Libre Pensamiento Cristiano

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ME GUSTA
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 251 el Mar Sep 16, 2014 1:53 am.
Colabora Haciendo Clic Aqui
Contador De Visitas LPC
contador de visitas

como agregar un contador de visitas a mi pagina web
hasta ahora no

Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Página 3 de 11. Precedente  1, 2, 3, 4 ... 9, 10, 11  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por Sola Escritura el Mar Sep 07, 2010 1:42 pm

Aun hoy, la obra de los testigos de Jehová es incomparable con ninguno de los esfuerzos similares que intenta el clero de la cristiandad. Cómodamente se sientan en sus locales a esperar a que las personas asistan a escucharlos y luego exigirles parte de su dinero.

Este comentario es una joya. Refleja perfectamente la claridad de análisis y comprensión de su autor. Y sobre todo su sentido del humor.


pues ellos decidieron antes de casarse que no tendrían relaciones sexuales para dedicarse exclusivamente a servir a Dios.

Y que tiene que ver una cosa con la otra???? El sexo en el matrimonio impide el servicio a Dios??? Por favor!!!! Estoy en desacuerdo con el celibato de la ICAR pero al menos tiene sentido no casarse para poner toda la atención en la obra del Señor. Pero casarse y no tener relaciones para servir al Señor???!!! Solo un ciego no puede ver esta atrocidad.

Sola Escritura
moderador
moderador

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 1651
Fecha de inscripción : 07/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por sadoc el Mar Sep 07, 2010 5:20 pm

Desde el año 1960 hasta el 1966 el paso de crecimiento de la organización se retardó mucho. Fue entonces que la Sociedad introdujo un libro nuevo y una fecha nueva para el fin del mundo. Vida Eterna en Libertad de los Hijos de Dios (1966) escrito por el vicepresidente Franz (1894-1992) concluyó que el otoño del 1975 marcaría el comienzo del séptimo período de la historia humana. La Sociedad se cuidó de no hacer una predicción específica, pero el mensaje era bastante claro para los testigos de Jehová en todo el mundo — Armagedón vendría muy pronto. Algunos Testigos hasta vendieron sus casas y terrenos en 1974, y recibieron la aprobación de sus líderes por hacerlo.13

Se añadieron miles de miembros nuevos hasta que el año 1975 vino y se fue. Luego muchas personas se dieron cuenta de que Dios no estaba guiando a la Sociedad Watchtower, y por lo cual, dejaron la organización. Los líderes de la Sociedad rehusaron admitir su equivocación en cuanto al 1975, y en lugar de ello dijeron a los Testigos desilusionados que deberían "ajustar su punto de vista."14

La revelación de las profecías falsas de la Sociedad al público, ha creado dudas e inquietudes acerca de la organización. En respuesta, la Sociedad ha publicado artículos y libros en donde admiten que han hecho equivocaciones en sus predicciones históricas y sus enseñanzas doctrinales. Intentan justificar estos errores como nada más que el resultado de la equivocación humana, y diciendo que la Sociedad Watchtower nunca ha pretendido ser inspirada por Dios.15 Esta es una decepción descarada, en cuanto que ediciones pasadas de la revista La Atalaya son llamados "el mensaje de Dios," y han tenido nuevas instrucciones de Dios en comillas, indicando que las palabras citadas venían directamente de Él. Una Atalaya tan recién como la del 1 de agosto de 1995 dijo lo siguiente, "El medio principal por el que Jehová enseña a su pueblo es el estudio semanal de la Biblia con la ayuda de La Atalaya."16

En 1943, el vicepresidente de la Sociedad Watchtower, Frederick Franz, y el Presidente de la Sociedad, Nathan H. Knorr, dieron el siguiente testimonio bajo juramento en un tribunal de ley que el contenido de La Atalaya viene directamente de Dios.
Caso de Olin Moyle v. WTB&TS, Repregunta de Frederick W. Franz, 1943, secciones #2596-2597, pág. 866.

P. ¿De todos modos, Jehová Dios es ahora el editor del periódico [La Atalaya], es esto correcto?

R. Él es, hoy día, el editor del periódico.

P. ¿Por cuanto tiempo ha sido Él el editor del periódico?

R. Desde su inicio Él lo ha estado guiando.

Caso de Olin Moyle v. WTB&TS, Repregunta de Nathan Homer Knorr 1943, sección #4421, pág. 1474.

P. ¿En verdad, [La Atalaya] es dado directamente como la Palabra de Dios, no es así?

R. Sí, como Su Palabra.

P. ¿Sin ningúna reserva en lo absoluto?

R. Eso es correcto.

A base de estos hechos, es evidente que la Sociedad quiere la autoridad y el control que viene con decir "Esto proviene de Jehová" pero no quiere tomar la responsabilidad cuando caiga en un error que ha dado en nombre de Dios.

Hoy día muchas personas no se han enterado de estos hechos dañosos, y los Testigos continúan su crecimiento, publicando cantidades masivas de literatura engañosa. La Sociedad Watchtower demanda una lealtad total y sigue pronosticando que el Armagedón vendrá pronto con la aniquilación segura para cualquier persona que no se una a la organización o se atreva a dejarla. A pesar de su historia llena de manipulación y profecías falsas, la Sociedad Watchtower todavía pretende ser la única que enseña la verdad.

sadoc
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 539
Fecha de inscripción : 16/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por sadoc el Mar Sep 07, 2010 5:28 pm

Contradicciones Y Cambios

La Sociedad Watchtower pretende ser la organización teocrática de Jehová y la única fuente de instrucción espiritual para hoy día.24 Recalca que la Biblia es "un libro de la organización" y no puede ser comprendida por personas individuales, no importa lo sincero que sean. Pero ¿cómo podemos confiar nuestro destino eterno en manos de una organización que durante su breve existencia ha acumulado una historia tan desconfiable repleto de contradicciones y cambios doctrinales? Considere los siguientes ejemplos de como ha cambiado continuamente la teología de la Sociedad Watchtower.

•En 1975 la Sociedad Watchtower enseñó que el hombre que sembró la semilla en la parábola de la semilla de mostaza (Mateo 13) era Satanás. Más tarde en ese mismo año la Sociedad enseñó que aquel sembrador era Jesús.25

•Un caso similar ocurrió en 1978 cuando la Sociedad identificó al "Alfa y la Omega" de Apocalipsis 22:12-13 como Jehová (que para ellos es Dios el Padre), y cinco semanas después enseñaron que estos versículos se referían a Jesús.26

La incapacidad de la Sociedad de interpretar correctamente la Biblia se ve de lo más claro en sus repetidos cambios doctrinales. Primero enseña posición A, luego cambia a posición B y dice que Dios le ha revelado nueva luz (nuevo entendimiento). Sin embargo, más tarde regresa a su enseñanza anterior (posición A) y en algunos casos vuelve otra vez a posición B. Aquí hay algunos ejemplos.

Resurrección de los hombres de Sodoma

1879 - Serán resucitados.
1952 - No serán resucitados.
1965 - Sí serán resucitados.
1988 - No serán resucitados.27

El "Señor" de Romanos 10:12-16

1903 - "Señor" se refiere a Jesús.
1940 - "Señor" se refiere a Jehová.
1978 - "Señor" se refiere a Jesús.
1980 - "Señor" se refiere a Jehová.28

Autoridades Superiores de Romanos 13:1

1916 - ‘Autoridades superiores’ se refiere a gobiernos.
1943 - ‘Autoridades superiores’ se refiere a Jehová Dios y a Jesucristo.
1964 - ‘Autoridades superiores’ se refiere a gobiernos.29

Separando ‘las ovejas y las cabras’ (Mateo 25:31-46)

1919 - Esto tomará lugar después de la tribulación.
1923 - Está tomando lugar ahora, antes de la tribulación.
1995 - Esto tomará lugar despues de la tribulación.30

Conclusión

A la luz de los hechos anteriores, ¿nos atrevemos confiar en la Sociedad Watchtower? Este grupo falsamente ha profetizado el fin del mundo por lo menos 6 veces, y ha usado estas profecías para intimidar a sus seguidores. Ha cambiado sus doctrinas repetidamente, contradiciendo lo que anteriormente creía, y todo esto lo ha hecho pretendiendo ser la única con la verdad. ¿Es esto consistente con la perfección y la santidad de Dios?
No es nuestro intento poner en ridículo o deprimir a los Testigos individuales; en general son personas sinceras y dedicadas. En un sentido parecen más ser ovejas perdidas que lobos rapaces, porque han sido engañados por una organización con una historia de profecías y doctrinas falsas. Muchos Testigos de verdad creen que si dejan la Sociedad serán destruidos en el Armagedón. Ellos necesitan nuestro amor y compasión. Nuestro deseo para los Testigos, igual que para todo el mundo, es que lleguen a un conocimiento verdadero de lo que la Biblia enseña, y el entendimiento que la salvación es el don de Dios. Podemos tener una garantía de perdón y vida eterna sólo por medio de una relación personal con Jesucristo.

Joel B. Groat

sadoc
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 539
Fecha de inscripción : 16/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por Josuelito el Mar Sep 07, 2010 8:56 pm

Crece la proclamación de las buenas nuevas
En 1912 Russell y sus colaboradores acometieron una intrépida empresa docente que se adelantaba por mucho a su tiempo. De hecho, llegaría a millones de personas por toda la Tierra. Se trataba del “Foto-Drama de la Creación”, una combinación de películas cinematográficas y diapositivas, sincronizadas con música y discursos grabados. Duraba unas ocho horas y se presentaba en cuatro partes. Además del “Foto-Drama” regular, se hizo disponible el “Drama Eureka”, que consistía en los discursos y la música grabados, o en las grabaciones además de las diapositivas. Aunque no tenía las películas, se presentaba con éxito en zonas menos pobladas.
Imagínese el histórico acontecimiento: En enero de 1914, durante la era del cine mudo, 5.000 espectadores se reunieron en un edificio llamado “The Temple” en la calle 63 oeste de la ciudad de Nueva York. Muchas otras personas no pudieron entrar. ¿Para qué se reunieron? Para el estreno en Nueva York del “Foto-Drama de la Creación”. El público se halló ante una gran pantalla de cine. Mientras observaban —y oían— algo realmente sorprendente ocurrió. C. T. Russell, entonces de poco más de sesenta años, apareció en la pantalla. Empezó a mover los labios, ¡y se pudieron escuchar sus palabras! Durante la presentación, transportó a los presentes —por las palabras, las imágenes en color y la música— desde la creación de la Tierra hasta el fin del Reinado Milenario de Cristo. Durante la presentación también vieron (por un proceso de fotografía acelerada) otros espectáculos que los asombraron, como un capullo que se abría y un polluelo que salía del cascarón. Quedaron realmente impresionados.
Hacia el fin de 1914 el “Foto-Drama” se había presentado ante millones de personas en Norteamérica, Europa, Nueva Zelanda y Australia. El “Foto-Drama” fue sin duda un medio eficaz de llegar a las muchedumbres en un período de tiempo relativamente corto.
Entretanto, ¿qué ocurrió en octubre de 1914? Russell y sus colaboradores llevaban décadas proclamando que los Tiempos de los Gentiles concluirían ese año. Se esperaban acontecimientos de importancia. C. T. Russell había criticado a los que habían fijado diversas fechas para la vuelta del Señor, entre ellos William Miller y algunos grupos segundoadventistas. No obstante, desde que comenzó a asociarse con Nelson Barbour, se convenció de que existía una cronología exacta basada en la Biblia, y de que esta indicaba que en 1914 terminarían los Tiempos de los Gentiles.
Al acercarse aquel año significativo, los Estudiantes de la Biblia esperaban acontecimientos importantes, pero no todo lo que esperaban se había expuesto directamente en las Escrituras. ¿Qué sucedería?

