Libre Pensamiento Cristiano

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ME GUSTA
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 251 el Mar Sep 16, 2014 1:53 am.
Colabora Haciendo Clic Aqui
Contador De Visitas LPC
contador de visitas

como agregar un contador de visitas a mi pagina web
hasta ahora no

¿Qué dice la Tercera Carta de Fátima?

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: ¿Qué dice la Tercera Carta de Fátima?

Mensaje por SHAUL1 el Vie Dic 23, 2011 3:19 am

SHALOM :



..mirando a Maria vamos a ver
a Jesús.


QUE ENSEÑA LA ESCRITURA :

HE. 12:2 PUESTO LOS OJOS EN YEHOSHUA, EL AUTOR Y CONSUMADOR DE LA FE. AMEN.


ARREPENTIOS DE TODA : "LATRIA"...


SHALOM.

SHAUL1
Gran Posteador Excelente
Gran Posteador Excelente

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 5492
Fecha de inscripción : 31/12/2010
Edad : 54
Localización : TALARA-PIURA

http://www.newlifeperu.org

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Qué dice la Tercera Carta de Fátima?

Mensaje por mcarmen el Vie Dic 23, 2011 2:17 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:nadie me respondio

algun ex-catolico rezó alguna vez el rosario?

sds

Por que lo preguntas Misael?

es rosario, bien rezado, es una devoción de amor.

los no catolicos, en sentido amplio (ver credo atanasiano)
están en contra de las devociones,la verdad no sé muy
bien por qué

alquien que ha rezado con amor el rosario no puede hablar
en su contra, como un ex-novio no puede hablar mal de
su ex si la ha querido,

tambien es posible que se hable sin saber a qué sabe
el rosario

como quien no ha probado las fresas, qué puede decir?
aunque lea y lea opiniones sobre su sabor,
si no las ha probado, nada sabe.

sds

:pig:

Misael porque las devociones son costumbres de hombres y no es Palabra de Dios, tu pensarás que son buenas porque tienen apariencia de piedad, pero van en contra de lo que Dios nos pide, nos distraen de la Palabra de Dios la cual es la Verdad y lo que necesitamos llevar a cabo en nuestras vidas, no pongamos más cargas sobre los hombres, además la única adoración es de Dios y el Padre nuestro es un ejemplo de oración suficientemente completa para Dios, en el nos enseña por que cosas debemos rogar, empezando por adorar a Dios y deleitarnos en EL por como es quien es y que hace en nuestras vidas, y luego nos lleva a rogarle (venga a nosotros Tu reino) por los que no le conocen por ej. reina en Antonio mi compañero de trabajo, por mi vecina Isabel,...Es un modelo a vivir en nuestras vidas no una simple oración repetitiva. El cual termina adorando y amando al Señor y volviendo a deleitarnos en El.

mcarmen
Super Moderador
Super Moderador

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 813
Fecha de inscripción : 28/09/2011
Edad : 42
Localización : Madrid

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Qué dice la Tercera Carta de Fátima?

Mensaje por mcarmen el Vie Dic 23, 2011 2:25 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:nadie me respondio

algun ex-catolico rezó alguna vez el rosario?

sds

Por que lo preguntas Misael?

es rosario, bien rezado, es una devoción de amor.

los no catolicos, en sentido amplio (ver credo atanasiano)
están en contra de las devociones,la verdad no sé muy
bien por qué

alquien que ha rezado con amor el rosario no puede hablar
en su contra, como un ex-novio no puede hablar mal de
su ex si la ha querido,

tambien es posible que se hable sin saber a qué sabe
el rosario

como quien no ha probado las fresas, qué puede decir?
aunque lea y lea opiniones sobre su sabor,
si no las ha probado, nada sabe.

sds
:pig:
LAS QUINCE PROMESAS DE LA VIRGEN SOBRE EL ROSARIO.
Estas promesas las hizo la Virgen al Beato Alano y a Santo Domingo, según aparecen en el Breviario de la Orden de Predicadores, Lección V, octava de la festividad del Santo Rosario:

1.-Quien rece constantemente mi Rosario, recibirá cualquier gracia que me pida.

2.-Prometo mi especialísima protección y grandes beneficios a los que devotamente recen mi Rosario.

3.- El Rosario es el escudo contra el infierno, destruye el vicio, libra de los pecados y abate las herejías.

4.-El Rosario hace germinar las virtudes para que las almas consigan la misericordia divina. Sustituye en el corazón de los hombres el amor del mundo por el Amor de Dios y los eleva a desear las cosas celestiales y eternas.

5.-El alma que se me encomiende por el Rosario, no perecerá.

6.-El que con devoción rece mi Rosario, considerando sus Sagrados Misterios, no se verá oprimido por la desgracia , ni morirá de muerte desgraciada, se convertirá si es pecador, perseverará en gracia si es justo y, en todo caso será admitido en la vida eterna.

7.-Los verdaderos devotos de mi Rosario no morirán sin los Sacramentos.

8.-Todos los que rezan mi Rosario tendrán en vida y en muerte la Luz y Plenitud de la Gracia y serán partícipes de los méritos bienaventurados.

9.-Libraré bien pronto del Purgatorio a las almas devotas de mi Rosario.

10.-Los hijos de mi Rosario gozarán en el cielo de una gloria singular.

