Libre Pensamiento Cristiano

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ME GUSTA
¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 251 el Mar Sep 16, 2014 1:53 am.
Colabora Haciendo Clic Aqui
Contador De Visitas LPC
contador de visitas

como agregar un contador de visitas a mi pagina web
hasta ahora no

AYUDA DE DIOS PARA CATÓLICOS

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: AYUDA DE DIOS PARA CATÓLICOS

Mensaje por fede77 el Miér Ene 11, 2012 12:53 am

@fede77 escribió:
@fede77 escribió:
Guerrero de la LUZ escribió:
Preguntitas...



@Jorge Adolfo escribió:La ICAR tiene muchas doctrinas diversas y extrañas, y algunas denominaciones protestantes también.
La Iglesia no es ésta o aquella organización humana. La Iglesia es el Cuerpo de Cristo, formada por los miembros de Cristo, que son los cristianos auténticos, nacidos de nuevo, con vida de Cristo en sus corazones.
¿Cuál es la Iglesia? Pues el Cuerpo de Cristo. Muchos se autodenominan cristianos, pero no son de Cristo, y por lo tanto, NO PERTENECEN a la Iglesia.

¿Y tu eres "cristiano", amigo?
¿Cómo lo sabes?


MiguEl
Te hago las mismas preguntas ati Miguel

¿Y tu eres "cristiano", amigo?
¿Cómo lo sabes?
Preguntas para Miguel que no responde
¿Y tu eres "cristiano", amigo?
¿Cómo lo sabes?
La pregunta que te hago te la hago por que tuve una conversacion con un hermano pentecostal que el me decia que la unica iglesia verdadera era la pentecostal.


Luego de dialogar y ver que para el ser cristiano avarcaba solo un grupo comensaron los insultos y acusaciones.

Me vaso en la idea de que un dia cambiaba un cheque en el banco,mientras hacia la cola un joven se puso a mi lado,yo ojeaba un libro sobe cantos cristianos.El me dijo que tenia una copia,despues de un rato el me conto como Dios le habia ayudado a ganar almas para Jesucristo de como habia ayudado a jovenes a Salir de las drogas por medio a un programa de ayuda Social, me dijo que queria apartarse para Dios.


Cuando le cite este joven a mi amigo el pentecostal le pregunte si Dios era que ponia ese sentimiento en el o el diablo.

Me dijo con arrogancia de que iglesia era,no me digas que era Catolico????



Si lo era le dije.


¿Es la unica iglesia verdadera,la que yo sigo y profeso????

_________________


Contacto

admin77@lpcristiano.com

Visita mi blog

http://lpcristiano.blogspot.com/

http://federicofelix77.wix.com/

fede77
ADMINISTRADOR
ADMINISTRADOR

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 5127
Fecha de inscripción : 03/08/2010
Edad : 38
Localización : Santo Domingo

http://www.lpcristiano.com

Volver arriba Ir abajo

Re: AYUDA DE DIOS PARA CATÓLICOS

Mensaje por fede77 el Miér Ene 11, 2012 12:56 am

Para Miguel Leer detenidamente

A mediados del siglo XVI, la frágil Paz de Augsburgo, un acuerdo firmado por Carlos I de España y los príncipes luteranos en 1555, había confirmado el resultado de la primera Dieta de Espira y en realidad había hecho acrecentar con el tiempo los odios entre católicos y luteranos. En dicha paz se había establecido que:
Los príncipes alemanes (alrededor de 360 de ellos), podían elegir la religión (luteranismo o catolicismo) en sus reinos de acuerdo con su conciencia. Era el principio de cuius regio eius religio.
Los luteranos que viviesen en un estado eclesiástico (bajo el control de un obispo), podían continuar siendo luteranos.
Los luteranos podían mantener el territorio que habían capturado a la Iglesia Católica desde la Paz de Passau (1552).
Los líderes eclesiásticos de la Iglesia Católica (obispos), que se convirtiesen al luteranismo tenían que entregar su diócesis.
En los inicios del siglo XVII se incrementaron las tensiones entre las naciones de Europa. España estaba interesada en los principados alemanes, debido a que Felipe II de España era un Habsburgo y tenía territorios alrededor de la frontera oeste de los estados alemanes (Flandes, el Franco Condado). Francia también estaba interesada en los estados alemanes porque deseaba sofocar el creciente poder de los Habsburgo que rodeaban su frontera este. Suecia y Dinamarca estaban interesadas en los estados germánicos del norte que rodeaban al Mar Báltico, por razones económicas.
Durante la segunda mitad del siglo XVI las tensiones religiosas también se habían hecho más intensas. La paz de Augsburgo tuvo sus consecuencias a lo largo de la segunda mitad del siglo XVI, ya que los obispos se negaban a abandonar sus obispados. De hecho, los términos del tratado de Augsburgo fueron utilizados para un resurgimiento del poder católico. Las tensiones y resentimientos entre católicos y protestantes no habían hecho sino crecer desde el tratado, y en muchos lugares de Alemania se destruían iglesias protestantes y habían limitaciones y obstáculos al culto protestante. A disminuir estas tensiones no ayudó nada el calvinismo que se extendía por toda Alemania, lo que añadió otra religión a la región; los católicos de Europa central (los Habsburgo de Austria o los reyes de Polonia) estaban tratando de restaurar el poder del catolicismo.