___________________________________________________________________________

Estoy seguro que este tema lo leen más que solo los antitestigos, así que sus ataques enfermizos llenos de mala voluntad no hacen más que alentar a quienes no son antitestigos a reconocer la diferencia. Por eso, les doy las gracias por participar de mi tema.

La historia continuará, porque este foro también es parte de internet, por tanto es muy bueno que esta información también quede plasmada aquí. ¿Quién mejor que un testigos de Jehová para contar su propia historia?

Las versiones de los antitestigos sobre los testigos ¿cuán honestas podrán ser? ... no hace falta que respondan, eso se nota bien en algunas de las respuestas a mi tema. Nadie pondría un relato de una tercera persona que odia a otra, por encima de la propia autobiografía de esa persona ¿verdad? ... a no ser que esa persona, claro está, también la odie.

Los testigos de Jehová sabemos que los elementos en que se basa este mundo serán disueltos prontamente. La diferencia entre las personas que serán destruídas y las que se salvarán tiene que ser obvia. Por eso nos consolamos mucho cuando notamos el marcado contraste de los comentarios de un testigo y los de los odiadores de testigos, porque nos muestra con claridad el porqué Dios ha decidido limpiar a la humanidad y hacer desaparecer esos "elementos", que son las actitudes mundanas que llenan este sistema de cosas inspirado por el Diablo a darle rienda suelta a sus instintos y emociones más bajos. Soy feliz de ser diferente, así como todos los testigos de Jehová, desde Russell en adelante, porque Jesús dijo:

Mat.5:20 Porque les digo a ustedes que si su justicia no abunda más que la de los escribas y fariseos, de ningún modo entrarán en el reino de los cielos.


Josuelito
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
0 / 1000 / 100

Mensajes : 570
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por Misael el Mar Sep 07, 2010 9:18 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
yo os recomiendo que useis la capacidad que todos tenemos de
autocritica.

Eso no puede ser, Misael.
Si un TJ se autocritica automáticamente se convierte en un "antitestigo" y un "odiador de los TJ". Es que no entiendes que no hay nada que criticar en esa hermosa organización?

Regocijaos!

Yo veo que hablando ahora de los TJ,pero extrapolando a otras organizaciones
religiosas, existe un serio problema con los dirigentes, que saben manejar
muy bien los resortes del miedo de sus feligreses.

porque el miedo que quieren meter a los pobres feligreses es el de pensar
por si mismos. Predicando la libertad, en realidad la coartan. Pasa tambien
entre catolicos ultras, cada vez que cuestionas algo, eres enemigo de la
ICAR, e invocan la infalibilidad. De modo que el feligres deje de sentirse
catolico, del grupo y experimente el miedo a la soledad,y al aislamiento,
una especie de escarmiento.

Hasta que rendido de luchar, el pobre feligres vuelve al redil,no por
conviccion, sino por sufrimiento.

Jesus libera de estos miedos, El que se enfrento solo a la contradiccion
de tantos pecadores nos da ejemplo. Aun enfrentando la soledad y
la tristeza, el espanto que le hizo sudar sangre ante lo que se le venia
encima por seguir sus propias convicciones,nos dice que es posible
ser coherente con el criterio propio, aun cuando se sea el unico
que tiene ese criterio, y aun siendo abandonado de sus seguidores.

la diferencia es que Jesus no abrio su boca como el cordero llevado
al matadero,no amenazo a los que le quitaban de enmedio, sino que
se puso en manos del que juzga justamente, y hasta pidio por los
transgesores.

esta diferencia es crucial a la hora de probar a un verdadero seguidor
de Cristo,su manera de reaccionar ante lo que el considera su enemigo.
Si maldice,amenaza, es violento,NO sigue a Cristo,sino al dragon.

luego hay algo que oscurece el juicio del TJ, y es que en realidad
el experimenta dentro de si mismo que se esta entregando y es capaz
de todo, hasta de ver morir a un hijo por no darle sangre.

la entrega es ejemplar,no cabe duda.Pero no es criterio para decir
que hacen bien. No se entregan tambien los suicidas islamistas}

y ahi viene el problema,que son enga;ados por sus dirigentes,
son entregados a un poder enga;oso. Por que no lo se.
Pero arrebatemos todos los que podamos de esas garras
malvadas que solo buscan su perdicion eterna.

imploramos la defensa de Miguel Arcangel en la lucha
contra el mal.

Amen

Misael
Senior Member
Senior Member

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 3428
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por apologeta el Mar Sep 07, 2010 11:32 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Crece la proclamación de las buenas nuevas
En 1912 Russell y sus colaboradores acometieron una intrépida empresa docente que se adelantaba por mucho a su tiempo. De hecho, llegaría a millones de personas por toda la Tierra. Se trataba del “Foto-Drama de la Creación”, una combinación de películas cinematográficas y diapositivas, sincronizadas con música y discursos grabados. Duraba unas ocho horas y se presentaba en cuatro partes. Además del “Foto-Drama” regular, se hizo disponible el “Drama Eureka”, que consistía en los discursos y la música grabados, o en las grabaciones además de las diapositivas. Aunque no tenía las películas, se presentaba con éxito en zonas menos pobladas.
Imagínese el histórico acontecimiento: En enero de 1914, durante la era del cine mudo, 5.000 espectadores se reunieron en un edificio llamado “The Temple” en la calle 63 oeste de la ciudad de Nueva York. Muchas otras personas no pudieron entrar. ¿Para qué se reunieron? Para el estreno en Nueva York del “Foto-Drama de la Creación”. El público se halló ante una gran pantalla de cine. Mientras observaban —y oían— algo realmente sorprendente ocurrió. C. T. Russell, entonces de poco más de sesenta años, apareció en la pantalla. Empezó a mover los labios, ¡y se pudieron escuchar sus palabras! Durante la presentación, transportó a los presentes —por las palabras, las imágenes en color y la música— desde la creación de la Tierra hasta el fin del Reinado Milenario de Cristo. Durante la presentación también vieron (por un proceso de fotografía acelerada) otros espectáculos que los asombraron, como un capullo que se abría y un polluelo que salía del cascarón. Quedaron realmente impresionados.
Hacia el fin de 1914 el “Foto-Drama” se había presentado ante millones de personas en Norteamérica, Europa, Nueva Zelanda y Australia. El “Foto-Drama” fue sin duda un medio eficaz de llegar a las muchedumbres en un período de tiempo relativamente corto.
Entretanto, ¿qué ocurrió en octubre de 1914? Russell y sus colaboradores llevaban décadas proclamando que los Tiempos de los Gentiles concluirían ese año. Se esperaban acontecimientos de importancia. C. T. Russell había criticado a los que habían fijado diversas fechas para la vuelta del Señor, entre ellos William Miller y algunos grupos segundoadventistas. No obstante, desde que comenzó a asociarse con Nelson Barbour, se convenció de que existía una cronología exacta basada en la Biblia, y de que esta indicaba que en 1914 terminarían los Tiempos de los Gentiles.
Al acercarse aquel año significativo, los Estudiantes de la Biblia esperaban acontecimientos importantes, pero no todo lo que esperaban se había expuesto directamente en las Escrituras. ¿Qué sucedería?

___________________________________________________________________________

Estoy seguro que este tema lo leen más que solo los antitestigos, así que sus ataques enfermizos llenos de mala voluntad no hacen más que alentar a quienes no son antitestigos a reconocer la diferencia. Por eso, les doy las gracias por participar de mi tema.

La historia continuará, porque este foro también es parte de internet, por tanto es muy bueno que esta información también quede plasmada aquí. ¿Quién mejor que un testigos de Jehová para contar su propia historia?

Las versiones de los antitestigos sobre los testigos ¿cuán honestas podrán ser? ... no hace falta que respondan, eso se nota bien en algunas de las respuestas a mi tema. Nadie pondría un relato de una tercera persona que odia a otra, por encima de la propia autobiografía de esa persona ¿verdad? ... a no ser que esa persona, claro está, también la odie.

Los testigos de Jehová sabemos que los elementos en que se basa este mundo serán disueltos prontamente. La diferencia entre las personas que serán destruídas y las que se salvarán tiene que ser obvia. Por eso nos consolamos mucho cuando notamos el marcado contraste de los comentarios de un testigo y los de los odiadores de testigos, porque nos muestra con claridad el porqué Dios ha decidido limpiar a la humanidad y hacer desaparecer esos "elementos", que son las actitudes mundanas que llenan este sistema de cosas inspirado por el Diablo a darle rienda suelta a sus instintos y emociones más bajos. Soy feliz de ser diferente, así como todos los testigos de Jehová, desde Russell en adelante, porque Jesús dijo:

Mat.5:20 Porque les digo a ustedes que si su justicia no abunda más que la de los escribas y fariseos, de ningún modo entrarán en el reino de los cielos.

Si pero no dices que Russell En ese año dijo que Jesucristo vendria a la Tierra y no paso nada de nada.


Es claramente establecido en la Palabra de Dios que cuando un profeta profetiza y alega tener un mensaje de Dios no debemos arriesgarnos a creerle ciegamente sino que debemos "probar los espíritus", además de comparar el contenido general de la Biblia con la profecía de tal profeta. Dios además nos dio un estándar contra el cual medir si un profeta era de Dios o no. Si le profecía se cumple, el profeta es de Dios. Si no se cumple, el profeta no es de Dios, por tanto la profecía provino del Maligno.

Los Testigos de Jehová hacen muchas afirmaciones con la esperanza de convertirlo a su fe. Los Testigos de Jehová profesan pertenecer a la "única Iglesia cristiana verdadera", profesan ser "los únicos auténticos representantes de Dios", además de "poseer la única enseñanza bíblicamente correcta", y ser los "únicos proclamadores verdaderos del reino de Jehová que ha de venir".