11.-Todo cuanto se pida por medio del Rosario se alcanzará prontamente.

12.-Socorreré en sus necesidades a los que propaguen mi Rosario.

13.-He solicitado a mi Hijo, la gracia de que todos los cofrades y devotos tengan en vida y en muerte como hermanos a todos los bienaventurados de la Corte Celestial.

14.-Los que rezan mi Rosario son todos hijos míos muy amados y hermanos de mi Unigénito Jesús.

15.-La devoción al Santo Rosario es una señal manifiesta de predestinación de gloria."

Como ves no hablamos sin saber, no te ofendas es solo corrección, pero el Rosario es idolatría pura y dura, no te desvíes de la sana doctrina que nos enseño Cristo y sus apóstoles.

mcarmen
Super Moderador
Super Moderador

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 813
Fecha de inscripción : 28/09/2011
Edad : 42
Localización : Madrid

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Qué dice la Tercera Carta de Fátima?

Mensaje por Invitado el Vie Dic 23, 2011 4:37 pm

@Misael escribió:no hace falta ser catolico romano para rezar el rosario,
walde,

yo, cuando me haga ortodoxo, pienso seguir rezandolo,

los hombres somos así, etiquetamos, pero yo espero quedarme
con todo lo bueno de los evangalicos, judios, catolicos,

no hay cosa peor que entrar en una institución y ya despersonalizarse

sds
Claro, muchos ortodoxos lo rezan, y no por eso dejan de ser ortodoxos, ya que es una devoción y no un dogma. También hay muchos católicos que rezan el Rosario de Jesús, que es ortodoxo, y no por eso dejan de ser católicos. Una devoción es eso y nada más, no es un dogma.

Dios te bendiga mucho.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Qué dice la Tercera Carta de Fátima?

Mensaje por Invitado el Vie Dic 23, 2011 4:39 pm

@fede77 escribió:Por que es necesario Rezar el Rosario para hacercarse a Dios???
La pregunta está mal formulada y entraña un engaño o una trampa, porque tal parece que sin el Rosario no podemos acercarnos a Dios. El Rosario es útil para nuestra unión con Dios, pero ni es necesario ni imprescindible. Pero es un medio muy eficaz para llegar a esa unión de manera más rápida. De hecho, los más grandes santos después de la aparición del Rosario han sido devotos verdaderos suyos.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Qué dice la Tercera Carta de Fátima?

Mensaje por Invitado el Vie Dic 23, 2011 4:44 pm

@mcarmen escribió:
Misael porque las devociones ... van en contra de lo que Dios nos pide, nos distraen de la Palabra de Dios la cual es la Verdad y lo que necesitamos llevar a cabo en nuestras vidas
¿Cómo el Rosario puede distraernos de la Palabra de Dios? Quisiera que me explicaran esto porque mi experiencia con el Rosario es opuesta diametralmente y con mucha diferencia. Por favor, respondedme a esa pregunta.

Además, la devoción que te aleja de Dios y de la vida en santidad no es verdadera devoción, pues ésa es precisamente la finalidad de toda devoción, ayudar a crecer en santidad de vida, en unión con Dios.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Qué dice la Tercera Carta de Fátima?

Mensaje por Invitado el Vie Dic 23, 2011 4:50 pm

@mcarmen escribió:
LAS QUINCE PROMESAS DE LA VIRGEN SOBRE EL ROSARIO.
Estas promesas las hizo la Virgen al Beato Alano y a Santo Domingo, según aparecen en el Breviario de la Orden de Predicadores, Lección V, octava de la festividad del Santo Rosario:

1.-Quien rece constantemente mi Rosario, recibirá cualquier gracia que me pida.

2.-Prometo mi especialísima protección y grandes beneficios a los que devotamente recen mi Rosario.

3.- El Rosario es el escudo contra el infierno, destruye el vicio, libra de los pecados y abate las herejías.

4.-El Rosario hace germinar las virtudes para que las almas consigan la misericordia divina. Sustituye en el corazón de los hombres el amor del mundo por el Amor de Dios y los eleva a desear las cosas celestiales y eternas.

5.-El alma que se me encomiende por el Rosario, no perecerá.

6.-El que con devoción rece mi Rosario, considerando sus Sagrados Misterios, no se verá oprimido por la desgracia , ni morirá de muerte desgraciada, se convertirá si es pecador, perseverará en gracia si es justo y, en todo caso será admitido en la vida eterna.

7.-Los verdaderos devotos de mi Rosario no morirán sin los Sacramentos.

8.-Todos los que rezan mi Rosario tendrán en vida y en muerte la Luz y Plenitud de la Gracia y serán partícipes de los méritos bienaventurados.

9.-Libraré bien pronto del Purgatorio a las almas devotas de mi Rosario.

10.-Los hijos de mi Rosario gozarán en el cielo de una gloria singular.

11.-Todo cuanto se pida por medio del Rosario se alcanzará prontamente.

12.-Socorreré en sus necesidades a los que propaguen mi Rosario.

13.-He solicitado a mi Hijo, la gracia de que todos los cofrades y devotos tengan en vida y en muerte como hermanos a todos los bienaventurados de la Corte Celestial.

14.-Los que rezan mi Rosario son todos hijos míos muy amados y hermanos de mi Unigénito Jesús.

