Libre Pensamiento Cristiano

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ME GUSTA
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 251 el Mar Sep 16, 2014 1:53 am.
Colabora Haciendo Clic Aqui
Contador De Visitas LPC
contador de visitas

como agregar un contador de visitas a mi pagina web
hasta ahora no

Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Página 11 de 11. Precedente  1, 2, 3 ... 9, 10, 11

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por Josuelito el Jue Sep 09, 2010 10:34 pm

[Notas a pie de página]
En 1894, el hermano Russell hizo que la Sociedad Zion’s Watch Tower Tract enviara hermanos capaces como oradores. Se les dieron certificados firmados como presentación a los grupos locales. Aquellos certificados no les conferían autoridad para predicar ni significaban que lo que dijera el portador tenía que aceptarse sin el debido escrutinio a la luz de la Palabra de Dios. Sin embargo, puesto que algunos malinterpretaron su propósito, en cuestión de un año el hermano Russell pidió la devolución de los certificados. Trató de evitar con cautela todo lo que a los observadores les pudiera dar la apariencia de una clase clerical.
Zion’s Watch Tower de octubre-noviembre de 1881, páginas 8 y 9.
A veces los Estudiantes de la Biblia llamaban “iglesias” a los grupos locales, según el lenguaje de la versión de las Escrituras que utilizaban. También las llamaban ecclesias, por el término usado en el texto bíblico griego. Además empleaban la expresión “clases”, pues en realidad eran grupos de estudiantes que se reunían con regularidad para estudiar. Más tarde, el que las llamaran compañías fue un reflejo de que sabían que se hallaban en una guerra espiritual. (Véase Salmo 68:11.) Después de publicarse en inglés la Traducción del Nuevo Mundo de las Escrituras Griegas Cristianas en 1950, el término bíblico moderno “congregación” se empezó a usar con regularidad en la mayoría de los países.
El significado literal de la palabra empleada en el texto griego de la Biblia (kjei‧ro‧to‧né‧o) es “extender, estirar, o alzar la mano” y, por extensión, también podría significar “elegir o escoger para un puesto levantando las manos”. (A Greek and English Lexicon to the New Testament, de John Parkhurst, 1845, página 673.)
Si se desean más detalles, véase el capítulo 25: “Predicación pública y de casa en casa”.
A partir de 1919, y mediante el director de servicio, se había de informar semanalmente a la Sociedad el tiempo que pasaban en el servicio del campo los que se asociaban con la congregación o clase.
Como se indicó en la publicación Organization Method (Método de organización), cada congregación elegiría un auxiliar del director y un encargado de las existencias de literatura bíblica. Estos, junto con el director nombrado por la Sociedad, componían el comité de servicio local.
The Watch Tower del 1 de julio de 1920, páginas 195-200.
El comité de servicio de entonces no constaba de más de diez miembros. Uno era el director de servicio, a quien no se elegía en la localidad, sino que era nombrado por la Sociedad. Los otros trabajaban con él organizando y efectuando la testificación.
Durante varios años, desde 1932 en adelante, a este grupo se le conoció como los Jonadab.
Cuando el verbo griego kjei‧ro‧to‧né‧o se define con el único sentido de ‘elegir extendiendo la mano’, se pasa por alto el significado posterior de la palabra. Por eso, A Greek-English Lexicon, de Liddell y Scott, editado por Jones y McKenzie, y reimpreso en 1968, define la palabra como “extender la mano, con el propósito de dar uno su voto en la asamblea [...] II. c. acu. pers. [con acusativo de persona], elegir, prop[iamente] levantando la mano [...] posteriormente, por lo general, nombrar, [...] nombrar a un puesto en la Iglesia, [pre‧sbý‧te‧ros] Act. Ap. [Actos de los Apóstoles] 14.23”. Ese uso posterior era común en los días de los apóstoles; el término fue empleado con ese sentido por el historiador judío Josefo, del siglo primero, en sus Antigüedades de los judíos, libro VI, capítulo IV, sección 2, y capítulo XIII, sección 9. La misma estructura gramatical de Hechos 14:23 en el griego original muestra que Pablo y Bernabé fueron quienes hicieron lo que allí se dice.
Más tarde en aquel mismo año, 1938, la publicación de cuatro páginas Organization Instructions (Instrucciones de organización), dio más detalles. Explicó que la congregación local debía nombrar un comité que la representara. Ese comité vería a los hermanos a la luz de los requisitos mencionados en las Escrituras y haría recomendaciones a la Sociedad. Cuando los representantes viajantes de la Sociedad visitaran las congregaciones, repasarían las aptitudes de los hermanos locales y su fidelidad al atender sus asignaciones. La Sociedad también tomaría en cuenta las recomendaciones de estos al hacer nombramientos.
De 1894 a 1927, primero se llamó representantes de la Tower Tract Society a los oradores viajantes enviados por la Sociedad, y después se les llamó peregrinos. De 1928 a 1936, cuando se dio más énfasis al servicio del campo, se les llamó directores regionales del servicio. A partir de julio de 1936, para recalcar cuál era su relación apropiada con los hermanos locales, se les llamó siervos regionales. De 1938 a 1941 se asignó a siervos de zona para que visitaran por turnos una cantidad limitada de congregaciones, de modo que visitaban los mismos grupos a intervalos regulares. Después de una interrupción de un año, en 1942 este servicio se reanudó con siervos para los hermanos. En 1948 se adoptó el término siervo de circuito; ahora se les conoce como superintendentes de circuito.
De 1938 a 1941, los siervos regionales tuvieron la nueva asignación de servir regularmente en asambleas locales, donde Testigos de una región (una zona) se reunían para un programa especial. Cuando esta obra se reactivó en 1946, a estos superintendentes viajantes se les conoció como siervos de distrito; hoy se les llama superintendentes de distrito.
Este programa entró en vigor el 1 de octubre de 1938. Durante los años de la guerra se hizo cada vez más difícil organizar asambleas, de modo que las asambleas de zona se suspendieron a finales de 1941. Sin embargo, en 1946 este programa comenzó de nuevo, y desde entonces se llamó asamblea de circuito a la reunión de varias congregaciones para recibir instrucción especial.
La esencia de aquellos discursos se encuentra en los números del 1 y 15 de marzo de 1945 de La Atalaya (15 de octubre y 1 de noviembre de 1944, en inglés).
Más tarde, ellos escogieron a otros miembros de la familia de Betel para que les ayudaran a atender aquellas asignaciones.
La Atalaya del 15 de abril de 1992, páginas 7-17, 31.
[Comentario en la página 204]
Entre ellos no había lugar para una clase clerical
[Comentario en la página 205]
No estaban tratando de establecer una “organización terrestre”
[Comentario en la página 206]
¿Cómo se escogía a los ancianos?
[Comentario en la página 212]
Un director nombrado por la Sociedad
[Comentario en la página 213]
Algunos ancianos no querían predicar fuera de la congregación
[Comentario en la página 214]
Disminuye el número de miembros, pero se fortalece la organización
[Comentario en la página 218]
¿Cómo debían hacerse los nombramientos?
[Comentario en la página 220]
¿Estaba Rutherford tratando sencillamente de conseguir más control?
[Comentario en la página 222]
Visitas a grupos de dos, tres o más personas
[Comentario en la página 223]
Nuevas responsabilidades para los superintendentes viajantes
[Comentario en la página 234]
Se amplía el Cuerpo Gobernante y se establece la presidencia por rotación
[Comentario en la página 235]
Supervisión necesaria durante una era de crecimiento extraordinario
[Recuadro en la página 207]
¿Por qué el cambio?
Cuando se le preguntó a C. T. Russell por qué cambió de parecer respecto a la selección de ancianos en los diferentes grupos del pueblo del Señor, contestó:
“Ante todo, me apresuro a asegurarles que nunca he afirmado ser infalible. [...] No negamos que nuestro conocimiento está aumentando y que ahora vemos desde un punto de vista algo diferente la voluntad del Señor en lo que respecta a los Ancianos o líderes de los diferentes grupos pequeños de Su pueblo. Nuestro error de juicio fue esperar demasiado de nuestros queridos hermanos que, por haber comenzado temprano en la Verdad, se convirtieron naturalmente en los líderes de estas pequeñas compañías. La opinión ideal que abrigábamos inocentemente en cuanto a ellos era que el conocimiento de la Verdad los haría más humildes y, como resultado, reconocerían su propia insignificancia y que todo lo que sabían y podían comunicar a otros lo harían por ser sus portavoces y porque él los utilizaba. Nuestras esperanzas ideales eran que estos serían ejemplos del rebaño en todo sentido de la palabra; y que si la providencia divina llevaba al grupito de la compañía a uno o más individuos igual de competentes —o hasta más competentes— en presentar la Verdad, el espíritu del amor los guiaría a mostrarse honra unos a otros, y así a ayudarse e instarse unos a otros a participar en el servicio de la Iglesia, el cuerpo de Cristo.
”Con esto presente, pensamos que las mayores medidas de bondad y verdad necesarias en este tiempo y apreciadas por los del pueblo consagrado del Señor harían innecesario que siguieran el proceder señalado por los apóstoles de la Iglesia primitiva. Nuestro error fue que no nos dimos cuenta de que los procedimientos esquematizados por los apóstoles bajo supervisión divina son superiores a todo lo que otros puedan formular, y que la Iglesia en conjunto necesitaría las reglas instituidas por los apóstoles hasta que, por nuestro cambio en la resurrección, todos seamos completados y perfeccionados, y disfrutemos de relación directa con el Amo.
”Poco a poco nos dimos cuenta de nuestro error al percibir que hasta cierto grado había un espíritu de rivalidad entre los hermanos, y que muchos tenían el deseo de llevar la delantera en las reuniones por considerarlo un cargo en vez de un servicio, y de excluir y estorbar el que llegaran a ser líderes otros hermanos de igual habilidad natural y de igual conocimiento de la Verdad y aptitud en el manejo de la espada del Espíritu.”—“Zion’s Watch Tower”, 15 de marzo de 1906, página 90.
[Recuadro en la página 211]
¿De quién es la obra?
Hacia el fin de su vida terrestre Charles Taze Russell escribió: “Con demasiada frecuencia el pueblo de Dios olvida que el Señor Mismo dirige Su obra. Muy a menudo se piensa así: Haremos algo y conseguiremos que Dios nos ayude a hacerlo. Consigamos el punto de vista correcto al respecto y percibamos que Dios se ha propuesto una obra inmensa y la está efectuando; que esa obra se realizará, sin que importemos nosotros o nuestros esfuerzos; y que es un gran privilegio el que se conceda al pueblo de Dios colaborar con su Hacedor en llevar a cabo Sus planes, Sus propósitos y Sus disposiciones a la manera de él. Al ver los asuntos de esta manera, debemos orar y mantenernos vigilantes con el propósito de conocer y hacer la voluntad del Señor, contentos con el papel que se nos permita desempeñar, pues es nuestro Dios quien nos guía. Este es el programa que la Sociedad Watch Tower Bible and Tract ha procurado seguir”.—“The Watch Tower”, 1 de mayo de 1915.
[Recuadro en la página 215]
Preguntas V.D.M.
Las letras V.D.M. son las iniciales de las palabras latinas “Verbi Dei Minister”, o Ministro de la Palabra Divina.
En 1916 la Sociedad preparó una lista de preguntas sobre asuntos bíblicos. Se pidió a los que hubieran de representar a la Sociedad como oradores que contestaran cada pregunta por escrito. De aquella manera la Sociedad podía conocer el modo de pensar, las opiniones y el entendimiento que tenían aquellos hermanos sobre verdades fundamentales de la Biblia. En las oficinas de la Sociedad, un grupo designado de hermanos examinaba cuidadosamente las respuestas escritas. El que recibiera aprobación como orador tenía que contestar bien al menos el 85% de las preguntas.
Posteriormente muchos ancianos, diáconos y otros Estudiantes de la Biblia pidieron una lista de las preguntas. Con el tiempo se recomendó que sería bueno que las clases escogieran como representantes solo a los que hubieran satisfecho los requisitos como V.D.M.
El que la Sociedad confiriera el grado de Ministro de la Palabra Divina no significaba que se ordenara a la persona. Sencillamente daba a entender que el grupo designado de las oficinas de la Sociedad que examinaba las respuestas había revisado la madurez de la persona en cuestiones de doctrina —además de, hasta un grado razonable, su reputación—, y había concluido que merecía que se le llamara Ministro de la Palabra Divina.
Estas eran las preguntas V.D.M.:
 1) ¿Cuál fue el primer acto creativo de Dios?
 2) ¿Qué significa la palabra “Logos” con relación al Hijo de Dios, y qué significan las palabras Padre e Hijo?
 3) ¿Cuándo y cómo entró el pecado en el mundo?
 4) ¿Qué castigo Divino reciben los que han pecado, y quiénes son los pecadores?
 5) ¿Por qué era necesario que el “Logos” fuera hecho carne? ¿Fue Él una “encarnación”?
 6) ¿Cuál fue la naturaleza del Hombre Cristo Jesús desde su infancia hasta su muerte?
 7) ¿Cuál es la naturaleza de Jesús desde su resurrección, y cuál es Su posición oficial con relación a Jehová?
 8) ¿Qué labor ha efectuado Jesús durante esta Era del Evangelio, es decir, desde el Pentecostés hasta ahora?
 9) ¿Qué ha hecho hasta ahora Jehová Dios por el mundo de la humanidad, y qué ha hecho Jesús?
10) ¿Cuál es el propósito de Dios con relación a la Iglesia, una vez que esté completa?
11) ¿Cuál es el propósito de Dios respecto al mundo de la humanidad?
12) ¿Qué les espera a los que son definitivamente incorregibles?
13) ¿Qué recompensa o bendiciones recibirá el mundo de la humanidad por su obediencia al Reino del Mesías?
14) ¿Qué pasos puede dar el pecador para entrar en una relación vital con Cristo y con el Padre Celestial?
15) Después que un cristiano ha sido engendrado por Espíritu Santo, ¿qué derrotero toma, como se indica en la Palabra de Dios?
16) ¿Se ha apartado usted del pecado para servir al Dios vivo?
17) ¿Ha hecho usted una consagración completa de su vida y de todas sus facultades y talentos al Señor y a Su servicio?
18) ¿Ha simbolizado esa consagración por inmersión en agua?
19) ¿Ha hecho el voto de los I. B. S. A. [iniciales en inglés para Asociación Internacional de Estudiantes de la Biblia] de llevar una vida de santidad?
20) ¿Ha leído por completo y con detenimiento los seis tomos de ESTUDIOS DE LAS ESCRITURAS?
21) ¿Le han ilustrado y beneficiado mucho?
22) ¿Cree que tiene conocimiento suficiente y permanente de la Biblia para ser un siervo más eficiente del Señor el resto de su vida?
[Recuadro en la página 234]
‘Como la comunidad cristiana primitiva’
En julio de 1956 la publicación religiosa “Interpretation” dijo: “Ninguna agrupación se parece más a la comunidad cristiana primitiva en su organización y predicación [que los testigos de Jehová]. [...] Son muy pocos los grupos que emplean tanto las Escrituras en su mensaje, ya sea oral o escrito”.
[Recuadro/Fotografías en las páginas 208 y 209]
Edificios empleados por la Sociedad hace un siglo en la zona de Pittsburgh
La Casa Bíblica, que se ve aquí, fue la oficina central durante diecinueve años, desde 1890 hasta 1909
Aquí tenía su estudio el hermano Russell
Algunos miembros de la Casa Bíblica en 1902
En el edificio estaban este departamento de tipografía y composición tipográfica (arriba, a la derecha), un departamento de envíos (abajo, a la derecha), un almacén de literatura, habitaciones para el personal, y una capilla (auditorio) con capacidad para unas trescientas personas
[Nota a pie de página]
En 1879 la oficina central estuvo situada en el número 101 de la avenida Quinta, en Pittsburgh (Pensilvania). Después, en 1884, las oficinas se trasladaron al número 44 de la calle Federal, en Allegheny (zona norte de Pittsburgh); y más tarde, aquel mismo año, al 40 de la calle Federal. (En 1887 esta dirección cambió a 151 de la calle Robinson.) Cuando se requirió más espacio, en 1889, el hermano Russell construyó la Casa Bíblica, que se ve a la izquierda, en el 56-60 de la calle Arch, en Allegheny. (Más tarde el número de este edificio se cambió a 610-614 de la calle Arch.) Por poco tiempo, entre 1918 y 1919, la oficina central estuvo de nuevo en Pittsburgh, en el tercer piso del número 119 de la calle Federal.
[Recuadro/Ilustración en la página 229]
Primeras corporaciones legales
Zion’s Watch Tower Tract Society. Se formó en 1881 y se constituyó legalmente en el estado de Pensilvania el 15 de diciembre de 1884. En 1896 se le cambió el nombre a Watch Tower Bible and Tract Society. Desde 1955 se la ha conocido como Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania.
Peoples Pulpit Association. Se formó en 1909 cuando la Sociedad trasladó sus oficinas principales a Brooklyn (Nueva York). En 1939 el nombre se cambió a Watchtower Bible and Tract Society, Inc. Desde 1956 se la conoce como Watchtower Bible and Tract Society of New York, Inc.
International Bible Students Association. Constituida en Londres (Inglaterra), el 30 de junio de 1914.
A fin de conformarse a las leyes, los testigos de Jehová han creado otras corporaciones en muchas comunidades y países. Sin embargo, no están divididos en organizaciones nacionales ni regionales. Son una hermandad mundial unida.
[Fotografía en la página 210]
Se establecieron sucursales para mejorar la supervisión. La primera de ellas se organizó en Londres (Inglaterra), en este edificio
[Fotografías en las páginas 216 y 217]
Edificios que se utilizaron al principio en Brooklyn
Hogar Betel
En el 122-124 de Columbia Heights
Comedor del Hogar Betel
Tabernáculo
En el número 17 de la calle Hicks estaban ubicadas las oficinas, el almacén de literatura, el departamento de envíos, el equipo de composición tipográfica y un auditorio de 800 asientos (el Tabernáculo se usó de 1909 a 1918)
El auditorio
Primeras fábricas
35 de la avenida Myrtle (1920-1922)
Algunos miembros de la familia de Betel que trabajaban en 1920 en la fábrica de la avenida Myrtle (derecha)
18 de la calle Concord (1922-1927)
117 de la calle Adams (1927- )
[Fotografía en la página 221]
J. F. Rutherford en 1941. Los Testigos sabían que él no era su caudillo
[Fotografías en las páginas 224 y 225]
Superintendentes viajantes—Algunos de los miles que han servido como tales
Canadá, 1905-1933
Inglaterra, 1920-1932
Finlandia, 1921-1926, 1947-1970
Estados Unidos, 1907-1915
Viajando entre congregaciones:
Groenlandia
Venezuela
Lesoto
México
Perú
Sierra Leona
Vivienda móvil en Namibia
En el servicio del campo con los Testigos en Japón
Reunión con ancianos locales en Alemania
Se da consejo práctico a los precursores en Hawai
Instruyendo a una congregación en Francia
[Fotografía en la página 226]
John Booth, superintendente viajante en E.U.A. de 1936 a 1941
[Fotografía en la página 227]
Carey Barber, cuyo distrito abarcaba una enorme sección de Estados Unidos
[Fotografía en la página 228]
El hermano Knorr visitaba regularmente las sucursales y los hogares misionales
[Fotografía en la página 230]
Se han celebrado reuniones con los superintendentes a cargo de las sucursales de la Sociedad para darles instrucción especial (Nueva York, 1958)
[Fotografías en la página 231]
La Escuela del Ministerio del Reino ha preparado a superintendentes de todo el mundo
Escuela del Ministerio del Reino en un campamento de refugiados en Tailandia, en 1978; y en las Filipinas, en 1966 (arriba, a la izquierda)
[Fotografía en la página 232]
Se han ido publicando instrucciones de organización (primero en inglés, luego en otros idiomas) para coordinar la actividad de los Testigos e informarles sobre las provisiones para su ministerio

