Libre Pensamiento Cristiano

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ME GUSTA
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 251 el Mar Sep 16, 2014 1:53 am.
Colabora Haciendo Clic Aqui
Contador De Visitas LPC
contador de visitas

como agregar un contador de visitas a mi pagina web
hasta ahora no

“No desesperes de la misericordia de Dios”

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

“No desesperes de la misericordia de Dios”

Mensaje por MariaASanz el Sáb Sep 15, 2012 10:35 pm

Es sabido que el ser humano es transgresor y que muchas veces hace lo que no debe hacer y dice lo que no debe decir. Reflexionando acerca de la naturaleza “Transgresora” del hombre recorde lo que lei una vez hace algun tiempo, no recuerdo ya en que libro. Fue una frase que en aquel momento no significo nada para mi pero que ha probado una y otra vez su eficacia y veracidad. La frase era:

“No desesperes de la misericordia de Dios”

Todos sabemos que Dios es Perfecto, y por cuanto es inigualable e inimaginable mente misericordioso. El no necesita de nada ni de nadie ya que es eterno. Entonces cabria preguntarse; Porque nos perdona?, si no necesita de nada ni de nadie; Porque nos ofrece su infinita misericordia?. Pues bien, la respuesta esta en esa frase, simple, llana y sencilla. Dios no espera perfeccion, El sabe que no lo somos ya que el nos ha creado y sabe hasta dinde cada ser humano puede llegar. Dios no espera fortaleza ya que en si el hombre es debil por naturaleza y por tanto se “desespera” cuando comete alguna transgrecion al pensar, si es una persona piadosa, que no tiene perdon por lo que ha dicho o hecho.

Dios nos perdona porque somos debiles e imperfectos; Pero como es eso?, preguntaran algunos, y la respuesta es muy sencilla. Por nuestro esfuezo; Cuando nos esforzamos por cumplir con las 7 Leyes Universales Dios toma en cuenta el hecho de que somos debiles e imperfectos, con nuestro esfuerzo hacemos algo que agrada a Dios ya que El sabe lo que somos y hasta donde podemos llegar
y nosostros tambien.

Buscar la misericordia de Dios


Los que desean disfrutar de la misericordia de Dios deben buscarle con una buena predisposición de corazón y abandonando sus malos caminos y pensamientos perjudiciales (Isa 55:6, 7); no solo es preciso, sino propio, que le teman y le muestren aprecio por sus preceptos justos (Sl 103:13; 119:77, 156, 157; Lu 1:50); y si se desvían del proceder justo que han estado siguiendo, no deben intentar encubrirlo, sino confesarlo y arrepentirse con un corazón contrito. (Sl 51:1, 17; Pr 28:13.) Otro factor imprescindible es que ellos mismos deben ser misericordiosos. Jesús dijo: “Felices son los misericordiosos, puesto que a ellos se les mostrará misericordia”. (Mt 5:7.)

Dones de misericordia

Los fariseos mostraron una actitud inmisericorde hacia otros, por lo que Jesús los reprendió, diciendo: “Vayan, pues, y aprendan lo que esto significa: ‘Quiero misericordia, y no sacrificio’”. (Mt 9:10-13; 12:1-7; compárese con Os 6:6.) Él colocó la misericordia entre los asuntos de más peso de la Ley. (Mt 23:23.) Como se observa, aunque tal misericordia podía abarcar clemencia judicial, como la que los fariseos pudieran tener la oportunidad de mostrar, tal vez por ser miembros del Sanedrín, su aplicación no se limitaba a ese contexto. Se refería primordialmente a la manifestación activa de piedad o compasión, a obras de misericordia. (Compárese con Dt 15:7-11.)
Esta misericordia se podía expresar por medio de una contribución material. Pero para que Dios la considere de valor, debe haber un buen motivo, no ser simplemente un ‘altruismo interesado’. (Mt 6:1-4.) Las dádivas materiales estaban entre las “dádivas de misericordia [una forma de e·le·ē·mo·sý·nē]” características de Dorcas (Hch 9:36, 39), y probablemente también entre las de Cornelio, dádivas que junto con sus oraciones resultaron en que Dios le oyera favorablemente. (Hch 10:2, 4, 31.) Jesús dijo que el error de los fariseos radicaba en no dar “como dádivas de misericordia las cosas que están dentro”. (Lu 11:41.) Por lo tanto, la verdadera misericordia debe brotar del corazón.
Jesús y sus discípulos se destacaron especialmente por las dádivas espirituales, de mucho más valor que las materiales, que misericordiosamente ofrecieron. (Compárese con Jn 6:35; Hch 3:1-8.) Los miembros de la congregación cristiana, en especial los que actúan en ella como ‘pastores’ (1Pe 5:1, 2), deben cultivar la cualidad de la misericordia y reflejarla, tanto en aspectos materiales como espirituales, “con alegría”, nunca de mala gana. (Ro 12:8.) El que la fe de ciertos miembros de la congregación se debilite puede hacer que enfermen espiritualmente y hasta que expresen dudas. Debido al peligro de muerte espiritual, se exhorta a sus compañeros cristianos a que sean misericordiosos con ellos y los ayuden a evitar un mal fin. Mientras manifiestan su misericordia hacia aquellos cuyas acciones no han sido correctas, deben cuidarse de no caer en la misma tentación, y han de ser conscientes de que no solo deben amar la justicia, sino también odiar el mal. Su trato misericordioso no implica que aprueban el mal. (Jud 22, 23; compárese con 1Jn 5:16, 17) Las obras que recomienda La Iglesia Católica Romana son:

Obras de Misericordia "Espirituales"
Enseñar al que no sabe
Dar buen consejo a quien te lo pide
Corregir al que se equivoca
Perdonar las injurias
Consolar al triste
Tolerar los defectos del prójimo
Rogar por los vivos y muertos

Obras de Misericordia "Corporales"
Dar de comer al hambriento
Dar de beber al sediento
Vestir al desnudo
Visitar al enfermo
Visitar al preso
Dar posada al peregrino
Sepultar a los que mueren

MariaASanz
moderador
moderador

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 247
Fecha de inscripción : 06/11/2011
Edad : 21
Localización : Venezuela

https://www.facebook.com/masanzs

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.