Libre Pensamiento Cristiano

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ME GUSTA
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 251 el Mar Sep 16, 2014 1:53 am.
Colabora Haciendo Clic Aqui
Contador De Visitas LPC
contador de visitas

como agregar un contador de visitas a mi pagina web
hasta ahora no

La Religión de María, Madre de Jesús.

Página 2 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: La Religión de María, Madre de Jesús.

Mensaje por isabelion el Lun Ene 02, 2012 6:24 pm

Y sabes bien que amo la mujer que es MARIA, por ese detalle hermoso, de llamarla: MUJER, y si nos vamos a la época ese era todo un título honorifico.

Shalom, isabelión.

isabelion
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 529
Fecha de inscripción : 14/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: La Religión de María, Madre de Jesús.

Mensaje por isabelion el Lun Ene 02, 2012 6:28 pm

Fede, lo de la culpabilidad por su muerte hasta cuando....con ese cuento, lee esto:

Luc 24:25 Entonces él les dijo: ¡Oh insensatos, y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho!


Luc 24:26 ¿No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas, y que entrara en su gloria?


Luc 24:27 Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían.



Shalom, isabelión.

isabelion
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 529
Fecha de inscripción : 14/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: La Religión de María, Madre de Jesús.

Mensaje por apologeta el Lun Ene 02, 2012 7:40 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Lo de las monjas no es cuento, lo he visto con mis propios ojos, el ser GRITADAS y cuando pretenden medio oponerse le colocan encima el MAGISTERIO....Si soy muy feminista, en cuanto a las religiones se han vueltos muy masculinas, en donde las mujeres la gran mayoria es la que trabaja y realiza el trabajo fuerte y son los hombres los que dirigen...En fin, quizás el trabajar desde muy cerca con los indigenas, me ha hecho ver que lo que dice Fede no tiene ningún sentido, no podemos, ni se puede parcelar a D*os, pero en fin, seguiré estudiando y en lo posible abrir puertas y ventanas, para que las mujeres dejen, de estar como florero de decoración en muchos casos.

Shalom, isabelión.
Por que defines el Cristianismo como Machista Isabelion??
Bendiciones

apologeta
Miembro Master
Miembro Master

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 4171
Fecha de inscripción : 07/08/2010
Edad : 27
Localización : Las Galaxias

Volver arriba Ir abajo

Re: La Religión de María, Madre de Jesús.

Mensaje por apologeta el Lun Ene 02, 2012 7:51 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Fede, lo de la culpabilidad por su muerte hasta cuando....con ese cuento, lee esto:

Luc 24:25 Entonces él les dijo: ¡Oh insensatos, y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho!


Luc 24:26 ¿No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas, y que entrara en su gloria?


Luc 24:27 Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían.



Shalom, isabelión.

¿Fue Dios Padre el culpable de la muerte de Jesús?

"Ante esto ¿qué diremos? Si Dios está por nosotros ¿quién contra nosotros? El que no perdonó a su propio Hijo, antes bien le entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará con Él graciosamente todas las cosas?" (Romanos 8, 31 s; cf. Romanos 4, 25).
Los humanos, desde Adán y Eva hasta hoy, tendemos a echar la culpa a los demás de nuestras desgracias y contratiempos. Ni siquiera Dios es una excepción cuando buscamos culpables de nuestros infortunios sociales o personales, como si Dios tuviera que estar siempre suspendiendo las leyes naturales cuando éstas nos son adversas o manipulando a los hombres cuando éstos se alejan de sus planes.

Pero ¿tuvo Dios la culpa de la Pasión y Muerte de Jesús? ¿Por qué no lo liberó? ¿Por qué tuvo que morir el inocente cuando todo lo había hecho bien? Más aún ¿por qué dice San Pablo, según el texto arriba citado, que le entregó por todos nosotros? ¿Es nuestro Dios un Dios sádico, ávido de sangre, que necesita la revancha, la satisfacción o el precio de un alto rescate? Interpretaríamos mal la cita de San Pablo si la entendiéramos así.

¿Fueron los sumos sacerdotes, ancianos, escribas y fariseos los culpables de la muerte de Jesús?
"Entonces los sumos sacerdotes y los ancianos del pueblo se reunieron en el palacio del Sumo Sacerdote, llamado Caifás; y resolvieron prender a Jesús con engaño y darle muerte" nos dice Mateo (26, 3-4).
Lucas constata: "Los sumos sacerdotes y los escribas buscaban como hacerle desaparecer, pues temían al pueblo" (Lucas 22,2).
dijo: «Vosotros no sabéis nada, ni caéis en la cuenta que os conviene que muera uno solo por el pueblo y no perezca toda la nación». Esto no lo dijo por su propia cuenta, sino que, como era sumo sacerdote aquel año, profetizó que Jesús iba a morir por la nación - y no sólo por la nación, sino también para reunir en uno a los hijos de Dios que estaban dispersos. Desde este día, decidieron darle muerte". (Juan 11, 45-54).
¿Fue Jesús el culpable de su muerte?

Esta pregunta parece obviamente innecesaria por cuanto llevamos dicho hasta aquí. Pero no me resisto a planteármela de nuevo. ¿No tendría Jesús algo de culpa? "A otros salvó y a sí mismo no puede salvarse. ¡El Cristo, el Rey de Israel!, que baje ahora de la cruz, para que lo veamos y creamos" (Marcos 15, 31s).


apologeta
Miembro Master
Miembro Master

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 4171
Fecha de inscripción : 07/08/2010
Edad : 27
Localización : Las Galaxias

Volver arriba Ir abajo

Re: La Religión de María, Madre de Jesús.

Mensaje por Invitado el Lun Ene 02, 2012 11:05 pm

Isabelión y Misael, no me habéis entendido. Yo no hablé como si no estuviese de acuerdo con lo que dijo isabelión, o sea, yo no hablé como si no fuese cierto lo que ella dijo. Yo traté de ir más allá, y señalé que mirar las cosas desde ese punto de vista es mirarlo con una mentalidad mundada y no con la del Evangelio. Mirar las cosas dentro de la Iglesia, que son carismas o dones de Dios, como si fuesen derechos de unos y no de otros es verlo desde un punto de vista erróneo, equivocado, mundano y para nada evangélico.

Jesús dijo que el que quiera ser primero que se haga el último y el servidor de los demás. En eso radica cada cargo o responsabilidad dentro de la Iglesia. Es cierto que, como seres humanos que somos, muchos tienden a ver la jerarquía propia o la ajena como de estructura piramidal con la punta hacia arriba. Pero en realidad Jesús invirtió la pirámide poniendo la punta hacia abajo. El primero tiene que ser el último, el servidor de todos, a ejemplo de Él en el lavatorio de los pies la noche de la Última Cena

Si decimos que las mujeres están por debajo de los hombres en la Iglesia, lo estamos diciendo desde un punto de vista mundano porque estamos utilizando la idea de una jerarquía con estructura piramidal con el vértice hacia arriba, cuando Jesús invirtió esta estructura poniendo la pirámide con el vértice hacia abajo: el reinado como servicio.

No estoy hablando si la Iglesia tiene esta visión o no actualmente o durante la historia o en determinadas épocas. Sólo estoy diciendo que, si vemos esa mentalidad que no caigamos nosotros también en ella porque la alimentamos.

Los que reclaman el sacerdocio de las mujeres tienen esta visión de la Iglesia y del sacerdocio, como si el sacerdocio fuese un derecho de los hombres y no de las mujeres. Pero es que el sacerdocio no es un derecho de nadie. La Tradición ha seguido la voluntad de Jesús, que no era para nada machista, el cual eligió a hombres y no a mujeres para dirigir o pastorear a la Iglesia. Este pastoreo no debe ser visto como una aristocracia a la que pertenecen ciudadanos de primera con más y mejores derechos que los demás. Eso es una visión total y diametralmente opuesta a la de Jesús y los apóstoles. Si otros caen en ese tipo de mentalidad eso es responsabilidad suya, nosotros debemos mantenernos fieles a la voluntad de Dios y a esta visión evangélica de la Iglesia y del pastoreo. Debemos rezar mucho para que los pastores sean eso, pastores y no jefes ni tiranos. No debemos creernos en el derecho de criticarlos públicamente y crear murmuraciones contra ellos porque eso va contra la Iglesia misma, contra su unidad y no edifica. Hay que hacer lo que hizo Cristo Jesús, orar y sacrificarnos por la Iglesia, siendo humildes y obedientes en lo que no ofende a Dios, o sea, obedeciendo en todo lo que no es pecado. La obediencia es la virtud que nos gana el cielo, porque si hay fe y no hay obediencia de nada nos sirve la fe, ya que esta obediencia no debe ser como en un ejército sino en AMOR. Dios es quien pone y quita, y quien pone a las autoridades eclesiásticas. Podemos hacer cosas que estén dentro del comportamiento y actitud evangélicos pero nuca actuar como la gente del mundo, aún si los pastores se están comportando mundanamente. La historia de la Iglesia demuestra que cuando se hace frente a los vicios de los pastores con el enfrentamiento, la murmuración, los grupúsculos disidentes o conspiradores nunca produce frutos buenos. Sin embargo, cuando se lucha contra eso siendo santos de verdad los frutos son más grandes que los esperados. Sólo compara a Lutero y a San Francisco. Ambos veían la corrupción y la pomposidad de la Iglesia pero uno decidió combatir contra la Iglesia con sus predicaciones fomentando una división que hasta hoy sigue lacerando más y más al Cuerpo de Cristo, y el otro decidió vivir el Evangelio al pie de la letra sin enfrentarse a la autoridad que había sido puesta por Dios.El Papa excomulgó a Lutero. Pero el gran Inocencio III, el más poderoso de todos los Papas de todos los siglos se humilló ante el poverello de Asís, inclinándose ante él para besarle sus pies descalzos. Hacen falta más Franciscos de Asís y menos Luteros. Hacen falta más santos que vivan al pie de la letra el Espíritu del Evangelio y no que con la letra sin Espíritu laceren la Iglesia. Es vida santa y evangélica la que piden estos últimos tiempos y no letrados sin Espíritu evangélico. El testimonio de los santos es el único que puede cambiar las cosas. Ésa es la religión de María, la religión de Jesús, la de los apóstoles y la de los santos: la vida de santidad evangélica.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La Religión de María, Madre de Jesús.