Rodolfo II


Los Habsburgo estaban principalmente interesados en extender su poder, así que estaban a veces dispuestos a transigir y permitir el protestantismo. A la larga esto hizo mayores aún las tensiones. Rodolfo II (a la derecha), emperador del Sacro Imperio Romano-Germánico y su sucesor, Matías, no practicaban una política catolicista agresiva, ya que estaban más interesados en incrementar el poder y las posesiones de los Habsburgo. Eran también muy tolerantes, lo que permitió que diferentes religiones se extendieran a su aire y que chocasen entre sí libremente. Suecia y Dinamarca (que querían controlar los estados alemanes del Mar Báltico) estaban mayoritariamente compuestas por luteranos.
Estas tensiones estallaron con violencia en la ciudad alemana de Donauwörth en 1606. La mayoría luterana obstaculizó los intentos de los residentes católicos de hacer una procesión causando una revuelta violenta. Los católicos de la ciudad solicitaron la intervención del duque Maximiliano de Baviera en respaldo de los católicos.

Fernando II, Emperador del Sacro Imperio, cuyas acciones provocaron la 2ª defenestración de Praga al enviar delegados a dicha ciudad


Una vez hubo cesado la violencia, en Alemania los calvinistas, cuya religión estaba todavía en su infancia y constituían una minoría, se sintieron amenazados, y se agruparon en la Liga de la Unión Evangélica (también conocida como Liga Protestante), creada en 1608, bajo el liderazgo de Federico IV, el Príncipe elector del Palatinado. Este príncipe tenía en su poder el Palatinado de Renania, uno de los estados que España deseaba para sí a fin de proteger el camino español. Esto provocó que los católicos también se agrupasen en la Liga Católica, bajo el liderazgo del duque Maximiliano.
El emperador del Sacro Imperio y rey de Bohemia, Matías, murió sin dejar heredero en 1617, pero habiendo testado a favor de su sobrino, Fernando de Estiria. Fernando, que al convertirse en rey de Bohemia y emperador del Sacro Imperio pasó a llamarse Fernando II, era un católico convencido que había sido educado por los jesuitas y quería restaurar el catolicismo. Por ello era impopular en Bohemia, la cual era predominantemente calvinista. El rechazo de Bohemia a Fernando fue el detonante de la Guerra de los 30 años.

La revuelta de Bohemia (1618-1625)

_________________


Contacto

admin77@lpcristiano.com

Visita mi blog

http://lpcristiano.blogspot.com/

http://federicofelix77.wix.com/

fede77
ADMINISTRADOR
ADMINISTRADOR

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 5127
Fecha de inscripción : 03/08/2010
Edad : 38
Localización : Santo Domingo

http://www.lpcristiano.com

Volver arriba Ir abajo

Sigue la guerra

Mensaje por fede77 el Miér Ene 11, 2012 1:02 am

Sigue la guerra

La elección del católico Fernando II como emperador había puesto a la nobleza de Bohemia, de mayoría protestante, en una situación prácticamente de rebelión.
Además, dado que la dignidad de rey de Bohemia se confería por elección, los bohemios eligieron como su líder a Federico V, Elector Palatino, (sucesor de Federico IV, que había sido creador de la Liga de la Unión Evangélica). Cuando Fernando II envió a dos concejales católicos, (Martinitz y Slavata) y sus representantes al castillo de Hradcany en Praga en Mayo de 1618, para preparar el camino a su llegada, los calvinistas de Bohemia los secuestraron y los arrojaron por una ventana del palacio.