Si los Testigos de Jehová son la única iglesia verdadera y los únicos voceros auténticos de la Palabra de Dios, la evidencia debería estar de parte de ellos, especialmente en lo referente a las profecías. Sin embargo, cuando se trata de predecir el futuro, la organización Atalaya ha fracasado miserable y repetidamente.


Los Testigos de Jehová... ¿Auténtica voz profética de Dios?


1899
"... La 'batalla del gran día de Dios Todopoderoso' (Apocalipsis
16:14), que concluirá en 1914 d.C. con la completa ruina del gobierno
presente de la tierra, ya ha comenzado. " The Time Is at Hand, p. 101
(edición de 1908). Han pasado casi 100 años de esa profecía y todavía
no ha sucedido.

1897
"Nuestro Señor, el Rey designado, está presente ahora, desde octubre de
1874." Charles T. Russell, Studies in the Scriptures, Vol. 4, p. 621.

1916
"La cronología bíblica aquí presentada demuestra que los seis días de
mil años que comenzaron con Adán han concluido, y que el gran Día
Séptimo, de los mil años del reino de Cristo, comenzó en 1873." The
Time Is at Hand, p. ii, (prefacio).

1918
"Por tanto, podemos confiadamente esperar que 1925 marcará el retorno
de Abraham, Isaac, Jacob y los fieles profetas de antaño,
particularmente los mencionados por el Apóstol en Hebreos 11, en una
condición de perfección humana. " Millions Now Living Will Never Die,
p. 89 [Millones que ahora viven no morirán jamás].

1922 "La fecha de 1925 es aun más claramente indicada por las Escrituras que la de 1914." La Atalaya, 1 enero 1922, p. 262.


1923
"Nuestro pensamiento es que 1925 está definitivamente establecido por
las Escrituras. Con respecto a Noé, los cristianos ahora tienen mucho
más para basar su fe que lo que Noé tuvo para basar la fe de él un
diluvio venidero." La Atalaya, 1 abril 1923, p. 106.

1925
"El año de 1925 está aquí. Los cristianos han esperado este año con
gran expectativa. Muchos han esperado confiadamente que todos los
miembros del cuerpo de Cristo sean transformados a la gloria celestial
durante este año. Puede que esto ocurra, o puede que no ocurra. A su
debido tiempo Dios realizará sus propósitos concernientes a su pueblo.
Los cristianos no debieran estar tan profundamente preocupados sobre lo
que pueda ocurrir en este año." La Atalaya, 1 enero 1925, p. 3.
1925 "Es de esperarse que Satanás trate de inyectar en las mentes de
los consagrados el pensamiento de que 1925 marcará el fin de la obra."
La Atalaya, setiembre 1925, p. 262.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

1926
"Algunos anticiparon que la obra concluiría en 1925, pero el Señor no
afirmó tal cosa. El problema fue que estos amigos inflaron sus
imaginaciones más allá de la razón, y cuando sus imaginaciones
estallaron, se inclinaron a arrojar lejos todo. "La Atalaya, p. 232.

1931
"Hubo cierto grado de desconcierto por parte de los fieles a Jehová que
están en la tierra, en lo concerniente a los años 1917, 1918 y 1925,
desconcierto que duró por algún tiempo ... y también aprendieron a
dejar de fijar fechas." Vindication, p. 338.

1941
"Habiendo recibido el don, los hijos militantes lo aferraron a sí, no
como un juguete o entretenimiento para un vano placer, sino como el
instrumento provisto por Dios para la obra más efectiva en los meses
que restan hasta Armagedón." La Atalaya, 15 setiembre 1941, p. 288.

1968
"Es verdad que en el pasado ha habido quienes predijeron un 'fin del
mundo', y hasta anunciaron una fecha específica. Sin embargo, nada
ocurrió. El 'fin' no vino. Estas personas fueron culpables de
profetizar falsamente. ¿ Por qué? ¿ Qué faltaba? ... Lo que le faltaba
a esta gente eran las verdades de Dios y la evidencia de que él la
estuviera usando y guiando." ¡Despertad!, 8 octubre 1968.

1968
"¿ Por qué están esperando 1975?" La Atalaya, 15 agosto 1968, p.494.
Un Testigo de Jehová podría decir que la organización aún está
aprendiendo. Si esto es así, ¿ cómo pueden confiar en lo que la Atalaya
les está enseñado ahora? ¿ Cambiará también lo que se está enseñando
ahora?

Un
verdadero profeta de Dios no cometería error alguno al profetizar.
Solamente un falso profeta comete errores al profetizar. Jesús enseñó
que el que no está con Dios está con Satanás. Si las profecías de los
Testigos de Jehová no provinieron de Dios entonces tuvieron su fuente
en el Diablo.
»El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama" Lucas 11:23


La
organización de los Testigos de Jehová, que dice ser un profeta de
Dios, es realmente un falso profeta. Jesús nos advirtió cuando dijo:
"Porque
se levantarán falsos cristos y falsos profetas, y harán grandes señales
y prodigios, de tal manera que engañarán, si es posible, aun a los
escogidos."
(Mateo 24:24).




apologeta
Miembro Master
Miembro Master

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 4171
Fecha de inscripción : 07/08/2010
Edad : 27
Localización : Las Galaxias

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por Josuelito el Mar Sep 07, 2010 11:46 pm

Algunas de las notas sobre las fotografías, y otros datos de interés sobre la información copiada hasta ahora sobre Russell y el comienzo de su grupo de estudiantes de la Biblia:

________________________________________________________

Ni Barbour ni Russell fueron los primeros en explicar que la vuelta del Señor sería una presencia invisible. Mucho antes, sir Isaac Newton (1642-1727) había escrito que Cristo volvería y reinaría “invisible a los mortales”. En 1856, Joseph Seiss, ministro luterano de Filadelfia (Pensilvania), había escrito sobre un segundo advenimiento en dos fases: una pa‧rou‧sí‧a (presencia) invisible, seguida de una manifestación visible. Posteriormente, en 1864, Benjamin Wilson había publicado su versión interlineal griego-inglés Emphatic Diaglott, en la que dio “presencia”, y no “venida”, como traducción de pa‧rou‧sí‧a, hecho que B. W. Keith, colega de Barbour, había llamado a la atención de este y sus colaboradores.
------------------------------------------------------------------------
La expresión “Watch Tower” (La Torre del Vigía) no es exclusiva de los escritos de Russell ni de los testigos de Jehová. En los años cincuenta del siglo XIX, George Storrs publicó un libro titulado The Watch Tower: Or, Man in Death; and the Hope for a Future Life (La torre del vigía: o el hombre al morir; y la esperanza de una vida futura). El nombre también formaba parte del título de varios periódicos religiosos. Se debe a la idea de mantenerse vigilante con respecto a la realización de los propósitos de Dios. (Isa. 21:8, 11, 12; Eze. 3:17; Hab. 2:1.)
-----------------------------------------------------------------------
Con el tiempo se compró el edificio colindante, el número 122 de Columbia Heights, lo que amplió el Hogar Betel. Además, en 1911 se añadió otro edificio en la parte posterior del Hogar Betel, y así hubo más viviendas.
-------------------------------------------------------------------------
Aunque antes se había intentado combinar las películas con el sonido, la era del cine sonoro comenzó en agosto de 1926 con el estreno de la película Don Juan (acompañada de música, pero no hablada), a la que siguió en el otoño de 1927 El cantor de jazz (hablada).
------------------------------------------------------------------------
[Recuadro en la página 44 del libro "...Proclamadores..."]
“Dejen que ambos crezcan juntos hasta la siega”
¿Qué le ocurrió al cristianismo verdadero después del siglo primero? Mediante una ilustración, Jesús había advertido que el Diablo sembraría “mala hierba” —los cristianos de imitación— entre “el trigo” —los cristianos verdaderos—, “los hijos del reino”. La “mala hierba” y “el trigo” crecerían juntos hasta “la siega”, la “conclusión de un sistema de cosas”. (Mat. 13:24-30, 36-43.) Durante la gran apostasía que se desarrolló después de la muerte de los apóstoles, “la mala hierba” predominó por muchos siglos.
Pero ¿qué hay del “trigo”? ¿A quiénes se contó entre “los hijos del reino” durante la apostasía que duró siglos? No podemos decirlo con seguridad. La creencia general es que la mala hierba literal de la ilustración de Jesús es la cizaña aristada, que se parece mucho al trigo hasta que madura, cuando puede distinguirse fácilmente del trigo por sus pequeñas semillas negras. De igual manera, solo en la época de “la siega” se haría una clara distinción entre los cristianos de imitación y los verdaderos “hijos del reino”. No obstante, Jesús dijo: “Dejen que ambos crezcan juntos hasta la siega”. De modo que el cristianismo verdadero nunca desapareció por completo.
A través de los siglos ha habido siempre personas que amaron la verdad. Algunas de ellas fueron: John Wycliffe (c. 1330-1384) y William Tyndale (c. 1494-1536), que fomentaron la traducción de la Biblia aun a riesgo de su propia vida o su libertad. Wolfgang Fabricius Capito (1478-1541), Martin Cellarius (1499-1564), Johannes Campanus (c. 1500-1575) y Thomas Emlyn (1663-c. 1741), que aceptaron la Biblia como la Palabra de Dios y rechazaron la Trinidad. Henry Grew (1781-1862) y George Storrs (1796-1879), que no solo aceptaron la Biblia y rechazaron la Trinidad, sino que también expresaron agradecimiento por el sacrificio de rescate de Cristo.
Aunque no podemos identificar a ninguna de esas personas como “el trigo” de la ilustración de Jesús, ciertamente “Jehová conoce a los que le pertenecen”. (2 Tim. 2:19.)
--------------------------------------------------------------------
[Recuadro en la página 45]
George W. Stetson “Un hombre muy capaz”
C. T. Russell reconoció con agradecimiento la ayuda que le brindó George W. Stetson, de Edinboro (Pensilvania), en su estudio de las Escrituras. Stetson murió el 9 de octubre de 1879, a la edad de 64 años. Al mes siguiente la revista “Watch Tower” publicó un anuncio de su muerte que revelaba el profundo respeto que Russell, entonces de 27 años de edad, sentía por él. “Nuestro hermano era un hombre muy capaz —escribió Russell—, y renunció a excelentes oportunidades de recibir honra mundana y política para poder predicar a Cristo.” La solicitud de Stetson en el lecho de muerte fue que C. T. Russell pronunciara el sermón de su funeral; Russell accedió a su solicitud, y posteriormente informó: “Hubo unas mil doscientas personas en el funeral, lo que da prueba de la gran estima de que disfrutaba nuestro hermano”.—“Watch Tower” de noviembre de 1879.
------------------------------------------------------------------
[Recuadro en la página 54]
Por qué se le llamaba pastor
Los colaboradores de Charles Taze Russell lo llamaban el pastor Russell. ¿Por qué? Debido a sus actividades de pastorear el rebaño de Dios. Efesios 4:11 dice que Cristo daría a su congregación algunos hombres como “pastores” (“RV, 1904”). El hermano Russell ciertamente fue un pastor espiritual en la congregación cristiana.
En vista de la obra pastoral que hacía bajo las órdenes del Pastor Principal, Jesucristo, ciertas congregaciones lo reconocieron, por votación, como su pastor. No fue un título que se diera él mismo. El primer grupo que por voto lo eligió como pastor fue la congregación de Pittsburgh (Pensilvania), en 1882. Lo mismo hicieron después otras 500 congregaciones de Estados Unidos y Gran Bretaña.
En aquel tiempo las congregaciones acostumbraban votar todos los años para decidir quién las presidiría. Actualmente las congregaciones locales de los testigos de Jehová no eligen a sus ancianos cristianos, pues estos reciben su nombramiento del Cuerpo Gobernante de los Testigos de Jehová. También se tiene cuidado de no emplear expresiones como “pastor” o “anciano” a modo de títulos.
-----------------------------------------------------------------
[Recuadro en la página 60]
“¡Tengan cuidado con 1914!”
Cuando estalló la I Guerra Mundial, en 1914, “The World” —en aquel entonces el principal periódico de la ciudad de Nueva York— declaró en la revista que salía como suplemento: “El tremendo estallido bélico acaecido en Europa ha cumplido una profecía extraordinaria. [...] ‘¡Tengan cuidado con 1914!’, ha sido el lema de los centenares de evangelizadores itinerantes, quienes, en representación de este extraño credo [asociado con Russell], han viajado por todo el país proclamando la doctrina de que ‘el Reino de Dios se ha acercado’”. —“The World Magazine” del 30 de agosto de 1914.
-------------------------------------------------------------------
[Recuadro/Fotografía en la página 46]
George Storrs “Un amigo y un hermano”
C. T. Russell se sintió endeudado con George Storrs, quien era unos 56 años mayor que él. Russell había aprendido mucho de él acerca de la mortalidad del alma. Por eso, cuando Storrs se hallaba gravemente enfermo, a finales de 1879, Russell ofreció imprimir en la revista “Watch Tower” un informe sobre su condición. “La mayoría de nuestros lectores conocen a nuestro hermano —escribió Russell—, quien por largo tiempo ha sido el director de ‘The Bible Examiner’; además, saben que un grave padecimiento le ha obligado a descontinuar la publicación de su periódico.” El parecer de Russell era que Storrs tenía “mucha razón para estar agradecido a Dios por el privilegio de haber tenido una vida tan larga y tan consagrada al Amo”. Storrs murió el 28 de diciembre de 1879, a la edad de 83 años. En el número de febrero de 1880 de la “Watch Tower”, un anuncio sobre su muerte decía: “Lloramos la muerte de un amigo y un hermano en Cristo; sin embargo, ‘no como los que no tienen esperanza’”.
--------------------------------------------------------------------
[Recuadro/Ilustración en la página 48]
“Dejo la revista ‘Herald’ en sus manos”
En la primavera de 1879, C. T. Russell retiró su apoyo a la revista “Herald of the Morning”, que él y N. H. Barbour habían estado publicando. En una carta a Barbour con fecha del 3 de mayo de 1879, Russell explicó sus motivos: “Ha surgido entre nosotros una diferencia de opinión respecto a la enseñanza de la palabra de nuestro Padre [referente a que el rescate encerrara sustitución], y aunque reconozco la sinceridad y honradez de sus opiniones —cualidades que me impulsan también a mí, pero en apoyo del punto de vista contrario—, tengo que guiarme por mi propio entendimiento de la palabra de nuestro Padre y, por consiguiente, considero que usted está equivocado. [...] Los puntos en que diferimos me parecen tan fundamentales e importantes que el compañerismo y la comprensión plenos que deberían existir entre los editores y directores de un periódico o una revista ya no existen entre nosotros, en vista de lo cual creo que la relación que existe entre nosotros debe cesar”.
En una carta posterior, con fecha del 22 de mayo de 1879, Russell escribió: “Ahora dejo la revista ‘Herald’ en sus manos. Me retiro por completo de ella, sin pedir nada de usted. [...] Sírvase anunciar en el próximo número esta disolución y eliminar mi nombre”. A partir del número de junio de 1879, el nombre de Russell ya no apareció como codirector de la “Herald”.
Barbour siguió publicando la revista “Herald” hasta 1903, cuando, de acuerdo con los archivos bibliotecarios disponibles, dejó de publicarse. Barbour murió pocos años después, en 1906.
-----------------------------------------------------------------------------
[Recuadro/Fotografías en las páginas 56 y 57]
El “Foto-Drama de la Creación”
El “Foto-Drama de la Creación” combinaba películas cinematográficas y una presentación de diapositivas, y tenía sonido sincronizado. Aquella impresionante presentación llevaba al auditorio desde la época de la creación hasta el fin del Milenio.
Se prepararon por lo menos veinte juegos de cuatro partes cada uno, lo que permitía que cada día se exhibiera una de las partes del “Foto-Drama” en 80 diferentes ciudades. Cumplir con aquellos 80 compromisos era un verdadero desafío. Los horarios de los trenes no siempre resultaban convenientes. A veces las congregaciones no lograban alquilar un local para tener la exhibición en la fecha deseada. A pesar de todo, para el fin de 1914 más de 9.000.000 de personas habían visto el “Foto-Drama” en Norteamérica, Europa y Australia.
-------------------------------------------------------------------------
[Fotografía en la página 43]
Joseph L. Russell, el padre de Charles, fue miembro de la clase de estudios bíblicos de Allegheny y colaboró estrechamente con su hijo en las actividades de la Sociedad Watch Tower hasta su muerte, en 1897
----------------------------------------------------------------
[Fotografía en la página 50]
Los Estudiantes de la Biblia distribuyeron decenas de millones de tratados que desenmascaraban el error religioso, explicaban las verdades bíblicas y proclamaban la importancia del año 1914
-----------------------------------------------------------------
[Fotografía en la página 52]
C. T. Russell escribió seis tomos de “La Aurora del Milenio” (de 1886 a 1904), así como tratados, folletos y artículos para la revista “Watch Tower” por un período de unos treinta y siete años.

Estos fueron: tomo II, The Time Is at Hand (El tiempo ha llegado, 1889); tomo III, Thy Kingdom Come (Venga a nos tu Reino, 1891); tomo IV, The Day of Vengeance (El día de venganza, 1897; más tarde llamado The Battle of Armageddon [La batalla de Armagedón]); tomo V, The At-one-ment Between God and Man (La propiciación entre Dios y los hombres, 1899) y el tomo VI, The New Creation (La nueva creación, 1904). Cuando a los tomos de Millennial Dawn se les empezó a llamar Studies in the Scriptures, al tomo I se le designó “Serie I”; al tomo II, “Serie II”, y así sucesivamente. Comenzando en octubre de 1904 se adoptó el nombre Studies in the Scriptures en ediciones limitadas, y ese nuevo nombre se generalizó a partir de 1906.

-----------------------------------------------------------------------
[Fotografía en la página 53]
Cuando daba discursos públicos, el hermano Russell no usaba notas, y estaba en constante movimiento, haciendo ademanes y caminando de un lado a otro de la plataforma
------------------------------------------------------------------------
[Fotografía en la página 58]
Se calculó que en un año los sermones de Russell llegaron a 15.000.000 de lectores mediante unos 2.000 periódicos

Josuelito
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
0 / 1000 / 100

Mensajes : 570
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por apologeta el Mar Sep 07, 2010 11:52 pm

Me gusta este tema uno copy y que pega es una chuleria.
Nada se ha dicho del trigo magico por el que llevaron a la Justicia a Russell. [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

apologeta
Miembro Master
Miembro Master

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 4171
Fecha de inscripción : 07/08/2010
Edad : 27
Localización : Las Galaxias

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por Josuelito el Miér Sep 08, 2010 12:08 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Me gusta este tema uno copy y que pega es una chuleria.
Nada se ha dicho del trigo magico por el que llevaron a la Justicia a Russell. [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Puedes leer suficiente información sobre eso en esta página:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

No voy a cambiar mi tema para hablar acerca de las "inquietudes" de los antitestigos.
Tienen toda la libertad del mundo para abrir cuantos temas quieran sobre los testigos de Jehová.

La historia de los testigos de Jehová es transparente. Si así no hubiera sido, ningún apóstata o antitestigo tuviera información que usar para criticarnos; ... prueba irrefutable que nunca hemos tenido mala intención, pues nunca se ha ocultado nada de nuestra historia. Eso sí, han habido muchos interesados en tergiversarla, sobre todo el enemigo de la verdad, el padre de la mentira; ¿quién más puede estar detrás de los esfuerzos que se hacen por tratar de desprestigiar a personas decentes que han dedicado su vida a Dios? Solo el Diablo, obviamente.

Josuelito
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
0 / 1000 / 100

Mensajes : 570
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por sadoc el Miér Sep 08, 2010 3:25 pm

veamos algo de esta secta...



una imagen dice mas que mil russelistas.

sadoc
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 539
Fecha de inscripción : 16/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por Josuelito el Miér Sep 08, 2010 5:05 pm