Mensaje por Misael el Lun Ene 02, 2012 11:42 pm

hello Walde, feliz año

no estoy de acuerdo en 3 cosas

1.- los pecados privados de la Iglesia, no hay que publicarlos,
pero los publicos, incluso es un deber denunciarlos publicamente.

2.- no es ser malvado denunciar comportamientos malvados,
callarse es hacerse complice de ellos.

3.- la figura de Lutero se está revisando en medio católicos y al alza.

Si una mujer adultera, el marido tiene todo el derecho del mundo,
y de Cristo , de divorciarse. Tal vez un marido perdone y no
quiera romper el matrimonio y aguante. Pero otro que no lo haga
no es un mal marido, ni rompe nada. Fue la mujer con su adulterio
quien rompió el matrimonio, no el esposo divorciandose.

Apliquese a la reforma el ejemplo.

shalom

Misael
Senior Member
Senior Member

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 3428
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: La Religión de María, Madre de Jesús.

Mensaje por isabelion el Mar Ene 03, 2012 1:15 am

Feliz año 2012...a todos y a todas......pero Apologeta vuelve a leerme, escribí: RELIGIONES, y en ese saco entran todas, asi que no estoy creando ni parcelas, ni haciendas, estoy generalizando...y si Misael, comparto contigo, las cosas deben decirse y deben reclamarse y si es posible con parlantes, el estar cuidando, por temor a perjudicar, eso ha traido más problemas a la larga.

Shalom, isabelión.


Última edición por isabelion el Mar Ene 03, 2012 1:20 am, editado 1 vez

isabelion
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 529
Fecha de inscripción : 14/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: La Religión de María, Madre de Jesús.

Mensaje por isabelion el Mar Ene 03, 2012 1:19 am

ahhhhhhhhhhhh por si, ni de broma, deseo ser sacerdote o sacerdotiza, esos votos, pesan mucho, sobre todo el de OBEDIENCIA......


Shalom, isabelión.

isabelion
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 529
Fecha de inscripción : 14/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: La Religión de María, Madre de Jesús.

Mensaje por Invitado el Mar Ene 03, 2012 1:28 am

Shalom Misale:

¿Dónde dice la Jesús que el adulterio rompe al matrimonio? El texto en griego koiné de Mt 19,9 no dice tal cosa; no dice 'adulterio' sino que hay que traducir 'unión ilegítima o nula'.

El respondió: «¿No habéis leído que el Creador, desde el comienzo, los hizo varón y hembra, y que dijo: Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y los dos se harán una sola carne? De manera que ya no son dos, sino una sola carne. Pues bien, lo que Dios unió no lo separe el hombre.» Dícenle: «Pues ¿por qué Moisés prescribió dar acta de divorcio y repudiarla?» Díceles: «Moisés, teniendo en cuenta la dureza de vuestro corazón, os permitió repudiar a vuestras mujeres; pero al principio no fue así. Ahora bien, os digo que quien repudie a su mujer -no por unión ilegítima- y se case con otra, comete adulterio. (Mt 19,4–9)

Le van a presentar, con el fin de enemistarle, una cuestión que era entonces muy debatida entre las dos grandes escuelas de interpretación de la Ley: la de Shammaí y Hillel.

En la Ley se leía lo siguiente: “Si un hombre toma una mujer y es su marido, y ésta luego no le agrada, porque ha notado en ella algo indecoroso ('erwat dabar), le escribirá el libelo de repudio. Una vez que salió de la casa de él, podrá ella ser mujer de otro hombre” (Dt 24:1-2).

Este texto de la Ley era sumamente discutido en las escuelas de interpretación judía. Para la escuela de Hillel bastaba cualquier motivo, incluso el más intrascendente o caprichoso, por ejemplo, el no haberle preparado bien la comida. El mismo hecho de encontrar otra mujer más hermosa, como motivo de divorcio, era considerado, según rabí Aqiba, como excesivo por “varios maestros”. Y rabí Aqiba decía “que se podía divorciar” incluso si halló una mujer más hermosa, pues en el Deuteronomio se dice: “Si ella no encuentra gracia a sus ojos” sin restricción alguna. Josefo repudia a su mujer, madre ya de tres hijos, porque no le agradaban sus costumbres. La escuela de Shammaí interpretaba este pasaje de la Ley sólo en sentido de adulterio.

Acaso estos fariseos, reflejando este ambiente y buscando tentarle, le presentan la cuestión de si es “lícito repudiar —verdadero divorcio— a la mujer (Mc) por cualquier causa.” Literalmente, “darle libelo de repudio,” el llamado “escrito de divorcio” (sepher kerithuthάποστάσιον).

Probablemente buscaban: si lo acepta, se le acusa del laxismo de la escuela de Hillel; si no lo autoriza, se le comprometía y enemistaba con la escuela y poderío de los hillelistas.

Pero Jesús los desconcierta exponiendo una vía distinta, que era la de la revelación primitiva. En el Génesis se expone claramente la creación de los dos sexos y la unión inseparable de ellos. “De manera que ya no son dos, sino una sola carne” en el sentido de una persona; “y una sola carne” no se puede dividir sin matarla. Y Cristo pronuncia una sentencia definitiva, restituyendo el matrimonio a su indisolubilidad primitiva: “Lo que Dios unió, no lo separe el hombre.” Expone el sentido profundo de esta sentencia.

Mt trae también aquí la pregunta que le hacen los mismos fariseos, objetándole a esta ley primitiva de la indisolubilidad del matrimonio: si eso fue así, si el matrimonio en su institución fue indisoluble, no se explica que Moisés, legislador del pueblo de Dios, concediese el divorcio: sea lo “permitiese” (Mc v.4), sea lo “mandase” (Mt v.7), respondiendo esto más a la letra de la formulación del Deuteronomio (24:1). La diferencia de fórmula lo explican, en parte, los destinatarios judíos (Mt) y gentiles-romanos (Mc), a quienes van destinados sus evangelios.

Pero nuevamente la palabra de Cristo situó la verdad de las cosas. Moisés, en efecto, “permitió” el repudio, no lo “mandó.” Pero “en un principio no sucedía así.” El matrimonio, aludiendo al Génesis, se enseña que es de institución divina. El matrimonio en su institución creadora, por su naturaleza, era indisoluble. Y si Moisés hizo esto, sólo lo permitió, fue una concesión que se autorizó, como una dispensa temporal, a causa “de vuestro carácter duro” (cf. Dt 10:16; Jer 4:4), ante las condiciones ambientales más o menos primitivas. Pero aquel paréntesis de concesión ya terminó. Y Jesucristo restituyó el matrimonio a su indisolubilidad primitiva.

Y nuevamente viene la sanción de Jesucristo sobre este punto, con un inciso que crea una dificultad ya clásica. Dijo así:

“El que repudie a su mujer, excepto el caso de fornicación (αή επί πορνεία), y se casa con otra, comete adulterio.” En Mc, reflejando el ambiente greco-romano, se pone también la condenación del divorcio cuando la iniciativa parte de la mujer, lo que reconocía este derecho. Es una “adaptación” del principio.

El problema aquí encerrado es el inciso “excepto el caso de fornicación,” pues a primera vista parecería que se hace la concesión del verdadero divorcio en caso de “adulterio,” lo cual va contra lo que se dice formalmente en la misma Escritura (Mc 10:11; Lc 16:18; 1 Cor 7:10-11) y contra la enseñanza de lo que se define en Trento: que no es disoluble el matrimonio por “adulterio de uno de los cónyuges.” ¿Cómo interpretar esto?

Después de afirmar Jesucristo la indisolubilidad absoluta del matrimonio, es increíble que la restrinja, y menos aún que venga a mezclarse en una querella de escuelas judías, ni menos aún pretender con ello desvirtuar la proposición esencial, que ya rige desde su misma institución, referida en el Génesis. Pues no es sólo cuestión cristiana; es la interpretación de la institución misma matrimonial “en un principio.”

