Libre Pensamiento Cristiano

Conectarse

Recuperar mi contraseña

ME GUSTA
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 251 el Mar Sep 16, 2014 1:53 am.
Colabora Haciendo Clic Aqui
Contador De Visitas LPC
contador de visitas

como agregar un contador de visitas a mi pagina web
hasta ahora no

48 HORAS EN EL INFIERNO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

48 HORAS EN EL INFIERNO

Mensaje por apologeta el Jue Ago 04, 2011 12:29 am



Uno de los casos más interesantes de resurrección que jamás ha llegado a mi conocimiento, era el caso de Jorge Lennox, un notorio ladrón de caballos en el condado de Jefferson. Estaba cumpliendo su segunda condena o sentencia. El condado de Sedgwick le había enviado a la cárcel por primera vez, por el mismo delito de robar bestias.

Durante el invierno de 1887 y 1888 él trabajó en una mina de carbón. El lugar donde estaba trabajando le parecía ser peligroso. Él le avisó al oficial que estaba cargo, el cual hizo un examen del lugar y diciendo que el lugar estaba seguro, mandó a Lennox volver a su trabajo. Lennox obedeciendo, no había estado en su trabajo más que una hora, cuando se derrumbó el techo, dejándole completamente sepultado. Él permaneció en esta condición por dos horas completas.

Al faltar en la hora de la comida, se empezó a buscar al prisionero, y le encontraron bajo un montón de escombros. Parecía que se encontraba sin vida y lo sacaron afuera. Después de haber sido examinado por el médico de la cárcel, le pronunciaron muerto.

Su cadáver fue llevado al hospital donde le lavaron y le vistieron en preparación para el entierro. Su ataúd fue hecho y llevado al hospital. El capellán había llegado para hacer los últimos ritos tristes para su sepultura. Entonces el administrador de la cárcel mandó a dos prisioneros remover el cadáver de donde se encontraba y llevarlo al otro lado del cuarto y ponerlo en el ataúd. Estos obedecieron, el uno en la cabecera y el otro en los pies, lo habían cargado como a la mitad del cuarto, cuando el de la cabecera accidentalmente tropezó sobre un escupidero, perdió su equilibrio y dejó caer el cadáver. La cabeza del hombre muerto dio contra el piso, y para grande sorpresa de los presentes, se oyó un profundo gemido. Pronto abrió los ojos, y se manifestaron otras señales de vida. Inmediatamente mandaron traer al médico, y al llegar después de treinta minutos, el muerto ya había pedido un vaso de agua y se lo estaba tomando cuando llegó el médico.

Inmediatamente quitaron el ataúd de allí y después lo usaron para sepultar a otro cadáver. Le quitaron su vestuario de sepultura, y lo substituyeron con el traje de cárcel. Después de examinarlo encontraban que una de sus piernas estaba quebrada en dos partes, y que también tenía otras heridas. Permaneció en el hospital por el espacio de seis meses, y después regresó al trabajo.

Por medio de otro minero me di cuenta de su experiencia rara mientras que, aparentemente, estaba muerto. Movido con curiosidad, deseaba conocer a Lennox y saber la experiencia de sus propios labios. Esta oportunidad no se me concedió por algunos meses. Al fin se me concedió. Después de haber sido removido de la mina, se me ordenó ir a la oficina de la cárcel para hacer algunos reportes anuales. Un día se discutió el asunto de este hombre que volvió a vivir, cuando de casualidad él pasó por la puerta, y pude conocerlo. Presto logré poner un recado en sus manos, y le pedí entrar a donde yo estaba trabajando. El entró y logré conocerlo bien, y de sus propios labios pude aprender su hermosa historia. Era un hombre de poca edad, probablemente de algunos treinta años. El había sido un delincuente endurecido; tenía una buena educación, y naturalmente era muy inteligente.

La parte más hermosa era lo que aconteció durante el período en que él estaba muerto. Siendo un redactor taquígrafo, escribí su historia como él la dictaba. El dijo: “Toda la mañana presentí que algo terrible estaba para acontecer. Me sentía tan intranquilo por lo que sentí, que me presenté con el Sr. Grason, que era mi patrón de mina y le pedí que fuera a examinar el tiro o lugar donde yo estaba sacando carbón. El fue y aparentemente hizo un examen completo. Me ordenó volver al trabajo diciéndome que no había peligro, y que él pensaba que me había vuelto caprichoso. Volví a mi trabajo, y había seguido escarbando más o menos como por el espacio de una hora, cuando de repente se hizo muy oscuro. Luego parecía que una puerta grande de hierro se habría y yo entre por ella. Entonces se me vino el pensamiento a la mente que yo estaba muerto y en otro mundo, no vi a nadie, ni oí sonido alguno. Por algún motivo desconocido, empecé a retirarme de la puerta, y ya había caminado cierta distancia cuando llegué a la ribera de un río ancho. Estaba oscuro porque no había luz. La luz que había era comparable a la luz de una noche estrellada. No había estado en la ribera de ese río por mucho tiempo, cuando oí el sonido de remos en las aguas, y presto cierta persona en una canoa remaba a donde yo estaba parado.

“Me quedé sin poder hablar. El me miró por un momento, y luego me dijo que él había venido por mí, diciéndome que me subiera a la canoa para remar con él al otro lado. Yo obedecí. Ni una palabra se habló. Yo deseaba preguntarle quién era él y en dónde estaba yo. Pero mi lengua parecía estar pegada al paladar. No pude hablar ni una palabra. Al fin llegamos a la otra ribera, salí de la canoa, y el hombre del barco desapareció.


apologeta
Miembro Master
Miembro Master

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 4171
Fecha de inscripción : 07/08/2010
Edad : 27
Localización : Las Galaxias

Volver arriba Ir abajo

Re: 48 HORAS EN EL INFIERNO

Mensaje por apologeta el Jue Ago 04, 2011 12:29 am



“Abandonado allí solo no hallaba que hacer. Delante de mí, vi dos caminos que entraban por un valle oscuro. Uno de los dos caminos era un camino espacioso muy andado. El otro era una senda angosta que iba con otro rumbo. Por instinto seguí el camino bien andado. No había caminado mucho cuando parecía hacerse más oscuro. Pero, de cuando en cuando relampagueaba una luz en la distancia, y de esta manera recibí luz para mi viaje.