Josuelito
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
0 / 1000 / 100

Mensajes : 570
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por Josuelito el Jue Sep 09, 2010 10:35 pm

Reuniones para adorar y recibir instrucción y ánimo
LAS reuniones de congregación son una parte importante de la actividad de los testigos de Jehová. Hasta cuando las circunstancias lo hacen muy difícil, procuran asistir con regularidad a sus reuniones, en conformidad con la exhortación bíblica: “Considerémonos unos a otros para incitarnos al amor y a las obras excelentes, sin abandonar el reunirnos, como algunos tienen por costumbre, sino animándonos unos a otros, y tanto más al contemplar ustedes que el día se acerca”. (Heb. 10:24, 25.) Donde es posible, cada congregación celebra reuniones tres veces por semana, lo que significa un total de 4 horas y 45 minutos. Sin embargo, tanto la naturaleza de las reuniones como su frecuencia han variado según las necesidades.
En el siglo primero las manifestaciones de los dones milagrosos del espíritu fueron una característica notable de las reuniones cristianas. ¿Por qué? Porque mediante aquellos dones Dios daba testimonio de que ya no utilizaba al sistema religioso judío y de que Su espíritu descansaba entonces sobre la congregación cristiana recién formada. (Hech. 2:1-21; Heb. 2:2-4.) En las reuniones de los cristianos primitivos se oraba, se cantaban alabanzas a Dios y se destacaba el profetizar (es decir, la transmisión de revelaciones de la voluntad y el propósito divinos) y el impartir instrucción que edificara a los que escucharan. Aquellos cristianos vivieron en una época de acontecimientos maravillosos relacionados con el propósito de Dios. Tenían que comprenderlos y saber cómo obrar en armonía con estos. Sin embargo, algunos no mostraron equilibrio en su manera de dirigir las reuniones y, como muestra la Biblia, necesitaron consejo para actuar de la manera más provechosa. (1 Cor. 14:1-40.)
En los años setenta del siglo XIX y después, ¿se vieron también los rasgos distintivos de las reuniones de los primeros cristianos en las reuniones de los Estudiantes de la Biblia?