15.-La devoción al Santo Rosario es una señal manifiesta de predestinación de gloria."

Como ves no hablamos sin saber, no te ofendas es solo corrección, pero el Rosario es idolatría pura y dura, no te desvíes de la sana doctrina que nos enseño Cristo y sus apóstoles.
¡Que no habláis sin saber! Es que citar las 15 promesas y después decir que es idolatría pura y dura es no entender nada sobre la devoción a María. ¿Qué te hace pensar que tú sí entiendes lo que quieren decir estas 15 promesas y lo que la Virgen quiso decirle a estos dos santos, y que yo sea el que no entienda? Hay muchas cosas, hermana, que no sabes de la doctrina católica, y que lees o entiendes desde ideas preconcebidas que estorban para poder entenderlas de verdad. Eso tenlo por seguro. Las ideas preconcebidas oscurecen el entendimiento y no le permiten conocer la realidad de las coas, no permiten ser objetivos pues tienen una fuerte carga subjetiva. Mientras penséis así nunca comprenderéis nada y siempre acusaréis falsa e injustamente a los católicos.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Qué dice la Tercera Carta de Fátima?

Mensaje por mcarmen el Vie Dic 23, 2011 11:01 pm

Waldemar escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
LAS QUINCE PROMESAS DE LA VIRGEN SOBRE EL ROSARIO.
Estas promesas las hizo la Virgen al Beato Alano y a Santo Domingo, según aparecen en el Breviario de la Orden de Predicadores, Lección V, octava de la festividad del Santo Rosario:

1.-Quien rece constantemente mi Rosario, recibirá cualquier gracia que me pida.

2.-Prometo mi especialísima protección y grandes beneficios a los que devotamente recen mi Rosario.

3.- El Rosario es el escudo contra el infierno, destruye el vicio, libra de los pecados y abate las herejías.

4.-El Rosario hace germinar las virtudes para que las almas consigan la misericordia divina. Sustituye en el corazón de los hombres el amor del mundo por el Amor de Dios y los eleva a desear las cosas celestiales y eternas.

5.-El alma que se me encomiende por el Rosario, no perecerá.

6.-El que con devoción rece mi Rosario, considerando sus Sagrados Misterios, no se verá oprimido por la desgracia , ni morirá de muerte desgraciada, se convertirá si es pecador, perseverará en gracia si es justo y, en todo caso será admitido en la vida eterna.

7.-Los verdaderos devotos de mi Rosario no morirán sin los Sacramentos.

8.-Todos los que rezan mi Rosario tendrán en vida y en muerte la Luz y Plenitud de la Gracia y serán partícipes de los méritos bienaventurados.

9.-Libraré bien pronto del Purgatorio a las almas devotas de mi Rosario.

10.-Los hijos de mi Rosario gozarán en el cielo de una gloria singular.

11.-Todo cuanto se pida por medio del Rosario se alcanzará prontamente.

12.-Socorreré en sus necesidades a los que propaguen mi Rosario.

13.-He solicitado a mi Hijo, la gracia de que todos los cofrades y devotos tengan en vida y en muerte como hermanos a todos los bienaventurados de la Corte Celestial.

14.-Los que rezan mi Rosario son todos hijos míos muy amados y hermanos de mi Unigénito Jesús.

15.-La devoción al Santo Rosario es una señal manifiesta de predestinación de gloria."

Como ves no hablamos sin saber, no te ofendas es solo corrección, pero el Rosario es idolatría pura y dura, no te desvíes de la sana doctrina que nos enseño Cristo y sus apóstoles.
¡Que no habláis sin saber! Es que citar las 15 promesas y después decir que es idolatría pura y dura es no entender nada sobre la devoción a María. ¿Qué te hace pensar que tú sí entiendes lo que quieren decir estas 15 promesas y lo que la Virgen quiso decirle a estos dos santos, y que yo sea el que no entienda? Hay muchas cosas, hermana, que no sabes de la doctrina católica, y que lees o entiendes desde ideas preconcebidas que estorban para poder entenderlas de verdad. Eso tenlo por seguro. Las ideas preconcebidas oscurecen el entendimiento y no le permiten conocer la realidad de las coas, no permiten ser objetivos pues tienen una fuerte carga subjetiva. Mientras penséis así nunca comprenderéis nada y siempre acusaréis falsa e injustamente a los católicos.

:pig:
Bendiciones.
Walderman, no he acusado a nadie, he dado mi opinión, y está más que respaldada con la Palabra. Me parecen muy fuertes las cosas que dice la iglesia de lo que la virgen concede por rezar el rosario, si esto no es idolatría, explícame por ej. el punto 1,5.


Última edición por mcarmen el Lun Ene 09, 2012 12:42 pm, editado 1 vez

mcarmen
Super Moderador
Super Moderador

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 813
Fecha de inscripción : 28/09/2011
Edad : 42
Localización : Madrid

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Qué dice la Tercera Carta de Fátima?

Mensaje por Invitado el Sáb Dic 24, 2011 12:01 am

El punto 15 tiene que ver con el 4, el 5, el 10 y el 14. ¿Pero, con la idolatría? No le veo conexión con la idolatría.

