necesitamos saber.

Dios nos ama y ha venido a salvarnos. Él desea que conozcamos Su gloria.

Cuando vemos a Jesús colgado de la Cruz es cuando vemos verdaderamente cómo es su amor por nosotros.

Si usted se olvida de este sacrificio, usted no conoce a Dios.

Cualquier punto de vista que vaya más allá de esto, es pura especulación y no tiene valor alguno.

Puede que Dios tenga otros aspectos, ya que Él es infinito, pero nosotros no sabemos cuáles son.

Tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento muestran claramente que nuestro conocimiento de Dios es limitado.

Las cosas que no han sido reveladas, le pertenecen al Señor nuestro Dios, pero las cosas que han sido reveladas nos pertenecen a nosotros y a nuestros hijos por toda la eternidad (Deuteronomio 29:29).

“Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte…” (1 Corintios 13:12).

No obstante, Él ha hecho sus intenciones perfectamente claras, y nosotros interpretamos lo que Él ha de hacer basándonos en lo que sus obras dicen acerca de Él.

La Revelación de Dios en las Escrituras

La Biblia es nuestro mejor punto de referencia cuando deseamos conocer a Dios.

Podemos ver la Biblia de muchas formas:

como el libro de salvación, como el libro del Reino, o como la Palabra de vida.

Pero por encima de todo esto, la Biblia es la revelación que Dios no da acerca de quién es Él, lo que Él es, y lo que podemos esperar de Él.

La verdadera fe está basada en lo que Dios es, y sólo podemos saber esto por medio de las Escrituras.

Mientras más entendamos la Biblia, más entenderemos a Dios.

Escudriñar las Escrituras es una labor de por vida.

Para conocer a Jesús, debemos estudiar el Antiguo Testamento.

Lo que Dios es en el Antiguo Testamento, Jesús lo es en el Nuevo Testamento y en el día de hoy.

Para entender al Dios del Antiguo Testamento, debemos mirar a Jesús en el Nuevo Testamento.

Jesús nos muestra la verdadera naturaleza de Jehová.

A no ser que apreciemos la eterna fidelidad de Dios, nos podemos forjar una imagen del Dios del Antiguo Testamento y otra muy distinta del Dios del Nuevo Testamento.

Dios puede cambiar sus estrategias.

Él acepta a las personas tal y como son y se revela a ellos en el contexto de las cosas que a ellos les son familiares.

La luz de su amor brilla aún cuando se filtra a través de un vaso sucio.


:continu:

judith
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 467
Fecha de inscripción : 15/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dios que nunca cambia-Predicación

Mensaje por judith el Mar Sep 10, 2013 1:12 am




El Dios que nunca cambia


La luz que viaja a través del espacio, es la misma luz que brilla cuando el cielo se pone rojo.

La misma luz que brilla a través de las ventanas sucias o a través de un prisma.

La luz que Josué vio, fue la misma luz que los apóstoles vieron el Día de Pentecostés.

Ésa fue también la misma luz que Saulo vio en el camino a Damasco y la luz que Abraham vio en forma de una lámpara que votaba humo.

El amor de Dios se puede manifestar en forma de ira o juicio; pero aún así, es su amor.

Existe una unidad perfecta entre cada una de las revelaciones que Dios hace de Sí mismo en la Palabra.

Puede que tengamos que buscarla, pero está ahí.

Es por eso que constantemente debemos escudriñar las Escrituras para conocer su corazón y su fidelidad, la fidelidad incondicional de Dios.


El mismo Ayer, Hoy y por Siempre

Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por siempre (vea Hebreos 13:8) ya que Dios es inmutable, independientemente del tiempo y las costumbres.

La fe sólo es posible si nuestro Dios es un Dios fiel.

Si podemos pensar en una razón por la cual Él debe cambiar, entonces nuestra fe es una fe a medias.

Algunas personas creen en la dispensación.

Para ellos, lo que Dios hace depende de la época en la que vivimos.

Sin embargo,

¿A caso cambió Dios su forma de ser a mediados del libro de los Hechos, cuando una época llegó a su fin y otra comenzó?

Esta forma de pensar, divide a la Palabra en forma tal que una parte pierde toda relación con la otra; y las promesas de Dios quedan totalmente aisladas.

De acuerdo a este punto de vista, Dios no siempre es el mismo, y su poder está limitado por el orden actual de las cosas.

Si Dios solamente es el mismo Dios en ciertas circunstancias; entonces, Él no es un Dios inmutable y las circunstancias lo hacen cambiar así como nos hacen cambiar a nosotros.

Los seres humanos cambian con el paso del tiempo, pero el tiempo no afecta a Dios.

Si dividimos la Palabra de Dios de acuerdo a los tiempos y a las épocas, su fidelidad pierde significado.

Recordemos lo que dice la Palabra en el Salmo 100:4-5,

“Porque Jehová es bueno; para siempre es su misericordia,

Y su verdad por todas las generaciones”.


Si nosotros tenemos que considerar profundamente si hemos recibido a Jesús en la dispensación correcta; entonces, nuestra fe se torna controversial e inestable.

La fe no puede estar basada en interpretaciones bíblicas, sino en el cuadro completo de lo que Dios ha sido desde la fundación de los tiempos.

Algunas personas sólo creen en Dios después de que son persuadidas de que están viviendo en la época correcta.

Sin embargo, en mi opinión, el mensaje de la Biblia es bien claro:

“¡Su fidelidad no está sujeta al calendario!”

Amén -





Bendiciones


El Dios que nunca cambia

judith
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 467
Fecha de inscripción : 15/07/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: El Dios que nunca cambia-Predicación

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 12:54 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.