Josuelito
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
0 / 1000 / 100

Mensajes : 570
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por Josuelito el Jue Sep 09, 2010 10:35 pm

Sustento espiritual para los primeros Estudiantes de la Biblia
En 1870 Charles Taze Russell y un pequeño grupo de colaboradores de Allegheny (Pensilvania) y sus alrededores formaron una clase para el estudio de la Biblia. Como resultado de sus reuniones, su amor a Dios y a su Palabra fue aumentando y su entendimiento de lo que la Biblia misma enseña se hizo más profundo. En aquellas reuniones no se hablaba en lenguas de forma milagrosa. ¿Por qué no? Porque aquellos dones milagrosos habían cumplido su objetivo en el siglo primero y, como había predicho la Biblia, habían cesado. “El siguiente paso del progreso —explicó el hermano Russell— era la manifestación de los frutos del espíritu, como lo señala claramente san Pablo.” (1 Cor. 13:4-10.) Además, al igual que en el siglo I, estos cristianos tenían que efectuar una obra de evangelización urgente, y para ello necesitaban estímulo. (Heb. 10:24, 25.) Poco tiempo después celebraban dos reuniones semanales.
El hermano Russell comprendió la importancia de que los siervos de Jehová fueran un pueblo unido, sin importar dónde se hallaran en el mundo. De ahí que en 1879, poco después de empezar a publicarse la revista Watch Tower, hoy conocida en español como La Atalaya, se invitara a los lectores a solicitar la visita del hermano Russell o de uno de sus colaboradores. Se avisaba con claridad: “No se cobra ni se acepta dinero”. Cuando llegaron algunas solicitudes, el hermano Russell hizo un viaje de un mes que lo llevó hasta Lynn (Massachusetts), y celebró reuniones en cada parada que duraron de cuatro a seis horas. Trató sobre el tema: “Asuntos relacionados con el Reino de Dios”.
A principios de 1881 el hermano Russell dio esta exhortación a los lectores de la revista Watch Tower que aún no celebraban reuniones regulares donde vivían: “Organicen una en su propia casa con su familia, o hasta con las pocas personas que se interesen. Lean, estudien, alaben y adoren juntos, y donde dos o tres se reúnan en Su nombre, el Señor estará entre ustedes, como maestro suyo. Así eran algunas de las reuniones de la iglesia en el tiempo de los apóstoles. (Véase Filemón, 2)”.
El programa que se sigue en las reuniones tuvo un desarrollo gradual. Se daban sugerencias, pero se dejaba que cada grupo, teniendo en cuenta sus circunstancias, decidiera qué era lo mejor para ellos. De vez en cuando alguien presentaba un discurso, pero se daba más énfasis a las reuniones en las que todos pudieran participar libremente. Al principio algunas clases de los Estudiantes de la Biblia no usaron mucho las publicaciones de la Sociedad en sus reuniones, pero los ministros viajantes, los peregrinos, les ayudaron a ver lo valioso que era hacer esto.
Después de haberse publicado varios tomos de Millennial Dawn (La Aurora del Milenio), empezaron a usarse como base para el estudio. En 1895 a los grupos de estudio se les llamó Círculos de la Aurora para Estudios Bíblicos. En Noruega algunos los llamaron más tarde “reuniones de lectura y conversación —y añadieron—: Se leían en voz alta porciones de los libros del hermano Russell, y cuando alguien tenía comentarios o preguntas [...], levantaba la mano”. El hermano Russell recomendó que en aquellos estudios los participantes emplearan diferentes traducciones de las Escrituras, referencias marginales de la Biblia y concordancias bíblicas. Los grupos solían ser de tamaño moderado y se reunían en hogares particulares en una noche conveniente para todos. Aquellas reuniones fueron predecesoras del actual Estudio de Libro de Congregación.
El hermano Russell se dio cuenta de que se requería más que un simple estudio de asuntos doctrinales. Debería haber también expresiones de devoción que infundieran en el corazón de las personas aprecio al amor de Dios y un deseo de honrarle y servirle. Se instó a las clases a organizar una reunión especial con ese fin una vez a la semana. A veces se las llamaba “Reuniones de las Cabañas” porque tenían lugar en hogares particulares. El programa constaba de oraciones, himnos de alabanza y testimonios de los presentes. A veces aquellos testimonios eran experiencias animadoras; se incluían también pruebas, dificultades y situaciones críticas a las que se hubieran enfrentado recientemente. En algunos lugares esas reuniones no lograban su objetivo, pues se daba demasiado énfasis a individuos. Mediante la revista The Watch Tower se dieron bondadosas sugerencias para mejorarlas.
Recordando aquellas reuniones, Edith Brenisen, esposa de uno de los primeros peregrinos estadounidenses, dijo: “Era una noche para meditar en el cuidado amoroso de Jehová y para asociarnos estrechamente con nuestros hermanos y hermanas. Mientras escuchábamos algunas de sus experiencias llegábamos a conocerlos mejor. Observar su fidelidad, ver cómo vencían sus dificultades, a menudo nos ayudaba a resolver algunas de nuestras propias perplejidades”. Sin embargo, con el tiempo quedó claro que las reuniones más provechosas eran las que se preparaban con el fin de equipar a cada uno para la evangelización.
En algunos lugares, el proceder que se seguía en la reunión del domingo preocupaba a los hermanos. Algunas clases trataban de estudiar la Biblia versículo por versículo. Pero a veces las diferencias de opinión en cuanto al significado no fortalecían en absoluto. Para mejorar la situación, algunos miembros de la congregación de Los Ángeles (California) prepararon bosquejos para el estudio de temas bíblicos, con preguntas y remisiones a la Biblia que toda la clase podía examinar antes de asistir a la reunión. En 1902 la Sociedad presentó una Biblia que contenía “Ayudas para el estudio bereano de la Biblia” y un índice de temas. Para más simplificación, a partir del número del 1 de marzo de 1905 de la revista Watch Tower se suministraron bosquejos para analizarlos en la congregación, que constaban de preguntas y remisiones a la Biblia y a publicaciones de la Sociedad para estimular la investigación. Ese sistema continuó hasta 1914, año en el que se empezaron a publicar preguntas de estudio para los tomos de Studies in the Scriptures (Estudios de las Escrituras) que podían usarse como base para los Estudios Bereanos.
Todas las clases tenían la misma materia de estudio, pero la cantidad de reuniones semanales variaba de una a cuatro, o incluso más, según se organizara en cada lugar. A partir de 1914, en Colombo (Ceilán, ahora Sri Lanka), se tenían reuniones los siete días de la semana.
Se animaba a los Estudiantes de la Biblia a que investigaran, a ‘confirmarlo todo’, a expresar las ideas en sus propias palabras. (1 Tes. 5:21, Versión Autorizada.) El hermano Russell animó a comentar libremente toda la información que se estudiaba. También advirtió: “Nunca olviden que la Biblia es nuestra norma, y aunque vemos nuestras ayudas como procedentes de Dios, son solo ‘ayudas’ y no sustituyen a la Biblia”.


Josuelito
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
0 / 1000 / 100

Mensajes : 570
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por Josuelito el Jue Sep 09, 2010 10:36 pm