Come he dicho. Habláis sólo por lo que percibís desde vuestras ideas preconcebidas. Antes de preguntar ya habéis juzgado. Así no se dan las condiciones propicias para el diálogo o el debate serio y edificante.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Qué dice la Tercera Carta de Fátima?

Mensaje por fede77 el Sáb Dic 24, 2011 1:34 am

Mientras que mucho del contenido en el rezo del rosario es bíblico, la otra mitad del “Ave María” y porciones del “Dios te salve, Reina y Madre” son totalmente anti-bíblicas. Aunque la primera parte del Ave María es casi una cita de Lucas 1:28, no existen bases escriturales para (1) rezarle ahora a María, (2) dirigirse a ella como “santa” María, o (3) llamarla “nuestra vida” y “esperanza nuestra.”

¿Es correcto llamar a María “santa”, por lo que la Iglesia Católica interpreta de María como libre de pecado y sin mancha alguna del pecado original? Los creyentes en la Biblia fueron llamados “santos” lo cual puede ser interpretado como “apartados”, o “benditos” pero el entender de la Escritura es que la justicia que poseen los creyentes en Cristo, es una justificación provista por Cristo (2 Corintios 5:21) y que mientras estén en esta vida, ellos aún no son librados totalmente de la práctica del pecado (1 Juan 1:9-2:1). Jesús es llamado Salvador repetidamente en la Escritura, porque Él nos salvó de nuestro pecado. En Lucas 1:47, María le llama a Dios su “Salvador”. ¿Salvador de qué? Una persona libre pecado no necesita un Salvador. Los pecadores necesitan un Salvador. María reconocía que Dios era su Salvador. Por lo tanto, María reconocía que ella era pecadora.

Jesús dijo que Él vino a salvarnos de nuestros pecados (Mateo 1:21). La Iglesia Católica Romana clama que María fue salvada del pecado de manera diferente a todos los demás... que ella fue salvada del pecado a través de una inmaculada concepción (habiendo sido concebida libre de pecado). Pero ¿es esta enseñanza bíblica? La Iglesia Católica Romana admite abiertamente que esta enseñanza no se encuentra en la Escritura. Cuando un joven se dirigió a Jesús como “Maestro bueno” (Mateo 19:16-17), Jesús le preguntó ¿por qué le llamaba “bueno”? puesto que no hay nadie bueno sino uno solo, Dios. Jesús no estaba negando Su propia deidad, Él estaba tratando de hacer que el joven se diera cuenta de que estaba usando un término descuidadamente, sin pensar acerca de lo que estaba diciendo. Pero el señalamiento de Jesús aún es válido o Él no lo hubiera dicho,.... no hay nadie bueno sino Dios. Esto excluye a todos menos a Dios, ¡incluyendo a María! Esto está vinculado con Romanos 3:10-23, Romanos 5:12, y muchos otros incontables pasajes que acentúan el hecho de que a los ojos de Dios, ninguno da la medida. ¡Jamás es excluida María de tales declaraciones que incluyen a toda la humanidad! Si María hubiera sido preservada de toda contaminación de pecado, ella no hubiera necesitado un Salvados, como ella proclamó necesitarlo (Lucas 1:47).

¿Qué hay sobre la pregunta de rezarle a María o a alguien más, aparte de Dios? Nunca se nos dice en la Biblia de alguien más en el cielo que pueda escucharnos. Nosotros sabemos que solo Dios es omnisciente, omnipotente y omnipresente. Aún los ángeles, a pesar de las grandes habilidades que puedan tener, parecen tener sus limitaciones y no siempre pueden lograr ayudarnos como a ellos les gustaría (Daniel 10:10-14). Cuando Jesús les enseñó a sus discípulos a orar, Él les dio lo que comúnmente se conoce como el “Padre Nuestro”. El nos enseña a dirigir nuestra oración a Dios. Siempre que la oración es dirigida a alguien, ¡es hecha a Dios! Nunca encontrarás un solo ejemplo de alguien rezando una oración a algún “santo” o ángel o alguien más (aparte de las oraciones a falsos dioses). Más aún, siempre que cualquier persona piadosa se postra a sí misma (dentro del marco religioso) para honrar a alguien aparte de Dios (sobre todo a los apóstoles o ángeles), se les dice que se detengan y se pongan de pie (Hechos 10:25-26; Hechos 14:13-16; Mateo 4:10; Apocalipsis 19:10; Apocalipsis 22:8-9). La Iglesia Católica Romana declara que adora solo a Dios, pero que ellos “veneran” a María y a los santos. ¿Cuál es la diferencia? Una persona que reza el rosario, pasa más tiempo invocando a María que a Dios! ¡Por cada alabanza a Dios en el Rosario, hay 10 alabanzas a María!

La Biblia establece que Jesús es nuestro Redentor (Gálatas 3:13; 4:4-5; Tito 2:14; 1 Pedro 1:18-19; Apocalipsis 5:9). En el “Dios te salve Reina y Madre” se le llama a María “Señora, abogada nuestra” pero la Biblia llama a Jesús nuestro Abogado ante el Padre (1 Juan 2:1) y nuestro único Mediador (1 Timoteo 2:5). La única vez que la Escritura menciona a la “Reina del Cielo” se menciona de manera negativa (Jeremías 7:17-19; 44:16-27). Toda la Escritura nos enseña que oremos únicamente a Dios. ¡Ni una sola vez podrás encontrar un ejemplo o consejo de orarle a alguien más! El único soporte para la idea de llegar a Dios a través de María está basado en la historia bíblica de María pidiéndole a Jesús Su ayuda en la fiesta de bodas (Juan 2). Pero a la luz de todos los otros textos, incluyendo las propias instrucciones de Jesús en cuanto a cómo debemos orar, ¿es válido tomar este pasaje en contexto para utilizarlo en la enseñanza de que debemos continuar acudiendo a Dios a través de María?