“Presto me encontré con un ser que me es enteramente imposible describir. Sólo puedo dar una idea lánguida de su terrible apariencia. Tenía cierto parecer de un hombre, pero era mucho más grande que cualquier hombre que jamás había visto. Cuando menos ha de haber tenido como tres metros de altura. Tenía grandes alas en sus hombros. Era negro como el carbón que yo había estado escarbando, y se encontraba en una condición perfectamente desnuda. En su mano tenía una lanza, con una asidera de más o menos cinco metros de largo. Sus ojos alumbraban como bolas de fuego; sus dientes blancos como la perla, parecían ser de como dos y medio centímetros de largo. Su nariz, si se puede llamar nariz, era muy grande, ancha y aplastada. Su cabello era muy tosco, grueso y largo. Llegaba hasta sus hombros macizos. Su voz parecía ser como gruñido de león.

“Fue durante la luz de un relámpago cuando primero lo vi. Al ver sus ser yo temblaba como una hoja del álamo temblón. Tenía su lanza levantada como para traspasarme. Me detuve de repente. Con la voz terrible que todavía parece que puedo oír –me ordenó seguirle– diciéndome que él había sido enviado para guiarme en mi viaje. Yo le seguí. ¿Qué otra cosa hubiera yo podido hacer? Después de haber caminado cierta distancia, una grande sierra apareció delante de nosotros. La parte delante de nosotros parecía perpendicular, así como si una sierra hubiese sido trozada por la mitad y una parte hubiese sido removida. En esta pared perpendicular claramente vi estas palabras: ‘Este es el infierno’. Mi guía se acercó a esta pared perpendicular, y con la asidera de su lanza le dio tres golpes fuertes. Una puerta grande y maciza se abrió y entramos por ella. Luego me hizo pasar por lo que parecía ser una abertura en la sierra.

“Caminábamos en la oscuridad completa por un tiempo. Pude oír los pasos pesados de mi guía para seguirle. Por todo el camino oí profundos gemidos como si alguien estuviese muriéndose. Más adelante los gemidos se oían más fuertes y claramente distinguí las palabras: ‘agua, agua, agua’. Llegando ahora a otra puerta de entrada y pasando por ella, pude oír un millón de voces en la distancia, y el grito era de ‘agua, agua, agua’. Presto se abrió otra puerta grande con la llamada de mi guía, y encontré que habíamos pasado por la sierra y delante de nosotros se encontraba una llanura espaciosa.

“Mi guía se retiró de mí en este punto para dirigir a otros espíritus perdidos a su destino. Permanecí por un tiempo en esta llanura, abierta y espaciosa, cuando se me presentó un ser algo parecido al primero; pero en lugar de lanza tenía una espada grande. Vino para informarme de mi destino futuro. Hablaba con una voz que llenaba mi alma de horror. ‘Tú estás en el infierno’, me dijo: ‘toda esperanza ha huido de ti. Al pasar por la sierra en tu viaje a este lugar, te diste cuenta de los gemidos y los gritos de los perdidos al pedir agua para refrescar sus lenguas desecadas. Al lado de esa pasada hay una puerta que da al lago de fuego. Pronto serás sentenciado. Antes de ser conducido a ese lugar de tormento para nunca salir de allí, porque no hay esperanza para los que entran allí, se te permitirá estar aquí en este llano abierto, donde se les permite a todos los perdidos ver lo que habían podido disfrutar en lugar de lo que ahora tienen que sufrir’.


apologeta
Miembro Master
Miembro Master

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 4171
Fecha de inscripción : 07/08/2010
Edad : 27
Localización : Las Galaxias

Volver arriba Ir abajo

Re: 48 HORAS EN EL INFIERNO

Mensaje por apologeta el Jue Ago 04, 2011 12:30 am



“Con esto fui dejado solo. Si era por causa del terrible temor por lo que pasé, no lo sé, pero me entorpecí. Un desfallecimiento lento se apoderó de mí ser. Perdí mi fuerza. Mis piernas rehusaron soportar mi cuerpo. Vencido, caí como un bulto sin poder sostenerme. El sueño se apoderó de mí. Medio despierto y medio dormido, parecía soñar. Muy arriba, en la distancia, vi la hermosa ciudad que leemos en la Biblia. Cuan maravillosas y hermosos eran los muros de jaspe. Extendidos en la distancia vi llanos vastos cubiertos de hermosas flores. También vi el río de vida y el mar de vidrio. Grandes multitudes de ángeles salían y entraban por las puertas de la Ciudad cantando, ¡oh, tan hermosos himnos! Entre el número vi a mi querida madre anciana, que murió hace algunos años con su corazón quebrantado por causa de mi maldad. Me miraba y parecía que me hacía señas llamándome a ir con ella, pero no me podía mover. Parecía tener un grande peso sobre mí que me tenía sujetado. Una brisa lenta traía la fragancia de aquellas hermosas flores a donde yo estaba, y más claramente que antes logré oír ahora la dulce melodía de las voces de los ángeles, y dije: ‘oh que yo pudiera ser uno de aquellos’.