Defenestración de Praga


Los dos dignatarios y el escriba que fueron arrojados cayeron sobre un montón de estiércol y no sufrieron lesiones importantes (al contrario que en la primera defenestración, acontecida 200 años antes y en la que murieron siete concejales). Este evento, conocido como la segunda Defenestración de Praga se toma como punto de referencia del comienzo de la rebelión bohemia, aunque la rebelión ya estaba gestándose mucho tiempo antes. Pronto el conflicto bohemio se extendió a la totalidad de los Países Checos, (Bohemia, Silesia, Lusacia y Moravia), que ya estaban divididos por enfrentamientos entre católicos y protestantes. Esta confrontación iba a encontrar muchos ecos en todo el continente europeo, viéndose afectada Francia y Suecia, inter alia.
Si la rebelión bohemia hubiese permanecido limitada a un asunto puramente de la Europa central, la Guerra de los Treinta años podía haberse concluido en sólo 30 meses. Sin embargo, la debilidad tanto de Fernando como de los propios bohemios llevó a la extensión de la guerra al oeste de Alemania. Fernando se vio obligado a reclamar la ayuda de su sobrino, el rey Felipe IV de España.
Los bohemios, desesparados por encontrar aliados frente al emperador, solicitaron ser admitidos en la Unión Protestante, liderada por el calvinista Federico V, Elector Palatino. Los bohemios acordaron que el Elector Palatino podría convertirse en rey de Bohemia si les permitía adherirse a la Unión y así quedar bajo su protección - sin embargo, otros miembros de los estados bohemios hicieron ofertas similares al duque de Saboya, al Elector de Sajonia y a Gabriel Bethlen de Transilvania. Los austríacos, que parecían haber interceptado todas las cartas que abandonaban Praga, hicieron públicas estas duplicidades y desentrañaron gran parte de este apoyo a los bohemios, particularmente en la corte de Sajonia.
La rebelión fue inicialmente favorable a los bohemios. Gran parte de Austria septentrional, cuya nobleza era luterana y calvinista, se les unió (sin embargo, las simpatías religiosas de esta zona cambiarían en los siguientes años). La zona meridional de Austria se rebeló durante el año 1610. El conde Thurn llegó a llevar un ejército hasta los mismos muros de Viena. En el este, el príncipe protestante de Transilvania, Gabriel Bethlen, condujo una inspirada campaña en el interior de Hungría con las bendiciones del sultán turco. El emperador, que estaba ocupado en la Guerra Uzkok, se apresuró a formar un ejército para detener a los bohemios y sus aliados, que anegaban completamente su país. El conde Bucquoy, el comandante del ejército austríaco, derrotó a las fuerzas de la Unión Protestante lideradas por el conde Mansfeld en la Batalla de Sablat, el 10 de junio de 1619. Esto cortó las comunicaciones del conde Thurn con Praga, el cual abandonó el sitio de Viena inmediatamente. La derrota de los protestantes bohemios en Sablat también costó a los protestantes un importante aliado -Saboya-, que había sido durante mucho tiempo un oponente a la expansión de los Habsburgo y había enviado ya considerables sumas de dinero y tropas irregulares a las guarniciones de las fortalezas de Renania. La captura de la cancillería de campo de Mansfeld desenmascaró el complot de los saboyanos y forzó al avergonzado duque a abandonar la guerra.
A pesar de la derrota de Sablat, el ejército del conde Thurn continuó existiendo como fuerza efectiva, y Mansfeld consiguió reformar su ejército más al norte, en Bohemia. Los estados de Austria septentrional y meridional, todavía en rebelión, firmaron una alianza con los bohemios a comienzos de agosto, y el día 22 Fernando fue depuesto oficialmente como rey de Bohemia, y sustituido por el Elector Palatino Federico V. En Hungría, incluso a pesar de que los bohemios habían renegado de la oferta de su corona, los transilvanos continuaron haciendo progresos sorprendentes, obligando a los ejércitos del emperador a retirarse de ese país en 1620.
Los españoles enviaron un ejército desde Bruselas bajo las órdenes de Ambrosio Spinola para dar apoyo al emperador, y el embajador español en Viena, don Íñigo Oñate, convenció a la Sajonia protestante para intervenir contra Bohemia a cambio de ofrecerles el control sobre Lusacia. Los sajones invadieron, y el ejército español en el oeste evitó que las fuerzas de la Unión Protestante pudieran prestar auxilio. Oñate conspiró para transferir el título electoral del Palatinado al duque de Baviera a cambio de su apoyo a la Liga Católica.

Johan Tzerclaes, Conde de Tilly, general de los ejércitos imperial y bávaro


Bajo el mando del General Tilly, el ejército de la Liga Católica (que incluía a René Descartes en sus filas) pacificó el Austria septentrional, mientras que las fuerzas del emperador pacificaban el Austria meridional. Una vez unidos los dos ejércitos, se desplazaron hacia el norte, dentro de Bohemia. Fernando II derrotó decisivamente a Federico V en la batalla de la Montaña Blanca (en checo: Bílá Hora) cerca de Praga, en 1629. Bohemia permanecería en manos de los Habsburgo durante 300 años.
Esta derrota provocó la disolución de la Liga de la Unión Evangélica y la confiscación de las posesiones de Federico V. El Palatinado renano fue entregado a nobles católicos, mientras que el título de Elector Palatino fue dado a su primo lejano el duque Maximiliano de Baviera. Federico V, aunque ya sin territorios, se convirtió en un exiliado prominente en el extranjero, granjeándose simpatías y apoyo a su causa en Provincias Unidas, Dinamarca y Suecia.
Se trató de un golpe serio a las ambiciones protestantes en la región. La rebelión literalmente se hundió, y las amplias confiscaciones patrimoniales y supresiones de títulos nobiliarios bohemios preexistentes aseguraron que el país regresaría a la fe católica después de más de dos siglos de disidencias religiosas, que habían comenzado con la guerra husita. Los españoles, tratando de flanquear a los holandeses, en preparación para la inminente guerra provocada por la no renovación de la Tregua de los Doce Años, tomaron las tierras de Federico, el Palatinado de Renania. La primera fase de la guerra terminó completamente cuando Gabriel Bethlen de Transilvania firmó un tratado de paz con el emperador en junio de 1622, ganando algunos territorios en Hungría oriental.
Algunos historiadores consideran el periodo entre 1621-1625 como una fase separada de la Guerra de los Treinta años, denominándola la fase del Palatinado. La catastrófica derrota del ejército protestante en la Montaña Blanca y la partida de Gabriel Bethlen significaron la pacificación de la Alemania oriental. La guerra en el oeste, concentrada en la ocupación del Palatinado, consistió en batallas mucho más pequeñas que las que vieron las campañas bohemia y húngara y con un uso mucho mayor del asedio. Mannheim y Heidelberg cayeron en 1622, y Frankenthal en 1623. Con ello el Palatinado estaba en manos del emperador.
El resto del ejército protestante, guiado por Mansfeld, hizo un intento de alcanzar la frontera holandesa. Tilly los flanqueó en Stadtlohn el 6 de agosto de 1623, y sólo un tercio del ejército de Mansfeld de 21.000 hombres consiguió escapar a la batalla. Agotado de suministros, recursos humanos y financiación, el ejército de Mansfeld se dispersó en 1624.