Diversos autores interpretan la palabra fornicación del inciso, sea de “incesto” (1 Cor 5:1) y de las uniones ilegales entre familiares; por ejemplo, en la sinagoga de Dura-Europos se encontraron actas matrimoniales de hermanos; sea en el sentido más ordinario de “concubinato.” Sobre todo de ciertos matrimonios aparentemente tales, pero en realidad ilegales. Responderían al tipo de zanuth. Fue propuesto primeramente por Dóllinger. Posteriormente lo siguieron otros autores (Schegg, Patrizzi, Aberle, Prat). Pero quien la renovó con gran documentación fue Bonsirven en su obra Le divorce dans le Nouveau Testament (1948). Para él πορνεία significa toda unión matrimonial ilegítima o inválida: “Un matrimonio nulo, inválido, ilícito, irregular de cualquier manera” (p.50). Añadiendo que “la legislación (mosaica) y la jurisprudencia (rabínica) no habían aún distinguido los matrimonios nulos o inválidos de los ilícitos o irregulares” (p.59). Así cita πορνεία con este amplio significado, v.gr., en 1 Cor 5:1 (incesto); Act 15:20.29; 21:25 (el concilio de Jerusalén, donde la prohibición serían todas las prescripciones mosaicas de Lev c.18), Heb 12:16 (matrimonio mixto o ilícito), Tob 8:9 (matrimonio de fornicación, nulo, en contraposición al que contrae Tobías por “fidelidad” a la Ley). “Sabemos que la casuística judía autorizaba ciertas uniones prohibidas por el Levítico (c.18) en el caso de paganos convertidos a la fe judía.” El texto de Mt iría contra estos abusos: no más repudiaciones que las uniones ilegales previstas en el capítulo 18 del Levítico.

Jesucristo restituye aquí el matrimonio a su indisolubilidad primitiva, a la indisolubilidad en la misma institución matrimonial, en contraposición a la concesión mosaica. Por tanto, el divorcio, habiendo habido verdadero matrimonio, queda de nuevo invalidado.
Pero, por otra parte, hay, en el caso que se considera, una excepción en el mismo. Excepción que no puede darse conforme a la afirmación terminante de si hubo matrimonio verdadero; matrimonio que esté incluido en las condiciones de validez de la misma institución matrimonial, a la que restaura en toda su pureza.

De aquí se sigue que esa excepción en el matrimonio no debe ser el “adulterio,” como algunos interpretaban el πορνεία de esta cláusula exceptiva, presentando éste como un hecho social no legitimado por la Ley, puesto que éste no es matrimonio ni puede aparecer nunca, legalmente, con forma matrimonial.

Esta excepción debe de ser una excepción en una forma matrimonial que sea un matrimonio realmente inválido ante la moral, pero que, al mismo tiempo, aparezca legalmente como válido. Por lo que no pudiera tener una equiparación social ni moral al concubinato o adulterio.

Shalom.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La Religión de María, Madre de Jesús.

Mensaje por Invitado el Mar Ene 03, 2012 2:09 am

@Misael escribió:hello Walde, feliz año

no estoy de acuerdo en 3 cosas

3.- la figura de Lutero se está revisando en medio católicos y al alza.
Voy a hacerlo en otro orden. Empezaré por la 3ª, luego la 1ª, que es la más larga y las comprende a las dos, y termino con la 2ª que también es corta.

La figura de Lutero siempre es bueno que se revise, porque aunque haya cometido errores dijo muchas verdades. Pero ésa no es la cuestión.
@Misael escribió:1.- los pecados privados de la Iglesia, no hay que publicarlos, pero los publicos, incluso es un deber denunciarlos públicamente.
La cuestión es que su actitud contribuyó a la división de la Iglesia como mismo contribuyó a esta división la corrupción del clero. No pienses que tapo el sol con un dedo o que estoy defendiendo a unos y a otros no. Ése no es mi estilo. Me gusta la verdad pero al estilo de Jesús. Jesús denunciaba las situaciones, y yo no estoy en contra de ellos, sino en contra de algunos modos de denuncia. Jesús era irreprochable y eso es lo primero que tiene que tener un profeta cristiano antes de denunciar. Algunos denuncian, y aunque sean irreprochables en su conducta habitual no denuncian con caridad. Recuerda que las cosas sin caridad de nada sirven. Ahí es donde yo quiero dar en el clavo. ¿Tenemos caridad cuando denunciamos las cosas? ¿Somos irreprochables en nuestra vida cristiana? ¿Vivimos en santidad de vida? Pero no al modo fariseo, sino al modo de Cristo, en humildad.

Es muy fácil decir que hay que denunciar la cosas, pero la prudencia es la que hace que cada cosa esté en su justo lugar. No todas las denuncias son buenas y santas. La de Lutero mira lo que causó. Hubo mucha soberbia de ambas partes. Si sólo una de las partes hubiera sido humilde el desastre hubiera sido menor, o quizás no hubiera habido desastre alguno. Puse el ejemplo de San Francisco de Asís porque es el más típico. Él sabía la corrupción de la Iglesia pero no se sentía quién para juzgarla. Sin embargo, por su entrega total a vivir el Evangelio al pie de la letra, él y sus compañeros fueron los escogidos por Dios para hacer la mayor de las denuncias, la cual se hace con el testimonio de vida.

Es muy fácil la mentalidad marxista de cambiar las estructuras para que cambien las cosas, pero esa mentalidad en vez de solucionar los problemas los agrava porque tiene un error antropológico muy grande. Parece un ideal muy bonito, pero es diabólico. Sólo hay que estudiarlo a fondo y veremos que es la misma tentación de la serpiente antigua a nuestros primeros padres: hacer las cosas según pensamos y vemos, pero sin fe en que Dios tiene métodos más eficaces aunque sean incomprensibles para nosotros. Puede ser que no comprendas cómo tu vida en santidad puede cambiar la Iglesia, pero el actuar en consecuencia con esto es tener fe, y hay una doctrina que habla de esto: la comunión de los santos. ¿Cómo crees que los cristianos vencieron al imperio romano dejándose matar? Es que parece un absurdo, y lo es, pero sólo a las mentes mundanas. Dios actúa de otra forma. Mira al mismo Jesús, dejándose matar revirtió el poder del mal. Es algo ilógico y absurdo, pero sólo para los de mentalidad mundana. ¿Por qué piensas que Pablo remachaba mucho que hay que tener el mismo pensar y el mismo sentir que Cristo? Porque es el único que soluciona las cosas de verdad aunque sea lento, y parezca absurdo o ilógico.

Es esa locura, esa ilógica, esa absurdidad la que de verdad cambia las cosas. Por eso la Iglesia avanza tan despacio porque son muy pocos los que se dan cuenta de esta manera auténticamente cristiana de actuar. No es conformarse con la realidad como esté, no es resignarse, sino que es actuar de la mejor y más eficaz manera posible, la del Crucificado. ¿Cuántos piensan en ese método, el del Crucificado? Casi nadie. Inconscientemente negamos la eficacia del sacrificio de Jesús. Lo repetimos de memoria pero no lo creemos, y eso es lo que más duele al Corazón de Jesús. El Cuerpo tiene que estar en total y plena comunión con la Cabeza. Y el misterio más importante de todos es el Misterio Pascual, y es en el que menos se cree, el que más se rechaza, aunque sea inconscientemente, porque no meditamos en él lo suficiente, y mucho menos lo practicamos.

Por experiencia te digo, cuando se practica este método suceden cosas inexplicables a la razón humana porque es un método divino. ¿Qué piensas que dice San Pablo en Efesios 6,11-18?:

«Revestíos de las armas de Dios para poder resistir a las acechanzas del Diablo. Porque nuestra lucha no es contra la carne y la sangre, sino contra los Principados, contra las Potestades, contra los Dominadores de este mundo tenebroso, contra los Espíritus del Mal que están en las alturas. Por eso, tomad las armas de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y después de haber vencido todo, manteneros firmes. ¡En pie!, pues; ceñida vuestra cintura con la Verdad y revestidos de la Justicia como coraza, calzados los pies con el Celo por el Evangelio de la paz, embrazando siempre el escudo de la Fe, para que podáis apagar con él todos los encendidos dardos del Maligno. Tomad, también, el yelmo de la salvación y la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios; siempre en oración y súplica, orando en toda ocasión en el Espíritu, velando juntos con perseverancia e intercediendo por todos los santos». (Efesios 6,11–18)

El arma más potente de Dios es el sacrificio de Su Hijo, el Misterio Pascual, su anonadamiento, su kénosis, que lo llevó hasta la muerte y una muerte de Cruz. Todas las demás armas no tienen fuerza sin ésta. ¿En algún momento San Pablo habló de denunciar públicamente a los presbíteros? Públicamente yo llamo a hacerlo ante los que no son miembros de la comunidad, delante de los enemigos de la Iglesia. Eso es imprudencia y regalarle terreno al maligno; es caer en un engaño evidente del demonio. Eso fue lo que hizo Lutero con toda su buena intención al publicar sus 95 tesis clavándolas en la puerta de la Iglesia de todos los Santos, en la Schlosskirche. ¿Qué hizo San Juan de Ávila, ese gran santo español que denunciaba la corrupción del clero? Él no se rebeló contra la Iglesia ni denunciaba en público la corrupción. Él dio testimonio de verdadero sacerdocio; con su vida de santidad sacerdotal se ganó la estima de todos y se hizo respetable aún ante obispos y cardenales. Entonces así se presentaba ante ellos y les proponía las reformas pertinentes que debía hacer el clero. Si no se le hubiese hecho caso hubiese muerto la Iglesia española. Si no se le hubiese hecho caso habría más culpa en los corruptos porque la vida de ese santo sacerdote les gritaba más alto que cualquier altavoz las perversidades y depravaciones que practicaban. Ante una vida santa es imposible quedar indiferente.