“Mientras yo estaba tomando de esta copa de bendición, de repente fue quitada de mis labios. Fui despertado de mi sueño. Fui regresado del hermoso lugar de sueño por un ser horrible como los dos anteriores, que me dijo que ya era tiempo de principiar mi camino hacia mi futuro. Me ordenó seguirle. Retrocediendo mis pisadas volví a entrar por aquel pasillo oscuro, siguiendo a mi guía por un tiempo; y al llegar a una puerta que se abría a un lado de pasillo, y siguiendo adelante, al fin nos encontramos entrando por otra puerta, y ¡he aquí! contemplé el lago de fuego.

“Delante de mí, hasta donde alcanzaba ver, vi el lago literal de fuego y azufre. Grandes llamas de fuego subían sobre sí, daban unas contra otras, y se levantaban a mucha altura, así como las olas del mar en una tempestad violenta. Vi a seres humanos levantarse en el crestón de las olas, solo para ser arrojados presto otra vez hacia abajo a la profundidad del lago de fuego. Sus maldiciones contra un Dios Justo eran espantosas mientras se encontraban sobre el crestón de las llamas. Sus lastimosos gritos pidiendo agua eran agudos y hacían despedazar el corazón. Esta vasta región de fuego sonaba y resonaba con los llantos de estos espíritus perdidos.

“De repente dirigí mis ojos a la puerta por donde había entrado hacía algunos momentos, y leí estas terribles palabras: ‘Esta es tu sentencia: La eternidad nunca terminará’. Presto sentí que la tierra debajo de mis pies se desvaneció, y me encontraba hundiéndome en el lago de fuego. Una sed de agua que no puedo describir se apoderó de mí. Gritando por agua, se abrieron mis ojos en el hospital de la prisión.

“Nunca he contado esta experiencia antes por temor de que los oficiales de la prisión, al darse cuenta, me juzgaran loco y me encerraran en la sala de los desequilibrados. Pasé por todo esto y estoy tan desengañado y satisfecho que vivo, y sé que hay un cielo y un infierno; un infierno hecho a la antigua, la clase de infierno del cual la Biblia nos habla. Pero hay una cosa segura, nunca volveré a ir a ese lugar otra vez.


apologeta
Miembro Master
Miembro Master

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 4171
Fecha de inscripción : 07/08/2010
Edad : 27
Localización : Las Galaxias

Volver arriba Ir abajo

Re: 48 HORAS EN EL INFIERNO

Mensaje por apologeta el Jue Ago 04, 2011 12:31 am



“Tan luego que abrí mis ojos en el hospital y encontré que estaba vivo en la tierra otra vez, entregué mi corazón a Dios y voy a vivir y morir como cristiano. Así como las cosas terribles que vi en el infierno no se pueden borrar de mi memoria, tampoco las cosas hermosas que vi en el cielo se borrarán. Después de un tiempo me he de encontrar con mi amada madre, avanzada de edad. De tener el permiso de sentarme en la rivera de ese precioso río, los valles y las lomas cubiertas de aquellas hermosas flores, la belleza de lo cual sobresale todo lo que el mortal puede imaginar; de escuchar los himnos de los salvos. Todo eso más que recompensa por vivir aquí la vida cristiana sobre la tierra, aun si tengo que negarme de muchos placeres sensuales en los cuales delinquí antes de venir aquí a la prisión. He abandonado mis compañeros criminales, para poder asociarme con gente buena después de que sea un hombre libre otra vez”.


apologeta
Miembro Master
Miembro Master

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 4171
Fecha de inscripción : 07/08/2010
Edad : 27
Localización : Las Galaxias

Volver arriba Ir abajo

Re: 48 HORAS EN EL INFIERNO

Mensaje por apologeta el Jue Ago 04, 2011 12:31 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

apologeta
Miembro Master
Miembro Master

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 4171
Fecha de inscripción : 07/08/2010
Edad : 27
Localización : Las Galaxias

Volver arriba Ir abajo

Re: 48 HORAS EN EL INFIERNO

Mensaje por SHAUL1 el Jue Ago 04, 2011 1:05 am

SHALOM APOLOGETA :


ESTA HISTORIA FANTASIOSA QUE CITA, ES DIGNA DE UNA NOVELA DE FICCION. (COMO LA DIVINA COMEDIA).


PERO..QUE DICE LA ESCIRTURA SOBRE ESTO .


ECLESIASTES 9:5 ...LOS MUERTOS NADA SABEN, PORQUE SU MEMORIA, ES PUESTA EN OLVIDO. AMEN.


SAL. 146:4 EL POLVO VUELVE AL POLVO DE DONDE VINO, EN ESE MISMO INSTANTE, PERECEN SUS PENSAMIENTOS. AMEN.


pd. UN BUEN CONSEJO DE HERMANO EN CRISTO ES :

DEJE DE CREER, EN RELATOS FANTASIOSOS Y CUENTOS DE VIEJAS; Y EJERZA FE VERDADERA, SOLO EN LA ESCRITURA. AMEN.


ABRASOS.


SHALOM.

SHAUL1
Gran Posteador Excelente
Gran Posteador Excelente

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 5492
Fecha de inscripción : 31/12/2010
Edad : 54
Localización : TALARA-PIURA

http://www.newlifeperu.org

Volver arriba Ir abajo

Re: 48 HORAS EN EL INFIERNO

Mensaje por ARCOIRIS el Jue Ago 04, 2011 2:38 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:SHALOM APOLOGETA :


ESTA HISTORIA FANTASIOSA QUE CITA, ES DIGNA DE UNA NOVELA DE FICCION. (COMO LA DIVINA COMEDIA).


PERO..QUE DICE LA ESCIRTURA SOBRE ESTO .


ECLESIASTES 9:5 ...LOS MUERTOS NADA SABEN, PORQUE SU MEMORIA, ES PUESTA EN OLVIDO. AMEN.