La intervención danesa (1625-1629) [editar]

El Periodo Danés comenzó cuando el rey Cristian IV de Dinamarca (1577-1648), un luterano convencido, temiendo que la soberanía de Dinamarca como nación protestante fuese amenazada, ayudó a los alemanes guiando un ejército contra el Sacro Imperio. Cristian IV había sacado abundante provecho de sus políticas en el norte de Alemania (Hamburgo había sido forzada a aceptar el protectorado danés en 1621, y en 1623 el heredero de Dinamarca fue nombrado obispo de Bremen-Verden). Cristian IV se había desempeñado francamente bien como administrador, y había conseguido para su reino un nivel de estabilidad y riqueza que no había sido igualado en ninguna parte de Europa y que se había beneficiado también de las aportaciones económicas de las aduanas en el Skaggerak y de las extensas reparaciones de guerra por Suecia. El único país en Europa con una posición financiera comparablemente fuerte fue, irónicamente, Baviera. También ayudó a ello el que el regente francés, el Cardenal Richelieu, estaba deseando pagar por una incursión danesa en Alemania. Cristian invadió al frente de una tropa mercenaria de 20.000 hombres, pagada casi completamente con su fortuna personal.

Albrecht von Wallenstein, general bohemio al servicio de Fernando II


Para enfrentarse a esta fuerza, Fernando II empleó la ayuda militar de Albrecht von Wallenstein, un noble bohemio. Wallenstein prometió a Fernando II un ejército de entre 30.000 y 100.000 soldados a cambio del derecho a saquear los territorios capturados. Cristian, que no conocía nada sobe la existencia de Wallenstein cuando efectuó la invasión, fue forzado a retirarse antes de que su ejército fuese aniquilado por el ejército de Wallenstein y el de Tilly. La suerte de Cristian empeoró aún más cuando todos los aliados con los que pensaba que contaba se vieron forzados a abandonarle. Tanto Inglaterra como Francia pasaban por sendas guerras civiles. Suecia estaba en guerra con Polonia, y ni Brandemburgo ni Sajonia parecían tener intenciones de hacer nada que alterase la tenue paz en Alemania oriental. Wallenstein derrotó al ejército de Mansfeld en la batalla del Puente de Dessau (1626), y el general Tilly derrotó a los daneses en la batalla de Lutter (1626). Mansfeld murió unos meses después de enfermedad, exhausto y avergonzado por la batalla que le había costado la mitad de su ejército.
El ejército de Wallenstein entonces marchó hacia el norte, ocupando Mecklemburgo, Pomerania y finalmente la propia Jutlandia. Sin embargo fue incapaz de tomar la capital danesa en la isla de Seeland sin una flota, y ni los puertos hanseáticos ni los polacos permitieron que se construyese una flota imperial en el Báltico. Entonces optó por sitiar Stralsund, el único puerto beligerante del Báltico con instalaciones para construir una flota que pudiese tomar las islas danesas. Sin embargo, el costo del sostenimiento de las operaciones de Wallenstein era desorbitado, particularmente si se comparaba con lo que pudiera haberse ganado en la guerra con Dinamarca.
Por esto se llegó finalmente al tratado de Lübeck (1629), por el que Cristian IV renunció a su apoyo a los protestantes alemanes para poder mantener su control sobre Dinamarca. En los siguientes dos años se subyugaron más tierras a los poderes católicos.
La Guerra de los Treinta Años podría haber terminado con el periodo danés, pero la Liga Católica persuadió a Fernando II de que intentase recuperar las posesiones luteranas que, en aplicación de los acuerdos de la Paz de Augsburgo, pertenecían por ley a las iglesias católicas. Estas posesiones estaban descritas en el Edicto de Restitución de 1629, e incluían dos arzobispados, dieciséis obispados y cientos de monasterios. Los nobles y campesinos preferían abandonar sus tierras en Bohemia y Austria antes que convertirse. Mansfeld y Gabriel Bethlen, los primeros oficiales de la causa protestante, murieron en el mismo año. Sólo el puerto de Stralsund, abandonado por todos sus aliados, se mantenía frente a Wallenstein y el emperador.