Pero no, es más fácil denunciar al otro que vivir uno mismo la verdadera vida cristiana en santidad. Porque así nos autoconvencemos que lo que hacemos es lo justo y acallamos esa voz que nos interpela para que también nos convirtamos y seamos de una vez santos como nuestro Padre celestial es Santo. Es una actitud marcadamente soberbia ésa de denunciar públicamente los pecados de los otros si yo no soy todo lo santo que debiera ser. Es pertenecer al grupo de esos que querían apedrear a la mujer adúltera. Jesús nos diría exactamente lo mismo: «si eres santo, lanza la primera denuncia». La denuncia más fuerte es nuestra vida de santidad; ante esa denuncia nadie puede, y para eso es imprescindible pasar por la escuela de la Cruz de Cristo, comprender y asimilar en nuestras vidas el Misterio Pascual; vivirlo, hacerlo experiencia viva.

@Misael escribió:2.- no es ser malvado denunciar comportamientos malvados, callarse es hacerse complice de ellos.
Ya te habrás podido dar cuenta que nunca he hablado de callarse, sino de que la denuncia se haga como la haría Cristo Jesús, sobre todo, la Cruz y la santidad de vida. Sin eso, no somos verdaderos cristianos. También te podrás haber dado cuenta que hacer pública una denuncia de nuestros propios hermanos ante los enemigos de nuestra familia es entregárselos en bandeja de plata; y eso se llama TRAICIÓN y FRATRICIDIO.

Shalom.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La Religión de María, Madre de Jesús.

Mensaje por Invitado el Mar Ene 03, 2012 2:13 am

@isabelion escribió:ahhhhhhhhhhhh por si, ni de broma, deseo ser sacerdote o sacerdotiza, esos votos, pesan mucho, sobre todo el de OBEDIENCIA......

Shalom, isabelión.
Isa, miras las cosas desde otro punto de vista. Así no los ve Cristo. Si Jesús hubiera pensado como tú no se hubiera encarnado, y menos aún hubiera bebido el cáliz de la Pasión.

Humildad y fe, pero con Amor, es lo que nos hace falta a todos. Medita y verás que nos faltan en demasía, y lo reflejas en este post tuyo. Éstas tres virtudes son el fundamento de la santidad, y sin ellas es mentira que somos cristianos auténticos.

Shalom.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La Religión de María, Madre de Jesús.

Mensaje por Misael el Mar Ene 03, 2012 4:10 pm

Waldemar escribió:Shalom Misale:

¿Dónde dice la Jesús que el adulterio rompe al matrimonio? El texto en griego koiné de Mt 19,9 no dice tal cosa; no dice 'adulterio' sino que hay que traducir 'unión ilegítima o nula'.

El respondió: «¿No habéis leído que el Creador, desde el comienzo, los hizo varón y hembra, y que dijo: Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y los dos se harán una sola carne? De manera que ya no son dos, sino una sola carne. Pues bien, lo que Dios unió no lo separe el hombre.» Dícenle: «Pues ¿por qué Moisés prescribió dar acta de divorcio y repudiarla?» Díceles: «Moisés, teniendo en cuenta la dureza de vuestro corazón, os permitió repudiar a vuestras mujeres; pero al principio no fue así. Ahora bien, os digo que quien repudie a su mujer -no por unión ilegítima- y se case con otra, comete adulterio. (Mt 19,4–9)

Le van a presentar, con el fin de enemistarle, una cuestión que era entonces muy debatida entre las dos grandes escuelas de interpretación de la Ley: la de Shammaí y Hillel.

En la Ley se leía lo siguiente: “Si un hombre toma una mujer y es su marido, y ésta luego no le agrada, porque ha notado en ella algo indecoroso ('erwat dabar), le escribirá el libelo de repudio. Una vez que salió de la casa de él, podrá ella ser mujer de otro hombre” (Dt 24:1-2).

Este texto de la Ley era sumamente discutido en las escuelas de interpretación judía. Para la escuela de Hillel bastaba cualquier motivo, incluso el más intrascendente o caprichoso, por ejemplo, el no haberle preparado bien la comida. El mismo hecho de encontrar otra mujer más hermosa, como motivo de divorcio, era considerado, según rabí Aqiba, como excesivo por “varios maestros”. Y rabí Aqiba decía “que se podía divorciar” incluso si halló una mujer más hermosa, pues en el Deuteronomio se dice: “Si ella no encuentra gracia a sus ojos” sin restricción alguna. Josefo repudia a su mujer, madre ya de tres hijos, porque no le agradaban sus costumbres. La escuela de Shammaí interpretaba este pasaje de la Ley sólo en sentido de adulterio.

Acaso estos fariseos, reflejando este ambiente y buscando tentarle, le presentan la cuestión de si es “lícito repudiar —verdadero divorcio— a la mujer (Mc) por cualquier causa.” Literalmente, “darle libelo de repudio,” el llamado “escrito de divorcio” (sepher kerithuthάποστάσιον).

Probablemente buscaban: si lo acepta, se le acusa del laxismo de la escuela de Hillel; si no lo autoriza, se le comprometía y enemistaba con la escuela y poderío de los hillelistas.

Pero Jesús los desconcierta exponiendo una vía distinta, que era la de la revelación primitiva. En el Génesis se expone claramente la creación de los dos sexos y la unión inseparable de ellos. “De manera que ya no son dos, sino una sola carne” en el sentido de una persona; “y una sola carne” no se puede dividir sin matarla. Y Cristo pronuncia una sentencia definitiva, restituyendo el matrimonio a su indisolubilidad primitiva: “Lo que Dios unió, no lo separe el hombre.” Expone el sentido profundo de esta sentencia.

Mt trae también aquí la pregunta que le hacen los mismos fariseos, objetándole a esta ley primitiva de la indisolubilidad del matrimonio: si eso fue así, si el matrimonio en su institución fue indisoluble, no se explica que Moisés, legislador del pueblo de Dios, concediese el divorcio: sea lo “permitiese” (Mc v.4), sea lo “mandase” (Mt v.7), respondiendo esto más a la letra de la formulación del Deuteronomio (24:1). La diferencia de fórmula lo explican, en parte, los destinatarios judíos (Mt) y gentiles-romanos (Mc), a quienes van destinados sus evangelios.

Pero nuevamente la palabra de Cristo situó la verdad de las cosas. Moisés, en efecto, “permitió” el repudio, no lo “mandó.” Pero “en un principio no sucedía así.” El matrimonio, aludiendo al Génesis, se enseña que es de institución divina. El matrimonio en su institución creadora, por su naturaleza, era indisoluble. Y si Moisés hizo esto, sólo lo permitió, fue una concesión que se autorizó, como una dispensa temporal, a causa “de vuestro carácter duro” (cf. Dt 10:16; Jer 4:4), ante las condiciones ambientales más o menos primitivas. Pero aquel paréntesis de concesión ya terminó. Y Jesucristo restituyó el matrimonio a su indisolubilidad primitiva.

Y nuevamente viene la sanción de Jesucristo sobre este punto, con un inciso que crea una dificultad ya clásica. Dijo así:

“El que repudie a su mujer, excepto el caso de fornicación (αή επί πορνεία), y se casa con otra, comete adulterio.” En Mc, reflejando el ambiente greco-romano, se pone también la condenación del divorcio cuando la iniciativa parte de la mujer, lo que reconocía este derecho. Es una “adaptación” del principio.

El problema aquí encerrado es el inciso “excepto el caso de fornicación,” pues a primera vista parecería que se hace la concesión del verdadero divorcio en caso de “adulterio,” lo cual va contra lo que se dice formalmente en la misma Escritura (Mc 10:11; Lc 16:18; 1 Cor 7:10-11) y contra la enseñanza de lo que se define en Trento: que no es disoluble el matrimonio por “adulterio de uno de los cónyuges.” ¿Cómo interpretar esto?

Después de afirmar Jesucristo la indisolubilidad absoluta del matrimonio, es increíble que la restrinja, y menos aún que venga a mezclarse en una querella de escuelas judías, ni menos aún pretender con ello desvirtuar la proposición esencial, que ya rige desde su misma institución, referida en el Génesis. Pues no es sólo cuestión cristiana; es la interpretación de la institución misma matrimonial “en un principio.”

Diversos autores interpretan la palabra fornicación del inciso, sea de “incesto” (1 Cor 5:1) y de las uniones ilegales entre familiares; por ejemplo, en la sinagoga de Dura-Europos se encontraron actas matrimoniales de hermanos; sea en el sentido más ordinario de “concubinato.” Sobre todo de ciertos matrimonios aparentemente tales, pero en realidad ilegales. Responderían al tipo de zanuth. Fue propuesto primeramente por Dóllinger. Posteriormente lo siguieron otros autores (Schegg, Patrizzi, Aberle, Prat). Pero quien la renovó con gran documentación fue Bonsirven en su obra Le divorce dans le Nouveau Testament (1948). Para él πορνεία significa toda unión matrimonial ilegítima o inválida: “Un matrimonio nulo, inválido, ilícito, irregular de cualquier manera” (p.50). Añadiendo que “la legislación (mosaica) y la jurisprudencia (rabínica) no habían aún distinguido los matrimonios nulos o inválidos de los ilícitos o irregulares” (p.59). Así cita πορνεία con este amplio significado, v.gr., en 1 Cor 5:1 (incesto); Act 15:20.29; 21:25 (el concilio de Jerusalén, donde la prohibición serían todas las prescripciones mosaicas de Lev c.18), Heb 12:16 (matrimonio mixto o ilícito), Tob 8:9 (matrimonio de fornicación, nulo, en contraposición al que contrae Tobías por “fidelidad” a la Ley). “Sabemos que la casuística judía autorizaba ciertas uniones prohibidas por el Levítico (c.18) en el caso de paganos convertidos a la fe judía.” El texto de Mt iría contra estos abusos: no más repudiaciones que las uniones ilegales previstas en el capítulo 18 del Levítico.