SAL. 146:4 EL POLVO VUELVE AL POLVO DE DONDE VINO, EN ESE MISMO INSTANTE, PERECEN SUS PENSAMIENTOS. AMEN.


pd. UN BUEN CONSEJO DE HERMANO EN CRISTO ES :

DEJE DE CREER, EN RELATOS FANTASIOSOS Y CUENTOS DE VIEJAS; Y EJERZA FE VERDADERA, SOLO EN LA ESCRITURA. AMEN.


ABRASOS.


SHALOM.

amigo-hermano SHAUL1, NO SEA TAN RUDO EN SU APRECIACION...APOLOGETA SOLO NOS ESTA RELATANDO UN ACONTECIMIENTO.

ARCOIRIS
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 511
Fecha de inscripción : 07/08/2010
Localización : no-definida. en constante expansión

Volver arriba Ir abajo

Re: 48 HORAS EN EL INFIERNO

Mensaje por ricardo perales el Jue Ago 04, 2011 3:19 am

Cuando murio Lazaro, que cosas habrá contado, y no solo él sino los que resucitaron a la muerte de Jesucristo.
Hay también muchos relatos que gente clínicamente muerta, y han vuelto a la vida y han contado sus historias. Y no hay porqué no creerles, pues hay vida después de la muerte.
Sobre lo que creen los Testigos de Jehová y otros, sobre que los pensamientos perecen al morir, se refiere a la vida física, más el hombre sigue viviendo en Espíritu, con plena conciencia, en el plano espiritual; entonces, no se dejen engañar, pues hay imnumerables vérsiculos que indican que hay vida después de la muerte física, nuestro espíritu vive porque Dios lo quiere, y lo que enseñan los Testigos de Jehova y otros es un engaño, pues a pesar de que está escrito, le dan vuelta y media con otras interpretaciones, invalidando la palabra..
Saludos.

ricardo perales
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 781
Fecha de inscripción : 10/08/2010
Edad : 60
Localización : Lima-Perú

Volver arriba Ir abajo

Re: 48 HORAS EN EL INFIERNO

Mensaje por ricardo perales el Jue Ago 04, 2011 4:00 am

POr otro lado, hay otras religiones en que se practica los famosos "viajes astrales", se habla de un cordón de plata que une el cuerpo con el espirítu, aunque no es una práctica cristiana, es factible que uno salga de su cuerpo y visite otros lugares, como muchos atestiguan , quienes se han dado a esta practica, pero como digo no es una práctica cristiana.
Sobre el "cordon de plata, hasta la misma biblia habla de ello en:


. Ec 12,6

Acuérdate de tu Creador ahora, cuando aún no se ha roto el cordón de plata ni se ha hecho pedazos la olla de oro; ahora, cuando aún no se ha roto el cántaro a la orilla de la fuente ni se ha hecho pedazos la polea del pozo.

ricardo perales
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 781
Fecha de inscripción : 10/08/2010
Edad : 60
Localización : Lima-Perú

Volver arriba Ir abajo

Re: 48 HORAS EN EL INFIERNO

Mensaje por SHAUL1 el Jue Ago 04, 2011 4:44 am

SHALOM RICARDO :

USTED DICE :

sobre que los pensamientos perecen al morir, se refiere a la vida física, más el hombre sigue viviendo en Espíritu, con plena conciencia, en el plano espiritual; entonces, no se dejen engañar, pues hay imnumerables vérsiculos que indican que hay vida después de la muerte física.???.

ESCUDRIÑANDO LAS ESCRITURAS :


LEVITICOS 17:11 PORQUE LA VIDA DE CARNE EN LA SANGRE ESTA. AMEN


AMADO HERMANO : ¡USTED RECONOCE, ESTA VERDAD ESCRITURAL???.

¡LA VIDA...ESTA EN LA SANGRE.???.


GRACIAS, POR SU SABIA RESPUESTA.


SHALOM.



SHAUL1
Gran Posteador Excelente
Gran Posteador Excelente

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 5492
Fecha de inscripción : 31/12/2010
Edad : 54
Localización : TALARA-PIURA

http://www.newlifeperu.org

Volver arriba Ir abajo

Re: 48 HORAS EN EL INFIERNO

Mensaje por ricardo perales el Jue Ago 04, 2011 5:09 am

Ya también San Pablo hace diferencia entre espíritu, alma y cuerpo


1 Ts 5,23

Que Dios mismo, el Dios de paz, os haga perfectamente santos y os conserve todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sin defecto alguno, para el regreso de nuestro Señor Jesucristo.

ricardo perales
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 781
Fecha de inscripción : 10/08/2010
Edad : 60
Localización : Lima-Perú

Volver arriba Ir abajo

Re: 48 HORAS EN EL INFIERNO

Mensaje por SHAUL1 el Jue Ago 04, 2011 5:12 am

SHALOM RICARDO :

USTED DICE :

sobre que los pensamientos perecen al morir, se refiere a la vida física, más el hombre sigue viviendo en Espíritu, con plena conciencia, en el plano espiritual; entonces, no se dejen engañar, pues hay imnumerables vérsiculos que indican que hay vida después de la muerte física.???.

ESCUDRIÑANDO LAS ESCRITURAS :


LEVITICOS 17:11 PORQUE LA VIDA DE CARNE EN LA SANGRE ESTA. AMEN


AMADO HERMANO : ¡USTED RECONOCE, ESTA VERDAD ESCRITURAL???.

¡LA VIDA...ESTA EN LA SANGRE.???.


GRACIAS, POR SU SABIA RESPUESTA.


SHALOM.


SHAUL1
Gran Posteador Excelente
Gran Posteador Excelente

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 5492
Fecha de inscripción : 31/12/2010
Edad : 54
Localización : TALARA-PIURA

http://www.newlifeperu.org

Volver arriba Ir abajo

Re: 48 HORAS EN EL INFIERNO

Mensaje por ricardo perales el Jue Ago 04, 2011 5:29 pm



Agua viva.
.Una revista para todo cristiano · Nº 37 · Enero - Febrero 2006
PORTADA
...
Contra lo que las ciencias humanistas y la opinión común sostienen, la Biblia afirma que el hombre no es un ser dual de alma y cuerpo, sino tripartito, con espíritu, alma y cuerpo.