Del mismo modo, ¿es apropiado llamar a María nuestra “vida” y “esperanza”? De nuevo, estos son términos que son usados solo para Dios en la Escritura, particularmente para el Hijo de Dios, Jesucristo (Juan 1:1-14; Colosenses 3:4; 1 Timoteo 1:1; Efesios 2:12; Tito 2:13). Así que, la práctica de rezar el rosario va en contra de la Escritura en muchas maneras. Solo Dios puede escuchar nuestras oraciones. Solo Dios puede responder nuestras oraciones. La Biblia en ninguna parte instruye a los cristianos a orar a través de intermediarios, o de pedir sus oraciones a los santos (en el Cielo) o a María.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Contacto

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Visita mi blog

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

fede77
ADMINISTRADOR
ADMINISTRADOR

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 5127
Fecha de inscripción : 03/08/2010
Edad : 39
Localización : Santo Domingo

http://www.lpcristiano.com

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Qué dice la Tercera Carta de Fátima?

Mensaje por mcarmen el Sáb Dic 24, 2011 2:27 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Mientras que mucho del contenido en el rezo del rosario es bíblico, la otra mitad del “Ave María” y porciones del “Dios te salve, Reina y Madre” son totalmente anti-bíblicas. Aunque la primera parte del Ave María es casi una cita de Lucas 1:28, no existen bases escriturales para (1) rezarle ahora a María, (2) dirigirse a ella como “santa” María, o (3) llamarla “nuestra vida” y “esperanza nuestra.”

¿Es correcto llamar a María “santa”, por lo que la Iglesia Católica interpreta de María como libre de pecado y sin mancha alguna del pecado original? Los creyentes en la Biblia fueron llamados “santos” lo cual puede ser interpretado como “apartados”, o “benditos” pero el entender de la Escritura es que la justicia que poseen los creyentes en Cristo, es una justificación provista por Cristo (2 Corintios 5:21) y que mientras estén en esta vida, ellos aún no son librados totalmente de la práctica del pecado (1 Juan 1:9-2:1). Jesús es llamado Salvador repetidamente en la Escritura, porque Él nos salvó de nuestro pecado. En Lucas 1:47, María le llama a Dios su “Salvador”. ¿Salvador de qué? Una persona libre pecado no necesita un Salvador. Los pecadores necesitan un Salvador. María reconocía que Dios era su Salvador. Por lo tanto, María reconocía que ella era pecadora.

Jesús dijo que Él vino a salvarnos de nuestros pecados (Mateo 1:21). La Iglesia Católica Romana clama que María fue salvada del pecado de manera diferente a todos los demás... que ella fue salvada del pecado a través de una inmaculada concepción (habiendo sido concebida libre de pecado). Pero ¿es esta enseñanza bíblica? La Iglesia Católica Romana admite abiertamente que esta enseñanza no se encuentra en la Escritura. Cuando un joven se dirigió a Jesús como “Maestro bueno” (Mateo 19:16-17), Jesús le preguntó ¿por qué le llamaba “bueno”? puesto que no hay nadie bueno sino uno solo, Dios. Jesús no estaba negando Su propia deidad, Él estaba tratando de hacer que el joven se diera cuenta de que estaba usando un término descuidadamente, sin pensar acerca de lo que estaba diciendo. Pero el señalamiento de Jesús aún es válido o Él no lo hubiera dicho,.... no hay nadie bueno sino Dios. Esto excluye a todos menos a Dios, ¡incluyendo a María! Esto está vinculado con Romanos 3:10-23, Romanos 5:12, y muchos otros incontables pasajes que acentúan el hecho de que a los ojos de Dios, ninguno da la medida. ¡Jamás es excluida María de tales declaraciones que incluyen a toda la humanidad! Si María hubiera sido preservada de toda contaminación de pecado, ella no hubiera necesitado un Salvados, como ella proclamó necesitarlo (Lucas 1:47).

¿Qué hay sobre la pregunta de rezarle a María o a alguien más, aparte de Dios? Nunca se nos dice en la Biblia de alguien más en el cielo que pueda escucharnos. Nosotros sabemos que solo Dios es omnisciente, omnipotente y omnipresente. Aún los ángeles, a pesar de las grandes habilidades que puedan tener, parecen tener sus limitaciones y no siempre pueden lograr ayudarnos como a ellos les gustaría (Daniel 10:10-14). Cuando Jesús les enseñó a sus discípulos a orar, Él les dio lo que comúnmente se conoce como el “Padre Nuestro”. El nos enseña a dirigir nuestra oración a Dios. Siempre que la oración es dirigida a alguien, ¡es hecha a Dios! Nunca encontrarás un solo ejemplo de alguien rezando una oración a algún “santo” o ángel o alguien más (aparte de las oraciones a falsos dioses). Más aún, siempre que cualquier persona piadosa se postra a sí misma (dentro del marco religioso) para honrar a alguien aparte de Dios (sobre todo a los apóstoles o ángeles), se les dice que se detengan y se pongan de pie (Hechos 10:25-26; Hechos 14:13-16; Mateo 4:10; Apocalipsis 19:10; Apocalipsis 22:8-9). La Iglesia Católica Romana declara que adora solo a Dios, pero que ellos “veneran” a María y a los santos. ¿Cuál es la diferencia? Una persona que reza el rosario, pasa más tiempo invocando a María que a Dios! ¡Por cada alabanza a Dios en el Rosario, hay 10 alabanzas a María!