Jesucristo restituye aquí el matrimonio a su indisolubilidad primitiva, a la indisolubilidad en la misma institución matrimonial, en contraposición a la concesión mosaica. Por tanto, el divorcio, habiendo habido verdadero matrimonio, queda de nuevo invalidado.
Pero, por otra parte, hay, en el caso que se considera, una excepción en el mismo. Excepción que no puede darse conforme a la afirmación terminante de si hubo matrimonio verdadero; matrimonio que esté incluido en las condiciones de validez de la misma institución matrimonial, a la que restaura en toda su pureza.

De aquí se sigue que esa excepción en el matrimonio no debe ser el “adulterio,” como algunos interpretaban el πορνεία de esta cláusula exceptiva, presentando éste como un hecho social no legitimado por la Ley, puesto que éste no es matrimonio ni puede aparecer nunca, legalmente, con forma matrimonial.

Esta excepción debe de ser una excepción en una forma matrimonial que sea un matrimonio realmente inválido ante la moral, pero que, al mismo tiempo, aparezca legalmente como válido. Por lo que no pudiera tener una equiparación social ni moral al concubinato o adulterio.

Shalom.

shalom Walde,

qué más da, no me refiero a las traducciones, sino a ese EXCEPTO,
exceptuando, y es cuando la mujer le es infiel a su marido, llamase
adulterio, union no legitima o como quieras,

puedes leer en Oseas al respecto

pero es que ademas estoy poniendo un ejemplo, por un lado el
matrimonio dividido, roto, comparando con la union de la Iglesia,
tambien dividida y rota

no se puede culpar a los reformadores de haberse divorciado de
la ICAR, cuando era ESCANDOLOSA su conducta, COMO TAMPOCO
PUEDES CULPAR A UN PADRE A CUYO HIJO UN CURA HAYA
ABUSADO DE EL SEXUALMENTE QUE NO QUIERA SABER NADA DE CURAS.

Lo que ocurre es que es muy sutil decir eso de que la Iglesia es
santa y pecadora, y que hay que permanecer en ella a pesar de
todo. Es como decirle al marido cornudo que nada, olvide y que
sobre su sentido común, calle y aguante. Cuando el marido
piensa por sí mismo y descubre que con otra mujer no adultera
va a ser mucho más feliz, adiós a la primera.

lo mismo ocurrió con la ICAR, cuando el fiel descubre que Cristo
está en medio de 2 o 3 que se reunen en su Nombre, no se
deja manipular, y busca senderos nuevos. Roma no es obligatoria!

si Roma no hubiera escandalizado, nada de esto habria pasado,
y que escandalizaba es evidente, y hablamos solo del pasado,
porque en estos tiempos con la pederastia, no sé qué pensarás.

sds



Misael
Senior Member
Senior Member

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 3428
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: La Religión de María, Madre de Jesús.

Mensaje por Misael el Mar Ene 03, 2012 4:30 pm

shalom Waldemar,

cada uno debe denunciar a su estilo, lo que ocurre es que
al que denuncia blandamente se le llama hipocritamente "bueno",y nada se le hace.

Pero a quien denuncia con palabras duras, se le quita de enmedio.

como crees que denunciaba Juan Bautista? Llamando víboras a
los judios!

Jesus?
les llamaba hijos del diablo!

como crees que recibiría alguien esto

Habeis hecho de mi Iglesia una cueva de ladrones?

Palabras duras, para duros de cerviz. Lo blando no vale
para cortar una gangrena;hay que amputar, y eso duele.

respecto a San Francisco, su ejemplo es maravilloso y nadie
en su sano juicio puede criticarle,

él era católico, aportó lo mejor de sí mismo a favor de la
ICAR y a mí me parece bien que cada cual trate de mejorar
aquello en lo que cree,

pero de ahí no se deduce que haya que permanecer en la ICAR
si de verdad no crees en ella, habiendo tantos santos fuera
de ella

sería como quien se mete dominico y luego ve que lo suyo es
ser jesuita o fraile capuchino, sería un suicidio espiritual permanecer
donde no debe

aqui la conciencia es personal, y actuando en conciencia se puede
perfectamente ir contra corriente

lo que ocurre es que en el siglo XI, XVI, se tenía una visión de
todo muy diferente a la de hoy en dia, con 2 guerras mundiales,
aushcwitz, las noticias que hacen que nada oculto permanezca
oculto, etc

sds



Misael
Senior Member
Senior Member

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 3428
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: La Religión de María, Madre de Jesús.

Mensaje por Invitado el Mar Ene 03, 2012 10:23 pm

@Misael escribió:
shalom Walde,

qué más da, no me refiero a las traducciones, sino a ese EXCEPTO,
exceptuando, y es cuando la mujer le es infiel a su marido, llamase
adulterio, union no legitima o como quieras,

puedes leer en Oseas al respecto

pero es que ademas estoy poniendo un ejemplo, por un lado el
matrimonio dividido, roto, comparando con la union de la Iglesia,
tambien dividida y rota

no se puede culpar a los reformadores de haberse divorciado de
la ICAR, cuando era ESCANDOLOSA su conducta, COMO TAMPOCO
PUEDES CULPAR A UN PADRE A CUYO HIJO UN CURA HAYA
ABUSADO DE EL SEXUALMENTE QUE NO QUIERA SABER NADA DE CURAS.

Lo que ocurre es que es muy sutil decir eso de que la Iglesia es
santa y pecadora, y que hay que permanecer en ella a pesar de
todo. Es como decirle al marido cornudo que nada, olvide y que
sobre su sentido común, calle y aguante. Cuando el marido
piensa por sí mismo y descubre que con otra mujer no adultera
va a ser mucho más feliz, adiós a la primera.

lo mismo ocurrió con la ICAR, cuando el fiel descubre que Cristo
está en medio de 2 o 3 que se reunen en su Nombre, no se
deja manipular, y busca senderos nuevos. Roma no es obligatoria!

si Roma no hubiera escandalizado, nada de esto habria pasado,
y que escandalizaba es evidente, y hablamos solo del pasado,
porque en estos tiempos con la pederastia, no sé qué pensarás.

sds
No, Misael, no entendiste, no es cuestión de una traducción sino del original griego, lo que se está hablando. Unión ilegítima no es sinónimo de adulterio o de infidelidad conyugal sino cuando el matrimonio que se ha efectuado es ilegal, o no cumple los requisitos para que sea verdadero matrimonio. Unión ilegítima se pudiera decir también 'matrimonio falso' pero nunca adulterio ni infidelidad. Jesús es contundente y confirma la indisolubilidad del matrimonio aclarando que Moisés permitió el divorcio pero no lo mandó, y dio las razones por las cuales Moisés lo permitió. También dijo que quien se divorcie y se vuelva a casar está cometiendo adulterio. La única excepción es cuando el matrimonio era ilegítimo o falso, o sea, que no cumplía todos los requisitos para ser legítimo o verdadero. Pero Jesús es superior a Moisés y lo que enseñaba era superior a lo de Moisés. Fue contundente al declarar la indisolubilidad del matrimonio. El adulterio no disuelve ningún matrimonio, no lo anula. Jesús es claro al sentenciar: "lo que Dios ha unido no lo separe el hombre". El adulterio es un acto del hombre, del ser humano, no de Dios, y ningún acto humano puede separar lo que ha unido Dios. Se contradijera Jesús si declara que el hombre no puede separar lo que Dios ha unido y después dice que un acto humano, como el adulterio, puede separar a los casados. Esa sentencia de Jesús declara indisoluble el matrimonio para siempre. Por eso el ejemplo del divorcio de los reformadores no vale. Tampoco ellos eran muy pulcros que digamos. ¿Cuántas mujeres tuvo Lutero? Sabemos que había mucha corrupción en la Iglesia en esa época, y también tocaba a los que se levantaron como supuestos reformadores. Sólo los santos son auténticos reformadores como lo fue San Juan de Ávila, San Francisco de Asís.

También es un error doctrinal grave identificar a la Iglesia sólo con el clero; y peor, reducirla al clero corrupto. ¿Por qué miramos sólo el miembro enfermo y le achacamos la enfermedad al cuerpo entero? Hasta que no ha hecho metástasis no se puede decir que el cuerpo entero tiene cáncer. Y la Iglesia es el cuerpo entero. Hay que tener mucho cuidado al acusar a la Iglesia porque de ella formamos parte todos los bautizados y los que hemos aceptado a Jesucristo como único Salvador y Redentor del género humano. También los santos entran dentro de cualquier acusación que se haga en contra de la Iglesia. Algunos dirán: yo estoy hablando sólo de los corruptos. Pero es que cuando dice "la Iglesia" no se está refiriendo a los corruptos solamente sino a todos los miembros, los santos también. Hay que saber decir las cosas para no meter en el mismo saco a todos. Los reformadores al separarse de la Iglesia no sólo se separaron de aquellos miembros corruptos sino también de los santos, que son los que más Iglesia son.