Espíritu, alma y cuerpo

La idea común acerca de la constitución del ser humano es dualista, es decir, reconoce la existencia de cuerpo y alma. La filosofía, a través de sus largos siglos de desarrollo, ha refrendado esta opinión. Sin embargo, la Palabra de Dios no divide al hombre en dos partes, sino en tres, espíritu, alma y cuerpo (1ª Tesalonicenses 5:23). Reconocer esta diferencia tiene gran importancia para la vida espiritual de un creyente, específicamente en lo que respecta a su madurez y a su servicio. El confundir lo espiritual con lo anímico (del alma) puede provocar que las cosas espirituales, que son las que tienen valor en la obra de Dios, jamás sean tocadas. Es preciso conocer y experimentar la división del alma y el espíritu para poder servir a Dios en el espíritu y ser así de utilidad para Dios (Hebreos 4:12).

En efecto, el ser humano tiene tres partes (lo mismo que el templo de Dios): el cuerpo, con que somos conscientes del mundo (el atrio); el alma, con que somos conscientes de nosotros mismos (el Lugar Santo); y el espíritu, con que somos conscientes de Dios (el Lugar Santísimo).

El espíritu

El espíritu del hombre es el lugar en que establecemos toda comunicación con Dios. (Rom. 8:16; 1 Cor. 14:14). El espíritu (de quien ha sido regenerado) tiene tres funciones principales: conciencia, que discierne lo bueno y lo malo (1ª Cor. 5:3; 2ª Cor. 2:13), intuición, con la que se sabe y se sienten los movimientos del Espíritu Santo (Mr. 2:8; Jn. 11:33), y la comunión, con que se adora a Dios (Jn. 4:23; Rom. 1:9). Estas tres funciones están profundamente ligadas y operan coordinadas.

Antes de la caída, el espíritu del hombre era la parte más noble de todo su ser, y tanto el alma como el cuerpo le estaban sujetos. Por el espíritu, Adán percibía a Dios, y tenía comunión con él. Pero con la caída, el espíritu murió, perdió el control y la comunión con Dios, y comenzó a vivir por el alma. El espíritu del hombre quedó bajo el poder y la opresión del alma, hasta quedar fusionado con ella.

Con el milagro de la regeneración, Dios comienza a recuperar su lugar en el hombre, pues viene a habitar en su espíritu, ahora revivido. (Jn. 1:13; Tito 3:5; Rom. 8:16; 1ª Cor. 6:17). El propósito de Dios es que el espíritu recupere el gobierno sobre el alma, y a través de ésta, sobre el cuerpo.

La vida del cristiano necesita ser gobernada por el espíritu. De aquí surge una lucha entre el alma y el espíritu, y como en toda lucha, vencerá el que es más fuerte. Si es más fuerte el espíritu, y tiene control sobre el alma y el cuerpo, será un cristiano espiritual; si, por el contrario, el alma (aliada con los apetitos del cuerpo) es quien tiene el control, será un cristiano carnal.

Para que el cristiano logre la victoria, será necesario separar del todo el alma del espíritu. Hebreos 4:12 dice que la Palabra de Dios produce esta necesaria división. Luego, por medio de la operación de la cruz, el alma mengua, y por la operación del poder del Espíritu de Dios, el espíritu se fortalece.

Si no se produce la división del alma y el espíritu, los creyentes siguen fuertemente influenciados por el alma, y por ello siempre siguen objetivos entremezclados: algunas veces andando de acuerdo con la vida del espíritu, y otras de acuerdo con la vida natural.

Pero si esta separación se produce, el creyente será capaz de detectar inmediatamente cualquier intento del alma por tomar el control, y podrá rechazarla. Así, el espíritu podrá desarrollar su poder intuitivo de modo más agudo. Sólo después de haber experimentado esta separación pueden los cristianos entrar en posesión de un sentido genuino de pureza.

Los creyentes tienen que ver que todo lo que procede del alma no aprovecha (es carne) y que sólo el espíritu es el que da vida. (Jn. 6:63). Sólo cuando un hombre vive por el espíritu llega a ser espiritual. Como Dios es espíritu, toda obra de Dios es espiritual; y quienes sirven en ella deben hacerlo en el espíritu. La efectividad del cristiano dependerá de si ha tenido la experiencia de ser sumergido en el Espíritu Santo, tal como fue sumergido en el bautismo de agua.

Luego de este bautismo, el creyente puede ser introducido en la obra espiritual, en la batalla espiritual, en la oración espiritual. Sus sentidos espirituales han sido despertados y ahora puede experimentar el poder del Espíritu Santo.

El hombre interior también es fortalecido en la lucha contra Satanás. Y es necesario vencerlo permanentemente en todo lugar. Antes de que él asalte al cristiano en el hombre interior para oprimirlo o bloquearlo, es necesario salir y atacarlo. La mejor defensa es el ataque. Asimismo, todas sus obras de engaño, opresión, de quebrantamiento deben ser deshechas en todo lugar, para así ver la gloria de Dios.

El espíritu del creyente debe permanecer siempre activo, colaborando con Dios, recibiendo revelación, orando en el espíritu, escudriñando las Escrituras, meditando en las obras de Dios.

Un siervo de Dios tiene que estar ejercitado en reconocer la voz del espíritu y distinguirla de las voces del alma o de los espíritus malignos. Así como conoce el «yo» (alma), debería conocer cómo funciona y qué leyes tiene el espíritu. Así entendería que la vida del espíritu no es ocasional, ni tampoco oscilante (como las mareas del mar), sino estable, apacible y abundante (como un río).