La Biblia establece que Jesús es nuestro Redentor (Gálatas 3:13; 4:4-5; Tito 2:14; 1 Pedro 1:18-19; Apocalipsis 5:9). En el “Dios te salve Reina y Madre” se le llama a María “Señora, abogada nuestra” pero la Biblia llama a Jesús nuestro Abogado ante el Padre (1 Juan 2:1) y nuestro único Mediador (1 Timoteo 2:5). La única vez que la Escritura menciona a la “Reina del Cielo” se menciona de manera negativa (Jeremías 7:17-19; 44:16-27). Toda la Escritura nos enseña que oremos únicamente a Dios. ¡Ni una sola vez podrás encontrar un ejemplo o consejo de orarle a alguien más! El único soporte para la idea de llegar a Dios a través de María está basado en la historia bíblica de María pidiéndole a Jesús Su ayuda en la fiesta de bodas (Juan 2). Pero a la luz de todos los otros textos, incluyendo las propias instrucciones de Jesús en cuanto a cómo debemos orar, ¿es válido tomar este pasaje en contexto para utilizarlo en la enseñanza de que debemos continuar acudiendo a Dios a través de María?

Del mismo modo, ¿es apropiado llamar a María nuestra “vida” y “esperanza”? De nuevo, estos son términos que son usados solo para Dios en la Escritura, particularmente para el Hijo de Dios, Jesucristo (Juan 1:1-14; Colosenses 3:4; 1 Timoteo 1:1; Efesios 2:12; Tito 2:13). Así que, la práctica de rezar el rosario va en contra de la Escritura en muchas maneras. Solo Dios puede escuchar nuestras oraciones. Solo Dios puede responder nuestras oraciones. La Biblia en ninguna parte instruye a los cristianos a orar a través de intermediarios, o de pedir sus oraciones a los santos (en el Cielo) o a María.


waldermar, creo que por la manera de expresarte te han herido varias veces al postear contigo y no estar de acuerdo con lo que dices.
Pero en este tema de Fatima no ha sido porque tengamos ideas proconcebidas y no nos informemos, mira por ejemplo lo que ha escrito Fede, lo veo es que la Virgen de Fatima dió unos mensajes entre ellos las promesas del rosario que entendemos que contradicen la Palabra de Dios, es solo eso walderman no es rencor hacia la iglesia catolica ni negacion de todo lo que enseñe.

Si crees que las promesas que dio son biblicas por ejemplo te vuelvo a poner el punto 5 dinos en que se respalda con la escritura, por lo tanto lo que yo hago es informarme de por que seguís ese dogma, pues yo lo encuentro contrario a lo que he leido en la Palabra.
Espero que entiendas mi postura.


mcarmen
Super Moderador
Super Moderador

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 813
Fecha de inscripción : 28/09/2011
Edad : 42
Localización : Madrid

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Qué dice la Tercera Carta de Fátima?

Mensaje por Invitado el Mar Dic 27, 2011 3:29 pm

Fede, si la doctrina católica fuese la de tu punto de vista, seguro que estaría de acuerdo contigo. Pero lo que pasa es lo que ya he repetido cientos de veces, que tenéis una idea sobre las doctrinas católicas, y lo peor es que ya son ideas fijas. Mayormente están equivocadas, al menos en un porcentaje muy elevado y no comprendéis las cuestiones fundamentales de las doctrinas en particular y del catolicismo en general. Es un error analizar las doctrinas católicas desde la Sola Scriptura que practica el evangelismo y el protestantismo porque nunca un católico haría tal cosa ya que está condenada esa práctica como anatema debido a que desfigura el sentido original de la Escritura y se convierten todas las doctrinas a partir de la Sola Scriptura en interpretaciones privadas, o sea, al margen de la que ha sido constituida como columna y baluarte de la verdad, custodia del Depósito de la Fe. Podrás decir mil veces que tal o más cual doctrina católica es antibíblica que siempre un católico entenderá lo que has dicho como que la doctrina católica no está de acuerdo con las interpretaciones privadas y modernas que hacen de la Escritura los protestantes o evangélicos.

Sobre lo que has dicho sólo quiero decirte que la Salve Regina (Dios te salve, Reina y Madre de Misericordia) no pertenece de hecho al Rosario, es una oración que se añade después de éste al igual que las Letanías, y se añaden según el que lo reza, pero no pertenecen en sí al Rosario. La más antigua es “Bajo Tu amparo” que data del siglo II, cuando la Iglesia cristiana estaba perseguida, la Iglesia de los mártires.