Un tiempo de prueba (1914 - 1918)
“Recordemos que nos hallamos en un período de prueba. [...] Si por alguna razón alguien abandona al Señor y Su Verdad y cesa de sacrificarse por la Causa del Señor, entonces lo que ha despertado su interés en el Señor no ha sido sencillamente el amor a Dios en su corazón, sino otra cosa; quizás la idea de que no habría que esperar mucho tiempo; la consagración fue solamente temporal. Si así es, este es un buen momento para apartarse.”
ESTAS palabras, que se publicaron en The Watch Tower (La Torre del Vigía) del 1 de noviembre de 1914, no podían ser más oportunas. El tiempo comprendido entre 1914 y 1918 resultó ser un verdadero “período de prueba” para los Estudiantes de la Biblia. Algunas pruebas fueron de origen interno; otras, de origen externo. Sin embargo, todas ellas presionaron a los Estudiantes de la Biblia para que se revelara si tenían o no ‘el amor a Dios en el corazón’. ¿Se apegarían “al Señor y Su Verdad”, o se apartarían?
Esperaban grandes cosas
El 28 de junio de 1914 murió asesinado el archiduque Francisco Fernando de Austria-Hungría. A raíz de aquel acto estalló la Gran Guerra, como originalmente se conoció a la I Guerra Mundial. El conflicto comenzó en agosto de 1914, cuando Alemania invadió Bélgica y Francia. Para el otoño de aquel año el derramamiento de sangre estaba en todo su apogeo.
“[¡]Los Tiempos de los Gentiles han terminado; el día de sus reyes ha pasado[!]” Esto exclamó el hermano Russell cuando entró en el comedor de la central de la Sociedad Watch Tower en Brooklyn, el viernes 2 de octubre de 1914 por la mañana. Fue una ocasión muy emocionante. La mayoría de los presentes había estado anhelando la llegada del año 1914. Pero ¿qué traería el fin de los Tiempos de los Gentiles?
La I Guerra Mundial cobraba ímpetu, y entonces se creía que conduciría a un tiempo de anarquía mundial que resultaría en el fin del sistema de cosas actual. Además, había otras expectativas con relación a 1914. Alexander H. Macmillan, que se había bautizado en septiembre de 1900, mencionó más tarde: “Unos cuantos de nosotros pensábamos seriamente que iríamos al cielo durante la primera semana de aquel mes de octubre”. De hecho, Macmillan, al recordar la mañana en que Russell anunció el fin de los Tiempos de los Gentiles, reconoció lo siguiente: ‘Estábamos sumamente entusiasmados, y no me hubiera sorprendido que en aquel momento sencillamente hubiéramos empezado a elevarnos como señal del comienzo de nuestra ascensión al cielo... pero, por supuesto, no sucedió nada semejante’.
En el siglo XIX muchos seguidores de William Miller y varios grupos adventistas perdieron la fe cuando no se cumplieron sus expectativas respecto a la vuelta del Señor Jesús. Pero ¿qué podemos decir de los Estudiantes de la Biblia que se asociaban con Russell? ¿Les había atraído a algunos la idea de alcanzar en poco tiempo la salvación, más bien que el amor a Dios y un intenso deseo de hacer Su voluntad?
‘Hermano Russell, ¿no se decepcionó usted?’
El hermano Russell había estado animando a los Estudiantes de la Biblia a mantenerse alerta y resueltos a seguir en la obra del Señor, aunque todo no se realizara tan pronto como habían esperado.
Transcurrió el mes de octubre de 1914, y C. T. Russell y sus colaboradores siguieron todavía en la Tierra. Después pasó octubre de 1915. ¿Se sintió desilusionado Russell? En The Watch Tower del 1 de febrero de 1916 escribió: “Usted quizás pregunte: ‘Pero, hermano Russell, ¿qué piensa del tiempo en que esperábamos nuestro cambio?, ¿no se decepcionó porque no vino cuando lo esperábamos?’. Nuestra respuesta es: No, no nos hemos decepcionado. [...] Hermanos, a nosotros los que tenemos la actitud correcta para con Dios no nos decepciona ninguna de Sus disposiciones. No queríamos hacer nuestra propia voluntad; por eso, cuando descubrimos que estábamos equivocados respecto a lo que esperábamos en octubre de 1914, nos regocijó que el Señor no cambiara Su Plan para ajustarlo a nuestras expectativas. No deseábamos que Él hiciera eso. Solo queremos comprender Sus planes y Sus propósitos”.
No, los Estudiantes de la Biblia no fueron ‘llevados a casa’, al cielo, en octubre de 1914. Sin embargo, los Tiempos de los Gentiles sí terminaron en aquel año. Evidentemente los Estudiantes de la Biblia tenían que aprender más en cuanto al significado de 1914. Mientras tanto, ¿qué tenían que hacer? Trabajar. Como explicó The Watch Tower del 1 de septiembre de 1916: “Creíamos que la Siega que reuniría a la Iglesia [de los ungidos] se completaría antes del fin de los Tiempos de los Gentiles; pero en la Biblia no se decía eso. [...] ¿Nos pesa que la Siega prosiga? No; de ninguna manera. [...] Nuestra actitud actual, estimados hermanos, debe ser de profundo agradecimiento a Dios, de aprecio creciente a la hermosa Verdad que por Él tenemos el privilegio de conocer, y con la cual se nos identifica, y de ayudar con más celo a otros a adquirir el conocimiento de esta Verdad”.
Pero ¿quedaba mucho más por hacer en la siega? Parece que Russell así lo creía. Una conversación que tuvo con el hermano Macmillan en el otoño de 1916 indicó eso. Después de llamarle a su oficina en el Betel de Brooklyn, Russell le dijo: “La obra está aumentando con rapidez, y el crecimiento seguirá, pues hay que efectuar una obra mundial de predicar el ‘evangelio del reino’ por todo el mundo”. Russell pasó tres horas y media explicándole a Macmillan lo que le indicaba su lectura de la Biblia acerca de la gran obra que había que hacer.
Los Estudiantes de la Biblia acababan de pasar por una prueba difícil. Sin embargo, vencieron el desaliento gracias a la fortaleza que les infundió The Watch Tower. No obstante, faltaba mucho para el fin del período de prueba.
“¿Qué ocurrirá ahora?”

Josuelito
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
0 / 1000 / 100

Mensajes : 570
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por sadoc el Miér Sep 08, 2010 8:11 pm

por eso, cuando descubrimos que estábamos equivocados respecto a lo que esperábamos en octubre de 1914

tambien se equivocaron en 1925.


sadoc
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 539
Fecha de inscripción : 16/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por Josuelito el Miér Sep 08, 2010 8:34 pm

“¿Qué ocurrirá ahora?”
El 16 de octubre de 1916 el hermano Russell y su secretario, Menta Sturgeon, partieron para presentar una serie de conferencias previamente programadas en el oeste y sudoeste de Estados Unidos. No obstante, para aquel tiempo Russell estaba gravemente enfermo. Llegaron primero a Detroit (Michigan), vía Canadá. Después de parar en Illinois, Kansas y Texas, llegaron a California, donde Russell pronunció su último discurso el domingo 29 de octubre, en Los Ángeles. Dos días después, a primeras horas de la tarde del martes 31 de octubre, en un tren en Pampa (Texas), moría Charles Taze Russell a los 64 años de edad. En The Watch Tower del 15 de noviembre de 1916 se anunció su muerte.
¿Qué efecto tuvo en la familia de Betel el anuncio de su muerte? A. H. Macmillan, ayudante de Russell en la oficina mientras este se hallaba de viaje, recordó después la mañana en que leyó el telegrama a la familia de Betel: “Se escuchó un gemido por todo el comedor. A algunos se les oía llorar. Nadie pudo desayunar aquella mañana. Les afectó mucho la noticia. Después del desayuno hubo grupitos que hablaban y susurraban: ‘¿Qué ocurrirá ahora?’. Aquel día se trabajó poco. No sabíamos qué hacer. Nos sorprendió lo que había pasado, a pesar de que Russell había tratado de prepararnos para ello. ¿Qué haríamos? La sacudida inicial por la pérdida de C. T. Russell fue lo peor. En aquellos primeros días el futuro nos pareció incierto. Durante su vida, Russell había sido ‘la Sociedad’. La obra giró en torno a su dinámica resolución de que se efectuara la voluntad de Dios”.
De acuerdo con los deseos del hermano Russell, fue enterrado en Allegheny, en la parcela de la familia de Betel, después que se celebraron sus funerales en el edificio “The Temple”, de Nueva York, y el “Carnegie Hall” de Pittsburgh. En The Watch Tower del 1 de diciembre de 1916, así como en ediciones posteriores del primer tomo de Estudios de las Escrituras, se publicó una breve biografía de Russell junto con su testamento.
¿Qué ocurriría ahora? Era difícil para los Estudiantes de la Biblia imaginar a otra persona en el lugar del hermano Russell. ¿Seguirían comprendiendo las Escrituras, o ya no habría más progreso? ¿Formarían una secta en torno a él? El mismo Russell había dicho con claridad que esperaba que la obra continuara. Por lo tanto, al morir él surgieron algunas preguntas obvias: ¿Quién supervisaría el contenido de The Watch Tower y de otras publicaciones? ¿Quién reemplazaría a Russell como presidente?
Un cambio de administración
En su testamento el hermano Russell estipuló que se formara un Comité Editorial de cinco miembros que determinara lo que contendría The Watch Tower. Además, la junta de directores de la Sociedad Watch Tower Bible and Tract organizó un Comité Ejecutivo de tres miembros —A. I. Ritchie, W. E. Van Amburgh y J. F. Rutherford— para que, en sujeción a la junta de directores, supervisara toda la obra de la Sociedad. Sin embargo, ¿quién sería el nuevo presidente? Aquella decisión se tomaría en la siguiente reunión anual de la Sociedad, unos dos meses después, el 6 de enero de 1917.
Al principio el Comité Ejecutivo hizo lo que pudo para mantener estable la situación; animó a los Estudiantes de la Biblia a seguir activos y a no desanimarse. The Watch Tower siguió publicándose con artículos que Russell había escrito antes de morir. No obstante, al acercarse la reunión anual la tensión aumentó. Algunos hacían campaña para que se eligiera como presidente al hombre que apoyaban. Otros, debido al profundo respeto que tenían al hermano Russell, parecían preocuparse más por imitar sus cualidades y desarrollar una especie de culto en torno a él. Sin embargo, la mayoría de los Estudiantes de la Biblia se interesaba principalmente en seguir efectuando la obra a la que Russell se había entregado por completo.
Al acercarse el tiempo para la elección persistía la pregunta: ¿Quién sucedería a Russell como presidente? The Watch Tower del 15 de enero de 1917 informó del resultado de la reunión anual, y explicó: “El hermano Pierson, con declaraciones muy oportunas y expresiones de agradecimiento y de amor hacia el hermano Russell, dijo que como poderhabiente había recibido de hermanos de todo el país la encomienda de votar por la elección de J. F. Rutherford como presidente; añadió además que concordaba por completo con aquello”. Después de proponer el nombre de Rutherford y tras recibir el apoyo necesario, no se propuso ningún otro nombre, de modo que “el secretario, en conformidad con lo estipulado, dio paso a la votación, y los asambleístas eligieron como presidente, por unanimidad, al hermano Rutherford”.
Después de la elección, ¿cómo se recibió al nuevo presidente? El número de The Watch Tower ya mencionado informó: “Los hermanos de todas partes habían orado fervorosamente pidiendo que el Señor guiara y dirigiera la elección; y cuando concluyó, todos quedaron contentos y felices, pues estaban seguros de que el Señor había guiado sus deliberaciones y contestado sus oraciones. Entre los presentes reinó armonía perfecta”.
No obstante, aquella “armonía perfecta” no duró mucho. El nuevo presidente recibió la cálida acogida de muchos, pero no de todos.