El alma

El alma, ubicada entre el espíritu y el cuerpo, es la sede de la personalidad del hombre (Dios lo creó un «alma viviente»). El alma es un reducto inalienable, el cual ni siquiera Dios puede violar. Allí en el alma el hombre tiene todo el poder de decisión.

Cuando Dios creó al hombre, quiso que su espíritu fuera como un amo, el alma como un mayordomo y el cuerpo como un criado. El amo encarga asuntos al mayordomo, quien a su vez ordena al criado que los lleve a cabo. Sin embargo, con la caída, el alma se erigió en amo, y el espíritu se adormeció. Se rompió la comunión con Dios. Un hombre sin Dios tiene, normalmente, en función sólo el alma y el cuerpo. En cambio, uno que ha nacido de nuevo puede volver al diseño original de Dios: espíritu, alma y cuerpo.

El alma tiene que dejar de ser amo y volver a ser mayordomo, porque hay el peligro de que el espíritu quede oprimido (es el caso de los que son «niños en Cristo»). El alma también puede retroceder a ser esclava del cuerpo, en la inmundicia, lascivia, etc., o ser influenciada por el poder de las tinieblas, sea con la sabiduría terrenal, o con visiones y sensaciones sobrenaturales que la estimulan.

Funciones del alma

a) Emociones. Este ámbito abarca los afectos, los deseos y sentimientos.

Afectos. Cuando el cristiano se consagra es relativamente fácil entregar su tiempo, dinero, poder, etc., pero el ofrecer sus afectos es muy difícil. Pero si no ofrece sus afectos no ha ofrecido nada. Dios exige amor absoluto de sus hijos, es decir, con todo el corazón, alma y mente. El amor hacia los suyos es el más grande rival del amor a Dios en el corazón del creyente. El Señor no sólo espera que el cristiano trabaje para él, sino, sobre todo, que le ame.

Deseos. Los deseos del alma se centran en el «yo», para su deleite y exaltación. Estos son quitados por la operación de la cruz. Y entonces ya no hay ansiedad por alcanzarlos; hay reposo. No hay frustración, porque ya nada se desea sino a Dios. Los deseos sólo provocan inquietud y afán, y nunca serán enteramente satisfechos. Cuando el cristiano está satisfecho con lo que Dios le da, tiene reposo. La vida espiritual es una vida satisfecha en Dios.

Los sentimientos son un camino con muchos altibajos. Cuando están en la cúspide, el creyente piensa que está en su estado óptimo, que es espiritual; y cuando, por el contrario, se siente frío y seco, piensa que es anímico y carnal. Esto no es así: en ambos casos, es un cristiano anímico y anda por sentimientos.

¿Por qué Dios concede sentimientos de felicidad y luego los retira? Para que el creyente se conozca en toda su fragilidad e inestabilidad, y para que, dominando sus sentimientos, pueda dominar el ambiente. Él quiere que el creyente le sirva, ya sea que esté feliz o que esté triste. También retira esos sentimientos para que el creyente entrene su voluntad. La vida de fe puede ser llamada la vida de la voluntad, puesto que la fe no se ve afectada por aquello que se siente.

Un creyente emocional es inútil en las manos de Dios. Sólo apegando la voluntad a la de Él, se halla perfecto reposo.

b) La mente. La mente es el instrumento de nuestros pensamientos. Por medio de la mente el hombre conoce, piensa, imagina, recuerda y entiende.
La mente del hombre es una gran fortaleza; es motivo de orgullo y es la causa del progreso de la civilización; sin embargo, espiritualmente es un gran peligro, pues es un terreno especialmente susceptible para la acción de Satanás. El entendimiento es fácilmente cegado, y surgen argumentos y pensamientos contra el conocimiento de Dios. Mediante la mente, el hombre no puede conocer a Dios, antes bien, levanta fortalezas mentales que le han llevado a apartarse de Dios y aun a desafiar a Dios. Una mente reducida por Satanás es como una fortaleza que es necesario derribar. En el momento de la regeneración, la mente es traída a la obediencia a Cristo, pues «arrepentimiento» significa «cambio de mentalidad».

Sin embargo, aun en el creyente, la mente es el punto más vulnerable para la acción de Satanás. El nuevo creyente tiene un nuevo corazón, pero todavía arrastra una mente vieja. Muchas veces la mente se llena de pensamientos, imaginaciones, recuerdos, o ideas confusas de modo incontrolable. Su mente estuvo tan manipulada por Satanás en el pasado, que no puede dejar esos pensamientos a menos que su mente sea renovada.

Por eso, apenas convertido, el cristiano necesita de una profunda renovación de su mente. Ella debe ser ampliada y fortalecida. Dios quiere restaurar la mente para que pueda ser útil en las manos de Dios. El cristiano requiere de su mente para las cosas espirituales, pero una mente restituida al lugar que Dios le dio en el principio, es decir, sujeta al espíritu. La vida cristiana no es, como pudiera pensarse, una vida de puro corazón, sin entendimiento. Caer en ese extremo es fanatismo peligroso, pues puede llevar a cometer los más graves excesos y a sostener las más absurdas herejías.

El diablo puede poner pensamientos en la mente (como en Judas) o quitar pensamientos; de hecho, el diablo quita la palabra sembrada en el corazón para que las gentes no crean y se salven (Mt. 13:19). Con todo, él no tiene soberanía sobre ella, a menos que el cristiano, consciente o inconscientemente se lo permita, cediéndole terreno.

¿Cómo se le cede terreno a Satanás en la mente? Primero, con una mente que acaricia el pecado. Segundo, con una incorrecta comprensión de la verdad de Dios. Tercero, buscando las predicciones (horóscopos). Si un creyente busca conocer el futuro, le vendrá aquello que cree, porque los demonios hallarán terreno para provocarlo. Finalmente, manteniendo la mente vacía o pasiva. El diablo desea una mente así para poner sus pensamientos. Dios no quiere robots, quiere que el hombre coopere con él, en pleno uso de sus facultades. Si el cristiano no ocupa su mente, tampoco la ocupará Dios, aunque sí la puede ocupar Satanás.