La intervención sueca (1630-1635) [editar]

Algunas personas en la corte de Fernando II creían que Wallenstein deseaba tomar control de los príncipes alemanes y restaurar el poder del emperador sobre Alemania bajo su control. Fernando II destituyó a Wallenstein en 1630. Más tarde lo volvería a llamar después de que los suecos, bajo el mando del rey Gustavo II Adolfo, atacasen el imperio y prevaleciesen en unas cuantas batallas significativas.
Gustavo II Adolfo, como previamente había hecho Cristián IV, acudió en ayuda de los luteranos alemanes para prevenir una posible agresión católica a su país y para obtener influencia económica en los estados alemanes situados alrededor del mar Báltico. También, como Cristián IV, Gustavo II Adolfo fue subvencionado por Richelieu, el primer ministro del rey Luis XIII de Francia, y por las Provincias Unidas. Desde 1630 hasta 1634 hizo retroceder a las fuerzas católicas y recuperó una gran parte de las tierras protestantes ocupadas, tomando Pomerania e invadiendo Magdeburgo.

Victoria de Gustavo Adolfo de Suecia en la Batalla de Breitenfeld


Fernando II dependía de la Liga Católica, ya que había cesado a Albrecht von Wallenstein. En la Batalla de Breitenfeld (1631), Gustavo II Adolfo derrotó a la Liga Católica comandada por el general Tilly. Un año después se encontraron de nuevo, y esta vez el general Tilly resultó muerto en el río Lech (1632) mientras ofrecía resistencia a la invasión sueca del Palatinado. Esto obligó a Fernando II a volver a llamar a Wallenstein.

Muerte del rey Gustavo Adolfo en la Batalla de Lutzen


Wallenstein y Gustavo II Adolfo de Suecia chocaron en la batalla de Lützen, en 1632, donde los suecos prevalecieron, pero con la pérdida del rey en Leipzig. Finalmente, en 1634 los suecos fueron derrotados en la Batalla de Nördlingen por el cardenal-infante don Fernando de Habsburgo, al mando de tropas españolas que acudieron en ayuda de los católicos desde la posesión española de Milán.
Las sospechas de Fernando II sobre Wallenstein volvieron a aparecer en 1633, cuando Wallenstein intentó arbitrar en las diferencias entre los bandos católico y protestante. Es posible que Fernando II temiese que Wallenstein cambiase de lado, y dispuso las cosas para arrestarlo tras retirarle de nuevo el mando. Uno de los soldados de Wallenstein, el capitán Devereux, lo asesinó cuando intentaba contactar con los suecos en la casa consistorial de Cheb (Eger en alemán), el 25 de febrero de 1634.
Después de aquello, ambos lados se encontraron para entablar negociaciones, y el periodo sueco terminó por medio de la Paz de Praga (1635), según la cual:
Se restableció la fecha, 1552, que la Paz de Augsburgo había establecido como aquélla a partir de la cual las posesiones en tierras de los protestantes y católicos permanecerían sin cambios, lo cual anuló a todos los efectos el Edicto de Restitución.
El ejército del emperador y los ejércitos de los estados alemanes quedaron unidos como único ejército del Sacro Imperio Romano.
Prohibió que los príncipes alemanes estableciesen alianzas entre ellos.
Se legalizó el calvinismo.
Resolvió las cuestiones religiosas de la Guerra de los Treinta años.

Este tratado, sin embargo, no satisfizo a los franceses, ya que los Habsburgos continuaban siendo muy poderosos. Los franceses entonces desencadenaron el último periodo de la Guerra de los Treinta Años, llamado el Periodo Francés.

_________________


Contacto

admin77@lpcristiano.com

Visita mi blog

http://lpcristiano.blogspot.com/

http://federicofelix77.wix.com/

fede77
ADMINISTRADOR
ADMINISTRADOR

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 5127
Fecha de inscripción : 03/08/2010
Edad : 38
Localización : Santo Domingo

http://www.lpcristiano.com

Volver arriba Ir abajo

Re: AYUDA DE DIOS PARA CATÓLICOS

Mensaje por fede77 el Miér Ene 11, 2012 1:44 am

"Ellos salieron de entre nosotros mismos, aunque realmente no eran de los nuestros. Si hubieran sido de los nuestros, se habrían quedado con nosotros. Al salir ellos, vimos claramente que entre nosotros no todos eran de los nuestros". (2Jn. 2,18-19)
-.-