La Conmemoración de la muerte del Señor
Comenzando alrededor de 1876, los Estudiantes de la Biblia conmemoraron todos los años la muerte del Señor. Al principio el grupo de Pittsburgh (Pensilvania) y de lugares próximos se reunió en la casa de uno de los hermanos. Para 1883 unas cien personas se daban cita en aquella zona, y se usaba un salón alquilado. Con el fin de acomodar a la gran asistencia que se esperaba en Pittsburgh en 1905, los hermanos decidieron emplear el espacioso Carnegie Hall.
Los Estudiantes de la Biblia entendieron que esta era una observancia anual, y no algo que hubiera de hacerse semanalmente. La fecha que observaban correspondía al 14 de Nisán del calendario judío, el tiempo en que murió Jesús. Con el transcurso de los años se perfeccionó la manera de calcular aquella fecha. Sin embargo, el significado de la ocasión misma era lo más importante.
Aunque los Estudiantes de la Biblia se reunían para esta observancia conmemorativa en muchos lugares y en grupos de diversos tamaños, se invitaba a todo el que pudiera hacerlo a reunirse con los hermanos de Pittsburgh. De 1886 a 1893 se invitó en especial a los lectores de la Watch Tower a ir a Pittsburgh si podían, y lo hicieron; vinieron de diferentes partes de Estados Unidos y Canadá. Esto no solo les permitió celebrar juntos la Conmemoración, sino también fortalecer los lazos de unidad espiritual. No obstante, al aumentar la cantidad de las clases, tanto en Estados Unidos como en otras partes del mundo, no resultó práctico seguir tratando de reunirse en un solo lugar, y comprendieron que resultaría mucho más beneficioso que se reunieran con sus compañeros de creencia de la zona donde vivían.
Como indicó la revista Watch Tower, muchos afirmaban que creían en el rescate, y a ninguno se le impedía asistir a la conmemoración anual. Pero la ocasión tenía un significado especial para los que pertenecían realmente al “rebaño pequeño” de Cristo. Estos eran quienes participarían en el Reino celestial. Cuando Jesús instituyó la Conmemoración la noche antes de morir, fue a aquellos a quienes se ofrecía esa esperanza a los que dijo: “Sigan haciendo esto en memoria de mí”. (Luc. 12:32; 22:19, 20, 28-30.)
En particular a partir de los años treinta empezaron a ponerse de manifiesto los que conformarían la “gran muchedumbre” de otras ovejas. (Rev. 7:9, 10; Juan 10:16.) En aquel tiempo se les llamaba los Jonadab. Por primera vez, en su número del 15 de febrero de 1938 The Watchtower invitó específicamente a estos a estar presentes en la Conmemoración (en español, véase La Torre del Vigía de marzo); la invitación al acto conmemorativo decía: “Que cada compañía de los ungidos se reúna y celebre el Memorial el 15 de abril, después de las seis p.m. ante la presencia de sus compañeros, los Jonadabs”. Estos no asistieron como participantes, sino como observadores. Su presencia empezó a incrementar la concurrencia a la Conmemoración de la muerte de Cristo. En 1938 la asistencia total fue de 73.420 personas, mientras que los que participaron de los emblemas (el pan y el vino) fueron 39.225. En los años siguientes, se comenzaron a contar grandes cantidades de personas recién interesadas y otras que aún no habían llegado a ser testigos de Jehová activos entre aquellos que asistían como observadores. Por eso, en 1992, cuando la cantidad máxima de los que participaban en el ministerio del campo fue de 4.472.787, la asistencia a la Conmemoración fue de 11.431.171 y el número de los que participaron de los emblemas fue de solo 8.683. En algunos países la concurrencia ha sido hasta cinco o seis veces mayor que la cantidad de Testigos activos.
Debido a su aprecio profundo por el significado de la muerte de Cristo, los testigos de Jehová observan la Conmemoración aunque se hallen en circunstancias muy difíciles. Durante la guerra de Rhodesia (ahora Zimbabue), en los años setenta, no era posible salir de noche a causa de los toques de queda, de modo que los hermanos de algunos sectores tenían que reunirse en la casa de un testigo de Jehová durante el día y luego celebrar la Conmemoración al anochecer. Por supuesto, no podían regresar a su casa aquella misma noche, así que permanecían allí hasta el día siguiente. Aprovechaban el resto de la noche para cantar cánticos del Reino y contar experiencias, lo que para ellos era una fuente de estímulo adicional.
Durante la II Guerra Mundial se celebró la Conmemoración en los campos de concentración, aunque esto pudo haber significado castigo severo si los guardias se hubieran enterado. Mientras estuvo aislado en una prisión de la China comunista de 1958 a 1963, debido a su fe cristiana, Harold King celebró la Conmemoración lo mejor que pudo en medio de sus circunstancias. Más tarde contó: “Desde la ventana de mi prisión veía [cómo crecía] la Luna cerca del comienzo de la primavera. Calculaba tan cuidadosamente como podía la fecha para la celebración”. Improvisaba los emblemas necesarios, haciendo un poco de vino con grosellas negras y utilizando arroz, que no tiene levadura, para hacer el pan. Añadió: “Cantaba y oraba y pronunciaba un discurso regular para la ocasión, así como lo hubiera hecho en cualquier congregación del pueblo de Jehová. De modo que sentía que cada año estaba unido [a] mis hermanos [de] todo el mundo en esta importantísima ocasión”.


Josuelito
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
0 / 1000 / 100

Mensajes : 570
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por Josuelito el Jue Sep 09, 2010 10:36 pm

El lugar de los jóvenes
En los primeros años las publicaciones y las reuniones de los Estudiantes de la Biblia no se preparaban teniendo en cuenta a los jóvenes. Estos podían asistir a las reuniones, y algunos lo hacían y escuchaban atentamente. Pero no se hacía nada especial para que participaran en ellas. ¿Por qué no?
Los hermanos de entonces entendían que en poco tiempo todos los miembros de la novia de Cristo se unirían a él en la gloria celestial. En 1883 la revista Watch Tower explicó: “Los que estamos en preparación para la llamada celestial no podemos apartarnos de la labor especial de esta época, la de preparar a ‘la Novia, la esposa del Cordero’. La Novia tiene que aprestarse; y precisamente ahora, cuando se le están dando los últimos toques a su adorno nupcial, se requiere el servicio de todo miembro en esta obra actual de tanta importancia”.
Se instaba a los padres a aceptar la responsabilidad que Dios les daba de instruir espiritualmente a sus hijos. No se recomendaba tener escuelas dominicales separadas para los jóvenes. Era obvio que las escuelas dominicales de la cristiandad habían resultado ser perjudiciales. Los padres que enviaban a sus hijos a aquellas escuelas creían que aquello los eximía de la responsabilidad de darles instrucción religiosa. Los hijos, a su vez, al no acudir a sus padres como fuente principal de instrucción divina, no veían motivo para honrarles ni obedecerles como era debido.
Sin embargo, de 1892 a 1927 la revista Watch Tower apartó espacio para comentar sobre el texto bíblico que se trataba en “International Sunday School Lessons” (Lecciones para la escuela dominical internacional), algo que era popular entonces entre las iglesias protestantes. Durante mucho tiempo aquellos textos fueron escogidos por F. N. Peloubet, un clérigo de la Iglesia Congregacional, y sus colaboradores. La Watch Tower los analizaba desde el punto de vista de los Estudiantes de la Biblia y su comprensión superior de las Escrituras, libre de los credos de la cristiandad. Se esperaba introducir así la revista Watch Tower en algunas iglesias, presentar de ese modo la verdad, y que algunos feligreses la aceptaran. Por supuesto, la diferencia era obvia, y esto encolerizó al clero protestante.
Llegó el año 1918, y el resto, o los que quedaban de los ungidos, se hallaban aún en la Tierra. También había aumentado mucho la cantidad de niños en sus reuniones. Solían dejarlos jugar mientras los padres estudiaban. Sin embargo, los jóvenes también tenían que aprender a ‘buscar justicia, buscar mansedumbre’, para que se les ‘guardara en el día de la cólera del SEÑOR’. (Sof. 2:3, VA.) De modo que en 1918 la Sociedad instó a las congregaciones a preparar una clase para jóvenes de 8 a 15 años. En algunos lugares hasta hubo clases preliminares para los que eran demasiado pequeños para estar en la clase de los jóvenes. A la vez se recalcó de nuevo la responsabilidad de los padres con respecto a sus hijos.
Esto sirvió de base para otros proyectos futuros. En 1920 la revista The Golden Age (conocida hoy como ¡Despertad!) presentó una sección titulada “Juvenile Bible Study” (Estudio bíblico para los jóvenes), con preguntas acompañadas de citas bíblicas que daban las respuestas. Aquel mismo año se publicó The Golden Age ABC; este fue un folleto ilustrado que los padres podían usar para enseñar a sus hijos verdades bíblicas y cualidades cristianas. En 1924 se publicó el libro The Way to Paradise (El camino al Paraíso), escrito por W. E. Van Amburgh. Se preparó para “estudiantes de la Biblia de nivel intermedio”. Por algún tiempo se empleó en las reuniones organizadas para los jovencitos. Además, en Estados Unidos grupos que se llamaban “Testigos Jóvenes” organizaban sus propias salidas al servicio del campo. En Suiza un grupo de jóvenes formó una asociación llamada “La Juventud de Jehová”, para jóvenes entre 13 y 25 años de edad. La oficina del secretario estaba en Berna y publicaban una revista especial Jehovah’s Youth (La juventud de Jehová) que se imprimía allí en las prensas de la Sociedad. Aquellos jóvenes tenían sus propias reuniones y preparaban incluso dramas bíblicos como el que presentaron en el edificio Volkshaus, de Zurich, ante un auditorio de 1.500 personas.
Sin embargo, lo que sucedía era que dentro de la organización de los siervos de Jehová se iba desarrollando otra organización. Aquello no contribuía a la unidad, y se descontinuó en 1936. Durante una visita a Australia en abril de 1938, J. F. Rutherford, entonces presidente de la Sociedad, se enteró de que se estaba dando clase aparte a los niños mientras los adultos celebraban una asamblea. Inmediatamente hizo que trajeran a todos los niños al lugar de la asamblea, lo cual los benefició mucho.
Aquel mismo año La Torre del Vigía trató el tema de tener clases separadas para los jóvenes en la congregación. El estudio dio énfasis de nuevo a que los padres tienen la responsabilidad de instruir a sus hijos. (Efe. 6:4; compárese con Deuteronomio 4:9, 10; Jeremías 35:6-10.) También mostró que en la Biblia no hay precedente alguno que justifique la segregación de los jóvenes mediante una clase preparada para ellos. En lugar de eso, tenían que estar presentes con sus padres para escuchar la Palabra de Dios. (Deu. 31:12, 13; Jos. 8:34, 35.) Cuando fuera necesario dar una explicación adicional de la información que se estudiaba, los padres podían darla en casa. Además, los artículos señalaron que tener aquellas clases separadas perjudicaba la predicación de las buenas nuevas de casa en casa. ¿Por qué? Porque los instructores, no salían al servicio del campo a fin de prepararse para dar las clases. De modo que dejaron de tener clases separadas para los jóvenes.
Hasta el día de hoy los testigos de Jehová siguen teniendo la costumbre de que toda la familia asista junta a las reuniones de la congregación. Los padres ayudan a sus hijos a prepararse para que participen de la manera apropiada. Además, se ha provisto una excelente variedad de publicaciones para que los padres las utilicen al instruir a sus hijos en casa. Entre estas han estado los libros Hijos, en 1941; Escuchando al Gran Maestro, en 1971; Tu juventud... aprovechándola de la mejor manera, en 1976; Mi libro de historias bíblicas, en 1978, y Lo que los jóvenes preguntan.—Respuestas prácticas, en 1989.
Se provee lo necesario para ser evangelizadores activos
Desde que se publicó el primer número de la revista que hoy conocemos en español como La Atalaya, se ha recordado con regularidad a sus lectores el privilegio y la responsabilidad que tienen todos los cristianos verdaderos de proclamar las buenas nuevas del propósito de Dios. Las reuniones de congregación han ayudado a preparar su corazón y su mente para esta actividad, estimulando en ellos amor a Jehová y aumentando el conocimiento de su propósito. Sin embargo, en 1922 especialmente después de la asamblea de Cedar Point (Ohio), se dio más énfasis a lo que se iba logrando en el servicio del campo y a cómo participar en él eficazmente.
El Bulletin (Boletín), una publicación relacionada directamente con el servicio del campo, contenía un testimonio breve (conocido entonces como un recorrido) que tenía que aprenderse de memoria para testificar a la gente. Durante gran parte de 1923, se dedicaba al comienzo de cada mes la mitad de la Reunión de Oración, Alabanza y Testimonio de los miércoles por la noche a dar testimonios sobre el servicio del campo con el fin de promover la unidad en la proclamación del Reino.
Ya para 1926, las reuniones mensuales en las que se hablaba del servicio del campo se llamaban Reuniones de los Trabajadores. Por lo general los asistentes eran aquellos que participaban en el servicio. En esas reuniones se analizaban métodos de predicación y se hacían planes para la actividad futura. Para 1928 la Sociedad instaba a las congregaciones a tener aquellas reuniones semanalmente. Durante los siguientes cuatro años las congregaciones empezaron a reemplazar la reunión de testimonio (o de declaración) con lo que se había llegado a conocer como la Reunión de Servicio, y la Sociedad instaba a todos a asistir. Por más de sesenta años las congregaciones han tenido este tipo de reunión semanal. Mediante discursos, presentaciones con participación del auditorio, demostraciones y entrevistas, se ha provisto ayuda específica con relación a todo aspecto del ministerio cristiano.
Ciertamente las reuniones de este tipo no se originaron en el siglo XX. Jesús mismo dio instrucciones detalladas a sus discípulos antes de enviarlos a predicar. (Mat. 10:5–11:1; Luc. 10:1-16.) Luego, los discípulos se fortalecieron unos a otros en reuniones donde se relataban experiencias que habían tenido en el ministerio. (Hech. 4:21-31; 15:3.)
Al principio no se daba instrucción de oratoria pública en las reuniones regulares de la congregación. Sin embargo, ya en 1916 se recomendó que los posibles oradores públicos tuvieran clases entre sí, en las que un anciano podía actuar de moderador, escuchando y aconsejando sobre cómo mejorar la preparación y presentación de los discursos. Aquellas reuniones, a las que asistían solamente miembros varones de la congregación, se llamaron más tarde Escuelas de los Profetas. Pensando en aquellos días, Grant Suiter dijo: “La crítica constructiva que recibí en la escuela no fue nada en comparación con la que recibí de mi padre personalmente después que él hubo asistido a una de las sesiones para escucharme tratar de pronunciar un discurso”. Para ayudar a los que querían progresar, los hermanos compilaron e imprimieron por su propia cuenta un libro que contenía instrucciones sobre oratoria, junto con bosquejos de diferentes discursos. Sin embargo, con el tiempo se descontinuaron las Escuelas de los Profetas. Según la necesidad que había en aquel tiempo, se concentró la atención en capacitar a todos los miembros de la congregación para que participaran plenamente en la evangelización de casa en casa.
¿Era posible capacitar a cada miembro de esta creciente organización internacional no solo para dar un testimonio breve y ofrecer literatura bíblica, sino también para que se expresara con eficacia y fuera maestro de la Palabra de Dios? Ese fue el objetivo de una escuela especial que se instituyó en 1943 en todas las congregaciones de los testigos de Jehová. El curso ya se había iniciado en la sede mundial de los Testigos en febrero de 1942. Todas las semanas se conducían las clases, y los estudiantes presentaban discursos y recibían consejo. Al principio, solo los varones presentaban discursos en la escuela, aunque se instaba a toda la congregación a estar presente, preparar las lecciones y participar en los repasos. En 1959 se dio a las hermanas el privilegio de matricularse para recibir instrucción sobre cómo tratar asuntos bíblicos con la gente.
Con relación a los resultados del funcionamiento de esta escuela, la sucursal de la Sociedad Watch Tower en Sudáfrica informó: “En poco tiempo este excelente [curso] logró ayudar a muchos hermanos que se habían imaginado que nunca serían discursantes públicos a hacerse muy eficientes en la plataforma y más eficaces en el campo. En todas partes de Sudáfrica los hermanos recibieron con gusto esta nueva provisión de Jehová y la pusieron en función con entusiasmo. Esto lo hicieron [...] a pesar de grandes obstáculos lingüísticos y falta de entrenamiento académico”.
La Escuela del Ministerio Teocrático sigue siendo una reunión de mucha importancia en las congregaciones de los testigos de Jehová. Casi todos los que pueden hacerlo se matriculan. Participan tanto jóvenes como mayores, Testigos nuevos y con mucha experiencia. Es un programa de educación que no cesa.