¿Cómo vencer en esta batalla? Le mente tiene que ser renovada, mediante el despojamiento del viejo hombre (Ef. 4:17-24). Una mente renovada es una eficaz colaboradora en la obra de Dios. Además de que sus facultades se despiertan y agilizan, está en condiciones de seguir al Espíritu Santo en su obra de revelación en su espíritu (Ef. 1:17-18). Luego que el espíritu del cristiano recibe luz de Dios, mediante la capacidad intuitiva, la mente es capaz de retener esa luz e interpretarla. Aquí la mente colabora con el espíritu, aunque siempre va detrás de éste.

Una mente renovada es también una mente abierta, libre de prejuicios, que estará en condiciones de recibir la Palabra de Dios a través de otros cristianos, o mediante lecturas edificantes. Una mente renovada, en fin, es una mente controlada y purificada por el Espíritu y llena de la Palabra de Dios.

c) La voluntad. La voluntad es la capacidad que tiene el hombre para tomar decisiones. Es el verdadero «yo», que tiene la mayor influencia sobre la persona. Por tanto, la salvación plena tiene que alcanzar su voluntad.

Dios creó al hombre con una voluntad soberana, capaz de decidir por sí mismo. Ahora bien, cuando el hombre decidió por sí mismo, independientemente de Dios, cayó. La salvación se obtiene cuando la voluntad es puesta en obediencia a Dios. Ahora tiene una nueva dirección.

La voluntad del hombre tiene que unirse perfectamente a la voluntad de Dios para que la salvación sea completa. Para que esto sea posible, a causa de la obstinación del hombre, Dios usa muchos medios para reducirle a la obediencia. Uno de ellos es la disciplina. Lo que Dios quiere no es sólo que el cristiano haga Su voluntad, sino que ella sea su deleite. Que la voluntad Suya y la de él sean la misma. ¿Cómo es esto posible? Llevando el alma a la cruz para que pierda su fuerza y energía.

Hay un peligro con la voluntad. El mal uso o el desuso de ella pueden dar lugar a la operación de los espíritus malignos. En general, todo pecado da lugar al diablo para que opere en el cristiano. Pero no sólo los pecados de hecho, sino también de omisión (Stgo. 4:17).

El más frecuente pecado de omisión es la pasividad. El Señor dota al cristiano de toda clase de capacidades y talentos, ninguno de los cuales debe quedar sin ser usado o ser mal usado. Cuando un creyente no está usando sus talentos, ha caído en la pasividad.

Los espíritus malignos sacan ventaja de esta inactividad, porque, sin el creyente saberlo, está cediendo terreno a la acción de ellos y está cumpliendo el requisito fundamental para que ellos puedan operar.

Mientras que Dios requiere de la cooperación del hombre en el uso de sus talentos, Satanás exige el cese del ejercicio de la voluntad y ciertas acciones del hombre para poder actuar por él. Por ignorancia, el creyente cree que la pasividad es señal de obediencia y consagración, y cede el terreno al diablo.

El cristiano que se ha abandonado a la pasividad debe decidir finalmente a recuperar el ejercicio de su voluntad y demás facultades, para ponerlas al servicio activo de Dios. Para recuperar el terreno deberá resistir firmemente y recuperar lo que se ha cedido. El creyente debe recuperar su soberanía, su dominio propio. Debe experimentar liberación en los muchos puntos en que fue atado e inmovilizado por Satanás.

La obediencia del cristiano a Dios debe ser incondicional. No obstante, esto no implica que no tenga más su propia voluntad. Dios no quiere obediencia ciega, sino que Su voluntad sea hecha voluntariamente, en plena conciencia. Mediante su voluntad renovada, el creyente tiene que alcanzar el dominio propio, y controlar su espíritu, su alma y aun su cuerpo. Sólo así podrá andar siempre en el espíritu.

El cuerpo

Para que la salvación de Dios sea completa debe alcanzar al cuerpo. Aunque la obra de Dios comienza en el espíritu, y sigue con el alma, también debe expresarse en el cuerpo.

La importancia del cuerpo es evidente por cuanto Dios fue manifestado en carne. El Verbo se hizo hombre, lo cual permitió la salvación del hombre y la derrota de Satanás (por eso los espíritus inmundos no pueden confesar esta verdad).

El cuerpo del Señor Jesús en la tierra fue el templo de Dios (Jn. 2:21); hoy el cuerpo del cristiano también lo es (1ª Cor. 6:19). Uno de los mayores pecados (la fornicación) se asocia con el cuerpo, porque significa tomar un miembro de Cristo y hacerlo miembro de una ramera (1ª Cor. 6:15).

El cuerpo tiene necesidades, las cuales deben ser suplidas; no obstante, esto no significa gratificar el cuerpo. Si el cuerpo es complacido cada vez, se volverá un amo con más y más exigencias, y dejará de ser un siervo. El alma también se verá envuelta en sus apetitos y caerá en el hedonismo (búsqueda del placer).

La consagración del cristiano ha de comenzar por el cuerpo, el cual es presentado como un sacrificio vivo, santo y agradable a Dios. Luego, el entendimiento, el alma, es renovada, y la voluntad de Dios puede ser comprobada en el espíritu (Romanos 12).

Así como el espíritu fue vivificado al recibir la justificación, así el cuerpo es vivificado por su Espíritu (Rom. 8:10-11). En 1ª Corintios 6:13 dice «El cuerpo es para el Señor… y el Señor para el cuerpo». Esto primero significa que no es para la satisfacción y el deleite; es para el Señor. El cuerpo ha de servir como instrumento de justicia.