Juan Calvino - No fue tan solo Martín Lutero el promotor de la reforma protestante.
Juan Calvino, nacido en 1509, influenciado por las ideas protestantes tuvo que huir de Francia, perseguido por francisco I y se estableció por fin en Ginebra donde se convirtió en dictador religioso y moral estableciendo un gobierno teocrático que intervenía hasta en los detalles más mínimos de los ciudadanos. Su persecución a los opositores fue terrible y sangrienta. Su más conocida víctima fue el español Miguel Servet al que mandó quemar vivo.
Sus doctrinas se parecen mucho a las de Lutero, pero va más allá, sosteniendo que una vez justificado el pecado por la fe, no puede ya perder la gracia de Dios, de lo que deduce la predestinación absoluta: Dios ha predestinado a unos a la salvación eterna y a otros a la condenación, sin atender a las obras que los hombres puedan realizar, buenas o malas.
Ginebra se sometió a su mandato teocrático y las Iglesias Reformadas aceptaron sus enseñanzas como infalibles. Era un nuevo papa de la reforma. Organizó a su iglesia independiente del Estado, gobernada por un consistorio compuesto por eclesiásticos elegidos por el pueblo. Este sistema se llama presbiteriano. Y sus iglesias son nacionales, identificables al estado nacional


_________________


Contacto

admin77@lpcristiano.com

Visita mi blog

http://lpcristiano.blogspot.com/

http://federicofelix77.wix.com/

fede77
ADMINISTRADOR
ADMINISTRADOR

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 5127
Fecha de inscripción : 03/08/2010
Edad : 38
Localización : Santo Domingo

http://www.lpcristiano.com

Volver arriba Ir abajo

Re: AYUDA DE DIOS PARA CATÓLICOS

Mensaje por fede77 el Miér Ene 11, 2012 1:46 am

Tampoco Calvino fue un dechado de caridad, vemos que en sus “institutos”:

“Personas que persisten en las supersticiones del anticristo romano deben ser reprimidas por la espada”

En 1547 James Gruet se atrevió a poner una nota criticando a Calvino y fue arrestado, torturado en el potro dos veces al día por un mes y finalmente sentenciado a muerte por blasfemia, se le clavaron los pies a una estaca y se le cortó la cabeza.

Los hermanos Comparet en 1555 fueron acusados de libertinos y fueron ejecutados y desmembrados para exhibir sus partes en diferentes sitios de Ginebra.

Melanchton, el Teólogo de la Reforma aceptó ser el presidente de la Inquisición Protestante que persiguió a los Anabaptistas.
Como justificación dijo :
“Porque tenemos que tener con esa gentes mas piedad que Dios?” esto lo dijo convencido de que los Anabaptistas arderían en el infierno..
La Inquisición Luterana se implantó con sede en Saxon, con Melanchton como presidente.
Al final de 1530 este presentó un documento donde defendía el derecho a reprimir por la espada a los Anabaptistas, Lutero escribió de su mano una nota que decía “esto es de mi agrado”.

Zwinglio, en 1525 comenzó la persecución de los Anabaptistas en Zürich, las penas iban desde ahogamiento en el lago o en los ríos hasta la hoguera.

John Knox, padre del Presbiterianismo quemó en la hoguera a aproximadamente a mil mujeres acusadas de brujas en Escocia.

Rosseau dijo de la Reforma “ la Reforma fue intolerante desde su cuna y sus autores se cuentan entre los grandes represores de la humanidad.”

En sus “Filosofía Positiva” decía:

“ La intolerancia del Protestantismo con certeza no fue menor que la del catolicismo y ciertamente mas reprobable”

_________________


Contacto

admin77@lpcristiano.com

Visita mi blog

http://lpcristiano.blogspot.com/

http://federicofelix77.wix.com/

fede77
ADMINISTRADOR
ADMINISTRADOR

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 5127
Fecha de inscripción : 03/08/2010
Edad : 38
Localización : Santo Domingo

http://www.lpcristiano.com

Volver arriba Ir abajo

Re: AYUDA DE DIOS PARA CATÓLICOS

Mensaje por fede77 el Miér Ene 11, 2012 1:51 am

La violencia no solo se ejerció con los Católicos, los Reformadores fueron entre ellos mismos, enormemente violentos, veamos la opinión que se merecían entre si:

- Lutero dijo de “Oecolampaius y Calvino y otros herejes similares tiene demonios sobre demonios, corrompido el corazón y la boca mentirosa”

Lutero a la muerte de Zwinglio (1531) dijo “Esta bien que Zwinglio haya muerto en el campo de batalla, que clase de triunfo y que bien Dios lleva sus negocios!”:
También dijo “Zwinglio esta muerto y condenado y se lo merece por ladrón y rebelde y por llevar a otros a seguir sus errores”

Zwinglio no se quedó atrás y decía de Lutero:
“el demonio se ha adueñado de Lutero a tal grado que hasta nos hace creer que lo tiene en total posesión, cuando se le ve entre sus seguidores totalmente parece que una legión lo ha poseído ”


Ante tales atrocidades que nos dicen las escrituras:


Jn 13:35 En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tenéis amor los unos por los otros.[x]


1Jn 3: 10 En esto se manifiestan los hijos de Dios y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia y que no ama a su hermano, no es de Dios.

11 Este es el mensaje que habéis oído desde el principio: que nos amemos unos a otros.[k] 12 No como Caín, que era del maligno y mató a su hermano.[l] ¿Y por qué causa lo mató? Porque sus obras eran malas y las de su hermano, justas.
15 Todo aquel que odia a su hermano es homicida[p] y sabéis que ningún homicida tiene vida eterna permanente en él.