Cuando hablo que no entendéis nada o casi nada de la doctrina católica me refiero, en este tema, a que no sabéis en qué consiste rezar a María. De veras que en tus palabras como en las de los demás se transparenta esta ignorancia. Y no es culpa 100% vuestra sino también de aquellos que mal les enseñaron sobre esto. Vosotros habéis asumido esa enseñanza como verdadera y válida y la habéis convertido en verdad absoluta e inmutable, imposible de cambiar, volviéndose cada vez más en idea fija y preconcebida, muy difícil de cambiar y que no os permite ver otra cosa, o sea, la realidad de las cosas en la doctrina católica. Creo que aunque explicara diez veces las cosas aún así no comprenderíais nada, os quedaríais igual, como ya ha pasado más de diez veces. Y es porque preguntáis pero no para conocer sino habiendo ya juzgado de antemano. Así, de qué vale responder entonces, sería arar en el mar porque tenéis el corazón encasillado en vuestras ideas, endurecido y cerrado.

No es porque María sea libre de pecado original por lo que le llamamos santa, ya que los apóstoles y los mártires son también llamados santos y no son inmaculados desde su concepción. Aquí va otro error, otra idea fija preconcebida y errada, como ya he dicho.

¿María no puede llamar a Dios su salvador? ¿Por qué? ¿Sólo por el hecho de que ella no tiene pecado? Entonces, ¿quién la salvó preservándola del pecado? ¿Ella misma, por mérito propio? No sabéis ni siquiera lo que criticáis. Criticáis y rebatís sin conocer nada de nada. No sé cómo os atrevéis a hacer tal cosa, eso creo que se llama necedad. ¿En la vida futura seremos pecadores? Claro que no. ¿Entonces no podremos llamarle a Jesús como nuestro salvador? Claro que sí, porque si en la vida futura no somos pecadores es porque Jesús nos salvó de la esclavitud del pecado, y por sus méritos hemos heredado la vida eterna, vida sin pecado. Vosotros sois los que decís cosas que a veces no le veo ni sentido.

La Iglesia católica no dice que la enseñanza sobre la Inmaculada Concepción no se encuentra en la Escritura, sino que dice que no se encuentra de manera literal o diáfana en la Escritura. Lo mismo pasa con la Trinidad. Hay que enlazar varios textos e interpretarlos a la luz del Espíritu Santo para poder llegar a esa Verdad; aunque no es así como se llega a las distintas doctrinas en la Iglesia católica, ni nunca ha sido así. Las verdades han sido reveladas, y durante los siglos la Iglesia las va rumiando, va profundizando en ellas hasta convertirse en dogmas. Ninguna es sacada de una lectura de la Escritura como si no existiese como creencia antes de esa lectura. Todas las verdades católicas existen antes de haberse conformado canónicamente el Nuevo Testamento. Eso no lo puede decir ninguna Iglesia protestante ni evangélica, porque todas han surgido por lecturas e interpretaciones de hombres concretos que se han apartado de la Iglesia o que nacieron ya fuera de su seno.

Jesús es el salvador de todos, incluida María, aún siendo inmaculada desde su concepción, aún siendo Κεχαριτωμένε, y esto lo cree todo católico. Tenéis una idea muy equivocada de la María que amamos los católicos. Esa María que decís que los católicos le rezamos no es la verdadera María, ya que la concebís apartada de Dios, en competencia con Él, separada de Él, como si fuese una divinidad distinta del único Dios, como si fuese otra divinidad, aunque inferior. Y la María de los católicos es totalmente distinta a esa que criticáis vosotros. Habláis de lo que no conocéis, por eso habláis mal, y ofendéis tanto a María como a Dios, como a la Iglesia católica y a todos los que profesamos la fe católica y apostólica.

Ya de esto también he hablado hasta la saciedad, pero no queréis entender. Sólo queréis manteneros en vuestras ideas fijas y no os interesa para nada entender lo que los católicos explicamos. Por eso yo pregunto, si no queréis entender, ¿para qué preguntáis? Sed por una sola vez sinceros y responded la verdad, ¿para qué preguntáis? No podéis convertirnos en protestantes porque para eso tendríais que primero salir de vuestra ignorancia respecto a las doctrinas católicas, que cada vez que abrís la boca sólo mostráis más y más ignorancia y lo lejos que estáis de poder comprender la doctrina católica debido a la cerrazón y el hermetismo de vuestras ideas fijas. Ni siquiera podéis comprender la sencilla diferencia entre adorar a Dios y venerar a María. Y repito lo que dije en aquel foro del cual nos expulsaron a los dos. Y ésta fue la razón por la que me expulsaron a mí, porque dije que si para vosotros la veneración que le damos a María es la adoración que vosotros le dais a Dios yo considero que vosotros no sabéis lo que es adorar, vosotros no sabéis adorar a Dios y sólo le brindan bagatelas comparables únicamente con la veneración a María. De veras que si veis en la veneración a María una adoración es que nunca habéis dado verdadera adoración a Dios. y eso es penoso. Casi estoy seguro de eso.