«El Señor es para el cuerpo» significa que el Señor no sólo salva el espíritu y el alma, sino también el cuerpo de enfermedades y plagas. Si el cristiano acepta que el cuerpo es para el Señor, y se consagra para él, el Señor va a conceder vida y poder a su cuerpo. Él mismo lo va a cuidar y preservar. Él lo va a restaurar si está enfermo, y lo va a preservar para que no esté enfermo.

La introducción del pecado en el hombre trajo consigo no sólo la muerte, sino también la enfermedad (La enfermedad se halla entre el pecado y la muerte). El Señor no sólo perdonó pecados, sino que también sanó enfermos. Él vino a deshacer las obras del diablo, y éstas tienen que ver con la enfermedad y con la muerte.

Un cuerpo sano no es para los deseos carnales, sino para Dios.

«Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo nuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo» (1ª Tes. 5:23).

ricardo perales
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 781
Fecha de inscripción : 10/08/2010
Edad : 60
Localización : Lima-Perú

Volver arriba Ir abajo

Re: 48 HORAS EN EL INFIERNO

Mensaje por fede77 el Jue Ago 04, 2011 5:31 pm

********Nota de moderacion*********

Favor de no hacer debates en esta area solo comentemos ya que en el area de teologia hay varios temas sobre el asunto.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Contacto

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Visita mi blog

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

fede77
ADMINISTRADOR
ADMINISTRADOR

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 5127
Fecha de inscripción : 03/08/2010
Edad : 38
Localización : Santo Domingo

http://www.lpcristiano.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 48 HORAS EN EL INFIERNO

Mensaje por SHAUL1 el Jue Ago 04, 2011 9:23 pm

SHALOM RICARDO :

USTED DICE :

Antes de la caída, el espíritu del hombre era la parte más noble de todo su ser, y tanto el alma como el cuerpo le estaban sujetos. Por el espíritu, Adán percibía a Dios, y tenía comunión con él. Pero con la caída, el espíritu murió, perdió el control y la comunión con Dios, y comenzó a vivir por el alma. El espíritu del hombre quedó bajo el poder y la opresión del alma, hasta quedar fusionado con ella.???.


PERO...QUE ENSEÑA LA ESCRITURA, SOBRE ESTO :


GENESIS 2:7 ENTONCES YHVH ELOHIM FORMO AL HOMBRE DEL POLVO DE LA TIERRA, Y SOPLO EN SU NARIZ ALIENTO DE VIDA, Y FUE EL HOMBRE UN SER VIVIENTE. (ALMA VIVIENTE) 1 CO. 15:45.


CUERPO (POLVO DE LA TIERRA.....MAS ALIENTO DE VIDA (DE..YHVH).... = ALMA VIVIENTE. (ALMA QUE TIENE VIDA).

ESCRITURALMENTE EL HOMBRE ES UN : ALMA VIVIENTE. AMEN
(MIENTRAS EL ALIENTO DE YHVH, PERMANESCA EN EL ).


pd. EL RESTO SON SOLO : "ELUCUBRACIONES".


SHALOM.


SHAUL1
Gran Posteador Excelente
Gran Posteador Excelente

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 5492
Fecha de inscripción : 31/12/2010
Edad : 54
Localización : TALARA-PIURA

http://www.newlifeperu.org

Volver arriba Ir abajo

Re: 48 HORAS EN EL INFIERNO

Mensaje por ricardo perales el Vie Ago 05, 2011 3:27 am

Estrictamente un animal también es un "alma viviente", lo que le distingue al hombre es su ESPIRITU.
SALUDOS.

ricardo perales
Usuario En Crecimiento
Usuario En Crecimiento

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 781
Fecha de inscripción : 10/08/2010
Edad : 60
Localización : Lima-Perú

Volver arriba Ir abajo

Re: 48 HORAS EN EL INFIERNO

Mensaje por SHAUL1 el Vie Ago 05, 2011 4:49 am

SHALOM RICARDO :

Estrictamente un animal también es un "alma viviente", lo que le distingue al hombre es su ESPIRITU.


AMADO HERMANO, EN LAS ESCRITURAS HEBREAS, EL ALMA TIENE 3 ESTADOS DE PERFECCIONAMIENTO INTERMEDIOS :

1.- NEFESH HAYIM.

2.- RUAJ HAYIM.

3.- NESHAMAH HAYIM.

Y..2 ESTADOS DEL ALMA SUPERIORES, RELACIONADOS A LA UNIDAD CON EL CREADOR : 4) .- JAI.....5).- EIJIDAD.

EN LAS ESCRITURAS HEBREAS, LA PALABRA PARA ESPIRITU ES : RUAJ.

RUAJ SIGNIFICA : VIENTO, PENSAMIENTO, etc. (juan 3:8 ; efesios 4:23 ; etc. ).


SALVO MEJOR ENTENDER.


SHALOM.



SHAUL1
Gran Posteador Excelente
Gran Posteador Excelente

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 5492
Fecha de inscripción : 31/12/2010
Edad : 54
Localización : TALARA-PIURA

http://www.newlifeperu.org

Volver arriba Ir abajo

Re: 48 HORAS EN EL INFIERNO

Mensaje por fede77 el Vie Ago 05, 2011 10:51 pm

****Nota de moderacion********

Cierro este tema ya que hay otros temas sobre el infierno en el area de Teologia donde pueden seguir aca es sobre testimonios y experiencias.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Contacto

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Visita mi blog

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

fede77
ADMINISTRADOR
ADMINISTRADOR

BARRA DE FE :
100 / 100100 / 100

Mensajes : 5127
Fecha de inscripción : 03/08/2010
Edad : 38
Localización : Santo Domingo

http://www.lpcristiano.com

Volver arriba Ir abajo

Re: 48 HORAS EN EL INFIERNO

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:50 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.