QUE TAN DE DIOS PUEDA SER ECUMENISMO BUENO NO LO SE

Pero se ha derramado ya bastante sangre en nombre de la religion.


Todos los cristianos deverian ser uno.

_________________


Contacto

admin77@lpcristiano.com

Visita mi blog

http://lpcristiano.blogspot.com/

http://federicofelix77.wix.com/

fede77
ADMINISTRADOR
ADMINISTRADOR

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 5127
Fecha de inscripción : 03/08/2010
Edad : 38
Localización : Santo Domingo

http://www.lpcristiano.com

Volver arriba Ir abajo

Re: AYUDA DE DIOS PARA CATÓLICOS

Mensaje por fede77 el Miér Ene 11, 2012 1:57 am

Nosotros devemos buscar la unidad cueste lo que cueste entre nosotros,no entre el Islam y el mormon sino mas bien nosotros los cristianos y buscar una unidad.

No ser como el predicador Eugenio Rodriguez Lopez(Geñito) que comensaba con la iglesia catolica y terminaba condenando a Bautistas,metodistas,presbiterianos,luteranos, ect.

Lo ultimo que este señor difundio fue un folleto donde Ocurria el rapto(segun el) y todos los pentecostales se iban al cielo.Pero los demas se quedavan en la tierra.

Ellos adoran imagenes.En esta vida siempre habran errores y si los miramos estaremos en el banquito acusador,por que ese es el fin del que acusa ser acusado en un futuro.


Oro a Dios por la unidad de su pueblo no de las sectas no cristianas sino de su pueblo incluso los catolicos.
En Peru de 1990, cuando estaban por definir la presidencia de la republica (en segunda vuelta) el Ingeniero (honorable en ese tiempo) Alberto Fujimori y el laureado escritor Mario Vargas llosa. El voto cristiano y evangélico decidió la elección final. Incluso en el primer gabinete formado por el presidente Fujimori, su segundo Vicepresidente era un destacado líder y pastor evangélico.



Bendiciones

_________________


Contacto

admin77@lpcristiano.com

Visita mi blog

http://lpcristiano.blogspot.com/

http://federicofelix77.wix.com/

fede77
ADMINISTRADOR
ADMINISTRADOR

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 5127
Fecha de inscripción : 03/08/2010
Edad : 38
Localización : Santo Domingo

http://www.lpcristiano.com

Volver arriba Ir abajo

Re: AYUDA DE DIOS PARA CATÓLICOS

Mensaje por Invitado el Miér Ene 11, 2012 4:07 am


Ni modo....



Pero te agradezco la dedicatoria y la intención...

@fede77 escribió:Para Miguel Leer detenidamente

A mediados del siglo XVI, la frágil Paz de Augsburgo, un acuerdo firmado por Carlos I de España y los príncipes luteranos en 1555, había confirmado el resultado de la primera Dieta de Espira y en realidad había hecho acrecentar con el tiempo los odios entre católicos y luteranos. En dicha paz se había establecido que:
Los príncipes alemanes (alrededor de 360 de ellos), podían elegir la religión (luteranismo o catolicismo) en sus reinos de acuerdo con su conciencia. Era el principio de cuius regio eius religio.
Los luteranos que viviesen en un estado eclesiástico (bajo el control de un obispo), podían continuar siendo luteranos.
Los luteranos podían mantener el territorio que habían capturado a la Iglesia Católica desde la Paz de Passau (1552).
Los líderes eclesiásticos de la Iglesia Católica (obispos), que se convirtiesen al luteranismo tenían que entregar su diócesis.
En los inicios del siglo XVII se incrementaron las tensiones entre las naciones de Europa. España estaba interesada en los principados alemanes, debido a que Felipe II de España era un Habsburgo y tenía territorios alrededor de la frontera oeste de los estados alemanes (Flandes, el Franco Condado). Francia también estaba interesada en los estados alemanes porque deseaba sofocar el creciente poder de los Habsburgo que rodeaban su frontera este. Suecia y Dinamarca estaban interesadas en los estados germánicos del norte que rodeaban al Mar Báltico, por razones económicas.
Durante la segunda mitad del siglo XVI las tensiones religiosas también se habían hecho más intensas. La paz de Augsburgo tuvo sus consecuencias a lo largo de la segunda mitad del siglo XVI, ya que los obispos se negaban a abandonar sus obispados. De hecho, los términos del tratado de Augsburgo fueron utilizados para un resurgimiento del poder católico. Las tensiones y resentimientos entre católicos y protestantes no habían hecho sino crecer desde el tratado, y en muchos lugares de Alemania se destruían iglesias protestantes y habían limitaciones y obstáculos al culto protestante. A disminuir estas tensiones no ayudó nada el calvinismo que se extendía por toda Alemania, lo que añadió otra religión a la región; los católicos de Europa central (los Habsburgo de Austria o los reyes de Polonia) estaban tratando de restaurar el poder del catolicismo.