Josuelito
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
0 / 1000 / 100

Mensajes : 570
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por Sola Escritura el Jue Sep 09, 2010 10:37 pm

Es difícil juzgar en un caso en que ambos han actuado mal. Uno mas otro menos; uno por una cosa, otro por otra. Importa eso acaso?
En la Biblia de todos (y esto va para mi también)
habla de que nuestra gentileza debe ser conocida por todos,
habla de que estamos llamados a soportar el agravio,
habla de poner la otra mejilla,
habla de no responder mal por mal,
habla de que la blanda respuesta quita la ira,
habla de que debemos orar por los que nos hacen mal,
habla de que debemos amar a nuestros enemigos,
habla de corregir con mansedumbre a los que se nos oponen,
habla de humillarnos, no de exaltarnos ni de reivindicarnos.

Si no podemos nosotros mismos vivir esta palabra deberíamos considerar el dejar de participar en este foro pues no hace bien a nuestra alma (a nuestra carne sí) .
Si este foro esta siendo piedra de tropiezo para alguno (y cada uno debe asumir su parte de culpa) entonces talvez valga la pena cerrarlo. No estoy hablando de que lo que digamos sea verdad o mentira, sino de como nos estamos relacionando con el prójimo: glorifico a Dios con ello?

Sola Escritura
moderador
moderador

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 1651
Fecha de inscripción : 07/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por Josuelito el Jue Sep 09, 2010 10:37 pm

Se invita al público a ver y a escuchar
Los testigos de Jehová no son una sociedad secreta en absoluto. Sus creencias basadas en la Biblia se explican con claridad en publicaciones que puede obtener cualquier persona. Además, procuran invitar al público a sus reuniones para que vea y escuche por sí mismo lo que se hace allí.
Jesucristo instruyó personalmente a sus discípulos, pero también habló en público —a la orilla del mar, en una montaña, en sinagogas, en la zona del templo de Jerusalén— donde las multitudes pudieran escucharle. (Mat. 5:1, 2; 13:1-9; Juan 18:20.) Siguiendo su ejemplo, en los años setenta del siglo XIX los Estudiantes de la Biblia empezaron a organizar reuniones en las que amigos, vecinos y otras personas interesadas en su mensaje podían escuchar un discurso sobre el propósito de Dios para la humanidad.
Se hacían esfuerzos especiales por presentar aquellos discursos en lugares convenientes para el público. Esto se conocía como una extensión de las clases. En 1911 se instó a las congregaciones que tenían suficientes oradores capacitados a organizar reuniones en auditorios públicos de ciudades y pueblos vecinos. Cuando era posible, se organizaba una serie de seis discursos. Después del último discurso el orador preguntaba cuántos del auditorio estaban lo suficientemente interesados en estudiar la Biblia como para asistir a reuniones regulares. Durante el primer año se pronunciaron más de 3.000 de aquellos discursos.
A partir de 1914 se exhibió también en público el “Foto-Drama de la Creación”. Los hermanos no cobraban por la entrada. Desde entonces han empleado otras películas y presentaciones con diapositivas para ilustrar su mensaje. Desde los años veinte la Sociedad Watch Tower comenzó a dar uso pleno a la radiodifusión, y esto permitió que la gente escuchara discursos bíblicos en sus propios hogares. Después, en los años treinta, se grabaron en discos discursos de J. F. Rutherford que luego se pudieron escuchar en miles de reuniones públicas.
Para 1945 se había instruido a muchos en la oratoria pública mediante la Escuela del Ministerio Teocrático. En enero de aquel año dio comienzo una campaña bien coordinada de discursos públicos. La Sociedad proveyó una serie de ocho bosquejos para conferencias con información oportuna. Para anunciar los discursos se emplearon hojas sueltas y, a veces, pancartas o letreros. Además de usar los lugares donde se reunían regularmente las congregaciones, los hermanos procuraban organizar reuniones públicas en territorios donde no había congregaciones. Todos los miembros de la congregación podían colaborar en esta campaña, anunciando las reuniones, asistiendo personalmente, recibiendo bien a los nuevos y contestando sus preguntas. Durante el primer año de esta actividad especial hubo 18.646 reuniones públicas en Estados Unidos, con una concurrencia total de 917.352 personas. Al año siguiente la cantidad de reuniones públicas en Estados Unidos ascendió a 28.703. Y en Canadá, donde en 1945 tuvieron lugar 2.552 reuniones de ese tipo, hubo 4.645 al año siguiente.
Hoy en la mayoría de las congregaciones de los testigos de Jehová, las Reuniones Públicas son parte regular del programa semanal de reuniones. Consisten en un discurso durante el cual se anima a todos a buscar los textos en la Biblia mientras estos se leen y analizan. Estas reuniones son una fuente importante de instrucción espiritual tanto para la congregación como para los nuevos.
A menudo las personas que asisten por primera vez a las reuniones de los testigos de Jehová reciben una grata sorpresa. Un político prominente de Zimbabue fue a un Salón del Reino para saber qué se hacía allí. Era un hombre de disposición violenta, y fue deliberadamente sin afeitarse y despeinado. Creía que los Testigos le iban a echar. En vez de eso, le trataron con interés genuino y le animaron a tener un estudio bíblico en su hogar. Ahora es un humilde y apacible Testigo cristiano.
Hay millones de personas que después de haber asistido a las reuniones de los testigos de Jehová se han sentido impulsadas a decir: “Dios verdaderamente está entre ustedes”. (1 Cor. 14:25.)


Josuelito
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
0 / 1000 / 100

Mensajes : 570
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por Josuelito el Jue Sep 09, 2010 10:40 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Es difícil juzgar en un caso en que ambos han actuado mal. Uno mas otro menos; uno por una cosa, otro por otra. Importa eso acaso?
En la Biblia de todos (y esto va para mi también)
habla de que nuestra gentileza debe ser conocida por todos,
habla de que estamos llamados a soportar el agravio,
habla de poner la otra mejilla,
habla de no responder mal por mal,
habla de que la blanda respuesta quita la ira,
habla de que debemos orar por los que nos hacen mal,
habla de que debemos amar a nuestros enemigos,
habla de corregir con mansedumbre a los que se nos oponen,
habla de humillarnos, no de exaltarnos ni de reivindicarnos.

Si no podemos nosotros mismos vivir esta palabra deberíamos considerar el dejar de participar en este foro pues no hace bien a nuestra alma (a nuestra carne sí) .
Si este foro esta siendo piedra de tropiezo para alguno (y cada uno debe asumir su parte de culpa) entonces talvez valga la pena cerrarlo. No estoy hablando de que lo que digamos sea verdad o mentira, sino de como nos estamos relacionando con el prójimo: glorifico a Dios con ello?

Su idea de "justicia" es un poco extraña.