No os defendáis más rebatiendo mis posteos porque no están hechos a manera de ataque sino para abriros los ojos con respecto a vuestra ignorancia y necedad en el actuar hacia la Iglesia católica. Parecéis unos papagayos o unos loros repitiendo lo mismo desde hace cinco siglos. No razonáis por vosotros mismos, parecéis robots y no seres racionales. Hermanos míos, me entristece todo esto, me hace sentir impotente ver cómo os habéis dejado cegar por personas e ideas fijas que no ayudan a tener un corazón sabio, un corazón que entienda, como pedía Salomón. Así nunca podréis obtener verdadera sabiduría, la que viene de lo alto. ¿Por qué hay tan escasos casos entre vosotros de personas que han deslumbrado entre todos los hombres por su vida de santidad? ¿Nunca os habéis preguntado eso? ¿Por qué entre los católicos y ortodoxos hay tantas personas extraordinarias con una fama enorme de santidad y entre los protestantes y evangélicos esto no se da? Por sus frutos los conoceréis. No quiero decir que vosotros deis frutos malos, lo que quiero decir que no dais casi frutos santos. Los árboles se conocen por sus frutos, y éstos son buenos o malos. Pero los hombres se conocen por sus frutos de santidad, no sólo de bondad. Dios no quiere que seamos buenos, sino santos como nuestro Padre celestial es santo. Dejad el fariseísmo que practicáis sin daros cuenta. ¿Nadie se ha atrevido a decirles que sois iguales a los fariseos? Quizás por no herirlos. Pero es la verdad. Os comportáis de la misma manera: fundamentalistas, sólo os medís por la letra de la Escritura, no usáis vuestra razón libremente, tenéis ideas fijas, acostumbráis a juzgar a los demás como engañados, pecadores, extraviados viendo sólo la paja en el ojo ajeno. Estoy siendo sincero en este momento y no quiero herir a nadie, pero esto alguien os lo tiene que decir algún día, y os lo digo con un temblor en el corazón porque os quiero muchísimo y me duele veros consumirse en vuestro fariseísmo y rigidez. Cuando leo los posteos vuestros me recordáis constantemente a los fariseos. Y eso me duele, porque sois hermanos míos. Os creéis mejores que los demás y no os cansáis de restregarlo a cada momento. La forista mcarmen piensa que me siento herido porque no están de acuerdo conmigo. Pero eso está muy lejos de la realidad. No es porque no están de acuerdo conmigo, me duele ver esa cerrazón y esa rigidez, esa autosuficiencia y ese autoengaño en que vivís y os tiene totalmente cegados. Fijaos que no estoy hablando de la Verdad sino de algo tan simple como el estar cerrados y no poder comprender lo que el otro cree, esté o no esté equivocado. Ni siquiera estoy diciendo que yo estoy en la verdad y vosotros estáis equivocados, ni siquiera digo eso, sino que estáis incapacitados por vuestra cerrazón e ideas fijas para comprender lo que el otro cree, no importa si es verdadero o errado. Y me entristece porque os quiero y porque de esta manera no sois razonables, la característica más humana que hay, la que nos distingue de las otras criaturas terrestres.

Ojalá algunos abran los ojos y puedan ver lo que digo. Así el Foro será de verdad de mucha edificación.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Qué dice la Tercera Carta de Fátima?

Mensaje por isabelion el Sáb Dic 31, 2011 12:45 am

Ahora, porque realizó un posteo serio, sobre las constelaciones y templos, me dan unos mensajes escalofriantes y ahora leo esto, que sucede? Esta carta no es interesa, no es Palabra de D*os....por lo tanto no es profetica, ni necesaria para nuestra vida, es simple curiosidad y el vender, vender estampitas y ustedes haciendo PUBLICIDAD GRATUITA......vendedores de estampitas....POR FAVOR....seamos serios.


Shalom, isabelión.

isabelion
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 529
Fecha de inscripción : 14/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Qué dice la Tercera Carta de Fátima?

Mensaje por Invitado el Sáb Dic 31, 2011 1:44 am

@isabelion escribió:Ahora, porque realizó un posteo serio, sobre las constelaciones y templos, me dan unos mensajes escalofriantes y ahora leo esto, que sucede? Esta carta no es interesa, no es Palabra de D*os....por lo tanto no es profetica, ni necesaria para nuestra vida, es simple curiosidad y el vender, vender estampitas y ustedes haciendo PUBLICIDAD GRATUITA......vendedores de estampitas....POR FAVOR....seamos serios.


Shalom, isabelión.
¿A qué te refieres? No entiendo lo que quieres decir ni de qué estás hablando.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Qué dice la Tercera Carta de Fátima?

Mensaje por isabelion el Sáb Dic 31, 2011 3:28 am

La idolatria nos aleja de D*os y todo aquello que nos aparte de la léctura Bíblica y de su estudio por ende es: IDOLATRICO.


Shalom, isabelión.

isabelion
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 529
Fecha de inscripción : 14/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Qué dice la Tercera Carta de Fátima?

Mensaje por Invitado el Lun Ene 02, 2012 1:48 am

@isabelion escribió:La idolatria nos aleja de D*os y todo aquello que nos aparte de la léctura Bíblica y de su estudio por ende es: IDOLATRICO.

Shalom, isabelión.
Sigo sin entender. ¿Qué tiende que ver lo que dices con la tercera parte del secreto de Fátima o con lo que se ha dicho hasta ahora en este tema?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Qué dice la Tercera Carta de Fátima?

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:54 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.