Rodolfo II


Los Habsburgo estaban principalmente interesados en extender su poder, así que estaban a veces dispuestos a transigir y permitir el protestantismo. A la larga esto hizo mayores aún las tensiones. Rodolfo II (a la derecha), emperador del Sacro Imperio Romano-Germánico y su sucesor, Matías, no practicaban una política catolicista agresiva, ya que estaban más interesados en incrementar el poder y las posesiones de los Habsburgo. Eran también muy tolerantes, lo que permitió que diferentes religiones se extendieran a su aire y que chocasen entre sí libremente. Suecia y Dinamarca (que querían controlar los estados alemanes del Mar Báltico) estaban mayoritariamente compuestas por luteranos.
Estas tensiones estallaron con violencia en la ciudad alemana de Donauwörth en 1606. La mayoría luterana obstaculizó los intentos de los residentes católicos de hacer una procesión causando una revuelta violenta. Los católicos de la ciudad solicitaron la intervención del duque Maximiliano de Baviera en respaldo de los católicos.

Fernando II, Emperador del Sacro Imperio, cuyas acciones provocaron la 2ª defenestración de Praga al enviar delegados a dicha ciudad


Una vez hubo cesado la violencia, en Alemania los calvinistas, cuya religión estaba todavía en su infancia y constituían una minoría, se sintieron amenazados, y se agruparon en la Liga de la Unión Evangélica (también conocida como Liga Protestante), creada en 1608, bajo el liderazgo de Federico IV, el Príncipe elector del Palatinado. Este príncipe tenía en su poder el Palatinado de Renania, uno de los estados que España deseaba para sí a fin de proteger el camino español. Esto provocó que los católicos también se agrupasen en la Liga Católica, bajo el liderazgo del duque Maximiliano.
El emperador del Sacro Imperio y rey de Bohemia, Matías, murió sin dejar heredero en 1617, pero habiendo testado a favor de su sobrino, Fernando de Estiria. Fernando, que al convertirse en rey de Bohemia y emperador del Sacro Imperio pasó a llamarse Fernando II, era un católico convencido que había sido educado por los jesuitas y quería restaurar el catolicismo. Por ello era impopular en Bohemia, la cual era predominantemente calvinista. El rechazo de Bohemia a Fernando fue el detonante de la Guerra de los 30 años.

La revuelta de Bohemia (1618-1625)


Sorry, pero NO tengo información de base suficiente para entender el texto como debiera. Te recuerdo que soy bibliólogo, pero no teólogo.

Si pudieras explicarme en tus palabras qué efectos causó el Calvinismo en Protestantes y Luteranos, me ayudarías.

¿Qué diferencias tiene el luteranismo con el protestantismo?
(Para saber porqué andas por allí)

Gracias anticipadas.


MiguEl


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: AYUDA DE DIOS PARA CATÓLICOS

Mensaje por mcarmen el Miér Ene 11, 2012 12:52 pm

@Jorge Adolfo escribió: 1 Juan 5:7
Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno.

Este versículo fue agregado, no pertenece a la Biblia. ASí que no se puede tomar como base para argumentar a favor de la trinidad, porque es falso.


:pig:

Esto solo lo pueden decir los que realmente no conocen la verdad de las Escrituras revelada por el Espiritu Santo o quieren ignorarlas, me asombra que creáis más lo que dicen otros a la Biblia, entonces también dudaréis del creacionismo por el evolucionismo? ¿y de que toda la Palabra es inspirada por Dios? pues en toda la Palabra se verifica la Trinidad. Sabéis que el tema no es este porque no os ceñís al post anterior en el que he tenido el respeto de contestar al Guerrero de la luz, veo que no os interesa así como el pedir disculpas. Que el Señor te Bendiga.

mcarmen
Super Moderador
Super Moderador

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 813
Fecha de inscripción : 28/09/2011
Edad : 42
Localización : Madrid

Volver arriba Ir abajo

cierre de tema

Mensaje por mcarmen el Miér Ene 11, 2012 1:08 pm


NOTA DE MODERACIÓN

Guerrero de la Luz, abriste este tema según tu para ayudar a los católicos. Estén equivocados o no te has dirigido a ellos como la gran ramera, lo cual no es necesario que se lo menciones. También has faltado al respeto a las iglesias de Cristo que son evangélicas y/o protestantes, faltando así el respeto al Señor pues arremetes contra el Cuerpo de Cristo y por tanto contra El. Me has faltado también a mi al respeto diciéndome que no soy hija de Dios, pues dices que el me llama a arrepentimiento etc sin fundamento alguno para decirlo. Vuélvete a Dios porque realmente no tienes amor ni respeto ni por el prójimo ni por el Señor , ni por Su Palabra. ¡ Cuidado con tu soberbia!. Te cierro este tema ya que es de lo más grosero y blasfemo que he visto en este foro y que no esperaba encontrarme. Dios te bendiga.

mcarmen
Super Moderador
Super Moderador

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 813
Fecha de inscripción : 28/09/2011
Edad : 42
Localización : Madrid

Volver arriba Ir abajo

Re: AYUDA DE DIOS PARA CATÓLICOS

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 12:56 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.