Josuelito
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
0 / 1000 / 100

Mensajes : 570
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por sadoc el Miér Sep 08, 2010 9:03 pm






sadoc
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 539
Fecha de inscripción : 16/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por Josuelito el Miér Sep 08, 2010 9:14 pm

El nuevo presidente sigue adelante
La intención del hermano Rutherford no era cambiar el rumbo de la organización, sino seguir el modo de obrar progresivo establecido por Russell. Los representantes viajeros de la Sociedad (conocidos como peregrinos) aumentaron de 69 a 93. Se aceleró la distribución de los tratados gratuitos de la Sociedad, que se hacía de vez en cuando los domingos frente a las iglesias y con regularidad en el ministerio de casa en casa.
También se dio impulso a la “obra pastoral” iniciada por Russell antes de su muerte. Esta consistía en visitar de nuevo a los que habían mostrado interés, una actividad similar a la obra de revisitas que efectúan actualmente los testigos de Jehová. A fin de revitalizar la predicación, el nuevo presidente de la Sociedad amplió la obra de los repartidores. El número de ellos (que precedieron a los precursores de hoy) aumentó de 372 a 461.
The Watch Tower del 15 de diciembre de 1917 declaró: “El año 1917 no presentaba buenas perspectivas en su comienzo”. Sí, después de la muerte de C. T. Russell hubo inquietudes, dudas y temores. Sin embargo, al finalizar el año el informe fue muy alentador; la actividad en el campo había aumentado. Se hacía patente que la obra seguía hacia adelante. ¿Habían superado con éxito los Estudiantes de la Biblia otra prueba, la muerte de C. T. Russell?
Esfuerzos por tomar el control
No todos apoyaban al nuevo presidente. C. T. Russell y J. F. Rutherford diferían mucho el uno del otro. Eran de personalidades muy distintas y tenían diferentes antecedentes. A algunos se les hacía difícil aceptar aquellas diferencias. Pensaban que nadie podría reemplazar al hermano Russell.
Algunos, especialmente en la oficina central, hasta llegaron a albergar resentimiento contra el hermano Rutherford. No les impresionaba ni el que la obra siguiera adelante ni el que el nuevo presidente estuviera haciendo cuanto le era posible por seguir las disposiciones que Russell había dejado establecidas. Pronto aumentó la oposición. Cuatro miembros de la junta de directores de la Sociedad llegaron hasta el punto de intentar arrebatar de las manos de Rutherford el control administrativo. La situación culminó durante el verano de 1917, cuando se presentó el libro The Finished Mystery (El misterio terminado), el séptimo tomo de Estudios de las Escrituras.
El hermano Russell tenía la intención de publicar este tomo, pero no pudo realizarlo durante su vida. Después de su muerte, el Comité Ejecutivo de la Sociedad dispuso que dos hermanos, Clayton J. Woodworth y George H. Fisher, prepararan este libro, que consistía en un comentario sobre Revelación, El Cantar de los Cantares y Ezequiel. Se basó en parte en lo que Russell había escrito sobre estos libros bíblicos, con comentarios y explicaciones adicionales. El manuscrito ya completo fue aprobado para su publicación por los directores principales de la Sociedad y fue presentado a la familia de Betel reunida en el comedor el martes 17 de julio de 1917. En aquella ocasión se hizo un anuncio que causó sorpresa: los cuatro miembros opositores de la junta directiva habían sido destituidos, y el hermano Rutherford había efectuado otros cuatro nombramientos para llenar las vacantes. ¿Qué reacción produjo el anuncio?
Fue como si hubiera estallado una bomba. Los cuatro directores destituidos aprovecharon la oportunidad para provocar ante la familia de Betel una acalorada disputa de cinco horas sobre cómo se manejaban los asuntos de la Sociedad. Algunos miembros de la familia simpatizaban con los opositores. Esta oposición continuó por varias semanas, en las que los agitadores amenazaron, según sus propias palabras, con “derrocar la tiranía existente”. Sin embargo, el hermano Rutherford tenía base sólida para la acción que había tomado. ¿Cuál era esta base?
Aunque los cuatro directores que se oponían habían sido nombrados por el hermano Russell, estos nombramientos nunca fueron confirmados mediante el voto de los miembros de la corporación en la reunión anual de la Sociedad. Por lo tanto, aquellos cuatro no eran miembros legítimos de la junta de directores. Desde el comienzo Rutherford sabía esto, pero no había mencionado nada. ¿Por qué no? No había querido dar la impresión de que iba contra los deseos del hermano Russell. Sin embargo, cuando se hizo patente que no tenían intención de abandonar su oposición, Rutherford actuó en armonía con la autoridad y la responsabilidad que como presidente tenía para reemplazarlos por otras cuatro personas cuyos nombramientos serían confirmados en la siguiente reunión anual, que se celebraría en enero de 1918.
El 8 de agosto los ex directores descontentos y sus apoyadores dejaron la familia de Betel; se les pidió que salieran debido a la perturbación que habían estado causando. Poco después empezaron a difundir su oposición mediante una gran campaña de discursos públicos y cartas en Estados Unidos, Canadá y Europa. El resultado de esto fue que, después del verano de 1917, algunas congregaciones de los Estudiantes de la Biblia se dividieron en dos grupos: el de los que eran leales a la Sociedad y el de los que habían sido presa fácil del habla melosa de los opositores.
Pero ¿tratarían los directores destituidos de influir en los que asistieran a la reunión anual, para apoderarse del control de la organización? Previendo que esto sucedería, Rutherford consideró apropiado llevar a cabo un plebiscito en todas las congregaciones. ¿Qué indicó este? Según el informe publicado en The Watch Tower del 15 de diciembre de 1917, los que votaron apoyaron arrolladoramente a J. F. Rutherford y a los directores que cooperaban con él. Esto quedó confirmado en la reunión anual. Los esfuerzos de los opositores por tomar el control habían fracasado.
¿Qué les ocurrió a los opositores y a los que los apoyaban? Después de la reunión anual de enero de 1918 los opositores se apartaron, e incluso decidieron celebrar la Conmemoración, el 26 de marzo de 1918, por su propia cuenta. Su unidad no duró, y poco después se dividieron en varias sectas. En la mayoría de los casos menguó la cantidad de sus miembros, y su actividad disminuyó o cesó por completo.
Está claro que después de la muerte del hermano Russell la lealtad de los Estudiantes de la Biblia fue sometida a una verdadera prueba. Como explica Tarissa P. Gott, quien se bautizó en 1915: “Muchas personas que habían parecido muy firmes, muy devotas al Señor, empezaron a apartarse. [...] Nada de aquello parecía correcto, pero estaba sucediendo, y nos inquietaba. Yo, sin embargo, me dije: ‘¿No ha sido esta la organización que Jehová ha usado para libertarnos de la religión falsa? ¿No hemos gustado su bondad? Si ahora nos fuéramos, ¿a dónde iríamos? ¿No terminaríamos siguiendo a algún hombre?’ No veíamos razón para seguir a los apóstatas, y por eso no nos alejamos”. (Juan 6:66-69; Heb. 6:4-6.)
Algunos de los que se apartaron de la organización se arrepintieron después y volvieron a asociarse y a adorar junto con los Estudiantes de la Biblia. La gran mayoría, entre ellos la hermana Gott, siguieron cooperando con la Sociedad Watch Tower y con el hermano Rutherford. El amor y la unidad que los vinculaban se habían forjado durante años de asociación en reuniones y asambleas. No permitirían que nada rompiera ese vínculo de unión. (Col. 3:14.)
Para 1918 los Estudiantes de la Biblia habían sobrevivido a las pruebas de origen interno. Pero ¿qué pasaría si venía oposición de afuera?

Josuelito
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
0 / 1000 / 100

Mensajes : 570
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por sadoc el Miér Sep 08, 2010 9:20 pm


sadoc
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 539
Fecha de inscripción : 16/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por Josuelito el Miér Sep 08, 2010 9:24 pm

Se les ataca
Durante los últimos meses de 1917 y los primeros de 1918, los Estudiantes de la Biblia distribuyeron con entusiasmo el nuevo libro The Finished Mystery. A finales de 1917 los impresores estaban ocupados imprimiendo 850.000 ejemplares. The Watch Tower del 15 de diciembre de 1917 informó: “La venta del Séptimo Tomo no ha sido igualada por la venta de ningún otro libro conocido, en el mismo período, con la excepción de la Biblia”.
Pero no todo el mundo se alegró por el éxito del libro The Finished Mystery. Este hacía referencias que desenmascaraban al clero de la cristiandad. El clero se encolerizó tanto que instó al gobierno a prohibir las publicaciones de los Estudiantes de la Biblia. A comienzos de 1918, y como resultado de aquella oposición fomentada por el clero, se proscribió el libro The Finished Mystery en Canadá. Poco después aumentó la oposición contra los Estudiantes de la Biblia en Estados Unidos.
Para denunciar esta presión de origen clerical, la Sociedad Watch Tower publicó el 15 de marzo de 1918 el tratado Kingdom News (Noticias del Reino) núm. 1. ¿Qué mensaje contenía? El encabezamiento se extendía por seis columnas y decía: “Intolerancia religiosa. Los seguidores del pastor Russell perseguidos porque hablan la verdad a la gente”. Bajo el título “Tratamiento [dado a] los Estudiantes de la Biblia huele a ‘edad del oscurantismo’”, se expusieron los hechos sobre la persecución y la proscripción que habían empezado en Canadá. ¿Quiénes eran los instigadores? El tratado acusó abiertamente al clero de ser una clase de “hombres intolerantes que ha intentado de manera sistemática impedir que la gente entienda la Biblia y suprimir su enseñanza a menos que provenga de ellos”. ¡Qué contundente era aquel mensaje!
¿Cómo reaccionó el clero ante aquella denuncia? Ya había creado dificultades a la Sociedad Watch Tower. Pero ahora se pusieron rabiosos. En la primavera de 1918 se desencadenó una ola de persecución violenta contra los Estudiantes de la Biblia en Norteamérica y Europa. La oposición promovida por el clero culminó el 7 de mayo de 1918, cuando el gobierno federal emitió órdenes para el arresto de J. F. Rutherford y varios de sus colaboradores más allegados. Para mediados de 1918 Rutherford y otros siete hermanos estaban recluidos en la penitenciaría federal de Atlanta (Georgia).
Pero si el juez Rutherford y sus colaboradores estaban en prisión, ¿cómo siguió funcionando la oficina central?