La Iglesia no era la ESCANDALOSA, eran miembros suyos, los cuales, indignos de llamarse cristianos, empañaban su imagen y la afeaban. Pero eso no es motivo para que los miembros supuestamente sanos arremetan contra los miembros enfermos. Un reino dividido no puede subsistir ni sostenerse. Los miembros santos, que son los únicos miembros sanos, no arremeten contra el cuerpo sino que tratan de buscar las soluciones para que todo el cuerpo sane. Lo mejor es que cada miembro cumpla su función, y no que el pie quiera ser ojo o le empiece a dar patadas al ojo porque no emplea para bien la vista. Todo eso es un engaño del demonio, y el pecado que más abunda en eso es la soberbia.

Hay que saber denunciar. Y hacer pública una denuncia de un pecado de la propia familia ante los enemigos de nuestra familia es ser traidor. Jesucristo quiere que seamos santos. Seámoslo primero y luego podremos denunciar a los que creemos que son peores que nosotros. Porque en eso radica el error, en que creemos que esos que decimos que son corruptos están cometiendo pecados más graves que nosotros, cuando a Dios todos le ofendemos. Cualquier pecado grave nos hace merecer el infierno. ¿Quién soy yo para decidir que el pecado del otro es peor y el mío no? Primero seamos santos y ya verás cómo cambia nuestra manera de ver las cosas, porque las veremos con los ojos de Dios.

Yo estoy de acuerdo con las denuncias, pero ad intra, no ad extra, porque es una imprudencia y una traición a toda la Iglesia. Es hacerle el juego al enemigo, al adversario y al rebelde; es regalarle ventaja y terreno. Eso es traición en cualquier lugar del planeta que te pares, y traición en toda regla.

Shalom.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La Religión de María, Madre de Jesús.

Mensaje por Invitado el Mar Ene 03, 2012 10:48 pm

@Misael escribió:shalom Waldemar,

cada uno debe denunciar a su estilo, lo que ocurre es que
al que denuncia blandamente se le llama hipocritamente "bueno",y nada se le hace.

Pero a quien denuncia con palabras duras, se le quita de enmedio.

como crees que denunciaba Juan Bautista? Llamando víboras a
los judios!

Jesus?
les llamaba hijos del diablo!

como crees que recibiría alguien esto

Habeis hecho de mi Iglesia una cueva de ladrones?

Palabras duras, para duros de cerviz. Lo blando no vale
para cortar una gangrena;hay que amputar, y eso duele.

respecto a San Francisco, su ejemplo es maravilloso y nadie
en su sano juicio puede criticarle,

él era católico, aportó lo mejor de sí mismo a favor de la
ICAR y a mí me parece bien que cada cual trate de mejorar
aquello en lo que cree,

pero de ahí no se deduce que haya que permanecer en la ICAR
si de verdad no crees en ella, habiendo tantos santos fuera
de ella

sería como quien se mete dominico y luego ve que lo suyo es
ser jesuita o fraile capuchino, sería un suicidio espiritual permanecer
donde no debe

aqui la conciencia es personal, y actuando en conciencia se puede
perfectamente ir contra corriente

lo que ocurre es que en el siglo XI, XVI, se tenía una visión de
todo muy diferente a la de hoy en dia, con 2 guerras mundiales,
aushcwitz, las noticias que hacen que nada oculto permanezca
oculto, etc

sds
No es lo mismo pasarse de capuchino a jesuita que pasarse de una iglesia a otro. El ejemplo no ha lugar. Porque en el primer caso no hay diferencia doctrinal, y en el segundo sí. Son dos cosas muy distintas.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La Religión de María, Madre de Jesús.

Mensaje por Misael el Mar Ene 03, 2012 11:31 pm

Yo estoy de acuerdo con las denuncias, pero ad intra, no ad extra, porque es una imprudencia y una traición a toda la Iglesia. Es hacerle el juego al enemigo, al adversario y al rebelde; es regalarle ventaja y terreno. Eso es traición en cualquier lugar del planeta que te pares, y traición en toda regla.

me dejas patidifuso, llamandome traidor.

He revelado algo que no se supiese ya? no estamos hablando
de Lutero? no sabias que denunciaba la venta de indulgencias?
lo he revelado yo?

y de los pederastas, nadie sabia nada?

Por favor!

no estamos en LPC? un foro sin mordaza?

de todos modos te contesto por mp, esto sí es para tratar
en privado, pero hablar de la Inquisición, Juana de Arco o
del Banco ambrosiano, en un foro de opinion,
me parece LAMENTABLE que lo califiques así,
pues son cosas por todos conocidas.

sds


Misael
Senior Member
Senior Member

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 3428
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: La Religión de María, Madre de Jesús.

Mensaje por Misael el Mar Ene 03, 2012 11:52 pm

No es lo mismo pasarse de capuchino a jesuita que pasarse de una iglesia a otro. El ejemplo no ha lugar. Porque en el primer caso no hay diferencia doctrinal, y en el segundo sí. Son dos cosas muy distintas.

no entendiste el ejemplo, hablo del derecho de toda persona
a buscar su lugar, y que no se lo busquen los demás.

sds

Misael
Senior Member
Senior Member

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 3428
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: La Religión de María, Madre de Jesús.

Mensaje por Invitado el Miér Ene 04, 2012 12:08 am

@Misael escribió:
Yo estoy de acuerdo con las denuncias, pero ad intra, no ad extra, porque es una imprudencia y una traición a toda la Iglesia. Es hacerle el juego al enemigo, al adversario y al rebelde; es regalarle ventaja y terreno. Eso es traición en cualquier lugar del planeta que te pares, y traición en toda regla.

me dejas patidifuso, llamandome traidor.

He revelado algo que no se supiese ya? no estamos hablando
de Lutero? no sabias que denunciaba la venta de indulgencias?
lo he revelado yo?

y de los pederastas, nadie sabia nada?

Por favor!

no estamos en LPC? un foro sin mordaza?

de todos modos te contesto por mp, esto sí es para tratar
en privado, pero hablar de la Inquisición, Juana de Arco o
del Banco ambrosiano, en un foro de opinion,
me parece LAMENTABLE que lo califiques así,
pues son cosas por todos conocidas.

sds

No me refería a ti. Estábamos hablando de Lutero ¿no?


Última edición por Waldemar el Miér Ene 04, 2012 12:40 am, editado 1 vez

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La Religión de María, Madre de Jesús.

Mensaje por Invitado el Miér Ene 04, 2012 12:14 am

@Misael escribió:
Yo estoy de acuerdo con las denuncias, pero ad intra, no ad extra, porque es una imprudencia y una traición a toda la Iglesia. Es hacerle el juego al enemigo, al adversario y al rebelde; es regalarle ventaja y terreno. Eso es traición en cualquier lugar del planeta que te pares, y traición en toda regla.

me dejas patidifuso, llamandome traidor.

He revelado algo que no se supiese ya? no estamos hablando
de Lutero? no sabias que denunciaba la venta de indulgencias?
lo he revelado yo?

y de los pederastas, nadie sabia nada?

Por favor!

no estamos en LPC? un foro sin mordaza?

de todos modos te contesto por mp, esto sí es para tratar
en privado, pero hablar de la Inquisición, Juana de Arco o
del Banco ambrosiano, en un foro de opinion,
me parece LAMENTABLE que lo califiques así,
pues son cosas por todos conocidas.

sds
Yo pienso que hablar de esas cosas condenando a la Iglesia es un error. Siempre ocurre de la siguiente manera: Cuando un pederasta comete esa clase de crimen, es la Iglesia la pederasta. Pero cuando la Madre Teresa hace un bien, no es la Iglesia, es la Madre Teresa.

No es lo mismo implicar a toda la Iglesia, que somos tú y yo incluidos, por culpa de unos cuantos, quizás enfermos mentales, depravados sexuales. Yo no estoy en contra de la denuncia, estoy en contra de meter a todos en el mismo saco, y la palabra Iglesia es muy grande y abarca a todos los bautizados. Es eso lo que he estado diciendo hasta ahora. La Iglesia, nuestra Madre, tiene enemigos, y esos enemigos son también nuestros. No podemos condenar a la Iglesia cuando no es ella la que hace tales barbaridades sino algunos de sus hijos. Es natural sentir vergüenza cuando un hermano tuyo hace cosas como esas porque mancha el nombre de la familia. Pero hay que verlo desde este punto de vista.

Si un hermano tuyo de sangre comete un crimen que avergüenza a toda la familia, ¿tú condenarías y denunciarías a la familia? Claro que no. Con la Iglesia es lo mismo.

¿Me hago entender mejor ahora?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La Religión de María, Madre de Jesús.

Mensaje por Invitado el Miér Ene 04, 2012 12:45 am

Cuando alguien ensucia el nombre de la Iglesia no es motivo para nosotros abandonarla. Eso es hacer lo mismo que hicieron los apóstoles cuando fueron a prender a Jesús en el huerto de los olivos.

No somos nosotros los que debemos abandonar la Iglesia, son ellos los que se tienen que arrepentir de sus pecados y repararlos. Ver. Mt 18,15-17. Las denuncias son ad intra y no ad extra. Es prudencia para no darle ventaja al enemigo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La Religión de María, Madre de Jesús.