No se cuestiona la moderacion en Publico

**********El forista fue expulsado***********

Recuerde que con la misma regla que medimos se nos medirá a cada uno el día del juicio de todos.

Josuelito
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
0 / 1000 / 100

Mensajes : 570
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por Josuelito el Jue Sep 09, 2010 10:42 pm

Lugares de reunión adecuados
En los días de los apóstoles, los cristianos celebraban con frecuencia sus reuniones en casas particulares. En algunas zonas podían hablar en sinagogas judías. El apóstol Pablo pronunció discursos durante dos años en el auditorio de una escuela de Éfeso. (Hech. 19:8-10; 1 Cor. 16:19; File. 1, 2.) De igual manera, a finales del siglo XIX, los Estudiantes de la Biblia se reunían en hogares particulares, hablaban a veces en las iglesias y empleaban salones alquilados. En algunos casos, más tarde compraron edificios que habían utilizado otras confesiones religiosas y los emplearon regularmente. Eso fue lo que sucedió en el caso del Tabernáculo de Brooklyn y el Tabernáculo de Londres.
Pero ni necesitaban ni querían edificios vistosos para sus reuniones. Algunas congregaciones compraron y renovaron edificios adecuados; otras construyeron nuevos salones de reunión. A partir de 1935 se empezó a usar el término Salón del Reino para designar a estos lugares de reunión de las congregaciones. Por lo general son lugares atractivos, pero no ostentosos. Puede que la arquitectura varíe de un lugar a otro, sin embargo, el propósito es que el edificio sea funcional.
Un programa unificado de instrucción
A finales del siglo XIX y comienzos del XX el crecimiento y la actividad espirituales variaban considerablemente de una congregación a otra. Los Estudiantes de la Biblia compartían ciertas creencias básicas que los separaban de la cristiandad. Sin embargo, mientras que algunos hermanos apreciaban mucho el medio que Jehová empleaba para alimentar a su pueblo, otros cedían con facilidad a las fuertes opiniones personales de algunos sobre ciertas cuestiones.
Antes de su muerte Jesús pidió en oración que sus seguidores fueran ‘todos ellos uno’, en unidad con Dios, con Cristo y entre sí. (Juan 17:20, 21.) Esta no sería una unidad obligada. Sería el resultado de un programa unificado de educación que llegaría al corazón de los que estuvieran dispuestos a escuchar. Como se había predicho mucho tiempo atrás: “Todos tus hijos serán personas enseñadas por Jehová, y la paz de tus hijos será abundante”. (Isa. 54:13.) Para disfrutar de lleno de esa paz, todos debían tener la oportunidad de beneficiarse de la instrucción progresiva que Jehová proveía mediante su conducto visible de comunicación.
Por muchos años los Estudiantes de la Biblia utilizaron los diversos tomos de Estudios de las Escrituras, junto con la Biblia, como base para su estudio. Lo que estos libros contenían era realmente ‘alimento espiritual al tiempo apropiado’. (Mat. 24:45.) Sin embargo, el estudio continuo de las Escrituras bajo la guía del espíritu de Dios hizo patente que había más que aprender, y que los siervos de Jehová tenían que limpiarse aún más en sentido espiritual. (Mal. 3:1-3; Isa. 6:1-8.) Además, después del establecimiento del Reino en 1914 se empezaron a cumplir muchas profecías a paso acelerado, y estas señalaban a una obra urgente en la que todos los cristianos verdaderos deberían participar. Aquella información bíblica oportuna se proveyó regularmente en las columnas de la revista The Watch Tower.
Cuando algunos representantes viajantes de la Sociedad se dieron cuenta de que no todos se estaban beneficiando de esos artículos en las congregaciones, recomendaron a la oficina central que se estudiara semanalmente en ellas The Watch Tower. Aquella recomendación se pasó a las congregaciones, y a partir del número del 15 de mayo de 1922 de la revista Watch Tower, las “Preguntas Bereanas” para el estudio de los artículos principales formaron parte regular de la misma. La mayoría de las congregaciones tenían tal estudio una o más veces cada semana, pero variaba el grado al que estudiaban realmente el contenido de la revista. En algunos lugares el estudio duraba dos horas o más debido a que el conductor hacía comentarios extensos.
No obstante, en los años treinta los procedimientos democráticos fueron reemplazados por la organización teocrática. Aquello tuvo un profundo efecto en la manera de ver el estudio de la revista. Se dio más atención a comprender la información que la Sociedad proveía para el estudio. Los que se habían aprovechado de las reuniones para presentar puntos de vista personales y ofrecían resistencia a la responsabilidad de participar en el ministerio del campo se fueron apartando poco a poco. Con ayuda paciente los hermanos aprendieron a limitar el estudio a una hora de duración. El resultado fue que aumentó la participación y las reuniones se hicieron más animadas. Este programa de alimentación espiritual en el que la Palabra de Dios servía de norma de la verdad dio a las congregaciones un espíritu de verdadera unidad.
En 1938 The Watchtower se publicaba en veinte idiomas. Toda la información salía primero en inglés. Por lo general pasaban varios meses, y a veces hasta un año, antes de que la información se publicara en otros idiomas, debido al tiempo que tomaba traducir e imprimir las revistas. Sin embargo, en los años ochenta, al cambiar los métodos de impresión, se pudo lograr la publicación simultánea de la revista The Watchtower en muchos idiomas. Para 1992 las congregaciones que entendían uno de los 66 idiomas en que estaba disponible podían estudiar simultáneamente la misma información. De modo que por toda la Tierra la mayoría de los testigos de Jehová disfruta del mismo alimento espiritual semana tras semana. En toda América del Norte y del Sur, en casi toda Europa, en varios países de Oriente, en muchos lugares de África y en una gran cantidad de islas por todo el mundo, el pueblo de Jehová disfruta de un programa simultáneo de alimentación espiritual. En conjunto se le ‘está uniendo aptamente en la misma mente y en la misma forma de pensar’. (1 Cor. 1:10.)
Los testigos de Jehová toman en serio la asistencia a sus reuniones, como lo muestran las siguientes cifras. En Italia, donde en 1989 había 172.000 Testigos activos, la asistencia semanal a las reuniones en los Salones del Reino era de 220.458 personas. Por contraste, una agencia de prensa católica dice que el 80% de los italianos afirman ser católicos, pero solo el 30% va con regularidad a la iglesia. La proporción es similar en Brasil. En Dinamarca, en 1989 la Iglesia Nacional aseguraba que el 89,7% de la población era miembro de la Iglesia, pero solo el 2% asistía a los servicios religiosos una vez a la semana. La asistencia semanal a las reuniones de los testigos de Jehová de Dinamarca en aquel año fue del 94,7%. En Alemania, una encuesta realizada en 1989 por el Instituto de Sondeo de Opinión de Allensbach indicó que el 5% de los luteranos y el 25% de los católicos de la República Federal asistía a la iglesia con regularidad. Sin embargo, en los Salones del Reino de los testigos de Jehová la concurrencia semanal sobrepasaba a la cantidad de Testigos del país.
A menudo los que asisten han hecho grandes esfuerzos para estar presentes. En Kenia, en los años ochenta, una mujer de 70 años caminaba regularmente 10 kilómetros y cruzaba a pie un río para estar en las reuniones todas las semanas. Para asistir a las reuniones en su propio idioma, una Testigo coreana que residía en Estados Unidos viajaba regularmente tres horas de ida y tres de vuelta, y tenía que tomar el autobús, el tren, una embarcación y andar un rato. En Surinam, una familia de escasos recursos gastaba semanalmente su salario de un día completo para viajar en autobús a las reuniones. En Argentina, una familia viajaba 50 kilómetros y gastaba la cuarta parte del ingreso familiar en asistir a las reuniones para estudiar la Biblia. Cuando alguien no puede asistir a las reuniones de la congregación por enfermedad, a menudo se hacen planes para que escuche el programa por teléfono o reciba una grabación del mismo en casete.
Los testigos de Jehová toman a pecho el consejo de no abandonar el reunirse para su fortalecimiento espiritual. (Heb. 10:24, 25.) Además, no asisten solo a las reuniones de su congregación. Su programa anual incluye la asistencia a asambleas.


Josuelito
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
0 / 1000 / 100

Mensajes : 570
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por Sola Escritura el Vie Sep 10, 2010 1:04 am

Bueno, Josuelito:
Para que veas que yo no soy parte de ese complot mundial de antitestigos voy a dejar el tema abierto para que postees todo lo que quieras.
Solo para tu información, yo particularmente deje de leer tu "apología" cuando Russell con 17 anos y poco después de apostatar de la fe y buscar la verdad en el yin y el yan estableció bajo su propio razonamiento los fundamentos de los testigos. Desde entonces solo leo tus comentarios personales. Tampoco he visto ni uno de los videos de Sadoc, solo sus comentarios. Creo que soy el que mas lejos ha llegado leyendo tus posts. Pero me imagino que te sientes religiosamente satisfecho y orgulloso por el "gran legado" que estas dejando en este foro "para los que lo puedan leer en el futuro". Yo he estado ahi. Que iluso. Eso me acuerda a los que andan con una bocina en sus carros con una predica a todo volumen de uno de sus lideres religiosos pensando "nadie sabe... a lo mejor alguien lo oye y es convencido por 'la palabra'"

Sola Escritura
moderador
moderador

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 1651
Fecha de inscripción : 07/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por Misael el Vie Sep 10, 2010 11:34 am

Tampoco he visto ni uno de los videos de Sadoc

yo tampoco he podido verlos, sale la pantalla en blanco.

y otra cosa que a mi me ocurre es que a veces las paginas
salen copiadas,p.ej.lo que se lee en la 2 vuelve a leerse en
la 3, aunque la 3 tiene nuevos comentarios,que no habia en
la 2

se me entiende}

3, 2, 1...0

jiji


Misael
Senior Member
Senior Member

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 3428
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por Queen el Vie Sep 10, 2010 8:33 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
Tampoco he visto ni uno de los videos de Sadoc

yo tampoco he podido verlos, sale la pantalla en blanco.

y otra cosa que a mi me ocurre es que a veces las paginas
salen copiadas,p.ej.lo que se lee en la 2 vuelve a leerse en
la 3, aunque la 3 tiene nuevos comentarios,que no habia en
la 2

se me entiende}

3, 2, 1...0

jiji


Es porque en cada tema, el primer mensaje del mismo se repite como "Recordatorio" de lo que se esta tratando.


¿Me expliqué bien?

Queen
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 448
Fecha de inscripción : 12/08/2010
Edad : 30
Localización : México

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por Misael el Vie Sep 10, 2010 9:04 pm

¿Me expliqué bien?

si, pero no me refiero al primer mensaje/recordatorio,
a mi se me repitem ciertas paginas, enteras,
no solo repite el primer mensaje

Rejocijate! Dios te ama.