Josuelito
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
0 / 1000 / 100

Mensajes : 570
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por sadoc el Miér Sep 08, 2010 10:03 pm




sadoc
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 539
Fecha de inscripción : 16/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por Josuelito el Miér Sep 08, 2010 10:25 pm

La obra continúa
En Brooklyn se nombró a un Comité Ejecutivo que se encargara de la obra. Los hermanos nombrados se interesaron principalmente en mantener en circulación la revista The Watch Tower. Ciertamente, todos los Estudiantes de la Biblia de aquel tiempo necesitaban todo el estímulo espiritual que pudieran recibir. De hecho, en ningún momento durante aquel “período de prueba” dejó de imprimirse siquiera un número de The Watch Tower.
¿Qué espíritu dominaba en la central? Thomas (Bud) Sullivan, quien más tarde perteneció al Cuerpo Gobernante, recordó: “Tuve el privilegio de visitar el hogar Betel de Brooklyn a fines del verano de 1918, durante el tiempo en que los hermanos estuvieron en la cárcel. Los que estaban a cargo de la obra en Betel no mostraban temor alguno ni estaban desanimados. De hecho, sucedía todo lo contrario. Eran optimistas y tenían confianza en que Jehová daría finalmente la victoria a su pueblo. Tuve el privilegio de estar a la mesa para el desayuno el lunes por la mañana cuando los hermanos que habían sido enviados a asignaciones durante el fin de semana presentaron sus informes. Se obtuvo un excelente cuadro de la situación. En todo caso los hermanos mostraban confianza y esperaban que Jehová siguiera dirigiendo sus actividades”.
Sin embargo, se encararon con muchos problemas. La I Guerra Mundial continuaba. Escaseaban el papel y el carbón, que se necesitaban con urgencia para la obra en la central. Puesto que el patriotismo estaba en su apogeo, existía mucha animosidad contra la Sociedad; la gente consideraba traidores a los Estudiantes de la Biblia. En aquellas circunstancias extremas, parecía imposible continuar funcionando desde Brooklyn. Por lo tanto, el Comité Ejecutivo, después de consultar con otros hermanos, vendió el Tabernáculo de Brooklyn y cerró el Hogar Betel. El 26 de agosto de 1918 se trasladaron de nuevo a Pittsburgh, a un edificio de oficinas ubicado en la esquina de las calles Federal y Reliance.
No obstante, imperaba un buen espíritu. Martha Meredith dijo: “Los que vivíamos en Pittsburgh convinimos en seguir activos hasta que los hermanos salieran de la cárcel. En aquel tiempo la oficina de Brooklyn fue trasladada a Pittsburgh, de modo que los hermanos escribieron artículos para The Watch Tower y se encargaron de que la revista se imprimiera. Cuando las revistas estaban listas para ser despachadas, las hermanas les poníamos las envolturas y las enviábamos a la gente”.
Los Estudiantes de la Biblia se habían enfrentado a pruebas difíciles desde el fin de los Tiempos de los Gentiles en 1914. ¿Seguirían sobreviviendo? ¿Tenían realmente ‘el amor a Dios en el corazón’? ¿Se aferrarían “al Señor y Su Verdad”, como Russell les había aconsejado, o se apartarían?

Josuelito
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
0 / 1000 / 100

Mensajes : 570
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por sadoc el Miér Sep 08, 2010 11:33 pm


sadoc
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 539
Fecha de inscripción : 16/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por sadoc el Miér Sep 08, 2010 11:37 pm


sadoc
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 539
Fecha de inscripción : 16/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por Josuelito el Miér Sep 08, 2010 11:38 pm

NOTAS SOBRE LA SECCIÓN ANTERIOR PRESENTADA:
_________________________________________________________
[Notas a pie de página]

Las citas de A. H. Macmillan que aparecen en este capítulo se han tomado de su libro Faith on the March (La fe en marcha), publicado en 1957 por Prentice-Hall, Inc.
--------------------------------------------------------------------------
Los cinco miembros del Comité Editorial, según lo dispuso Russell en su testamento, eran William E. Page, William E. Van Amburgh, Henry Clay Rockwell, E. W. Brenneisen y F. H. Robison. Además, otros fueron nombrados para llenar cualquier vacante: A. E. Burgess, Robert Hirsh, Isaac Hoskins, G. H. Fisher, J. F. Rutherford y John Edgar. Sin embargo, Page y Brenneisen renunciaron poco después, Page porque no podía mudarse a Brooklyn, y Brenneisen (que luego cambió su nombre a Brenisen) porque tenía que conseguir empleo seglar para mantener a su familia. Rutherford y Hirsh, cuyos nombres aparecieron en The Watch Tower del 1 de diciembre de 1916, los reemplazaron como miembros del Comité Editorial.
-------------------------------------------------------------------
Según los estatutos de la Sociedad Watch Tower, la junta de directores se compondría de siete miembros. Los estatutos estipulaban que cuando hubiera una vacante, los miembros restantes de la junta de directores debían dar los pasos necesarios para llenarla. De modo que, dos días después de la muerte de Russell, la junta de directores se reunió y eligió a A. N. Pierson. Entonces, los siete miembros de la junta de directores fueron A. I. Ritchie, W. E. Van Amburgh, H. C. Rockwell, J. D. Wright, I. F. Hoskins, A. N. Pierson y J. F. Rutherford. Después la junta de siete miembros eligió a un Comité Ejecutivo de tres miembros.
------------------------------------------------------------------------
En la reunión anual celebrada el 5 de enero de 1918 las siete personas que recibieron la mayor cantidad de votos fueron J. F. Rutherford, C. H. Anderson, W. E. Van Amburgh, A. H. Macmillan, W. E. Spill, J. A. Bohnet y G. H. Fisher. De entre estos siete miembros de la junta se escogió a los tres directores principales: J. F. Rutherford como presidente, C. H. Anderson como vicepresidente y W. E. Van Amburgh como secretario y tesorero.
-----------------------------------------------------------------------
Después se presentaron otros dos tratados contundentes. Kingdom News núm. 2, presentado el 15 de abril de 1918, contenía un mensaje todavía más fuerte bajo el encabezamiento “‘El misterio terminado’ y por qué suprimido”. Después, Kingdom News núm. 3, publicado en mayo de 1918, llevó el significativo encabezamiento “Dos grandes batallas se pelean. La caída de la autocracia es segura”.
--------------------------------------------------------------------------
En ocasiones anteriores se habían combinado números de The Watch Tower, pero esto no se hizo durante el período de 1914 a 1918.
-------------------------------------------------------------------------
[Comentario en la página 68]
Rutherford pidió a los opositores que se fueran de Betel
[Recuadro en la página 62]
“Algunos habíamos sido un poco apresurados”
Al acercarse el mes de octubre de 1914, algunos Estudiantes de la Biblia esperaban recibir al fin de los Tiempos de los Gentiles su galardón celestial como cristianos ungidos por espíritu. Ilustra esta expectativa un incidente que ocurrió en la asamblea de los Estudiantes de la Biblia en Saratoga Springs (Nueva York), del 27 al 30 de septiembre de 1914. A. H. Macmillan, quien se había bautizado catorce años antes, presentó un discurso el miércoles 30 de septiembre. En él dijo: ‘Este probablemente sea el último discurso público que dé, porque pronto nos iremos a casa [al cielo]’.
Sin embargo, dos días después (el viernes 2 de octubre), en Brooklyn, donde los asambleístas tendrían otra reunión, el hermano Macmillan fue objeto de bromas sin mala intención. C. T. Russell, como cabeza de mesa del comedor, anunció: “Vamos a hacer algunos cambios en el programa del domingo [4 de octubre]. A las 10.30 del domingo por la mañana el hermano Macmillan nos dará un discurso”. ¿Qué efecto tuvo esto? Macmillan más tarde escribió: “Todos se rieron de buena gana al recordar lo que yo había dicho el miércoles en Saratoga Springs, ¡mi ‘último discurso público’!”.
“Bueno —siguió diciendo Macmillan—, entonces tuve que apresurarme a buscar qué decir. Hallé el texto de Salmo 74:9: ‘No vemos ya nuestras señales: no hay más profeta, ni hay con nosotros quién sepa hasta cuándo’. Ah, eso era diferente. En aquel discurso traté de mostrar a los hermanos que algunos quizás habíamos sido un poco apresurados al creer que nos iríamos al cielo inmediatamente, y que lo que teníamos que hacer era seguir ocupados en el servicio del Señor hasta que él determinara cuándo cualquiera de sus siervos aprobados sería llevado a su hogar celestial.”
[Recuadro en la página 67]
Datos biográficos de J. F. Rutherford
Joseph Franklin Rutherford nació el 8 de noviembre de 1869 en una granja del condado de Morgan (Misuri, E.U.A.), en una familia bautista. Cuando Joseph tenía 16 años, su padre le permitió ingresar en la universidad, con tal de que pagara sus estudios y a un empleado que trabajara en su lugar en la granja. Pero Joseph, un joven muy resuelto, consiguió que un amigo le hiciera un préstamo y se las arregló para asistir a la universidad y a la vez estudiar derecho.
Finalizados los estudios, Rutherford trabajó dos años bajo la tutela del juez E. L. Edwards. A los 20 años fue nombrado relator de tribunal para los tribunales del Decimocuarto Circuito Judicial de Misuri. El 5 de mayo de 1892 se graduó de abogado en Misuri. Más tarde, fue fiscal público de Boonville (Misuri) por cuatro años. Luego, en varias ocasiones fue juez especial del tribunal del Octavo Circuito Judicial de Misuri. Por eso se le llegó a conocer como “el juez” Rutherford.
Un dato interesante es que Rutherford vendió enciclopedias de casa en casa como ayuda para pagarse los estudios. No era un trabajo fácil, pues se recibían muchos desaires. En cierta ocasión en que visitaba unas granjas, poco faltó para que muriera cuando cayó en un arroyo helado. Se prometió a sí mismo que, cuando fuera abogado, si alguien iba a su oficina vendiendo libros, los compraría. Fiel a su palabra, aceptó tres tomos de “La Aurora del Milenio” de dos repartidoras que lo visitaron en su oficina a principios de 1894. Varias semanas después leyó los libros, y enseguida envió a la Sociedad Watch Tower una carta que decía: “Mi querida esposa y yo hemos leído estos libros con el más profundo interés, y consideramos una dádiva de Dios y una gran bendición haber tenido la oportunidad de recibirlos”. Joseph F. Rutherford se bautizó en 1906, y un año después llegó a ser el asesor jurídico de la Sociedad Watch Tower.
[Recuadro en la página 70]
Víctimas de la persecución promovida por el clero