Mensaje por isabelion el Miér Ene 04, 2012 4:07 am

Shalom Waldemar, a lo mejor esto no te va a gustar, pero ahi voy, la iglesia, es la iglesia, D*os es D*os, por lo tanto, El es perfecto la iglesia estamos nosotros: Hombres y Mujeres bastante imperfectos, y por lo tanto, cuando se trata dizque proteger a la iglesia, podemos estar cometiendo una equivocación inmensa, porque precisamente si algo está enfermo con gangrena, se debe AMPUTAR, no darle caldito de pollo, a ver si mejora....Debemos ayudar a los que necesitan ayuda, a los que desean hacer el bien, a esos si, todo mi apoyo, y los defenderé, pero hay mucho bicho de uña, osea mucho diablo difrazado de sotana, y a esos hay que denunciarlos, de lo contrario eres cómplice de lo que ellos realicen, y eso porque se ha sembrado, que el decir algo, el contar algo, y colocan los votos de obediencia, para eso, para callar y someter.....la verdad me gusta como eres y espero que seas siempre de los buenos, pero estar atentos y al pendiente siempre es ser astuto, y ese es consejo Bíblico....Ahora Misael, no creo que te llamará traidor, a Waldemar, desde que esta en los estudios, visiblemente esta aprendiendo el mismo lenguaje que tenia yo, años luz en el tiempo, y la verdad no lo extraño, prefiero estar como estoy, en cuanto a las religiones, todas tienen algo bueno, que es tratar de elevar el hombre hacia D*os y todas tienen algo malo: nosotros, que estamos y debemos estar en movimiento, y ver los cambios de los tiempos, eso si, tratar en lo posible de hacer el bien....que es mandato principal.


Shalom, isabelión.

también hay mucho pastor con cola y no de caballo, ja, ja, ja.

isabelion
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 529
Fecha de inscripción : 14/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: La Religión de María, Madre de Jesús.

Mensaje por Misael el Miér Ene 04, 2012 12:27 pm

shalom Isa, Walde

un traidor actua en la sombra, se dirá católico pero no seguirá
el catolicismo, pregonará la infalibilidad del Papa, pero seguriá
usando anticonceptivos. En este sentido la ICAR entera está
llena de traidores.

Uno que abandona la ICAR no es un traidor, es como Judas,
si el hubiera abandonado a Jesús, no le habria traicionado,
pero como no se decidía entre Jesús y la Ley,
no supo resolver ese conflicto.

cuantos abandonaron a Jesús en el discurso del Pan Vivo!
Pero de ellos no se dice que más les valiera no haber nacido.

Yo creo que es mejor denunciar ad extra que ad intra Walde,
ad intra lo hizo Judas y ya ves no solo no cambió el pensar
del sanedrín, sino que le manipularon hasta dar con el escondite
de Jesus.

Con uno que denuncia ad extra ya saben los perversos que
no pueden manipularle.

Pero no decia Pablo VI que el humo satánico habia entrado en
la ICAR? Lo que no dijo es que la cerilla ya se encendió en
la epoca de la Inquisición (me ha salido bordado el ejemplo).
Y que vas a decir ad intra si resultara que le estás denunciando
algo a uno de esos infiltrados?

Pues no pasaría nada.

Es mucho mejor que sepan los curas que la prensa anticatolica
los vigila, así se lo pensarán mejor para no darla motivos
de criticar.

sds

Misael
Senior Member
Senior Member

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 3428
Fecha de inscripción : 08/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: La Religión de María, Madre de Jesús.

Mensaje por SHAUL1 el Miér Ene 04, 2012 3:58 pm

SHALOM MISAEL :



Uno que abandona la ICAR no es un traidor, es como Judas,
si el hubiera abandonado a Jesús, no le habria traicionado,
pero como no se decidía entre Jesús y la Ley,
no supo resolver ese conflicto.???????????????????????????????


QUE TIENE QUE VER LA LEY DADA POR YHVH, EN LAS MALAS ACTITUDES DE JUDAS...???.


Romanos 7:12-14
Reina-Valera 1960 (RVR1960)
12 De Manera Que la ley es una santa, La Verdad, y El mandamiento santo, Justo y bueno.

13 ¿LUEGO Lo Que es bueno, vino un servicio para mi Muerte? En Ninguna Manera, sino Que El Pecado, párrafo mostrarse Pecado, produjo en mi la Muerte Por Medio de Lo Que es bueno, un fin de Que Por El mandamiento El Pecado llegase un servicio sobremanera pecaminoso.

14 Porqué sabemos Que la ley es espiritual; mas yo soy carnal, VENDIDO al Pecado.AMEN.


PD. ARREPENTIOS DE VUESTRO : ANTI-SEMITISMO.


SHALOM.

SHAUL1
Gran Posteador Excelente
Gran Posteador Excelente

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 5492
Fecha de inscripción : 31/12/2010
Edad : 54
Localización : TALARA-PIURA

http://www.newlifeperu.org

Volver arriba Ir abajo

Re: La Religión de María, Madre de Jesús.

Mensaje por Invitado el Miér Ene 04, 2012 7:57 pm

@isabelion escribió:Shalom Waldemar, a lo mejor esto no te va a gustar, pero ahí voy, la iglesia, es la iglesia, D*os es D*os, por lo tanto, El es perfecto la iglesia estamos nosotros: Hombres y Mujeres bastante imperfectos, y por lo tanto, cuando se trata dizque proteger a la iglesia, podemos estar cometiendo una equivocación inmensa, porque precisamente si algo está enfermo con gangrena, se debe AMPUTAR, no darle caldito de pollo, a ver si mejora....Debemos ayudar a los que necesitan ayuda, a los que desean hacer el bien, a esos si, todo mi apoyo, y los defenderé, pero hay mucho bicho de uña, o sea mucho diablo disfrazado de sotana, y a esos hay que denunciarlos, de lo contrario eres cómplice de lo que ellos realicen, y eso porque se ha sembrado, que el decir algo, el contar algo, y colocan los votos de obediencia, para eso, para callar y someter.....la verdad me gusta como eres y espero que seas siempre de los buenos, pero estar atentos y al pendiente siempre es ser astuto, y ese es consejo Bíblico....Ahora Misael, no creo que te llamará traidor, a Waldemar, desde que esta en los estudios, visiblemente esta aprendiendo el mismo lenguaje que tenia yo, años luz en el tiempo, y la verdad no lo extraño, prefiero estar como estoy, en cuanto a las religiones, todas tienen algo bueno, que es tratar de elevar el hombre hacia D*os y todas tienen algo malo: nosotros, que estamos y debemos estar en movimiento, y ver los cambios de los tiempos, eso si, tratar en lo posible de hacer el bien....que es mandato principal.

Shalom, isabelión.

También hay mucho pastor con cola y no de caballo, ja, ja, ja.

No Isa, por qué me iba a disgustar lo que dices, si es que pienso casi 100% como tú al respecto. Parece que aún no se entiende lo que quiero decir. No estoy en contra de la denuncia, lo he dicho varias veces, sino con algunos métodos o circunstancias de denuncia que me parecen, unos imprudentes, y otros traicioneros. Hago diferencia entre ellos.

Los imprudentes son aquellos que se levantan contra la autoridad que ha cometido los errores (no doctrinales sino morales), autoridad que no es el cura, sino los obispos específicamente. Y lo llamo imprudencia, porque no sabemos todo en realidad y pudiéramos estar magnificando las cosas. Aunque a veces es al contrario, vemos menos de lo que en realidad pasa. Al fin y al cabo la mayoría de las veces no sabemos todo lo necesario para hacer un juicio recto. Pero cuando se va a denunciar a una autoridad hay que hacerlo por los canales pertinentes porque el remedio puede ser peor que la enfermedad. No digo que no hay que denunciarlos sino que hay que saber denunciarlos prudentemente. Dentro de esta prudencia no puede faltar la vida de santidad. Los profetas, Juan el Bautista, Jesús, los apóstoles, todos llevaban una vida de santidad intachable, por eso tenían autoridad para denunciar cualquier injusticia, cualquier error, cualquier corrupción o depravación, y probaban que su misión provenía de Dios. No basta ver las cosas o saberlas para denunciarlas. El conocimiento no es suficiente. Para denunciar hay que ser profeta, verdadero profeta, y una de las cosas imprescindibles para ser profeta es la santidad. Por el bautismo todos hemos sido constituidos profetas y se nos dio la gracia santificante la cual nos hace hijos de Dios, herederos del reino, y santos como Él es santo. Pero con nuestros pecados perdemos esa santidad, y con ella el poder que nos es dado. Ser profeta no es un sentimiento, no es sentir indignidad por las cosas inmorales o injustas y querer denunciarlas. Eso lo siente cualquier persona de buena voluntad, aunque no sea creyente, pero eso no lo hace profeta, enviado de Dios. Ser profeta es mucho más que eso, es cumplir en todo la voluntad de Dios, y eso implica santidad de vida. Piensa en cualquier profeta del A.T. y trata de ver si eran intachables o no. Debilidades tenían, como todos, pero eran intachables, cumplidores amantes de la voluntad de Dios.