Misael
Senior Member
Senior Member

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 3428
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por Queen el Vie Sep 10, 2010 9:06 pm

Ahhh, ok.

Informaré esto a los admin para ver que es.

Bendiciones, Misael!


Última edición por Diaco el Sáb Sep 11, 2010 12:34 am, editado 1 vez

Queen
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 448
Fecha de inscripción : 12/08/2010
Edad : 30
Localización : México

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por Sola Escritura el Sáb Sep 11, 2010 12:28 am

Sí, a mi también me pasa lo que dice Misael.
Pensé que era un problema del software que maneja el foro y por eso me acostumbré/resigné pero si se puede corregir...

Sola Escritura
moderador
moderador

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 1651
Fecha de inscripción : 07/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por genetista el Sáb Sep 11, 2010 11:54 pm

Documento sobre las...

Profecías fracasadas

de los

Testigos de Jehová



Los Testigos de Jehová tienen por qué sentirse completamente frustrados, aun abochornados. ¡Tantas profecías fracasadas; tanta teología tramada ingeniosamente, vuelta completamente hueca! ¡Tanto esperar en vano lo anunciado por los dirigentes de la Sociedad de la Torre de Vigilancia, con sede en Brooklyn (Nueva York, Estados Unidos de América). No obstante, siguen predicando con ahínco su mensaje del reino y de vida eterna en esta misma tierra, la que será transformada, según sus teorías, en paraíso, y vendiendo "La Atalaya" y "Despertad" como si toda palabra y profecía suya hubiese sido confirmada y vindicada.

Debieran enfrentarse valiente y honestamente a los hechos irrefutables. Su organización ha fallado repetidas veces al pronunciar profecías sobre el reino, el tiempo del fin, Armagedón y el Milenio. Para ellos, el tiempo ya lo ha dicho todo. Con presunción hablaron los Testigos , pues no aconteció lo que profetizaron . "Si el profeta hablare en nombre de Jehová, y no se cumpliera lo que dijo, ni aconteciere, es palabra que Jehová no ha hablado; con presunción la habló el tal profeta ; no tengas temor de él" ( Deuteronomio 18:22 ).

"EL OTOÑO de 1975"

Escribió algún dirigente de los Testigos (¿Knorr? ¿Franz? No se sabe cuál de ellos pues no firman sus escritos.): "Según esta cronología bíblica fidedigna seis mil años desde la creación del hombre terminarán en 1975 , y el séptimo período de mil años de la historia humana comenzará en el otoño de 1975 " ( "Vida eterna, en libertad de los hijos de Dios" , 29, publicado en 1966 por la Watch Tower Bible and Tract Society).

En la tabla de fechas presentada en las páginas de treinta y una a treinta y cinco del mismo libro, se destaca el año 1975, con la explicación siguiente: "Fin del sexto día de mil años de la existencia del hombre (temprano en el otoño)" .La próxima fecha que aparece en la tabla es el año 2975 y de él se dice: "Fin del séptimo día de mil años de la existencia del hombre (temprano en el otoño )" . Para otras declaraciones proféticas sobre el año 1975, ver la "Despertad" del 8 de octubre de 1966 y "La Atalaya" del 1 de mayo de 1968.

La doctrina corriente de la Sociedad de los Testigos es que el séptimo periodo de mil años es el Milenio, o sea, la época de mil años a la cual se alude en Apocalipsis 20:1-10. También ha enseñado que la batalla de Armagedón sería luchada en los días previos al comienzo del Milenio. Mediante referido conflicto global la Iglesia Católica Romana quedaría destruida, junto con todas las demás iglesias y sectas de la cristiandad y además los poderes políticos.

Según sus profecías, a lo menos cuatro acontecimientos estremecedores deberían de haber acaecido en el año 1975 , a saber:

1. La batalla de Armagedón.

2. La aniquilación de la Iglesia Católica Romana y de las demás iglesias opuestas a la obra de los Testigos.

3. La destrucción de los poderes políticos (los gobiernos).

4. El comienzo del Milenio en la tierra.

¡ Ninguno de estos acontecimientos transcurrió! ¡Ni siquiera uno! ¡Nada en el año 1975 para los Testigos! Sus ancianos, vicepresidentes y presidente quedan una vez más desacreditados. La Iglesia Católica Romana sigue en pie; también las demás iglesias. Los poderes políticos permanecen. Y, ¿los Testigos? Pues,¡helos ahí en las calles, aún vendiendo "La Atalaya" y "Despertad" ! Dicen que son esclavos , y se lo creemos. No cabe duda: son esclavos, esclavos de la junta dictatorial que gobierna, con mano dura, la Sociedad desde su sede en Brooklyn. Es más: por fuerte que suene, son víctimas de un buen lavado de cerebro administrado hábilmente por referida junta.

Hundiéndose en un mar de fechas y profecías fracasadas, se agarran de un hilo ya roto. Afirman que Adán fue creado en septiembre del año 4026 antes de Cristo. Después, fue creada Eva, pero no se sabe cuánto tiempo después, según ellos. Si Eva fue creada seis meses después de Adán, entonces el Milenio comenzaría en marzo de 1976 ; si un año después, el Milenio comenzaría en el otoño de 1976 . Así razonan. Sin embargo, antes de encontrarse en el impasse creado por sus profecías en torno al año 1975, habían afirmado que Eva también fue creada en el 4026 ( "La Atalaya" , 1 de mayo de 1968; "Despertad" , 8 de octubre de 1968; "El propósito de Dios" , Página 51, 1974). Además, si el Milenio terminará, como se señala en la tabla de fechas dada en el libro "Vida eterna" , en el otoño del 2975 d.C. , lógicamente tendría que empezar en el otoño del año 1975. De otro modo, no se completarían los mil años en el 2975 d.C. Quiere decir que, según la cronología de los Testigos, Armagedón debiera haber tomado lugar ya y el Milenio debiera haber comenzado . No hay escapatoria para ellos. El laberinto de sus propias doctrinas los enreda y traiciona.

¡A los Testigos de Jehová se les acabó el tiempo! Que sean humildes y honestos, admitiéndolo. No pueden tapar el cielo con la mano ni pueden ocultar sus fracasos con más subterfugios, negaciones y nuevas profecías.

Una HISTORIA de PROFECÍAS FRACASADAS.

Los que estamos al tanto de la historia de los Testigos sabemos que la secta se originó con la promulgación de un sistema de doctrinas basado principalmente en fechas, tiempos y profecías . La vida de la secta, como también su impulso evangelístico, se deriva de sus creencias sobre el cumplimiento de los tiempos y de las profecías. Cabe preguntar cuánto tiempo más podrá sobrevivir la Sociedad de los Testigos ya que su alimentación a través de los años ha sido, de continuo, la de profecías muertas y esperanzas frustradas . Si usted, estimado lector, considera las siguientes profecías y declaraciones de los Testigos, no se sentirá asombrado que sus predicciones sobre el 1975 no fuesen sostenidas. Su historia es plagada de numerosas profecías fracasadas.

Año 1877. "El fin del mundo, es decir, el fin de la época del evangelio y el comienzo de la Edad Milenario, es más cercano de lo que suponen la mayoría de los hombres. De hecho, ya hemos entrado en el periodo de transición el cual será Tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces ( Daniel 12:1 )" . (Russell, "Tres mundos, y La cosecha de este mundo" , Página 17)

Año 1889. "Pues, no se sorprendan cuando, en capítulos subsiguientes, presentamos pruebas que ya ha comenzado el establecimiento del reino de Dios el cual, según señala la profecía, empezaría a ejercer poder en el 1878, y de que ‘la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso’, la cual terminará en el 1914 cuando hayan sido derribados los gobiernos actuales de la tierra, ya ha comenzado" ( "El tiempo se acerca" , Página 101).

Errores y contradicciones: (1) El reino de Dios no fue establecido en el año 1878 d.C. sino en el año 33 de la Era Cristiana ( Marcos 9:1 ; Mateo 16:28 ; Colosenses 1:13 ). (2) Charles Taze Russell, el fundador de los Testigos, profetizó que Armagedón terminaría en el 1914. Al fallar su profecía, los Testigos cambiaron la fecha, siendo su última predicción la que se emitió para el otoño de 1975. (3) Los gobiernos no fueron derribados en el 1914, ¡ni tampoco en el 1975!!

Año 1894. "No vemos por qué cambiar las fechas. No podríamos cambiarlas aunque quisiéramos. Creemos que son las fechas de Dios , no las nuestras. Tenga presente el que el año 1914 no es el principio sino el fin del tiempo de angustia" (Russell, "La Atalaya de Sión" , 15 de julio de 1894).

Comentarios: Nótese la confianza con que escribe Russell sobre "las fechas de Dios" y el énfasis sobre la terminación de todo en el año 1914. Dice Cristo: "No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones que el Padre puso en su sola potestad" ( Hechos 1:7 ). "En su sola potestad", y no en la de Russell y los Testigos.

Año 1904. "Según nuestras expectaciones, pronto, entre el 1910 y el 1912, nos sobrevendrán las tensiones del gran tiempo de angustia, culminando al finalizarse los 'tiempos de los gentiles’ en octubre de 1914 " (Russell, "La creación nueva", 1904).

Año 1914. "Aunque es posible que comience Armagedón en la primavera del año entrante , decir exactamente cuándo sería mera especulación" (Russell, Reimpresiones de "La Atalaya" , VI, 1 de septiembre de 1914, Página 5527).

Observaciones: ¿Comenzó Armagedón en el 1915? ¡De modo alguno! ¡Ni tampoco en el 1975! Cabe preguntar por qué rechazaron los Testigos la cronología de Russell. ¿No afirmó él que sus fechas eran de Dios y que no podían ser cambiadas?

Año 1915. "La batalla de Armagedón , para la cual está abriendo paso esta guerra, significará la derrota total y eterna del mal y el establecimiento del reino justo del Mesías..." (Russell, Reimpresiones de "La Atalaya" , VI, Página 5659).

Comentarios: La guerra a la que se aludía Russell era la Primera Guerra Mundial. Aquella guerra no abrió paso a Armagedón ni fue establecido el reino milenario después de la guerra. ¡No hay tal cosa como "reino milenario"! El verdadero reino espiritual de Dios permanece antes, durante y después del Milenio.

(Estimado lector, si desea usted analizar exposiciones más amplias sobre el reino de Dios, el Milenio y temas relacionados, le recomendamos buscar estos temas en el " Índice de temas " para este mismo sitio de Internet.)