A mediados de 1918 J. F. Rutherford y siete colaboradores suyos estaban encarcelados, víctimas de la persecución promovida por el clero. Pero aquellos ocho hombres no fueron el único blanco de tal odio. Años antes, C. T. Russell había sido el objeto principal de los ataques del clero y la prensa. Ahora el ataque se dirigía contra los Estudiantes de la Biblia mismos. La revista “The Golden Age” (ahora en español, “¡Despertad!”) del 29 de septiembre de 1920 publicó un artículo gráfico y extenso sobre la cruel persecución que estos aguantaron en Estados Unidos. Parecía un informe sobre la Inquisición. Entre los relatos estaban los siguientes:
“El 22 de abril de 1918, en Wynnewood (Oklahoma), Claud Watson fue primero encarcelado y luego entregado deliberadamente en manos de una chusma de predicadores, hombres de negocios y otras personas, que lo derribaron al suelo e hicieron que una persona de color le diera latigazos, y, cuando se recuperó parcialmente, hicieron que lo azotara de nuevo. Después le untaron alquitrán por todo el cuerpo, restregándoselo por el pelo y el cuero cabelludo, y lo cubrieron con plumas.”
“El 29 de abril de 1918, en Walnut Ridge (Arkansas), W. B. Duncan, de 61 años de edad, Edward French, Charles Franke, el Sr. Griffin y la Sra. D. Van Hoesen fueron encarcelados. Una chusma entró en la cárcel, los insultó empleando el lenguaje más grosero, los azotó, los cubrió de alquitrán y plumas y los expulsó del pueblo. A Duncan lo obligaron a caminar 42 kilómetros hasta su hogar, y apenas se recuperó de la experiencia. Griffin quedó casi ciego y murió pocos meses después debido al maltrato recibido.”
“El 30 de abril de 1918, [...] en Minerva (Ohio), S. H. Griffin fue encarcelado y luego entregado a una chusma; después, por quince minutos le sermoneó un ministro religioso, tras lo cual lo golpearon varias veces, lo maldijeron, patearon, pisotearon, amenazaron con la horca y con que lo iban a ahogar, lo expulsaron del pueblo, lo escupieron, lo hicieron caer varias veces, lo punzaron en numerosas ocasiones con un paraguas, le negaron transporte y lo siguieron por ocho kilómetros hasta Malvern (Ohio), donde fue arrestado de nuevo y encarcelado en Carrollton como medida de protección; finalmente lo llevaron a su casa unos funcionarios valientes y confiables, que, después de examinar la literatura, dijeron en pocas palabras: ‘No hallamos culpa en este hombre’.”
[Nota a pie de página]
Páginas 712-717.

[Recuadro/Fotografía en la página 69]
‘No hay en la Tierra hombres más favorecidos’
El 21 de junio de 1918 un tribunal sentenció a J. F. Rutherford y a varios de sus colaboradores más allegados a veinte años de prisión, convictos del falso cargo de conspirar contra las autoridades. ¿Cómo se sentían? En una nota (véase abajo) escrita a mano desde la cárcel de la calle Raymond, de Brooklyn (Nueva York), con fecha del 22 y 23 de junio, el hermano Rutherford dijo: “Puede que actualmente no haya en la Tierra hombres más favorecidos y felices que los siete hermanos que están ahora en prisión. Saben que son inocentes de cualquier delito intencionado, y se regocijan de sufrir con Cristo por servirle lealmente”.
[Fotografía en la página 64]
El 31 de octubre de 1916, a los 64 años de edad, murió Charles Taze Russell en un tren en Pampa (Texas); muchos periódicos informaron sobre el funeral
[Fotografía en la página 66]
J. F. Rutherford era de apariencia imponente, medía 1,88 metros y pesaba 102 kilogramos
[Fotografía en la página 69]
La cárcel de la calle Raymond, en Brooklyn (Nueva York), donde el hermano Rutherford y varios de sus colaboradores más allegados pasaron siete días inmediatamente después de ser sentenciados
[Fotografía en la página 71]
Thomas (Bud) Sullivan visitó la oficina central en 1918, y más tarde fue miembro del Cuerpo Gobernante de los Testigos de Jehová

Josuelito
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
0 / 1000 / 100

Mensajes : 570
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por sadoc el Miér Sep 08, 2010 11:44 pm


sadoc
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 539
Fecha de inscripción : 16/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por Josuelito el Miér Sep 08, 2010 11:47 pm

¡Anuncien al Rey y el Reino! (1919 - 1941)
“¿Creen ustedes que el glorioso Rey ha comenzado a reinar? Entonces, ¡otra vez al campo, oh hijos del Dios altísimo! ¡Cíñanse la armadura! Sean sobrios, sean vigilantes, sean activos, sean valientes. Sean fieles y verdaderos testigos para el Señor. Sigan adelante en la lucha hasta que todo vestigio de Babilonia quede desolado. Proclamen el mensaje lejos y extensamente. El mundo tiene que saber que Jehová es Dios y que Jesucristo es el Rey de reyes y Señor de señores. Este es el día de importancia máxima. ¡Miren, el Rey rige! Ustedes son sus agentes de publicidad. Por lo tanto, anuncien, anuncien, anuncien al Rey y su reino.”
ESTA emocionante llamada a la acción hecha por J. F. Rutherford en la asamblea internacional de Cedar Point (Ohio), en 1922, tuvo una gran influencia en los concurrentes. Los Estudiantes de la Biblia partieron de aquella asamblea con un deseo ardiente de anunciar el Reino. Sin embargo, solo unos pocos años antes las perspectivas que tenían de servir de agentes de publicidad del Reino no eran en realidad muy prometedoras. J. F. Rutherford y siete de sus colaboradores estaban en prisión, y no se sabía con claridad qué papel desempeñarían dentro de la organización. ¿Cómo se vencieron aquellas dificultades?
“Sé algo sobre la ley de los leales”
Mientras el hermano Rutherford y sus colaboradores se hallaban en prisión, se programó la celebración de una asamblea en Pittsburgh (Pensilvania) del 2 al 5 de enero de 1919. Pero esta no sería una asamblea cualquiera, pues en combinación con ella tendría lugar la reunión anual de la Sociedad Watch Tower, el sábado 4 de enero de 1919. El hermano Rutherford estaba muy al tanto de la importancia de aquella reunión. Aquel sábado por la tarde buscó al hermano Macmillan, y lo halló en la cancha de tenis de la prisión. Según Macmillan, esto fue lo que ocurrió:
“Rutherford dijo: ‘Mac, quiero hablarte’.
”‘¿De qué me quiere hablar?’
”‘De lo que está pasando en Pittsburgh.’
”‘Yo quisiera terminar este partido primero.’
”‘¿No te interesa lo que pasa? ¿No sabes que hoy se elige a los directores principales? Pudieran pasarte por alto y no elegirte, y nos quedaríamos aquí para siempre.’
”‘Hermano Rutherford —dije—, permítame decirle algo en lo que quizás no haya pensado. Por primera vez desde que se constituyó la Sociedad se verá de manera clara a quién quiere Jehová Dios como presidente.’
”‘¿Qué quieres decir con eso?’
”‘Que el hermano Russell tenía el voto decisivo y nombraba a los directores principales. Pero ahora que parece que no podemos hacer nada, la situación es diferente. Porque si pudiéramos salir de la cárcel a tiempo para asistir a esa asamblea y estar presentes en la reunión en la que se elegirá a los directores principales, entraríamos y se nos aceptaría para que tomáramos el lugar del hermano Russell y recibiríamos el mismo honor que él recibió. Eso entonces parecería ser obra de hombres y no de Dios.’
”Rutherford meditó un poco sobre el asunto y se marchó.”
Aquel día, en Pittsburgh tenía lugar una tensa reunión. Sara C. Kaelin, quien creció en la zona de Pittsburgh, recuerda que “por unos momentos hubo confusión, discordia y discusiones. Algunos querían posponer la reunión por seis meses; otros ponían en tela de juicio la legalidad de elegir como directores principales (presidente, vicepresidente y secretario) a personas que estuvieran en prisión; otros proponían elegir a todo un nuevo grupo de directores principales”.
Tras un prolongado debate, W. F. Hudgings, uno de los directores de la Peoples Pulpit Association, leyó al auditorio una carta que había enviado el hermano Rutherford. En ella mandaba su amor y sus saludos a los presentes, y daba la siguiente advertencia: “Las principales armas de Satanás son el ORGULLO, la AMBICIÓN y el TEMOR”. Mostrando su deseo de someterse a la voluntad de Jehová, hasta propuso con toda humildad a hombres adecuados en caso de que los miembros con derecho a voto eligieran a un nuevo grupo de directores principales para la Sociedad.
Las discusiones siguieron por algún tiempo, hasta que E. D. Sexton, quien había sido nombrado presidente de un comité para proponer nominaciones, dijo:
“Acabo de llegar. El tren en el que venía se retrasó cuarenta y ocho horas debido a una nevada. Tengo algo que decir, y para mi propia tranquilidad tengo que decirlo ahora. Estimados hermanos, como todos ustedes, he venido con ciertas ideas, unas a favor y otras en contra. [...] No existe obstáculo legal. Si deseamos reelegir a nuestros hermanos que están en el sur para cualquier puesto que puedan desempeñar, no veo, ni deduzco de ningún asesoramiento [legal] que he recibido, que eso pudiera afectar de algún modo su caso ante el Tribunal Federal o ante el público.
”Creo que el mayor cumplido que le podemos hacer a nuestro querido hermano Rutherford sería elegirlo de nuevo como presidente de la Sociedad W[atch] T[ower] B[ible] & T[ract]. No creo que haya duda alguna en la mente del público en cuanto a nuestra postura en esta cuestión. Si nuestros hermanos de alguna manera violaron la letra de la ley por no entenderla, sabemos que sus motivos eran buenos. Y ante el [Dios] Todopoderoso no han violado ninguna ley de Dios ni del hombre. Mostraríamos la mayor confianza si elegimos de nuevo presidente de la Asociación al hermano Rutherford.
”No soy abogado, pero en cuanto a la legalidad de esta situación sé algo sobre la ley de los leales. Lo que Dios exige es lealtad. No creo que haya mejor manera de manifestar nuestra confianza que la de tener una elección Y ELEGIR PRESIDENTE DE NUEVO AL HERMANO RUTHERFORD.”
Pues bien, parece que el hermano Sexton expresó el sentir de la mayoría de los presentes. Se propusieron candidatos; se hizo la votación, y J. F. Rutherford fue elegido presidente; C. A. Wise, vicepresidente, y W. E. Van Amburgh, secretario-tesorero.
Al día siguiente el hermano Rutherford golpeó en la pared de la celda de Macmillan y le dijo: “Saca la mano”. Entonces le pasó a Macmillan un telegrama que decía que Rutherford había sido reelegido presidente. “Le hizo muy feliz —recordó después Macmillan— ver aquella prueba palpable de que Jehová dirigía la Sociedad.”
La elección había terminado, pero el hermano Rutherford y los otros siete hermanos seguían en prisión.

Josuelito
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
0 / 1000 / 100

Mensajes : 570
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por sadoc el Miér Sep 08, 2010 11:49 pm


sadoc
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 539
Fecha de inscripción : 16/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:49 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 11. Precedente  1, 2, 3, 4 ... 9, 10, 11  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.