Antes de denunciar algo dentro de la Iglesia hay que pensar en esto, y vivirlo para que nuestra denuncia dé el fruto bueno que se espera, que Dios quiere. ¿Con lo que he dicho muestro que estoy en contra de las denuncias de lo inmoral e injusto? Claro que no. Estoy en contra de la imprudencia. Hay que ser santo. Ésa es mi llamada de atención. Si no somos santos no podemos ser profetas. Con nuestros pecados, aún con el menor de todos nuestros pecados, nos ponemos del lado de las tinieblas, y también, por ende, del lado de lo denunciable. ¿Cómo vamos a denunciar algo si estamos del lado de las tinieblas? Es a eso a lo que me refiero. Hay que asumir responsablemente y por amor la vocación a la que hemos sido llamados, a ser santos. No es una cosa imposible porque para Dios no hay nada imposible, y ser santo es un don sobrenatural, y Dios quiere que seamos santos. Tenemos que tener fe, que es mucho más que creer en la existencia de Dios. Tenemos que tener fe en Él, que Él lo tiene todo bien planeado, y que en Su Sabiduría todo lo tiene bien milimetrado hasta el detalle. Sólo tenemos que ponernos en sus manos y y hacer Su Voluntad. Pero sin santidad todo esto es imposible. Debemos descubrir el plan de Dios para uno mismo, el plan que Dios tiene conmigo. Eso es lo que cada uno debe tener claro: el plan que Dios tiene para él. Si no lo sabe no podrá servirle adecuadamente y puede convertirse en un obstáculo que dificulte, aunque nunca impida la realización de los planes de Dios.

Los traicioneros son de otra índole. Son aquellos que, siendo aún más imprudentes que los anteriores, arremeten no contra el miembro enfermo, sino contra todo el cuerpo, contra la Iglesia. Y hablan así: la Iglesia esto, y la Iglesia lo otro. Pero no es la Iglesia, porque un miembro o varios miembros no son la Iglesia; aún más, ni siquiera la suma de todos sus miembros es la Iglesia porque la cabeza de la Iglesia es Cristo, y quien arremete contra el cuerpo arremete contra la Cabeza. Esto es eclesiología de San Pablo. O me vas a negar que Cristo y la Iglesia son un solo organismo. Por eso llamo traicioneros a los que arremeten contra la Iglesia, como mismo llamo traicioneros a los que acusan a su propia familia cuando es uno o dos los miembros de su familia que son ladrones. Si uno de tus hermanos es un ladrón, ¿irías a la policía a acusar a tu familia de ladrona? Aún más, si todos los miembros de tu familia fuesen ladrones menos tú y tu madre, ¿irías a la policía a acusar a tu familia de ladrona sabiendo que en esa acusación entran tú y tu madre? Ahora te hago la pregunta traducida: Si algunos miembros de la Iglesia son depravados y corruptos, ¿denunciarías públicamente a la Iglesia como corrupta sabiendo que esa acusación te incluye a ti y a todos aquellos que no lo son, incluso, a Cristo que es la Cabeza? ¿Ves por qué les llamo traidores?

Pero tanto los imprudentes como los traidores actúan con mentalidad mundana y muy lejos de la mentalidad de Cristo, ya que arremeten contra las personas y contra las instituciones, y no contra el pecado o el mal. Piensan que eliminando al pecador se elimina el mal, y no saben que lo que están haciendo es otro mal más, o sea, están aumentando y haciendo proliferar el mal. Por eso digo que están haciéndole el trabajo a Satanás, que no le importa ningún ser humano, ni siquiera los que están a su servicio, porque todos somos imagen de Dios y él no. Satanás nos envidia a todos y quiere acabar con todos nosotros, incluidos los que están a su servicio. Por eso ha creado una mentalidad en la que hace proliferar el mal engañando a muchos, haciéndoles creer que hacen justicia cuando denuncian a las personas. No es a las personas contra las que hay que arremeter, es contra el mal. Porque arremetiendo contra las personas hacemos el mal, y es el plan de Satanás que pensemos de esa manera antihumana y antievangélica. Hay que tomar medidas, eso es verdad, pero tenemos que actuar como cristianos, como lo haría Cristo Jesús. ¿Crees que la mujer adúltera no se merecía lo que decía la ley, una ley mandada por el mismo Dios? Claro que sí, pero habían tomado las leyes para mal y no para bien. Utilizaban las leyes para arremeter contra las personas y eso es hacerle trabajo al diablo. ¿Se me entiende ahora? Sé que es difícil de entender, pero la mentalidad de Dios es así.

La Iglesia es un Cuerpo, y todos somos hermanos de una misma familia. Entiéndelo por esta vía. Si tu ojo está utilizando la vista para cosas inmorales, ¿crees prudente que tu pie le lance una patada? ¿No se estaría privando el pie del servicio que le puede prestar el ojo como miembro del mismo organismo? ¿No le estaría haciendo daño a la persona de la cual forma parte de su cuerpo? ¿No es todo esto una imprudencia? En este ejemplo el pie es el que denuncia o el profeta, el ojo el obispo corrupto, la persona es la Iglesia. Ahora voy con el ejemplo de traición: Si tu ojo está utilizando la vista para cosas inmorales, ¿crees que es ser fiel y justo que tu mano le entre a palos a todo el cuerpo? ¿No estaría traicionando a su propio cuerpo y a cada uno de los otros miembros que no estaban cometiendo inmoralidades? Sólo la mano no se da a sí misma con el palo, pero les reparte palazos a todos los demás miembros del cuerpo. ¿No estaría traicionando a la persona de la cual ella es mano? Y peor es si la mano le pasa el palo a otra persona para que le entre a palos al cuerpo del cual ella forma parte. Son unos ejemplos un poco fantásticos porque ni el pie, ni la mano ni la boca tienen conciencia propia, pero sirven para lo que quiero expresar si se sabe interpretar lo que quiero decir. En este caso la mano ocupa el papel del pie en el otro ejemplo, el de supuesto profeta. ¿El pie no debería haber cambiado la dirección en que estaba el cuerpo para que el ojo no mirase más hacia allá, en vez de darle una patada al ojo? ¿A la mano no le hubiese bastado ponerse delante del ojo y taparlo para que no siguiera mirando? Como miembros de un mismo cuerpo podemos hacer cada uno una cosa para reparar el daño que otro miembro causa. Pero preferimos ocupar el lugar de la Cabeza porque no nos conformamos con el lugar que nos ha tocado, o sea, no queremos ser el miembro que somos. No sabemos ser Iglesia.

No te fijes tanto en los defectos de los demás, eso es lo que el diablo quiere. No es que te hagas de la vista gorda, pero tampoco tenemos que hacernos el de la vista fina, porque esa vista es de Dios y no nuestra. No debemos extender el tiempo que se emplea en ver estas cosas, porque a veces las vemos sin querer, pero hasta ahí debe ser ocupado el tiempo, y no en seguir dándole vueltas al defecto ajeno en nuestra cabecita. Tampoco es quedarse impasibles, ya lo he explicado. Cada uno tiene que cumplir con su misión. Si eso hiciéramos no hubiese problemas como los que se dan hoy en día. Pero, ¿sabemos nuestra misión, la que Dios nos ha encomendado? Los santos sí la han sabido, por eso siempre han actuado muy diferente a todo esto, incluyendo a los mismos profetas y apóstoles, no fueron ni imprudentes ni traidores.

Espero que me haya hecho entender ahora mejor.

Shalom. Walde.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La Religión de María, Madre de Jesús.

Mensaje por Invitado el Miér Ene 04, 2012 8:52 pm

@Misael escribió:shalom Isa, Walde

un traidor actua en la sombra, se dirá católico pero no seguirá
el catolicismo, pregonará la infalibilidad del Papa, pero seguriá
usando anticonceptivos. En este sentido la ICAR entera está
llena de traidores.

Uno que abandona la ICAR no es un traidor, es como Judas,
si el hubiera abandonado a Jesús, no le habria traicionado,
pero como no se decidía entre Jesús y la Ley,
no supo resolver ese conflicto.

cuantos abandonaron a Jesús en el discurso del Pan Vivo!
Pero de ellos no se dice que más les valiera no haber nacido.

Yo creo que es mejor denunciar ad extra que ad intra Walde,
ad intra lo hizo Judas y ya ves no solo no cambió el pensar
del sanedrín, sino que le manipularon hasta dar con el escondite
de Jesus.

Con uno que denuncia ad extra ya saben los perversos que
no pueden manipularle.

Pero no decia Pablo VI que el humo satánico habia entrado en
la ICAR? Lo que no dijo es que la cerilla ya se encendió en
la epoca de la Inquisición (me ha salido bordado el ejemplo).
Y que vas a decir ad intra si resultara que le estás denunciando
algo a uno de esos infiltrados?

Pues no pasaría nada.

Es mucho mejor que sepan los curas que la prensa anticatolica
los vigila, así se lo pensarán mejor para no darla motivos
de criticar.

sds
Te centras sólo en denuncias verbales. Las acciones hablan más que las palabras. No basta con las palabras cuando no somos nadie a los ojos de los demás. Hay que tener más fe y actuar como lo hacen los santos. No hay nada más fuerte que la oración y la vida de santidad. Dios tiene un plan para cada uno de nosotros. Sólo hay que descubrirlo y vivirlo. Ésa es la mayor y mejor aportación. Sin santidad no habrá nunca verdadera denuncia, tanto verbal como no verbal.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La Religión de María, Madre de Jesús.

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 4:57 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.