Año 1916. "Dentro de pocos años veremos el colapso total (del tiempo de los gentiles) y el establecimiento completo del reino de Dios en manos del Mesías" (Russell, Reimpresiones de "La Atalaya" , VI, Página 5950).

Comentarios: ¡Otra profecía fracasada! En vano esperaron los Testigos el establecimiento del reino milenario después de la Primera Guerra Mundial. Nótese la contradicción referente al Tiempo de los gentiles. Russell había dicho que referido periodo terminaría en octubre de 1914. Sin embargo, en el 1916 reconocía que, en efecto, seguía.

Año 1917. "La gran guerra en Europa es el comienzo del Armagedón de las Escrituras" (Sermones del pastor Russell, Página 676).

Comentario: ¡Y los Testigos del presente aún están esperando Armagedón!

Año 1918. El día 24 de febrero de 1918, el Sr. Rutherford, sucesor de Charles Taze Russell, pronunció por primera vez su famosa conferencia "Millones ahora vivos nunca morirán" . Estimados Testigos, henos aquí en el año 2007. ¿Dónde se encuentran aquellos millones que nunca morirían?

Año 1920 . "Apoyándonos en el argumento ya expuesto de que el sistema viejo de cosas, el mundo viejo, está feneciendo... y que se está acercando el sistema nuevo y de que en el 1925 resucitarán los fieles ilustres del pasado y comenzará la reconstrucción, es razonable concluir que millones de personas que ahora viven en la tierra estarán aún vivas en el 1925. Pues, de acuerdo con las promesas dadas en la Palabra divina, tenemos que llegar a la conclusión positiva e indisputable de que millones ahora vivos nunca morirán". (Rutherford, "Millones ahora vivos nunca morirán" , Página 97).

Comentarios: ¿Qué pasó en el año 1925? ¡Ningún evento que llenara las atrevidas profecías del Sr. Rutherford! ¿Resucitaron los fieles de los tiempos pasados? ¡NEGATIVO! ¿Se inició el Milenio? ¡NEGATIVO! Y, ¿aquellos millones que nunca morirían? Pues, ¡ya han muerto! Estamos viviendo el año 2007. Aquella generación del año 1918, efectivamente, ha pasado ya a la historia, quizá con raras excepciones, . De cierto, a los Testigos se les acabó el tiempo.

Año 1929. Fue construida "Beth Sarim" (o sea, "Casa de los Príncipes") en San Diego, California (Estados Unidos de América). Según la doctrina de los Testigos, antes del fin vendrían a morar en "Beth Sarim" Abraham, Isaac, Jacob y otros personajes de épocas pasadas. La casa fue vendida en el 1942, después de la muerte del Sr. Rutherford. ¿POR QUÉ?, estimados Testigos. ¿Por qué la vendieron? Porque sus profecías fracasaron, ¿cierto?¿Hasta cuándo seguirán a los teólogos equivocados de la Torre de Vigilancia?

Año 1940. " Tal parece que el trabajo de testimoniar a favor de la Teocracia esté para terminar en la mayoría de los países de la cristiandad " (Rutherford, "La Atalaya" , 1 de septiembre de 1940, Página 265).

Comentarios: ¡Estas palabras fueron pronunciadas hace sesenta y siete años! Y, todavía siguen testimoniando los Testigos. Dada la conglomeración de teorías humanas que promulgan, su trabajo es uno que jamás debiera haberse iniciado. ¿Terminará ahora ya que sus profecías para el 1975 se desplomaron? Dudoso. Los dirigentes de la Sociedad en Brooklyn tienen tremenda organización mundial de esclavos, y una imprenta enorme. Grandes recursos humanos y materiales tienen. ¿Cómo permitir que todo su imperio se viniera abajo? ¿Que el trabajo de más de un siglo quedara en cero, que quedara en ridículo? Astutamente, se las ingenian para seguir su obra nefaria.

Año 1941. En el libro "Hijos" (Rutherford, Página 366), Juan, uno de los personajes del libro, dice a su novia: "Sin duda, se acerca Armagedón... Desde ahora en adelante le daremos toda la devoción de nuestros corazones a la Teocracia, sabiendo que pronto viajaremos juntos por la eternidad en la tierra. Nuestra esperanza es que dentro de pocos años sea consumado nuestro matrimonio y que tengamos hijos buenos que traigan honor al Señor. Bien podemos posponer nuestro matrimonio hasta que haya paz duradera en la tierra".

Comentarios: Si Juan y su novia Eunice hubiesen sido personas reales, ¡todavía estarían esperando la consumación de su matrimonio! Juan tendría ochenta y ocho años de edad y Eunice tendría ochenta y seis. Y, ¿esos hijos buenos que querrían tener? Pues, ¡no los tendrían jamás! Cruel es aquel sistema religioso que desorienta y engaña, por medio de profecías falsas y alarmas huecas, a los seres humanos ingenuos, llevándolos a rechazar el matrimonio, evitar tener hijos, suprimir la preparación académica, renunciar empleos o vender sus propiedades, en esperanza de ocupar pronto un paraíso terrenal. ¡Tal sistema es el que los Testigos de Jehová siguen sosteniendo!

Año 1942. "El nuevo mundo está a las puertas... el tiempo es corto" ( "El nuevo mundo" , Página 10).

Año 1944. "Se acerca el fin del sistema mundano" ( "Se acerca el reino" , Página 342). "El desastre de Armagedón, más grande que el que cayó sobre Sodoma y Gomorra, está a la puerta" ( "Sea Dios veraz" , Página 194).

Año 1950. "El tiempo de Jehová ha llegado cuando, de manera definitiva, será decidida la cuestión de la soberanía universal."

Año 1966. "Según esta cronología bíblica fidedigna seis mil años desde la creación del hombre terminarán en el 1975, y el séptimo periodo de mil años de la historia humana comenzará en el otoño de 1975 ’. ( "Vida eterna" , Página 29).

Y AHORA, ¿QUÉ?

Estimados Testigos de Jehová, sinceramente, a ustedes se les acabó el tiempo.

El tiempo de la generación de 1914 ya pasó. Si no, favor de explicarnos cuántos años dura una generación. ¿Dónde se encuentran los "millones que nunca morirán" ?

Pasó el año 1975 sin que fuesen cumplidas sus profecías.

Los dirigentes de la Sociedad en Brooklyn culpan a ustedes por haber esperado que Armagedón se peleara en el 1975 y comenzara el Milenio en la tierra. Pero, ellos, y no ustedes, son los que escriben "La Atalaya" y "Despertad". Ellos, y no ustedes, son los autores de esas profecías que fallaron. Ellos enseñaron a ustedes una doctrina errónea y los alentaron con vanas esperanzas. Al seguir yendo de casa en casa los Testigos convertidos antes del 1975, callan los fracasos proféticos de aquel año, como también los de años anteriores, tapando los errores mayúsculos cometidos. De manera que sus nuevos adeptos ignoran la triste historia de la Teocracia, añadiendo sus fuerzas en el empeño de preservar una "Torre" religiosa cuyo fundamento descansa sobre las arenas de una teología acomodaticia.

Respetuosamente, llamamos a todo Testigo de Jehová al arrepentimiento : que se arrepienta de propagar profecías de origen humano que confunden a las personas carentes de conocimiento bíblico, que se arrepienta de someterse a una organización religiosa para la cual no hay patrón o precedente en el Nuevo Testamento, que se arrepienta de promover una Teocracia y no el reino espiritual de Dios, es decir, la iglesia auténtica establecida por Cristo, que se arrepienta de alimentar a las almas ingenuas con vanas esperanzas de un "reino milenario perfecto" en la tierra. Instamos a todo Testigo de Jehová a meditar largamente sobre las palabras de Cristo: "Mi reino no es de este mundo... Mi reino no es de aquí" ( Juan 18:36 ), y que desista de contender sobre palabras, cambiando el significado natural y espiritual del lenguaje bíblico. Llamamos a todo Testigo de Jehová a bautizarse bíblicamente " para perdón de pecados" para que reciba el "don del Espíritu Santo" y sea añadido a la verdadera iglesia de Cristo ( Hechos 2:36-47 ), para que sea trasladado al reino de Jesucristo, tal y como los cristianos del primer siglo ( Colosenses 1:13 ), juntamente con los creyentes obedientes de toda la Era Cristiana. Que tome solo el nombre "cristiano" ( Hechos 11:26 ) y que se una a los demás cristianos genuinos del mundo quienes pertenecemos a un solo cuerpo espiritual, teniendo una sola fe y una sola esperanza ( Efesios 4:1-7 ).

genetista
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
0 / 1000 / 100

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 20/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por sadoc el Jue Sep 30, 2010 8:10 pm

he cumplido la sancion impuesta...ahora solicito la misma justicia que se me aplico, este forista me ha llamado 'tergiversador', ;apostata', 'anti-testigo','mal intencionado" 'mentiroso' y 'payaso'...sera considerado eso como un insulto a mi persona?
espero que si ya que a mi se me suspendio por menos que eso...muchisimo menos.
les dejo las pruebas y espero que la justicia en este foro sea pareja.
Josuelito escribió:
Casi todo lo que escribe está tergiversado. La información anterior destaca la realidad de la historia de los testigos de Jehová.

Cualquiera puede notar su mala intención con su participación en este tema que yo abrí. No ha hecho más que copiar de la información distorsionada que brindan los apóstatas extestigos y otros antitestigos como usted.
Le agradezco que participe de mi tema, porque así los lectores notan la diferencia.

Además, hasta me agrada que siga colocando información falsa, porque cada vez que muestro la verdad sobre lo que escribe, le coloco una mancha de tinta sobre su frente, pero de las que dicen "mentiroso como su padre"...
No se apure, el libro "Proclamadores" tiene mucha información que quiero compartir, tiene más de 30 capítulos y 750 páginas. Estoy seguro que los lectores agradecen la información, no crea que entran a mi tema para leer sus payasadas.

josuelito; te reto a probar tus falsas letras y te reto a que llames y califiques igual a 'genetista' ya que el escribe lo mismo que yo.

espero tu respuesta.

sadoc
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 539
Fecha de inscripción : 16/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por Queen el Jue Sep 30, 2010 8:16 pm

Sadoc, entiendo su petición y dejaré a Fede tomar la desición en esto.

Pero cerraré el tema hasta que Fede venga.

Queen
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 448
Fecha de inscripción : 12/08/2010
Edad : 30
Localización : México

Volver arriba Ir abajo

Re: Russell y los testigos de Jehová. HISTORIA REAL.

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:04 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 11 de 11. Precedente  1, 2, 3 ... 9, 10, 11

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.